jueves, 25 de diciembre de 2014

NAVIDAD 2014: OH, JOJOJO






LA CONVOCATORIA

Todos tenemos un niño interior
En los diciembre y navidad renace
Brota la colaboración, la alegría, y la solidaridad
Me anoto!. Me anoto!

El pueblo clama escuchando los 1550kHz.
Flamea el estandarte de "Por las Rutas de Chiquián y la Provincia de Bolognesi"
Se abre "El Zaguán de Oro Puquio"
Endulzando nuestro desayuno dominical
Somos Chiquián,  somos Aquia, somos Huasta, somos Quisipata!!

Volvemos a ser los niños del ande
Nacidos en el frío, bajo la mirada del guardián Yerupajá
Bebiendo aguas de Tucu
Comiendo truchas del río Aynín
Amando la naturaleza
Cantando villancicos

Aquí está mi colaboración, Víctor
Aquí lo mío don Alicho
Y, esto por el Zaguán de Oro Puquio
Las bicicletas, panetones y regalos.
Llegan a raudales

Es navidad
Es alegría
Oh, jojojo!!


EL VIAJE

Es hora de partir a nuestro terruño
Se repleta la minivan de regalos y amor
La noche está avanzada
El cansancio no cuenta
Nos impulsa la sonrisa de un niño
La alegría olvidada de un anciano

Nos acompañan huaynos
Las bandas de Llipa y Santa Cecilia de Cátac
Sucumben ante Yamor
La noche es diáfana
Nos guía la estrella de Belén

¡Conococha eres tú!
Tus aguas tiernas cristalizan nuestros recuerdos
Se oye la voz inigualable de Oshva
Las huachuas trinan
Las truchitas se agitan
La alegría está llegando
La navidad está llegando

El Huayhuash despierta
Las siluetas de los guerreros se muestran
Jirishanca, Rasac y el gran Yerupajá
Nos reciben con los brazos abiertos

Allá abajo están Aquia, Huasta y Chiquián
Es el amanecer
Nuestra meta está próxima
Esta fue una buena noche
Una noche de paz

Es navidad
Es alegría
Oh, Jojojo!!










LAS VISITAS

¡Qué rico caldo de cabeza!
Chiquián querido, tu mercado me engríe
Sáenz Peña casa amada
Vuelvo de pasada pero tu calidez sigue igual
Barrio añorado siento tus veredas
Palpo las puertas de las casas de mis amigos
Aquí nos sentábamos
Aquí cantábamos
Aquí eran nuestras navidades
Detengo las lágrimas indiscretas

Estamos descendiendo camino a Aquia
Don Raúl Espejo desde Husgor
Nos saluda mientras cantamos
El río Aynín se encabrita al compás de villancicos
Nos bendice con gotas gratificantes

Se abre el portal de San Miguel de Aquia, luego de Huasta
Las plazas de armas están repletas de niños
Las primeras bicicletas para los niños especiales
Los niños amansan sus briosos corceles
Sus sonrisas de alegría, incredulidad y gozo
Son regalos que estrujan nuestros corazones
Cerramos con la chocolatada
Leche de vaca y panetones

Es navidad
Es alegría
Oh, Jojojo!!













EL ÚLTIMO DÍA

Ayer día agotador, día de alegría.
Hoy, la mañana se puso fría
Pero, desde Huarampatay
El sol reaparece,
Para recibirnos en San Antonio de Quisipata

La pequeña escuelita
Irradia cariño, organización y alegría
El profesor Juan Ramírez inicia la clausura
Los niños declaman su despedida
Recordamos con nostalgia nuestra escuelita 351

Arpa, y cantantes matizan la ceremonia
Los padres de familia nos invitan a bailar
La pachamanca echa sus aromas

Vienen los regalos para los niños
Nos despedimos agradecidos
El pueblo más pequeño entregó más cariño.

Por la tarde volvimos a Chiquián
Su inmensa plaza de armas está colmada de niños
Nos recibe un tanto celosa
Lanzándonos una lluvia impertinente
Aceptamos su capricho
Pero pronto nos devuelve su cariño y calma el temporal

Los niños disciplinadamente se organizan
El número de bicicletas siempre es corto
Algunos niños, derraman lágrimas de pena
Los que ganaron posan alegres

Quisiéramos tener más presentes
Quisiéramos que todos recibieran
Pero algunos que tienen no colaboran
Lo hacen los que tienen menos
Los que saben de las necesidades
Los que sienten que navidad

Es colaboración,
Es alegría
Oh, Jojojo



























La Pluma del Viento

Chiquián, 22 de diciembre de 2014

sábado, 20 de diciembre de 2014

TIEMPOS DE NAVIDAD: TEXTOS DE LA PLUMA DEL VIENTO

Estimados amigos:

Para saludarlos con anticipación en esta semana navideña. Este mensaje lo envío antes de salir de viaje a CHIQUIÁN, acompañando a Víctor Tadeo y don Alejandro Aldave, salimos hoy sábado 20, por la noche.







