sábado, 26 de diciembre de 2009

FINALIZANDO EL 2009 E INICIANDO EL 2010: INCLUSIÒN Y SOSTENIBILIDAD LOS RETOS



Estamos cerca al fin del año 2009. En nuestra retina se agolpan muchas escenas que podríamos considerarlas como la más destacada. Sin embargo, optamos por aquella que tiene que ver no solo con el presente sino también con el futuro, con el año siguiente y con certeza debería ser permanente. Empero eso, hoy, no lo practicamos, ni es parte de nuestra cultura. Se trata de la inclusión y la sostenibilidad.

El primero tiene que ver con lo que vemos a diario y es un tema de permanente discusión en las reuniones, debates y almuerzos cotidianos, se trata de la contradicción entre el crecimiento económico y el bolsillo de las personas, ellos manifiestan, con contundencia: “si dicen que el Perú es un ejemplo de crecimiento económico, del PBI, porqué mi sueldo es bajo, por qué no tengo trabajo, porqué no me alcanza para comer, porqué no accedo a la salud, porque no tengo agua, porqué no tengo luz, porque no hay carretera a mi pueblo, … “.


Para muchos, que siguen de cerca las estadísticas dicen que, la brecha entre ricos y pobres es cada día mayor. Para comprobarlo basta caminar por los asentamientos humanos pegados a Lima, como Alto Perú, nada menos que en Chorrillos, rodeado de restaurantes de lujo en la capital de la república, eso es nada si visitamos las punas de la sierra o las comunidades de la selva, es la imagen del centralismo insolente. Allá, el común denominador es, desempleo, delincuencia, comercialización de drogas, falta de centros de salud, carencia de servicios de luz, agua y desagüe, inexistencia de escuelas, analfabetismo, etc. No disponen de servicios básicos (educación, salud y seguridad), esa es la responsabilidad principal del estado y del gobierno de turno. 


Mientras esto ocurre con los pobres, con los EXCLUIDOS, otros cerca del poder político y económico, gozan de la bonanza del crecimiento del PBI, a "niveles de record mundial", en ellos frente a sus casas aguardan camionetas 4 x 4, sedans, los otros modelos ya coparon los garajes, no hay más espacio. Ellos, no dejan de visitar en sus vacaciones a Disneylandia, Louvre, Milán o Londres. Los viajes de promoción de sus hijos son a Can Cun o Punta Canas, como mínimo, qué importa que traigan la gripe H1N1, total llegado a Lima, los medicamentos los esperan, aunque luego contagien a sus empleadas y estas la diseminen en los barrios pobres, donde los hospitales no los reciben. No hay duda que, los excluidos en nuestro país, hoy y ayer, tienen rostros de niños, mujeres y ancianos.


Como reza el refrán, “tras cuernos palos”, el año que finaliza nos ha traído la crisis económica mundial. Ella nos mostró la mala cara de la economía, disciplina que parece tener mucho de propaganda y poco de ciencia. Los culpables, americanos,  fueron los mejores profesionales, egresados de las prestigiosas universidades Harvard, Stamford, Yale, etc. ¿De qué valió que se ganaran los grandiosos premios nobeles?. O, ¿Es que también estos se compran, al mismo estilo del Jirón Azángaro?. No es necesario ser especialistas para adelantarnos y concluir que los que pagarán, sus ejercicios mal o bien aprendidos, son los pobres, y nuevamente los excluidos. Pareciera, volver la tesis de Aristóteles, la perdurabilidad de la esclavitud.


Para romper esta exclusión casi secular, requerimos de organización, los pobres separados, desarticulados, individuos solitarios, serán siempre débiles, incapaces de cambiar el status quo, la situación vigente, el paradigma, para usar la terminología de Tomas Khun. Por eso el reto está en incrementar nuestra capacidad de resolver los problemas colectivamente, no de manera individual. Ello obliga a buscar espacios para el diálogo, aprender a confrontar ideas, a llegar a acuerdos y respetarlos. Pero esto no se podrá alcanzar si no practicamos la tolerancia, el reconocimiento, y la aceptación que somos diversos no solo en opiniones sino también en cultura. Desde el norte al sur, costa, sierra y selva, el Perú es multicultural, multiverso esa es nuestra patria.


Pero el año que estamos cerrando también ha sido el del medio ambiente, que ha concluido con la fracasada cumbre de Copenhague, nos han demostrado que, nuestra tierra está en peligro, la hemos maltratado, la estamos destruyendo, vivimos creyendo que ella dispone de recursos inagotables, nuestras prácticas cotidianas son destructivas, quemamos bosques, destruimos áreas verdes a cambio de cemento, lanzamos sustancias químicas desde las minas a los ríos, es decir tiramos contaminantes en cantidades imperdonables, su cielo azul la hemos enlutado, sus hermosas nieves corren peligro de desaparecer, talvez de aquí a 20 años, nuestro Tucu, Jirishanka o Yerupajá, solo se verán en fotos de los abuelitos. Estamos haciendo todo para que nuestros descendientes, tengan una tierra agresiva, inhóspita, escuálida, sin recursos para vivir. Los pronósticos del cambio climático son aterradores, si no modificamos nuestra manera de vivir de manera urgente. Esto tiene que ver con el segundo gran reto para enfrentar el próximo año, o los próximos años, se trata de la SOSTENIBILIDAD de la vida en la tierra.


Los países ricos, nuevamente, causantes principales de la contaminación por el uso de ingentes cantidades de combustibles fósiles y emisión de gases de efecto invernadero (CO2) se harán de la vista gorda, y continuarán con sus costumbres, con su “progreso”, y su estilo de vida. 
Y los afectados, nuevamente, también, serán, “para variar”, los países pobres, los del Sur, los excluidos, como el Perú, Bolivia, África, Centro América. 

Pero esto no nos debe amilanar, tenemos que cumplir con nuestra parte, cambiando nuestra manera de manejar o usar nuestros recursos provenientes de la tierra, nuestra única casa en el cosmos. Para ello tenemos que mejorar nuestra CAPACIDAD DE TRANSFORMACIÓN, que se refleja en el uso del conocimiento orientado a optimizar el uso de dichos recursos. Pero el conocimiento transformador está unido a la educación, a la ciencia y tecnología, adecuadas, adaptadas a la geografía y a la realidad local, pero no deberíamos despreciar los saberes locales frente a los externos, todo saber es universal y como seres humanos nos pertenecen.

Para concluir en este fin de año de 2009 e inicios del siguiente, los grandes retos que se nos plantea son dos, la Inclusión y la Sostenibilidad. Para lo primero hemos propuesto fortalecer la capacidad de organización para enfrentar colectivamente los problemas, mientras que para lo segundo, necesitamos desarrollar la capacidad de transformación. Con estas capacidades reforzadas contribuiríamos a un Perú más inclusivo, integrado, estructurado respetando el ambiente y que asegure la vida a las generaciones futuras. 


Dos retos inmensos, pero que se alcanzarán si encontramos y promovemos líderes naturales desde las escuelas, barrio, distrito y país. Fuertes en valores, elevada autoestima, seguridad en su identidad cultural y sólidos conocimientos, pero comprometidos con la gobernabilidad democrática representativa y participativa.

La Pluma del Viento

Lima, 27 de diciembre de 2009


sábado, 19 de diciembre de 2009

Navidad del Recuerdo y Navidad de Hoy


A hurtadillas caminábamos mirando los escaparates, donde resaltaban los destellos multicolores de los carritos a pilas, las sirenas de los patrulleros de la policía, los soldaditos que incansables batían los timbales, las pelotas “player”, los “chimpunes” con “cocos”, las pistolas al estilo vaqueros, .... eran nuestros regalos imaginarios, que día tras día no dejábamos de visitarlos, y mirarlos por la calle Comercio, a cierta distancia.... ¡Qué recuerdos!. Los más caros descansaban en los bazares, en las tiendas de Bizzetti, de Abundio, mientras que los más baratos en los mercados, en medio de aromas de pescado, ají y ajos.


En las semanas previas a la noche buena, las frías mañanas no nos atemorizaban a los niños y adolescentes. Planeábamos en las noches quien nos pasaría la voz para despertarnos, o qué animalitos llevaríamos, algunos decidíamos por las ovejitas otros por gallitos. Eran los preparativos para asistir a las hermosas e inolvidables Misas de Gallo. Con esa misma anticipación y dedicación preparábamos el nacimiento, subíamos a las chacras de pariantana para traer pedazos de grama natural, que en realidad era el Kikuyo. Sobre él montábamos los misterios (las imágenes de San José, la Virgen María, el niño Jesús y los Reyes Magos), animalitos, pocitos de agua con patitos navegando. Alrededor de estos bellos nacimientos ensayábamos alegres villancicos de corte español y también algunos peruanos.


La navidad que conmemoramos está inserta en las raíces de nuestros pueblos, forma parte de nuestra cultura. Sin embargo se la ha confundido y ligado al derroche, abundancia y compromiso de compra de regalos. Los presentes han reemplazado al dialogo, reencuentro y paz. La navidad se ha transformado en desplantes de riqueza, ajetreos, lujuria, es decir, hoy, la navidad es sinónimo de consumismo agresivo.


En los momentos actuales, cuando Ayacucho llora la muerte de peruanos pobres, abandonados por los gobiernos, locales, regionales y nacionales, que sufrieron de huaycos por la concurrencia de la impredecible naturaleza, pero favorecida por el descuido de autoridades. Requerimos de la unión, solidaridad, respeto y tolerancia, junto a la infranqueable firmeza en la lucha por la justicia, equidad y paz. Que se resume en oportunidades de empleo, educación y salud principalmente.


En esta navidad debemos darnos minutos para reflexionar que, somos hombres o mujeres nacidos para el bien, para el progreso, y sobre todo para el amor, que deberíamos demostrarlo en primer lugar con nuestro tratamiento a los niños y ancianos, ellos siendo menos fuertes representan el origen y fin de nuestras propias vidas.

Sabiendo que nos escuchan jóvenes a ellos quiero recordarles que:

Los grandes hechos no fueron nunca consecuencia de milagros ni casualidades, sino resultantes de la perseverancia, valores éticos, seriedad, estudio, disciplina y sacrificios. Los jóvenes saben que se encuentran en un camino y que vacilar a mitad de él es traicionar el pensamiento, es desfallecer, es repudiarlo. Las buenas intenciones que no se logran cumplir, son caricaturas de la virtud.

Nada se obtiene sin lucha, sin esfuerzo ni alegría. Alegría que renace de sólo saber que mientras hay lucha hay vida, que la vida se reproduce y que las probabilidades de vencer aumentan redoblando los esfuerzos hasta alcanzar el triunfo.

Los premios de la vida se encuentran al fin de cada jornada, y no cerca del comienzo, y que no importa saber cuantos pasos falta para alcanzar la meta, no me importa saber si fue el millar o el millón, basta saber que el éxito puede estar oculta detrás del siguiente, por lo que para saberlo tengo que dar ese paso.

Finalmente, sé que el joven que nos escucha sabe que cuando el hombre comienza a luchar consigo mismo, es señal que vale algo. Y que es más importante tener un porqué vivir que el cómo vivimos, lo primero es trascendente es aspiración de futuro lo otro es momentáneo, pasajero y perfectible.

Saludos muy especiales para todos los chiquianos y sus familiares por esta navidad, pero en especial a los que se encuentran mal de salud o en recuperación, como don Alberto Núñez, Luis Romero, Leoncio Alvarado, Soledad Zúñiga, Rosita Núñez, quienes deben saber que estamos pendientes de su salud. Podemos no estar cerca, ni verlos a diario, sin embargo sepan, que no habrá ningún brindis de noche buena o año nuevo, sin antes recordarlos y mencionar vuestros nombres, para decirles que deseamos su pronta recuperación.

La Pluma del Viento
Lima, 20 de diciembre de 2009


miércoles, 9 de diciembre de 2009

Nuestra Memoria Un Libro Abandonado


Nuestra memoria nos pertenece de manera muy personal. Acumula alegrías pero también tristezas. Viene a nuestro auxilio con más claridad cuando nos encontramos solos, o distantes de alguien o del lugar que amamos. Ella se convierte en fuente de sabiduría. Sin embargo, como no frecuentamos la soledad, el silencio, sea porque no tenemos esa oportunidad, o porque trabajamos 10 horas, vemos TV 2 horas, comemos 2 horas, conversamos 2 horas, leemos 1 hora y dormimos 7 horas; no nos damos esos momentos de confrontación con nuestra memoria y con ello perdemos mucho de su valía. El libro de nuestra vida, de la vida para generalizar, está allí. Eso lo entendieron hace mucho tiempo, y lo practican como cuestión natural, cultural, los orientales, los hindúes bajo la denominan de MEDITACION.


Así, el libro de nuestras experiencias de vida de 80 o 50 o 20 años radica en nuestra memoria, de la misma manera que cada fin de año las organizaciones presentan sus Memorias Anuales, conteniendo la información relevante de la gestión que finaliza. Lo que observamos, en la gran mayoría, es que nuestra memoria particular, la usamos poco o casi nada. Algunos por su profesión la explotan mucho más, es el caso de los escritores. Generalmente ellos construyen sus mejores libros hurgando en su memoria. Es el caso de Los jefes de Vargas Llosa, Los Ríos Profundos de José María Arguedas, Los Heraldos Negros de César Vallejo etc. Obras maravillosas que admiramos y muchas veces nos identificamos.


Pero nuestra memoria no solo se nutre de lo vivido hace 50 años o más, también se integran las vivencias de hace pocos años, del presente año, del mes, del día a día. Por eso cuando abrimos el libro de nuestra memoria, los acontecimientos del día de ayer se mezclan con los ocurridos en la infancia, adolescencia o adultos. Y, con eso, construimos historias integradas que por su consistencia y coherencia son enseñanzas que se han validado en esos periodos 15 o 30 o 50 años. Y precisamente por eso son enseñanzas que merecen compartirlas.


Allí aparece la esencia de la naturaleza humana que es nuestra vida, las regularidades que observamos muestran sus aspectos inmutables. Y, que a pesar del tiempo, y las transformaciones ocurridas, prevalecen y valen todo el tiempo: antes, hoy y después. Estas regularidades, son casi “leyes universales” que se manifiestan en cualquier lugar y tiempo. Observadas en el laboratorio de nuestra vida y validadas en 40 o 50 años o más de experiencia. Ahí radica lo valioso de compartir nuestras memorias. Compartamos, regularidades, caminos, trillas, por donde el ser humano, que aún no transitó debería hacerlo, a fin de alcanzar mejor futuro, moral e integral. Este camino es el mismo que siguieron las grandes obras, desde los griegos, hasta los judíos. La biblia es un libro de esta categoría.


A pesar de esa valía, ¿cuánto de nuestra memoria sabemos?, ¿cuánto de ella la usamos? La respuesta es contundente, poco o casi nada. Simplemente porque no tenemos la cultura de la reflexión, de la meditación, de buscar el silencio, aprovechar la soledad; propiciar espacios de encuentro con nuestra memoria y luego transmitirlas, contarlas, escribirlas y compartirlas. Esta es una tarea que debe incorporarse en la educación. La reflexión y la comunicación.


Desde pequeños deberíamos aprender a comunicar nuestras experiencias de vida. Buscando entrelazar el presente con el pasado y mirar qué es lo que se repite. Qué es lo que se mantiene. Y cuando hallemos algo, compartámoslo. Eso es valioso. Pero para compartir, necesitamos promover escritores, cronistas, espacios para escuchar y conocer las apreciaciones de generaciones pasadas. En fin, espacios para dialogar sobre experiencias del presente y el pasado.


No dejemos que se nos vayan ancianos sin haber compartido sus enseñanzas, busquémoslos, oigámoslos y reflexionemos. Ese es el camino a la sabiduría, es la demostración de respeto a nuestra cultura. Es hacer realidad el mensaje que “lo local es universal”. Es la vigencia y trascendencia de una “ley universal”, su independencia de la localidad y del tiempo. Es decir vale para el ser humano que vive en Chiquián como para el japonés, francés o alemán. Y si también valió para nuestros abuelos, vale para nosotros y seguramente valdrán para las futuras descendencias. Esto es lo que le da fortaleza y vigencia a las leyes de la física donde la conocemos como las simetrías espacial y temporal. Que también pueden aplicarse en ciencias relacionadas con el ser humano, como lo hemos mostrado ahora.


Esta reflexión surgió de mi visita a la fecha final del campeonato de futbol del CUHPB (Centro Unión Hijos de la Provincia de Bolognesi), donde se coronó campeón el Club Sport Cahuide de mi ciudad natal Chiquián, y pude reconocer el similar comportamiento de las personas, cuando hace 30 años, vestía , también, la misma casaquilla en campeonatos similares. Por eso mientras miraba y conversaba con amigos de siempre, traté de responder a las preguntas: ¿Qué es lo que se repite hoy de lo que fue hace 30 años?, ¿Qué buscamos las personas viniendo a estos eventos?, ¿Qué piensan los padres de sus hijos que vienen aquí?, ¿Qué motiva a las personas mayores continuar dirigiendo sus equipos?, ¿Qué les espera a los jóvenes que gustan de libar hasta el obscurecer?, ¿El dinero que se recauda a dónde va?. Las conclusiones a las que llegué, seguramente volverán a valer cuando de aquí a 30 años, retorne a mirar nuevos campeonatos. Y como algo inmutable, también, volverá a brillar la casaca roja y negra del Cahuide luciendo su cartel de campeón.

La Pluma del Viento
Lima, 12 de diciembre de 2009

sábado, 28 de noviembre de 2009

HOMENAJE AL CLUB ATLETICO TARAPACA DE CHIQUIAN




La guerra con Chile de 1879, nos dejó el nombre de TARAPACA como uno de los lugares mas recordados. “Tacna, Arica y Tarapacá tierra de sangre y de fuego, y de fuego..”, rezaba una canción en la Escuela primaria. Bolognesi y Cáceres, simbolizan a los miles de peruanos que cayeron en la nefasta guerra del pacífico. “Hasta quemar el ultimo cartucho...”, resuena en nuestros oídos y sentimiento la voz inquebrantable y eterna del Coronel Francisco Bolognesi.

El 27 de noviembre de 1879 a las 8:30 am se inició la batalla de Tarapacá, que duró casi 9 horas, donde la Infantería integrada por hombres de Cusco y Ayacucho al mando de Andrés Avelino Cáceres le dieron un gran triunfo al ejercito peruano. A pesar de la derrota final en la guerra del 79, aun queda en nuestro corazón el coraje de un batallón que se impuso al enemigo a pesar de su inferioridad numérica.

Ese mismo sentimiento de ganadores, brilló en el pecho de unos jóvenes chiquianos que en los campos del Rimac, desplegaron orgullosos la triunfadora bandera chiquiana bajo los colores VERDE y BLANCO del Club Atlético Tarapacá.

Como no recordar a Pipa y Poco Valerio en el arco, en la defensa a Enrique Ocrospoma Cocinero, Eca Carrillo el Kaiser, Uli Zúñiga calidad, Erich Vilchez la sorpresa, Nando Vásquez el latigazo y Arnaldo Balarezo el colorado. En el medio campo Willy Roblez (que se fue al cielo antes que todos y ahí nos espera), Hugo Vilchez el mas joven y Acucho Zúñiga el pequeño gigante. En la delantera Nando Alarcón, el Crack de cracks Toto Núñez, el hombre del potente remate Percy Vilchez y el puntero goleador Comunito Núñez.

Este pequeño recuerdo ojala llegue a los oídos de nuestros queridos amigos, que desde aquellas temporadas inolvidables de los 80 pocas veces nos hemos vuelto a ver, unos por el trabajo otros por que se fueron a países lejanos a buscar mejores oportunidades para sus hogares, pero con seguridad sus corazones se quedaron para vivir en medio de estos muchachos. En nuestras mentes quedan imperecederos los entrenamientos en el campo de VIPOL, el diseño en el camarín para estudiar la formula MW (eme vedoble) antes de salir al gramado del campo de la unidad vecinal del Rimac.

Este Tarapacá surgido por los 40 en chiquian se nutrió de campeonatos en el viejo estadio de Jircán, hasta que apareció una promoción de niños y luego jóvenes, que desde las cuadras arenosas del barrio Venecia (agocalle), saltaron a ser campeones de la fiesta de Santa Rosa de Chiquian, en aquellos días cuando este campeonato era la principal atracción en las fiestas patronales, el ultimo equipo campeón de estas fiesta, se conformó con jóvenes adolescentes de Chiquian, reforzados por jóvenes de Lima. Con este equipo dieron cuenta de sus acérrimos rivales El Alianza y de su clásico rival el Cahuide. Luego al son de su típico himno - huayno de “ Tarapaqueño soy, casaca verde bien de adentro soy....” se trasladaron desde el pedregoso y polvoriento Jircán a los verdes campos del Rimac, para continuar su racha triunfadora.

Todavía esta en nuestra memoria las tardes dominicales, de los 8O, que al son de la banda de músicos entonando el “Chimbarabata”, ingresábamos al campo bajo los aplausos y gritos de nuestra bulliciosa barra encabezadas por Chole Zúñiga y Rosita Núñez, mujeres que demostrando su estirpe guerrera, hoy enfrentan con valentía inclaudicable su lucha por la vida. Ejemplos vivientes de los colores gloriosos verde y blanco del Tarapacá.

De las infinitas anécdotas que hoy asalta mi memoria, permítanme amigos de ese equipo campeón de los 80, recordarles aquel que por el año 1983, luego de haber estado ausente casi un año en Argentina volvía a integrar un gran equipo que tras un fragoroso y largo campeonato interdistrital del AIB, los dos mejores equipos empataron en puntaje (Tarapacá de Chiquian y Club Cajacay) por lo que se debía dilucidar al campeón en un partido de desempate, el cual se programó, para dentro de 3 semanas y sería el 2 de Setiembre de 1983, dos días después de la fiesta patronal de Chiquian, a la que muchos integrantes habían viajado, algunos volvimos el mismo día de aquel partido, otros no llegaron simplemente.

Con todo eso nos presentamos el día del encuentro diezmados, completando a las justas 11 jugadores incluyendo a los suplentes. Ese día se jugaría un solo partido, programado para las 11 am. Los cajacainos se presentaron con todas sus estrellas dos de los cuales jugaban en el fútbol profesional uno en el Municipal y otro en el Sport Boys.

Ya en el campo esperábamos el tiempo reglamentario y no se iniciaba, los cajacainos al ver a nuestro equipo debilitado daban por seguro su triunfo, pero el tiempo avanzaba pasaron 10, 20 y 30 minutos, y no llegaban los árbitros. Nuestros delegados, abogados, se pusieron bravos e hicieron respetar las bases suspendiendo el partido por que la hora de inicio se había vencido largamente, y no llegaban los jueces. De tal forma que finalmente se suspendió el encuentro trasladándose para el próximo 8 de diciembre, pues el campo iba a ser tomado para otro campeonato. Ese 8 de diciembre en un partido memorable con gol de Percy Vilchez ganábamos el encuentro y campeonamos por segunda vez.

La anécdota se completó luego de varias semanas, al enterarnos que la razón de la inasistencia de los árbitros, había sido tramada, considerando que el equipo de Tarapacá no se presentaría con todos sus titulares y sería derrotado. El responsable para contactar con los árbitros había sido nuestro amigo Gregorio Gamarra Genebroso (cahuidista), quien no hizo el contrato con los árbitros por la razón mencionada. Permitiéndonos no jugar aquel partido asimétrico, por ello parte de la copa, que se ganó aquel año, se debe también a este amigo admirador de nuestro juego y de la competencia deportiva sin ventajas.

Que este corto recuerdo, sirva de homenaje a todo el Club Atlético Tarapacá, en las personas de los añejos dirigentes como don Abel Alvarado, don Gudbi Ibarra, don Anatolio Calderón, Peli Balarezo y los Jóvenes aun, Iván Robles, Nica Rivera, Nalo Alvarado, Felipe Alvarado, Juancho Núñez, Toto Núñez, Nina Núñez, Irma Robles, Irma Alvarado, Carmen Robles, Doris Bravo, ... etc. Que siempre mantengan su alegría y orgullo de ser tarapaqueños y sobre todo el orgullo de ser chiquianos, nos despedimos recordándoles a nuestros hermanos tarapaqueños su himno:



Tarapaqueño soy casaca verde bien de adentro soy,

Todos me quieren todos me odian porque soy campeón...

Todos me quieren todos me odian porque soy campeón...

Campeoncito soy

No se porque será que siendo tarapaqueño odiadito soy...

No se porque será que siendo tarapaqueño odiadito soy...
Feliz día Club Atlético Tarapacá de Chiquian


Agustin Zúñiga Gamarra
Lima, 27 de noviembre de 2005

sábado, 14 de noviembre de 2009

Jugando con Neutrones en el RP0: Inscripción




El reactor nuclear RP0, se puso a crítico por primera vez en agosto de 1978. Utilizando combustibles de uranio enriquecido al 20%, tipo varilla. Luego se modificó su núcleo para alojar combustibles de similar enriquecimiento pero tipo MTR. Con este cambio se puso a crítico por primera vez en julio de 1991. El RP0 es un símil del reactor RP10. Sus usos mas importantes son, la educación , entrenamiento y simulación. Dispone de un sistema neumático para la irradiación de blancos, que luego son analizados por espectrometría gama. Su potencia nominal de trabajo es 1 W, el flujo en la posición central alcanza 1.0 x 10E7 n/cm2/s. En estas instalaciones se han realizado publicaciones para revistas nacionales, tesis de grado y maestría. En los 30 años de vida, este reactor ha servido para la formación de los expertos en reactores nucleares que cuenta el país. Sabiendo que los docentes de secundaria del área de ciencias, requieren de realizar experimentos, en laboratorios de prestigio internacional, dirigidos por los propios especialistas. Es que el IPEN abre las puertas del RP0, dentro del marco de la Feria de Ciencias y Clubes de Ciencia 2009 dirigida por CONCYTEC.

Situación
Es conocido que muy pocas instituciones de investigación de prestigio abren sus laboratorios a los docentes de educación primaria o secundaria. Los docentes realizan capacitaciones muy descriptivas y teóricas, dando la impresión que los equipos de investigación serían manejados solo por muy expertos y que los científicos son de una elite muy particular, hasta inalcanzables. Esto puede llevar a que los alumnos vean como muy difícil seguir carreras de ciencias. Las clases de ciencias son de mucha memorización y poca práctica. En los programas muy poco aparecen temas nucleares. A tal punto que pocos saben que el Perú dispone de dos reactores nucleares, uno en plena ciudad, que se producen radioisótopos en uno de ellos en beneficio de la población. La sociedad sabe poco del IPEN y las aplicaciones pacíficas que el Perú dispone.

Objetivo
Los docentes conocen las características de una cadena de medición nuclear. Saben medir actividad de radioisótopos producidas en el reactor nuclear. Saben utilizar la técnica de activación neutrónica para el análisis multielemental de una muestra.

Metodología
Se inicia el ejercicio con una experiencia detonante en la detección de una fuente radioactiva. Comprenden entonces que la radiación ionizante es medible. Y se necesitan sistemas de detección especializados. Unidades. Límites aceptables. Luego se identifican las partes de una cadena de detección. Y se miden algunas características tales como la eficiencia. Se irradian blancos en el reactor y se producen radioisótopos, cuya actividad es medida. Utilizándose para esto el reactor nuclear y su sistema neumático de irradiación. Ingresan al reactor para ver las diversas partes. Finalmente se realiza el análisis de espectrometría gama para la identificación de elementos en una muestra utilizando la reconocida técnica de la Activación Neutrónica. Con esto vamos desde la detección de la radiación, pasamos por la producción de radioisótopos, medición de actividad y finalizamos con el análisis multielemental.

Experimentos·
Encontrar la fuente radioactiva· Identificación de un sistema de detección nuclear· Determinación de la eficiencia del sistema de detección· Medición de la actividad de un radioisótopo· Análisis elemental por activación neutrónica

El Reactor RPO
Potencia nominal: 1 vatio.
Flujo máximo: 10xE7 n /cm2/s
Combustible: MTR. 20% U235
Moderador: Agua liviana
Reflector: Grafito
Sistema neumático de irradiación

Personal de Operación
Supervisor: Emilio Veramendi, Alberto SalazarOficial de radioprotección: Fernando Ramos, Luis ZapataOperador: José Félix, Edgar Ovalle

Profesores:
Dr. Eduardo Montoya
Dr. Agustin Zúñiga
Organiza
Instituto Peruano de Energía Nuclear

Laboratorio de Física del RPO
Av. Canadá 1470
San Borja
Lima 41 Peru

Dias:
Lunes 23; Martes 24; Miercoles 25; Jueves 26
Desde 8:30 a 12:30 y desde 13: 30 a 17 horas
(Cada grupo inicia y termina en un día. Se debe inscribirse eligiendo el día que va a participar)

Contacto
Agustin Zúñiga

azuniga@ipen.gob.pe
agustinz1@hotmail.com
Telef. 4885040-208. 4885224
Cell. 990079994
Oficina de Relaciones Públicas del IPEN
cjallo@ipen.gob.pe
phenriquez@ipen.gob.pe

domingo, 8 de noviembre de 2009

Los Pecados Capitales del Sabor



Siempre los pecados estuvieron relacionados con el exceso de satisfacción y por eso estos no desaparecerán, porque la satisfacción es una motivación en la vida, a veces incontrolable y mala. El sábado en la cuadra 13 de La Mar cometí uno o más de aquellos pecados juntos, el sabor en extremo. Almorcé en PESCADOS CAPITALES. La radiación de Gastón es una realidad y se hace presente en muchos lugares, convierte en oro todo lo que visita o recomienda. En uno de sus programas recomendó este restaurante.


Así que dándoseme la oportunidad de un espacio el sábado al medio día, por la huelga de docentes universitarios, zarpé de Pueblo Libre, bajé por la avenida Sucre, hasta el Ejercito. El sol se dejaba notar agradable, reconfortante, frente a una semana agresiva de incómoda llovizna. Los colores amarillos pálidos y paredes averiadas tanto del Hospital Larco Herrera cuanto del Puericultorio Pérez Araníbar, hacían notar abandono. Con seguridad en algún momento, a futuro, estos ambientes se convertirán en edificios o residencias, dándole un valor distinto a esta hermosa avenida de largas calles en línea recta, y se convertirán en uno de los lugares más hermosos de Lima, porque tras el Puericultorio está el mar, con lo que se convertiría en un área de unas 5 a 7 veces más extensa y cómoda que el famoso centro comercial Larco Mar.


Conforme nos aproximábamos a San Isidro los edificios altísimos de 15 pisos surgían, y en la mayoría de los vidrios se leían avisos de "Vendo llamen al teléfono…". Cruzamos la avenida Salaverry, luego vino el estadio de San Isidro, y al aparecer la fachada del cuartel San Martín, nos pusimos alerta pues comenzaba Miraflores, nuestro dato clave era la cuadra 13 de La Mar. Así que, cuando llegué a la 7 del Ejército, viré a la izquierda, la buscada avenida era una paralela.

Cuando comenzamos a correr por la avenida Mariscal La Mar, divisabamos a ambos lados buscando el restaurante del pecado. No surgía nada anormal, no se veían vehículos apostados, solo se notaban nombres desconocidos de restaurantes relacionados con productos marinos, no nos atraía ninguno, teníamos solo un objetivo. “No será que nos equivocamos de dirección, parecen calles vacías, además estábamos casi llegando al final de la avenida", balbuceaba preocpado.


En medio de esas dudas, surgieron de pronto autos estacionados a ambos lados de la calle, el cual tenía un solo sentido. “Ajá, parece que nos aproximamos al lugar”, la presencia de cuidadores de autos uniformados lo demostraban, nos preguntaron: “¿Van a Pescados Capitales?”, “sigan al fondo allá hay una playa de estacionamiento”. Efectivamente, allí aparcamos, el espacio era amplio pero no lo suficiente para tanta gente.


Nuestro reloj marcaba las 14.30 horas, cuando ingresamos por la puerta principal. Una simpática anfitriona nos salió al encuentro, para darnos una atención personalizada, nos comunicó que no había lugar, pero podríamos aguardar en la barra, donde nos llamaría. Su amabilidad y orden denotaba que todo estaba bajo control. Claramente sabían que EL CLIENTE debe ser tratado de la mejor manera.


El interior era un espacio de techo ligero, parecía algo transitorio, levantado en una explanada, o canchón, el cual hacía juego con sus mesas y sillas rusticas. Simplemente no tenía nada sorprendente, podría haberse levantado en cualquier barrio de Lima o Callao. Pero, su gran diferencia se dejaba notar desde el inicio, su ATENCIÓN, me sentí bien aún antes de no haber probado nada.


En la barra, mientras leíamos la carta, y esperábamos el llamado, nos preguntaron si queríamos algún aperitivo. El ambiente que se observabamos, casi instintivamente promovía pedir un pisco souer, por lo que escogí el Gran Linaje. El precio de 16 soles, parecía caro, pero la calidad cuesta, me consolé. Así que ingresado a este restaurante el precio no debía contar, me repuse. Bebí calmadamente casi gota a gota, el sabor del pisco peruano comenzaba a hacer su trabajo. Leí en la carta un mensaje que me advertía de la proximidad del pecado: “Dios ha hecho los alimentos y el diablo la sal y las salsas” (James Joyce). No necesité más de dos sorbos, para sentirme predispuesto a saborear la comida peruana – es decir a pecar. El pisco parecía estar unido, sellado, maridado a los platos peruanos.


Mientras el insuperable sabor del pisco reforzaba mi autoestima nacional, se aproximó una señorita preguntando por mi nombre, ella nos condujo hacia una mesa para dos. Conforme revisábamos la lista de platos, percibimos que los precios altos mostraban que la atención cuesta, y mucho más seguramente el sabor. Ya lo comprobaremos.


Luego de pugnas y explicaciones decidimos comenzar con algo frío, el “tiradito de lenguado con salsa de ají y rocoto”, de las tres salsas se podía escoger solo dos. La cantidad servida era relativamente poca (claro éramos dos). La salsa de ají (amarilla) venía con su porción de choclo desgranado de tamaño, más bien pequeño. Claro, comparando con los usuales tamaños que los peruanos solemos comer. El correspondiente al rocoto, la salsa era rojita, también acompañado de la misma cantidad de choclo, y junto con ellas dos rebanadas de camote.


Nuestras ansias de experimentar el ansiado sabor, no respetaron los protocolos, casi como en carrera, probamos el primer trozo y como en coro a dos voces, exclamamos “qué delicia, con este sabor el precio no importa”. Hicimos una tregua para pedir nos trajeran una cervecita chica y dos vasos. Con eso el sabor se completó.


Luego de comer y repetir muchas veces “qué rico”, terminamos el noble lenguado, no sin antes retratarnos varias veces, como tratando de rotular en nuestra memoria la calidad de este restaurante que prestigia la gastronomía peruana.


Para el segundo plato, estaba cantada nuestra elección, debería ser caliente. Sugerí que fuera un “Tacu – Tacu de mariscos”. Antes había pedido este plato en dos lugares, el primero en el Mixtura 2009, donde quedé maravillado, en esa oportunidad los cocineros venían desde Barranca, un pueblo al norte de Lima. Ciertamente fue uno de los puestos de mayor concurrencia. Ahí el plato solo tenía una masa en el centro. Dentro de ella venía el arroz, y los mariscos con algunos otros ingredientes. Salió premiado ese puesto y quedé con las ganas de volver a disfrutarlo. Tal oportunidad se me dio luego de unos meses, cuando visité el restaurante El Pez-On. Nuevamente su sabor fue espectacular, pero esta vez mejor que la anterior, sin embargo quedó ratificado el principio de “la cantidad disminuye cuando el sabor aumenta”, un símil del principio de Correspondencia de Bohr o el de la Incertidumbre de Heisenberg en la física; el plato no era solo la masa, esta vez venía rodeada de una salsa especial y mariscos. Este alrededor era el agregado que le daba un mejor sabor, era la expresión “gourmet” (término que no sé exactamente su significado, pero me suena a estudiado, investigado, o clase). Así, como queriendo comparar y averiguar si este restaurante superaría aquel sabor, volvimos a elegir el Tacu-Tacu de Mariscos.


Finalmente, nuestra elección fue simplemente especial, superando a las anteriores. Nos trajeron, para acompañar, aceite de oliva (con algunas gotas la masa elevaba su exquisitez), y rodajas de limón piurano, cuyas gotas eran acompañantes indispensables con cada trozo de marisco. Si faltaba algo de ají, para hacerlo más picante, nos provisionaron de un preparado especial, que también redondeaba el sabor, es decir cada cosa que nos trajeron estaba debidamente estudiada, incluso la cancha caliente que en porción generosa nos habían traído desde el inicio.


Como a las 4:30 pm la gente que había abarrotado el local ya no estaba, eran pocas las personas que aún continuaban. Eso nos dio tiempo para tomarnos algunas fotos del recuerdo. Mientras nos retirábamos señalábamos que tenía razón Gastón, una vez más, de las bondades de este local. Y, que debería ser un lugar obligatorio de alguna visita extranjera que quisiera llevarse una impresión de platos típicos peruanos con calidad. Pero también, los que somos de clase media, deberíamos hacer algún esfuerzo por venir con la familia, a este lugar, tal vez en algún aniversario, con el fin de reconocer porqué estos lugares ubican a la gastronomía peruana en los primeros lugares de América.


Aparte de salir satisfechos por el sabor entregado, uno se llena de autoestima nacional y sale con deseos de cantar fuerte “tengo el orgullo de ser peruano”. Y decirle a todo el mundo que vivan los pecados capitales. Perdón, que vengan a Pescados Capitales.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Un Rincón de Chiquián en Breña: Nuestro Club

Nuevamente el Club Chiquián nos cobijó como en años anteriores. En una de las mesas veía a la familia de doña Empi, en otra a don Anacho, que en dialogo ameno compartían con don Abel. Los miraba con cierto disimulo, para que no se dieran cuenta que, con solo verlos volvían por mi mente, los años 60 de mi infancia.

Así surgió como en ensueño mi barrio, de Venecia, corría el agua turbia, la madera sobre la calle nos servía de puente. La puerta inmensa celeste de don Arturito, se abría para pasarle la voz a Javi. Desde la otra esquina de su patio, me señalaba con la mano que entrara a su cocina calientita para tomar lonche.

A no pocos metros, el perrito de raza doberman, el primero de ese porte que había llegado a Chiquián, cuidaba la puerta de don Carmelo, para impedir pasarle la voz a Edi. Y en la puerta marrón de casa señorial, de la esquina mi querida amiga Nina, no se cansaba de jugar a matagente, "oye acucho te gané por quinta vez, recuérdalo ah!". Y, no va a ser, ella tenía mucha agilidad y agallas para el juego. Corría a la puerta de doña Estela, como un soplido, para avisarla a Macu: "hoy salimos temprano como a las 7 pm, y vamos a jugar a la correa escondida no me falles".

En la tarde soleada, luego que el agua cesaba, nuestra callecita, se llenaba de arenilla. Entonces iniciábamos nuestros campeonatos de salto alto. Unos repetíamos el estilo Choclón, con salto horizontal, casi echado. Otros, lo hacían con el estilo Juvenal, de frente, doblando solo la rodilla. Pero, cuando se trataba de ganarme el aplauso de mis queridas amigas, o de alguna de ellas en especial, cogía mi garrocha y me elevaba cual Jorge Chávez, por encima de los dos metros. Desde el suelo mientras caía, me daba tiempo para escuchar sus comentarios que eran mi premio: "bravo acucho has saltado más alto que los del colegio, bravo, acu, acu".

Los años de mi primaria, pasaron raudamente, para recordar mi pasaje de jugador vestido con la casaca verde y blanca, del Tarapacá, equipo identificatorio de ellos. Una vez en Jircán, él cerca a la palinca, haciendo vivas por las jugadas de carretilla o rechazos de cabeza: “bien acucho, así se juega a lo macho, ese es mi alumno”, me repetía cuando dejaba el campo, con piedrecillas en la piel, la rodilla raspada, no importaba que el campo quedara a 3350 msnm., ni que nosotros fuéramos de Lima. Para ellos no debíamos demostrar flaquezas, ni dolores, ni soroche. Ellos querían vernos así, deportistas de corazón, porque también ellos lo fueron de esa estirpe.

Pero estos recuerdos no vinieron solos, sino se elevaron como gavilanes con los huaynos símbolos de Chiquián, cantados por las inigualables voces de nuestras hermosas chiquianas, Nieves Alvarado y Elsa Navarro. No pude detenerme solo a escuchar Aguas de Husgor, por lo que descendí de las nubes del recuerdo para, bailarlo. Charito, movía los pies como en su juventud, “no hay duda las damas chiquianas bailan el mejor huayno en Ancash”, me decía, mientras repetía las letras y divisaba medio asombrado, a su autor Barrilito Herberto, que bailaba con su estilo muy de torero.

Así la tarde del almuerzo que el Club Chiquián nos invitó, me permitió, volver mis recuerdos por mi querido Chiquián. Y, terminé alegre y recompuesto, al saludar a amigos entrañables que el trajín de la vida, no nos permite verlos ni compartir.


Los diplomas de reconocimiento otorgados a personas que a consideración del Club, merecen destacarlos, fueron bien recibidos. Pero el mayor de los regalos fue recordarnos que en Lima, hay un rincón de Chiquián que late y nos espera. Ese es el Club del General Vidal en Breña. Nuestro Club Chiquián.

La Pluma del Viento.
Lima, 31 de octubre de 2009

martes, 20 de octubre de 2009

UN REENCUENTRO QUE HACIA FALTA: FIESTA DE SAN FRANCISCO


Corríamos tras los becerritos o lechoncitos, a veces en la chacra, otras en los corrales. Teníamos que acompañar a las mamás a sacar leche o dar de comer a los chanchitos. Niños y niñas de la misma edad nos agrupábamos, para jugar en las esquinas débilmente iluminadas, hasta que las madres nos llamaban para cenar y luego dormir.



En los carnavales, la confrontación entre hombres y mujeres se daban entre contemporáneos. En nuestro caso corríamos con globos llenos de agua o con harina tras las niñas. Pero en muchas oportunidades caíamos en sus emboscadas y salíamos hecho sopa. También improvisábamos los corta-montes con ramas gruesas de arboles que traíamos del paraje pariantana, que no soportaban ningún machetazo, pero por ser niños no podíamos ir al bosque a traer árboles, nos contentábamos con estar juntos bailando alrededor de ese "arbolito" vestido de serpentinas. Imitábamos lo que hacían los mayores. Las casas eran amplísimas, por lo que unas veces plantábamos en la de Edi, otras en la de Macu o en la de Nina, siempre cambiábamos. Con la misma muchachada o niñada, compartíamos el ir a las misas de gallo, encargándonos a alguien de nosotros a despertarnos. Nuestros amigos (as) provenían de las cuadras, Sáenz Peña, 28 de Julio, Comercio y la calle de don Fabián Cano. Era el conocido barrio de Venecia. 

Esta vez con las mismas personas y también otras que por coincidencia y afinidad de edad o club o barrio o promoción nos encontramos en la fiesta de octubre de San Francisco (SF). 

Algunos nos veíamos luego de 30 años o más, otros luego de 1 año, desde la fiesta anterior. Así, esta fiesta de SF, se ha convertido en un verdadero TINKUY de los residentes de Chiquián en la gran Lima. En mi caso tuve suerte, porque mi grupo estaba constituido mayoritariamente por damas. Con ellas, recordamos nuestro pasado lleno de anécdotas, también hablábamos del presente, cada palabra era de motivación y estímulo, siempre adornadas de recuerdos.



Fotos y bailes fueron testigos de nuestro añorado encuentro. Sellamos en las pocas horas, nuestra amistad de siempre, mejorada por los años, que nos enseñaron a reconocer que los valioso que nos une, está en nuestra niñez, en nuestro pueblo, en nuestras costumbres, en nuestra cultura. Es decir en lo que fuimos que es más valioso que el transitorio diploma o título que hayamos alcanzado. No hablar de estos grados, nos hace más simples y más sinceros, cosa que no se encuentra en el común de las reuniones. 

Así, miramos más hacia nuestro interior, recurrimos al lugar donde yace lo más limpio de nuestra persona. Intercambiamos en realidad miradas de niños, que brotaban de nuestros ojos, mientras cojidos de la mano o huayllishando, nos devolvíamos los fallidos bailes cuando niños. 

Ahora, salíamos tras el Inca para bailar por las dos cuadras que rodean al Campo Sta. Luiza, en esos cortos 200 metros, representamos las largas cuadras de los jirones Comercio y Dos de Mayo desde Quiullán a Umpay, arrojándonos caramelos. La banda de músicos nos acompañaba de cerca, los briosos caballos conducidos por el Capitán y sus Acompañantes, esquivaban los lanzamientos que los de a pie le hacíamos.



Esos pequeños momentos pero entrañables, fueron la cereza que adornó nuestro encuentro. Reforzamos nuestra autoestima, la confianza en nuestra identidad cultural y afirmamos los valores de sinceridad y amistad que nunca morirán y que seguramente nos volveremos a ver el siguiente octubre. 

El fuerte sol fue el marco luminoso de esta alegría, que nos brindó la Fiesta de San Francisco de la Asociación Chiquián. Felicitaciones a los funcionarios y dirigentes.

La Pluma del Viento
Lima, 15 de octubre de 2000

A Nelita En Sus 25




Hoy día estoy en casa, recuperándome de la gripe. El malestar no me permite ver el computador, con comodidad, siento pesadez en la cabeza y la nariz medio quemante no deja pasar con tranquilidad el día en casa. Pero hay que soportar, ya pasará, es así la gripe. La loratadina, recomendación de Chole, que tomé ayer me calmó mucho los incómodos estornudos y fluidos. En medio de eso, siendo el medio día, prendí el computador y leí el mensaje de Uli, el siempre atento, especial, recordándonos de esta fecha y también, el agradable, correo-saludo de Nei.


En casa, Chole ya nos había advertido de los cumpleaños, cuando el domingo desde la radio por el programa de Tadeo, "Por los caminos de Chiquián y la provincia de Bolognesi", ella envió sendos saludos para Nelilta y Ame, al son de huaynitos con sabor chiquiano. De modo que los paisanos se enteraron del regocijo de la casa Zúñiga, donde Chole y mi mamá, tu adorada abuelita Luchi, te recuerdan y te envían muchos saludos, los mayores deseos por que estés bien, ellas a diario te recuerdan en sus oraciones. Confían plenamente en tí. No se cansan de contarme, de los grandes retos que pasas, y también exaltan, tus sentimientos de desprendimiento, solidaridad y sacrificio por los pobladores de la selva.


Yo, que cuando naciste, esperaba un varoncito, no puedo dejar de admirarte lo seria y organizada que eres. En eso, tu padre y tu abuelo, te dejaron sus huellas. Cosa contraria a mis costumbres, a pesar de mis esfuerzos. Recuerdo que naciste en 1984, estaba trabajando en el IPEN de la Av. Canadá, en San Borja, pendiente de la noticia, y con cierto sueño. Pues la noche anterior, cuando tu mamá le vino dolores de parto, nos comunicó a casa para llevarla al hospital, creo que subimos al escarabajo amarillo, con Chole, como a las 7 u 8 de la noche; las conduje al hospital del empleado, luego de estar algunas horas esperando en emergencia, entrada la noche, volví a casa. Me fui al trabajo, pidiéndole que me comunicaran la buena nueva. Así, en la mañana del 18 de octubre, recibí la noticia, -¡ fue mujercita!. Me repuse de la sorpresa y grité, ¡qué bien! Luego reconocí que llegó una hermosa flor a ese joven hogar, de Marco y Ame, y que su aroma, belleza y alegría, trascendió hasta nuestra casa.


Mi papá, Antuco y mi mamá, luchi, derrochaban alegría, cuando llegabas. Desde chiquita, la abuelita, haciendo lo que ella podía, te preparaba platitos de cuy, que ella criaba en la azotea. Pasabas de mano en mano, disputándonos el cargarte, no estábamos acostumbrados, pues los hijos de Nili y Chole, eran hombrecitos, así que fuiste la primera nieta, la primera sobrinita. Recuerdo verte sentadita en el escritorio del cuarto de mi papá, cuando te enseñaba a leer, con sus métodos cuajados en caseríos y distritos de la provincia de Bolognesi, luego nos contaba de lo inteligente que eras, – se parece a su papá. Cuando crecías, y te visitaba, a veces me sonrojabas cuando, sin incomodarte, contabas chistes colorados. Cosa que nunca me gustó. Menos de una niñita. También vuelve por mi mente, cuando venías a la casa, y en el comedor de Chole, nos reuníamos con todos los sobrinos, incluido Miguelito y los “extranjeros”, Yuse y Pierito, y les hacía cantar. Luego a los 10 añitos, nos enorgulleció, cuando ingresaste al Humbolt, colegio de mucho prestigio y de difícil ingreso.


De ahí para adelante no pude seguirte, con anécdotas que pueda recordarte, mis recuerdos son escasos, porque estuve siempre distante. Esa distancia, no solo es estar separados, por ciudades o regiones o continentes, también es estar distantes cuando no se hace llegar algún saludo, alguna palabra, así vivamos a solo un metro. Ni el trajín del trabajo, ni los kilómetros de distancia, debieran ser obstáculos para expresar nuestros sentimientos, nuestra preocupación, nuestro cariño, a todos aquellos que queremos, que somos parte de una familia, de un hogar. No esperemos que realmente, nuestras palabras nunca tengan respuesta.


Esta gripe, me ha permitido quedarme en casa, leer correos y escribir algo, ¡porqué no me da más veces la gripe!, para continuar escribiendo a todos los familiares que están distantes. También me permitió mirar de cerca a mi madre y hermana, que a pesar de sus pocas fuerzas, se sacrifican para compartir, mi gripe, trayéndome comida, agua y sobreponiendose al riesgo que corren si se contagian. ¿Porqué no podemos aún estando buenos de salud, hacer un alto para responder los llamados del corazón o los correos nunca respondidos?. ¿Porqué no aprendí a visitar a los familiares como mi padre lo hacía?. ¿Porqué me hice de mucho trabajo, o mucho estudio alejándome de los que amamos, a tal punto que terminamos en soledad?. Las respuestas, que la den los especialistas; me contento con escribirte Nelita, y sé que en tu confrontación con la vida, lejos de tu casa, te permitirá tener tiempos de soledad, necesarias, para evaluar, nuestras metas, nuestros caminos, nuestro relacionamiento. Así, aumenta más tu sabiduría.


Cuánta falta nos hace confrontarnos con nosotros mismos. Y compartir nuestros análisis con los más cercanos, es una manera de educar a los niños y jóvenes de la familia. Ellos también, como cuando fuimos jóvenes, tienen más dificultades de expresarse, ni siquiera con sus padres. Por eso aquellos que de alguna manera, surcamos vallas, irrepetibles, escribámonos, compartámoslo, es una cura, una medicina para todas las enfermedades. Paro por aquí, como guardando material para el próximo mensaje, espero que no sea hasta la próxima gripe.



Querida sobrinita, recibe en este tu 25 aniversario todo nuestro cariño y recuerdos, te saludamos desde Honorio Delgado, tu antiguo barrio de Ingeniería. Aquí con Chole y Luchi brindamos por tus éxitos y nos alegramos por ser como eres.




Hasta siempre




Tu tío Acucho

Ingeniería, 20 de octubre de 2009

lunes, 19 de octubre de 2009

Porqué el RP0 Vuelve a Colaborar con la Educación






Estudiabamos, por 1979, en las aulas del segundo piso, donde ahora es INGEMENT, en la cuadra 14 de la avenida Canadá, el primer curso de Maestría en Energía Nuclear. La mayoría de los estudiantes acabámos de estudiar nuestras carreras en diversas universidades de Lima y algunos departamentos. Nuestros estudios tenían como profesores mayoritariamente a especialistas argentinos, que ya tenian cierta experiencia en manejar reactores de investigación, pero poco en el diseño y construcción de reactores.


El soporte experimental de los cursos mas significativos: Física Nuclear y Física de Reactores, se realizaban en el reactor RPO, que se había puesto a crítico en junio de 1978. Los ambientes se habían construido no hacía mucho, tanto para cobijar el reactor como las aulas. El Perú, se iniciaba en un gran proyecto. El PLAN NUCLEAR INCA, que solo lo conocían las altas autoridades del gobierno militar. Nosotros, estudiantes de las universidades, deseosos de continuar estudiando posgrado y trabajar, vimos como una gran oportunidad iniciar nuestra maestría, en el IPEN. Nuestro ingreso se realizó previo examenes tomados por la Escuela de Posgrado de la UNI, a fines del año 1978.


Luego de la conclusión de maestría, fuimos a continuar estudios de ESPECIALIZACIÓN, encuadrados en el Proyecto Centro Nuclear de Investigaciones de Peru (CNIP) a Buenos Aires. Los casi 20, estudiantes luego de terminar la maestría pasamos a trabajar al IPEN, con caracter laboral de plazo indeterminado. De regreso por los años de 1982, en el IPEN coincidieron, profesionales especialistas en Física Nuclear, como Benjamín Marticorena y Modesto Montoya, posgraduados en Francia. Ellos desde oficinas dedicadas para la Capacitación, promovieron la creación de una Revista denominada INFORME NUCLEAR, con el fin de divulgar, difundir y publicar los articulos que se produjeran en el IPEN.


Así, los estudiantes egresados de maestría, y vueltos, luego, de pasar la Capacitación Específica de varios meses en diversos laboratorios de los Centros Atomicos de Constituyente y Eseiza, en la Argentina, comenzamos a hacer nuestros primeros artículos. Desde las áreas de Aplicaciones, Materia Prima, Seguridad y Reactor RPO, los profesionales jovenes que poblaban el IPEN, plasmaron sus primeros esfuerzos en artículos importantes. Desde algunas lugares de sudamérica pedían la revista. En el RPO, los especialistas en física de reactores, activación neutrónica, control del reactor y termohidraulica, culminaron sus tesis sea de licenciatura o maestría. En poco menos de 4 años, la revista INFORME NUCLEAR se convirtió en el bastión del Conocimiento Nuclear del Perú. Lamentablemente esta revista terminó muy pronto. De ahí habría que pasar muchos años, casi 12 años hasta que surgió lo que hoy se llama REPORTE CIENTIFICO anual. Este lapso puede explicar el porqué, en el IPEN no se acostumbraron a hacer publicaciones. La generación que en esos años, eran jovenes de 22 a 26 años hoy tienen un promedio de 50 años. Los jóvenes que han ingresado en el interin han bajado algo el promedio de total, que bordea los 44 años.


Durante casi 20 años, el RPO no ha producido ningun artículo, ninguna tésis, porque no se le usó para ese fin solo para hacer visitas. Sin embargo, allí está el recordado RPO, ahora a diferencia de los 1978, cuando los elementos combustibles eran tipo varillas, tiene elementos tipo MTR. El reactor RPO, puede todavía trabajar con solvencia, la obra civil, mantiene su robustes, solo faltan los alumnos universitarios haciendo sus trabajos como antes. Pero eso no interesaría, si el Perú, dispusiera de muchos laboratorios en las universidades para hacer experimentación en física nuclear o física de reactores o simulación en reactores.


Pero como la realidad nos dice que las universidades no tienen, entonces es lamentable que teniendo el reactor cerca a las universidades de la gran Lima, no se las use. En mi calidad de profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y a la vez también investigador en el IPEN, no solo tengo el deber, sino el deseo que esta instalación donde hice mi primer artículo publicado en INFORME NUCLEAR, de oportunidades a jóvenes universitarios y también extenderla para que los docentes de los colegios, pasen por este reactor y su Laboratorio Auxiliar, a hacer trabajos relacionados con Física Nuclear, Física de Reactores Nucleares, Instrumentación Nuclear, Activación Neutrónica, Proteccion Radiológica. Compartan con los investigadores de estas áreas, cómo realizan sus trabajos que luego son publicados en revistas, cómo se trata a las radiaciones nucleares, sus beneficios para la paz tales como: neutrones para producir radioisótopos para la medicina, agricultura, industria; energía nuclear pa generar energía limpia; saber como es la protección radiológica. El pequeño reactor nuclear RPO todavía tiene la nobleza de poder contribuir con la educación científica tanto de los estudiantes como de los docentes.


A usted lector, desde mediados del mes de noviembre, le convocamos a formar parte de los estudiantes o docentes o público en general, que han hecho experimentos para comprender mejor las radiaciones provenientes del núcleo de la materia

viernes, 9 de octubre de 2009

La Comida Peruana Orgullo y Paradoja




Este Perú, que se confunde entre los paises subdesarrollados, pero con débiles aspiraciones de parecer ordenado o desarrollado, se resiste a compartir sus archi-propaladas exitosas cifras de crecimiento económico, con los mas pobres. A pesar que el alcalde(s) mantenga la ciudad en jaque, abriendo calles intempestivamente, por meses y meses, dando la impresión de progreso y abundancia, los pobres siguen igual.


Pero cómo es que en medio de esta situación, el Perú, parece ser reconocido en el mundo, o al menos en América Latina, como el lugar de la BUENA COMIDA. Aquella, comida, que proviene presisamente de la gente mas pobre, de aquellos antiguos barrios de Lima, o de los lejanos distritos del norte costeño o del sur serrano.


Cómo y cuándo fue que nuestras madres y cocineras aprendieron a hacer maravillas con los productos peruanos. Nunca supimos que estos platos eran maravillosos, sino hasta que algunos tuvieron la oportunidad de comparrlos con los mejores del mundo. Paris, Roma, New York, México. Ellos abrieron la vista al pueblo, a decirles que lo que comen es muy bueno. Así, desde la sierra bajaron la diversidad de tuberculos para coronarse en los exigente hoteles 5 estrellas. Igual cosa ocurrió cuando llegaron desde la selva, el aguaje y sus frutos extraños, exóticos, para en esquisitos helados, iluminar el sabor de las mesas consagradas.



El hecho que se hayan abierto en diversas ciudades del mundo restarurantes con nombres peruanos, demuestran que la comida es realmente sabrosa. Ese reconocimeinto, que ha venido desde fuera, nos han hecho sentir a los peruanos orgullo de nuestra comida. Por eso ahora deseamos concurrir a los restaurantes a saborear aquello que llama la atención del mundo. Nos desplazamos largas distancias, hacemos tediosas colas, no importa, deseamos saborear comidas marinas, serranas, costeñas y selváticas, que llaman la atención al mundo.


Ahora, desde la televisión o radio, anotamos en nuestras agendas, las direcciones de huariques o restarurantes, campeones del ceviche, carapulcra, tacu tacu, lomo saltado, tamales, pachamancas y otros. Y cuando probamos los platos, ahora mas sofisticados, como la Ronda Fría, Mis Ceviches, Costa Brava, Risoto de Camarones, Tacu Tacu de mariscos, acompañados de diversas leches de tigre, en el Propiedad Privada, por ejemplo. Reconoces admirado, !si tienen razón!. !estos son platos deliciosos!. !El Perú es lugar especial para la comida!.


Pero, cuando tienes que pagar, te das cuenta, que son muy caros. Y, nuevamente la paradoja, las contradicciones del Perú en desarrollo saltan a la vista. Los dueños de las resetas iniciales, los domadores y cultivadores de sus frutos, es decir los pobres no pueden acceder a estos restaurantes. Si somos agradecidos con ellos deberían abrirse restaurantes de clase "gourmet" pero a precios de pueblo, ningun plato mas de S/. 12. Sería una manera de devolverles agradecimiento y valorar a la gente mas humilde, a aquellos que aprendieron a manejar nuestras tierras y producir nuestros productos nativos, verdaderas joyas que hoy son nuestro orgullo nacional.


Propiedad Privada, 08 de octubre de 2009

Las Colas y Mi Amigo el Cuadernito

Se puede estar tranquilo, en una cola de 30 o 35 personas?. La mayoría diría que no, que va, todo lo contrario. Pero no hay alternativa, así que aquí sigo. Sin embargo, algunos cuando saben que van a permanecer en colas larguísimas, llevan un periodico, y mejor si es el de lo mas barato, "el de china", pues terminada la cola la arrojan al basurero. Otros optan por contar el número de personas que ingresan por minuto, y luego cuentan el número de personas que los separan de la meta y estiman el tiempo que les falta por llegar. Este es el método que yo aplico en las colas cuando tengo que estar parado y me entretengo comparando mis baticinios, con un error no mayor al minuto. Así, fácil pasan los 25 o 30 minutos. La otra técnica que suelo hacer cuando me toca esperar, por ejemplo en un banco, en este caso como tengo un aciento, entonces recurro a mi amigo el cuadernito de pasta dura, y me pongo a escribir, el tema que surja, es mucho mejor que un periódico, pues no te ensucia ni la mano ni la ropa. Así mientras corren las letras y palabras con soltura y rapidéz los minutos pasaron sin sentir. Me toca la ventanilla 13. !Qué alivio!. !llegó mi turno!.
BCP, Joquey, Lima, 07-10-2009

miércoles, 26 de agosto de 2009

ALERTA CIENCIA Y TECNOLOGIA

Miercoles 26-08-2009

Europa PressEl satélite lanzado por Corea se perdió poco después de su despegueEuropa PressAsí, el Ministerio surcoreano de Educación, Ciencia y Tecnología dijo que mientras los cohetes de la primera y la segunda etapa del 'Korea Space Launch ...Ver todos los artículos sobre este tema

Congreso provincial de ciencia y tecnologíaEl Mercurio de AntofagastaEl I Congreso Provincial Escolar de Ciencia y Tecnología organizado por Programa Explora Conicyt será realizado a partir de las 10 horas, en dependencias de ...Ver todos los artículos sobre este tema

BBC MundoEE.UU.: alarma por gripe porcinaBBC MundoEl Consejo Asesor de la Presidencia en Ciencia y Tecnología advirtió esta semana que esta enfermedad, también conocida como H1N1, podría infectar a la mitad ...Ver todos los artículos sobre este tema

Editorial: Litio, ciencia y tecnologíaHidrocarburosBolivia.com - Portal de NoticiasLa participación de universidades públicas y privadas en el sistema de ciencia y tecnología de esos países es fundamental, lo mismo que de entidades que ...Ver todos los artículos sobre este tema

El Gobierno pide al PP que no use la gripe como arma políticaEl País (España)Es la previsión del Consejo presidencial de asesores en ciencia y tecnología del Gobierno de Obama, hecha pública en un informe el lunes. ...Ver todos los artículos sobre este tema

Carolina Moreno: ´Las noticias científicas en la televisión actúan ...LevanteEn los estudios de opinión pública que realiza la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) existe una retórica sobre que la ciencia es ...Ver todos los artículos sobre este tema

Mañana se inaugura en Santander la exposición de Peter Ginter ...Europa Press... del trabajo que llevan a cabo los científicos españoles en este campo, así como la inversión económica que nuestro país hace en ciencia y tecnología.Ver todos los artículos sobre este tema

Preparativos para ferias de Ciencia y TecnologíaEl Liberal DigitalLa disertación estará a cargo de miembros del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba, Prof. Cecilia Della Vedoba e ingeniero, Javier Félix Martín, ...Ver todos los artículos sobre este tema

domingo, 23 de agosto de 2009

DEBATE: Universidad EMPRENDEDORA

Hoy en día la mayoría de las personas saben de la importancia de la ciencia y tecnología en el desarrollo de los países. Se puede generalizar el mensaje del presidente Lula, “seremos país desarrollado cuando vendamos conocimiento”, este mensaje contrasta con el paradigma de desarrollo de los países pobres ricos en recurso naturales, pero pobres en crear conocimiento.

Como consecuencia, vendemos las materias primas al precio de uno mientras que los productos agregados de conocimiento, nos vuelven a precios como a 100 o 1000. Esta diferencia nos muestra que hacer ciencia, distante de las riquezas del país, es claramente evadir la responsabilidad del desarrollo de los pueblos más pobres. Es desconocer que nuestras mayores riquezas yacen en los minerales (la sierra alta) y la biodiversidad (selva).

Si los primeros responsables con las políticas de estado que se siguen, eso no justifica que la comunidad científica no enfrente el mercado, contribuyendo al valor agregado de los productos.

Desde esta ventana, promovemos la mayor aproximación de la ciencia y tecnología con la innovación a favor del desarrollo del país. En esta línea promovemos la incorporación del emprendedorismo en las escuelas de formación de los científicos.

Para ellos promovemos el conocimiento de los problemas de nuestro entorno y desde allí encontrar los temas de investigación. De esta manera contribuiremos al reconocimiento de la sociedad hacia la ciencia y consecuentemente su apoyo, no se puede pedir colaboración si no le demostramos resultados concretos en su mejor calidad de vida.

Igualmente no debemos tener temor en plantear políticas de promoción y fortalecimiento de la ciencia a las instancias de gobierno.

Finalmente desde esta ventana promoveremos la ciudadanía plena de los hombres de ciencias. Reconociendo derechos pero también cumpliendo nuestros deberes hacia la sociedad peruana en primer lugar. Los invitamos a oírnos en la radio y vernos en internet y participar en los temas de debate que expondremos semanalmente.
Debate


La educación en ciencias en las universidades nacionales, se soportan en la visión de la universidad: enseña e investiga. Proponemos se incorpore el emprendedorismo (productividad, competitividad del país).

Preguntamos:

· ¿La ciencias solo debe dedicarse a producir conocimiento independiente de su aplicación?.
· ¿El emprendedorismo queda a responsabilidad del estudiante egresado y no debe ser asumido por la universidad?.
· ¿El estudiante no tiene conocimiento suficiente para emprender una empresa?.
· ¿El estudiante de ciencias tiene empleo suficiente cuando termina su universidad?. ¿La situación se diferencia par el físico, químico, biólogo o matemático?.
· ¿La estructura curricular está actualizada, o está desfasado con el contexto actual y futuro?. ¿ Me enseñan de manera pertinente para obtener las competencias que requiero para hacer frente mi empleo en los siguientes 5 a 10 años?.
· ¿Cuáles son los grandes retos del joven estudiante universitario de ciencias?, ¿Serán: 1) terminar mi carrera con la tesis defendida, 2) poder ingresar a posgrado en el Perú o en el extranjero, 3) capacidad de empleo?.
!!Convocamos a los actores de la educación universitaria a confrontar ideas sobre estos tópicos!!
Lima 18 de Agosto de 2009