LA NAVIDAD PROMUEVE LA COLABORACIÓN: FELIZ NAVIDAD CHIQUIÁN, HUASTA Y AQUIA: http://chiquianyerupaja.blogspot.com/2014/12/la-navidad-promueve-la-colaboracion.html

Feliz navidad a mis respetabilisímos lectores del blog "Chiquián Cultura", y oyentes del espacio El Zaguán de Oro Puquio.

Gracias

Acucho

domingo, 7 de diciembre de 2014

LA NAVIDAD PROMUEVE LA COLABORACIÓN: FELIZ NAVIDAD CHIQUIÁN, HUASTA Y AQUIA


Cuando vienen los tiempos de navidad, reaparecen en la mente nuestra niñez, vuelven las tiendas del jirón comercio, plagados de adornos navideños, ahí estaban los Bizetti, Abundio, Machuca, Alvarado, desde sus puertas y escaparates destacaban los mejores regalos. 

Mientras eso sucedía afuera, en casa, en alguna esquina de la sala, o el comedor, estaban bien adornados los nacimientos, de pasto natural o artificial, en el medio, en la posición central, destacaba la cuna del niño, acompañado de sus padres y reyes magos.

No se sentía frío, todo era calidez  cuando se oìan los villancicos cantados por los niños del colegio San José de Piura, o los Toribianitos, o los de Huaraz, o los de Viena, son los discos traídos por nuestros hermanos que estudiaban en Lima,  invadían sublimemente el ambiente.

Nosotros con 5 o 6 añitos, habíamos estado pensando y mirando, qué regalos le pediríamos a “Papá Noel”. Finalmente, en la noche buena, lo escribíamos en una cartita antes de dormir y los depositábamos debajo de las imágenes del pequeño santuario que teníamos en casa.

Al día siguiente, 25, salíamos desde la mañana  a la puerta, a la calle, para jugar con ellos, junto a nuestros amiguitos de la cuadra.

Mi madre, muy trabajadora, se había esforzado todo el año, para que esta fecha, el chancho esté colgado en el terrado, para hacer los chicharrones, rellenos, gash-gash, manteca, también había amasado panes, en la panadería de don Cuni, y por su puesto las latas de manjar blanco, con la leche de sus vaquitas, estaban listas, para que sus hijos estudiantes en Lima, se sientan contentos cuando vengan de vacaciones.

Es decir que, en mi niñez en navidad en Chiquián, nunca me percaté, qué les ocurría a los niñitos que no recibían alguna regalito, o que no tenían el desayuno de chocolate y panes.

Ahora, pasado los años, y viendo el esfuerzo que hace Víctor Tadeo, trato de imaginar, qué sentiría el niñito que no recibía el regalo de navidad, seguro que también, él observaba los regalos en las tiendas grandes o en la menores alrededor del mercado de abastos. Y, cuando llegaba la mañana del 25, seguro desde alguna distancia, miraba cómo esos otros niños sí tenían regalos que él también deseaba.  

Habría sentido frustración, dolor, y tal vez cólera hacia  sus padres que no le compraron, o rabia por los niños que sí los tenían. Ellos no entenderían qué significaba los salarios, el no poder comprarlos. Su lamento interno habría sido grande.

Entonces, ahora que veo el esfuerzo de Víctor y su equipo de colaboradores, que llevarán juguetes, chocolate, panetones, provocará en los niños más necesitados, que seguro hay muchos, alegría, risas, gritos, ambiente de algarabía, que es lo característicos de la navidad.

Así, los niños construirán con su mente y manos, los ambientes soñados, ahora con sus carritos, muñequitas, platitos, aviones, héroes fantásticos, subirán las pircas, cocinarán con las plantitas naturales en sus chacras de mishay, pariantana, cucuna, ninán, pampan, huasta y aquia, mientras acompañen a sus padres, en la chacmeada, en el sembrío, o en el ordeño. La felicidad que les provocará ese pequeño regalo, será inmenso, sus frustraciones, postergaciones y cólera disminuirán.
Claro, la cantidad de regalos que lleve Víctor, no abastecerán a todos, pero llevará las contribuciones de aquellos que desearon que nuestros niños de Chiquián, Huasta y Aquia, no tengan dolor en ese hermoso día de navidad por falta de un juguete, pequeño o grande.   

Como dice Víctor, con solo hacer llegar un sol, será suficiente, pues lo que importa es la colaboración.  Basta llamara al teléfono al 975556447 o llevar algo a la dirección de Las Palmeras 5550. Desde allí, el día 20 saldremos en caravana a Chiquián para volver a ser niño en esta navidad.

Buen trabajo Víctor, don Alicho y Pablito. Lo que vale es el esfuerzo que le ponen. Eso, la comunidad de residentes en Lima, de Chiquián, Huasta y Aquia, los reconocerá apoyándolos con sus contribuciones para llevar alegría a nuestros niños y ancianos.

La Pluma del Viento

Lima, 7 de diciembre de 2014

El audio del programa de hoy: 



Aquí la entrevista con don Víctor Tadeo Palacios:

Entrevista con don Alejandro Aldave Montoro: