domingo, 30 de junio de 2013

MUJERES CIENTÍFICAS EJEMPLO A SEGUIR

Durante la semana pasada, hemos tenido la visita de tres jóvenes peruanas, científicas, que trabajan en la NASA, Aracelly Quispe, nacida en Motupe (Piura), Melissa Soriano hija de padres Huaracinos y Rosa Ávalos de Chilca, es decir provenientes de lugares casi desconocidos por el centralismo limeño. 

Me emocionó esta procedencia, pues demostraba el carácter liberador de la ciencia, y que ella no pertenece a un solo país, o continente, sino a la humanidad,  es propiedad de aquellos que están dispuestos a hacer el esfuerzo de aprenderla, de los espíritus libres que se rebelan contra las dominaciones, fatalismos, tiranías u obscurantismos medioevales y contemporáneos. 

Por eso, siendo esta una lucha fuerte, se requiere la presencia de los hombres y mujeres más brillantes.  Consecuentemente no podemos darnos el lujo que siendo un país de muchas necesidades no contemos con la inteligencia de la mujer en mayor número de profesionales en ciencias e ingeniería.

La presencia de estas tres peruanas científicas exitosas causó furor. La novedad era doble, la primera que eran científicas, y la segunda que eran mujeres. Sabido es que ellas (las mujeres) en nuestro país, por lo general, cuando estudian se dedican a carreras lo más alejado posible de los números (ciencias e ingeniería). En los países de la Comunidad Europea, el número de estudiantes que siguen estas carreras no superan el 30%. (Estudio, SHE 2012), en el caso peruano estas cifras deben ser mucho menores.  Esta ausencia de la mujer en ciencias duras e ingeniería, refleja el carácter de la sociedad, proclive al dominio del hombre, en desmedro de la mujer, este problema de género, que se refleja en muchos otros campos, también se da en las ciencias.  

Este problema tiene diversas raíces una de las principales proviene de la educación donde los niños son estimulados a manipular herramientas, máquinas, instrumentos, vivir el “mundo masculino”. Mientras que a las niñas, se les estimula al cuidado de la casa, alimentación, relaciones personales, vivir el “mundo femenino”. Estos intereses luego serán transferidos en la decisión de la profesión escogida.

De otro lado los medios de comunicación realimentan los estereotipos de la mujer, como aquella vieja historia, de que los hombres y mujeres tienen aptitudes desiguales para el raciocinio matemático. A pesar que los estudios demuestran que esto es completamente falso, es decir que aunque existan diferencias biológicas innatas en el modo como funcionan los cerebros de los hombres y mujeres, eso no implica una menor capacidad cognitiva de la mujer.  Más bien la mayoría de los estudios considera que la falta de autoconfianza es el principal factor que lleva a las mujeres a abandonar carreras en las áreas de ciencias e ingeniería. Cuando ellas escuchan repetidas veces que no son buenas lo suficiente, su autoconfianza decrece y sus ambiciones se acortan. (Ben Barres, Stanford 2006).

Es en esta línea que destaco, la presencia de nuestras visitantes científicas, pues ellas trajeron el mensaje de entusiasmo a todas las mujeres, niñas y jóvenes, y promovieron confianza,  que ellas tienen todas las condiciones para estudiar carreras denominadas “masculinas”: Aracelly Quispe, de Motupe, que estudió Ingeniería de Sistemas en nuestro país, y  luego maestría en Ingeniería Astronáutica en los Estados Unidos, decía: "Siempre he sido una persona que todo lo que me he propuesto lo he logrado... Con esperanza, paciencia y mucha determinación”; mientras que Rosa Avalos,  de Chilca,  que estudió Ingeniera Aeroespacial, e Ingeniería Nuclear con especialidad en Matemáticas Aplicadas, con mucho orgullo, exclamaba: 'Nadie cree que alguien que venga de Chilca pueda llegar lejos”, y repetía con fuerza: hemos llegado al país para decirles a las mujeres y especialmente a los jóvenes que con mucho esmero y dedicación pueden conseguir sus sueños”.

Así, la historia de postergación, discriminación que ha habido y aún existe hacia la mujer, en ciencias e ingeniería, puede ser revertido principalmente por la determinación y autoconfianza de ellas, atrás deberían quedar las omisiones históricas a mujeres que trabajaron para el progreso de la ciencia como, Rosalind Franklin en el descubrimiento del ADN, Lisa Meitner en el descubrimiento de la fisión nuclear o de la propia Marie Curie, emblema de la calidad y capacidad de la mujer en la ciencia a pesar de los obstáculos, y que finalmente ganó dos veces el premio nobel tanto en química como física.

Para finalizar, en nuestro hogar y escuela, entornos muy cercanos debemos erradicar esos prejuicios señalados, y aspirar a tener en cada familia al menos una profesional en ciencias e ingeniería, y como a nivel mundial existe esta necesidad, los países en el mundo están ofertando becas, con mayor apertura para la mujer, eso tenemos que aprovechar y tener más  Aracellys, Melisas y Rosas, que nos saluden en quechua, aymara, o awuajun desde la luna o marte.

¡Arriba Perú, Arriba la Ciencia, las mujeres si pueden!

La Pluma del Viento
Lima, 30 de junio de 2013


sábado, 22 de junio de 2013

TEATRO: SANTIAGO ANTÚNEZ DE MAYOLO EL POETA DE LA INGENIERÍA


C
omo en los tiempos de primaria, cuando mis queridos maestros de la Pre-351 en Chiquián, nos convocaban a preparar alguna obra teatral, con motivo de alguna fecha importante, así recibí la invitación del dramaturgo mas importante de Ancash, don Áureo Sotelo. “Hoy, presento en el Ccori Wasi, mi obra El Poeta de la Ingeniería, en homenaje al sabio Santiago Antunez de Mayolo”. 

Esa noche, postergué todo,  crucé con dificultades las grandes avenidas de Alfonzo Ugarte y Arequipa, llegué a las 19:15 horas, ya había comenzado la reunión, propuesta a las 19:00, allí en el escenario, nuestro paisano don Áureo, se encontraba explicando a la audiencia, como un gran maestro, la importancia del teatro y  las dificultades que tienen que vencer, este tipo de obras: el teatro histórico.  Los primero aplausos premiaron su presentación.


No sabía quiénes eran los actores, así que eran gratas las sorpresas conforme aparecían, en primer lugar el gran actor, Reynaldo Arenas, representando al Sabio Santiago, deslumbraba,  su calidad actoral, en las diversas escenas conforme avanzaba en edad, dejando en el público la sensación de tenerlo al sabio en persona, batallando por la Energía para el desarrollo del país, enfervorizado el público le devolvía incesantes aplausos, pues sentíamos que ese peruano, sí quería el progreso de su Perú, y lo hacía convencido que el agua, la ciencia y la ingeniería, podían hacerlo realidad, “Señor ministro, la ciencia es colaboración, es democracia efectiva, no es patrimonio de ningún pueblo, ni de ninguna raza”, sin embargo era incomprendido con desfachatez, por la burocracia estatal, incompetente, “(SAM) es un loco, un vendedor de ilusiones, de estos que vuelven del extranjero y creen que nos traen la panacea”. Este comportamiento, explicaba con claridad porqué seguía vigente el mensaje Raimondino, “Perú mendigo sentado en un banco de oro”.  Esos desplantes de la ignorancia en el poder, sacudiían la sensibilidad del público, parecían escenas actuales, de los políticos y los científicos peruanos.

El Sabio iba envejeciendo y seguía clamando: “cuando la ganadería, la agricultura, el comercio, la industria, el transporte, se asienten sobre la base de la electricidad, solo entonces venceremos definitivamente al hambre, a la ignorancia… Pocos comprenden que de las presas saltarán millones de caballos eléctricos que galoparán en tropel por la selva, por la falda de los Andes, por la llanura de la costa, esparciendo por doquier la simiente del progreso”.

Pero el gran sabio, tenía como apoyo y compañera a su esposa Lucye, quién la impulsaba a continuar su lucha, ella también era una mujer muy preparada, sabía del valor de la ciencia, amaba al Perú como pocos, porque lo conoció a plenitud, acompañando a su esposo, en sus múltiples viajes, ella decía: “El amor al Perú y sus recursos, el amor al trabajo, a la ciencia, a la técnica se debe cultivar desde la más tierna edad, el tiempo en que los niños desarrollan todos sus potencialidades psicológicas”.  

En el teatro, esta bella “Vikinga: Noruegues”, se lucía (representado por la actriz Kiara Díaz), argumentando, una visión revolucionaria, “Nuestro sistema educativo anda mal, seguimos educando a nuestros niños, no para el triunfo en los campos de la vida de la ciencia, sino para ser, a lo más , funcionarios pasivos que han de anquilosar sus articulaciones entre las cuatro paredes de una oficina pública”.

La obra culminó, los aplausos tronaron felicitando a los actores y al director, que habían sido espléndidos,  entre ellos los chiquianos nos alagábamos porque representando al ministro, estaba el actor chiquiano don Fernando Vásquez. 




Para cerrar la obra, subió al escenario don Áureo, la gente lo premió con aplausos, se lo merecía largamente.  Desde el escenario, cedió la palabra al público, que en su mayoría le expresaban su admiración y denostaban, porqué los medios de difusión no promocionaban obras como ésta, que además de conocer a nuestros mejores valores, nos llena de optimismo, de autoestima de creer en nuestra sangre, en nuestros  niños, jóvenes y profesionales peruanos, que moran lejos de la capital de la república, casi olvidados. 

Me retiré contento, diciéndome que esta obra debería ser presentada en las escuelas, universidades y parques nos impulsaría peruanidad, aprecio y respeto al conocimiento, al mérito y desprecio a arrogantes, ignorantes, y corruptos que suelen ocupar los más altos cargos públicos.

La Pluma del Viento

Lima, 18 de junio de 2013

domingo, 16 de junio de 2013

EL DÍA DEL PADRE UN HOMENAJE POSTERGADO


En mis recuerdos de niño los homenajes eran para la madre, no recuerdo con claridad el día del padre, las flores rojas y blancas eran para simbolizar la presencia o ausencia de la madre. El padre fue postergado en cuanto a festejos, homenajes, poemas, canciones. Tenemos la imagen de la madre en el hogar, y del padre en el centro de trabajo. La madre alimentándonos desde su pecho, el padre luchando afuera para traer comida para la casa, en algunos casos, ausentándose días, semanas o hasta meses.

Crecimos en la proximidad de la madre, sintiéndola  diariamente su calor, su dedicación, su dolor, o alegría, mientras que a nuestro padre terminamos identificándolo, con la disciplina, el trabajo, la rudeza, la frialdad, la distancia, prohibido de llorar, de expresar dolor, de sufrir delante de todos. Crecimos bajo el mensaje que el padre es macho  como tal “los machos nunca lloran”.  

Temo que esta imagen no ha cambiado, pues la sociedad, no permite ver a un hombre llorar, ni expresar su dolor públicamente. Siendo esa la realidad, nos preguntamos, ¿dónde sufre su dolor el padre?, ¿se oculta en alguna habitación para llorar?, ¿tú viste llorar a tu padre?, ¿o es que no tiene sentimientos?. Las respuestas están en nuestros corazones, si eres hombre, y padre, sabes que sufres, sientes y te condueles, de la misma manera que la madre. Pero no lo expresas porque la sociedad encalleció, tus rasgos, tus expresiones,  te obligó a que tus lágrimas de dolor y alegría se oculten alrededor de tu corazón debilitándolo, solo en la soledad estás permitido de desbordar tus sentimientos.

Ahora que la sociedad avanza, y hasta imprime modificación en los roles clásicos  de la mujer y el hombre, aún no se observa las demostraciones de cariño y amor al padre, como se hace con la madre, esta asimetría aún subsiste en la educación.  Y, merece modificarla, en favor del fortalecimiento de la familia, pues cuanto más expresivo sea el hombre, de su amor y dolor en su hogar, él no buscará esos faltantes fuera de ella. Cuánto nos gustaría que las hijas, los hijos, se aproximen al padre, expresándole su amor y preocupación, por su salud, y alegría. Con seguridad que él vendría presuroso para estar junto a su hogar, a compartir sus preocupaciones antes de buscarla en la cantina cercana.

Hoy en el día del padre, aproximémonos al nuestro, abrasémoslo y expresémosle, que lo queremos, que sabemos de su sacrificio, de su dedicación, de sus dolores ocultos, y hasta de la postergación de su salud, por nosotros, por darnos educación, alimentos, cobijo. Y, que aunque sus cabellos se hagan más blancos, o se caigan, y sus movimientos sean más lentos, no olvidamos su agilidad, ternura y fortaleza, cuando joven organizaba nuestro cumpleaños, en medio de la casita humilde que estaba levantando, sol tras sol, con insipientes techos, ventanas cubiertas de plástico y muebles de segundo uso. Ahí están las fotos de aquellos momentos, de los migrantes provincianos que luchaban contra los arenales y policías en las invasiones.

Hoy junto a nuestra familia recordemos algunas anécdotas de nuestro padre, sea que esté vivo o muerto, pongamos la foto más representativa de él, en la sala, en el lugar más importante, junto al de nuestra madre, admiro esa costumbre que tenían nuestras casas de antes, hoy parece pasó al olvido. Porque esas imágenes nos nutren amor y fortalezas, lo primero porque recordamos que nacimos de su amor y dedicación, y lo segundo porque lo que tenemos y somos, se lo debemos a ellos, en gran parte. Y, reconocer su ejemplo permanente, que nos dice que si ellos pudieron, nosotros también.  A la salida de la casa, ellos nos mirarán desde su retrato, y seguramente eso bastará para repensar cualquier posible acción negativa o debilidad que se nos presente.

Cuando recuerdo a mi padre, el maestro don Antonio Zúñiga Alva, en Chiquián,  la memoria me lleva al sonido de los cascos del caballo que se aproximaban a la puerta de la casa, apresurado corría a abrir la puerta, con seguridad era mi padre, que mensualmente volvía desde su centro de trabajo, de Llaclla, cabalgando unas 7 u 8 horas, rápidamente rebuscaba los regalos en las alforjas, allí estaban los quesos, las paltas, las frutas, en seguida mi madre le hacia los reproches que no me gustaba estudiar, él muy suelto me preguntaba cuánto era 5 por 8, le respondía 40, él sabía que lo recordaría porque me gustaba cantar un huaynito que tenía esas letras, ....entonces me cargaba diciendo “mi hijo sabe, y será un gran ingeniero”.

Hoy cuando paso delante de su cuarto, todavía diviso y lo imagino escribiendo en su maquinita Remington, algún cuento, artículo u oficio para hacer gestiones por su escuelita lejana, distante de los lujos de la capital de la república, o para solicitar algún apoyo de los residentes en Lima para alguna obra en Chiquián. Con certeza ese ejemplo aún continúa con la Pluma del Viento.

Cierro el Zaguán, dedicándoles mis primeros saludos a los padres de mis amigos de infancia, pues ellos también en parte fueron mis padres, porque de alguna manera fueron ejemplos, en tanto los veíamos diariamente, y con seguridad recibimos también sus regaños y consejos.

También, hago extensivo mis saludos a los padres de las organizaciones representativas de los residentes chiquianos en la capital de la república, como la Asociación Chiquián, Club Chiquián y Centro Unión Hijos de la Provincia de Bolognesi, pues a su recargada labor familiar y profesional, extienden su tiempo para mantener vigente la cultura y fraternidad de nuestra tierra natal. Igualmente mis saludos a los padres y a la ves autoridades de los gobiernos local, regional y nacional. Y, por supuesto no me olvido de los saludos a don Víctor Tadeo, director de este programa por las Rutas de Chiquián y la Provincia de Bolognesi.

Finalmente, saludo a mis tíos, hermanos y sobrinos, padres jóvenes que algunos en el extranjero mantienen vivo nuestros recuerdos y cariño de siempre.

A todos los padres este conocido poema de autor anónimo.

Gracias papá por estos años,
que al lado de mamá y tus hijos…
nos has dado lo mejor de tu existencia…
tu abnegación, tu amor y tus consejos.

Hoy solo quiero decirte, viejo del alma,
que eres el ser que más respeto y admiro…
por eso te pido con amor y vehemencia,
que más que padre…¡Seas mi amigo!

Me enseñaste a caminar cuando era niño,
y de tus manos agarrado di mi primer paso…
Hoy que camino por el sendero de la vida…
voy por ella aferrado a tus ejemplos y consejos.

Acaso no recuerdas con malicia, viejo mío,
aquellas noches que anduviste casi desnudo
buscando la cuna donde yo dormía…
y me cobijaste y sin perturbar mi sueño,
con amor de macho enternecido…
pusiste un beso en mi nalguita fría.

Soy la oveja descarriada que regresa
al redil de tus brazos, padre mío.
dadme el perdón y con cariño…
el dulce calor de tus consejos.

Si fui rebelde y te causé una herida,
por no escuchar tus consejos viejo mío…
Te pido perdón con el alma vencida
porque quiero regresar arrepentido.
¡Gracias papá!…por ser mi padre
que en unión con mi madre me diste vida.
Gracias por ser y lo que has sido…
más que papá…
¡Un buen amigo!

La Pluma del Viento
Lima, 16 de junio de 2013

domingo, 9 de junio de 2013

POSINDULTO: EL 2016 FINAL DE MUJERES



Repentinamente en la radio se escuchó al presidente de la república, Ollanta Humala. Eran casi las 10 de la mañana. En la radio del laboratorio solemos poner Radio Capital, al escuchar la palabra indulto, nos detuvimos y pusimos atención, casi como esperar la definición de un tiro de penal, la carrera lenta, el tiro demora una eternidad y golpeando al palo logra ingresar y gol. “He aceptado las recomendaciones de la Comisión de  Gracias Presidenciales porque me parecen sensatas, lógicas, que se apegan a la verdad y a la justicia”. La Comisión había recomendado no aceptar la solicitud de indulto. 


Este hecho puso fin a la permanente campaña mediática de la emisora RPP y los diarios El Comercio y Perú 21. En el primero los periodistas que encabezaban la campaña dirigida por el mismísimo Alberto Fujimori (AF) desde el penal, son: Cayetana Aljovín y Pillipe Butter. Mientras que en los diarios mencionados son, Juan Paredes y Fritz Dubois. La campaña era repitente mensual y consistía en, recibir una carta, o un dibujo, o fotos  o un audio de AF, y en base a eso, construían mañana, tarde y noche, entrevistas a los afines a AF, preferentemente sus congresistas, o a Eguren del PPC y a Bruce. 

Luego de hacer esta persistente campaña por lo menos dos semanas, se venía la encuesta de fin de mes pagada por RPP, donde concluían que “la mayoría del pueblo opina a favor”, cómo no habría de incrementarse la opinión a favor si se pasaban, loando a AF y mintiendo sobre su salud, olvidaban abiertamente el porqué AF estaba condenado, así los jóvenes probablemente aceptarían el indulto. A este grupo selecto de fujimoristas, se unió repentinamente el APRA - Alanista, porque el parlamento decidió investigarlo, y como respuesta, envió a Quesquén y Mulder, a apoyar todo lo que incomodara al gobierno. 

Con la decisión del Presidente de no al indulto, se ha cerrado  una etapa, donde queda demostrado que los fujimoristas,  y el APRA-Alanista continuarán en su lucha contra Humala, bajo la intención del último de llegar a la segunda vuelta junto a Keiko Fujimori (KF) el 2016, porque es a la única candidata que le ganaría en la 2da vuelta. 

Así, su juego es no permitir que algún candidato llegue a la segunda vuelta distinto a él. Su enemigo número uno en este juego fue Toledo, si aceptamos que Nadine no participará. En esta lógica, y considerando que Toledo solo se ha descartado, ahora queda Nadine, su campaña será contra ella, y de paso le hará la vida imposible a Humala, para que no lo investigue. 


En este escenario, la mejor salida para Humala, es decir claramente que Nadine no va a candidatear, con eso se le quitaría ese espacio al APRA, y en su lugar se potenciaría otra alternativa, que podría llegar a la segunda vuelta en remplazo de García, y ganarle a KF. Por ello los tiempos post indulto deberían ser construir esa alternativa. Si hacemos una búsqueda, no la encontraríamos  en el grupo de izquierda, por lo menos de los que se ven, así que queda mirar al centro derecha, allí brilla con luz propia  Beatriz Merino, salvo que Lourdes Flores se anime. Por lo tanto el 2016 sería una final de mujeres.


La Pluma del Viento
Lima, 9 de junio de 2013



EL DESARROLLO CIENTIFICO NO PRECISA DE GENIOS

Cuando miramos a nuestro entorno, vemos televisores modernísimos, celulares con aplicaciones espectaculares, inmensos aviones que se elevan como livianas aves, comunicaciones satelitales desde cualquier punto del planeta, hasta incluso desde marte, ni que decir de instrumentos relacionados con el diagnóstico y terapia médica. Todos esos productos que caracterizan la sociedad actual están basados en el gran avance de la ciencia. Sin embargo poco o casi ningún minuto nos ponemos a pensar en esta actividad, descuidamos su presencia, su desarrollo en nuestra ciudad, departamento y país, como si no lo necesitáramos. Craso error, pues todos los estudiosos advierten que si no pasamos de una economía eminentemente extractiva hacia otra que utilice el conocimiento para transformar la materia prima en productos de valor agregado, entonces los tiempos de vacas gordas pasarán y volveremos hacia la escases e incertidumbre.

Pensando en esto, leí el libro de John Gribbin (Historia de la Ciencia), pasando revista sobre cómo surgió la ciencia y ese desarrollo imparable. En primera instancia, reconoce que su desarrollo es un proceso incremental que avanza paso a paso, y sobre todo destaca que para ello no se precisa ser un genio (aunque algunos lo fueron), basta con la inteligencia normal, y que no hay insustituibles, ni siquiera Einstein o Newton, podría haberse demorado algunas décadas más pero igual habríamos llegado a tales logros.


Entonces qué es lo indispensable, para construir esa ciencias en el entorno más cercano, digamos nuestra ciudad o departamento. La historia de la ciencia según Gribbin, nos dice que “más importante que el genio humano es el desarrollo de la tecnología, y no es sorprendente que el comienzo de la revolución científica, coincida con el desarrollo del telescopio y el microscopio”.

Estos aspectos nos dicen que, no nos falta genios los tenemos, en cuanto a inteligencia normal. Lo que sí hace falta, es la disponibilidad de herramientas, que faciliten el desarrollo de la ciencia. No se puede aspirar a mayores contribuciones del conocimiento con instrumentos de la edad media o ninguno. La prueba que los instrumentos son ahora mas decisivos que los “genios”, ocurre cuando los estudiantes peruanos de posgrado llegan a los países desarrollados, donde hay todo tipo de instrumentos, allí destacan y se convierten en luminarias internacionales, y descubren aportes a todos los saberes de la ciencia, y con ello estos países consolidan su desarrollo y crecimiento económico característica de la sociedad del conocimiento.

En estos tiempos modernos de gran presencia tecnológica, el ciudadano que desee sentirse como en casa y valorar la naturaleza, sus problemas y soluciones, necesita saber de lo qué es la ciencia y de su poder de explicación. Necesita comprender que la ciencia es una obra humana, uno de los logros mayores de la mente, y que lo han hecho personas comunes de inteligencia normal, avanzando paso a paso, con perseverancia y dedicación, en base a lo que dejaron sus antecesores. Con certeza, cualquier persona de nuestros escuchas, podrían haber hecho los grandes descubrimientos que asombran al mundo, si es que hubieran estado en el lugar adecuado, en el momento oportuno. Ese lugar y momento deberían ser nuestro país, nuestro departamento nuestra ciudad, hoy, es lo ideal.

Para finalizar y considerando que la ciencia no ha llegado a su fin, su avance seguirá, por ello nos gustaría que algunos de nuestros escuchas, de los colegios Coronel Bolognesi o Guillermo Bracale, sean en el futuro uno de los autores del próximo gran avance de la ciencia en beneficio de la humanidad. Solo hace falta el compromiso de las autoridades a fin de dotar de medios para que esas capacidades se conviertan en realidad, para que eso ocurra necesitamos ciudadanos que comprendiendo la importancia de la ciencia exijan a sus autoridades el presupuesto y condiciones demandadas para estos fines.

La Pluma del Viento

Lima, 9 de junio de 2013

sábado, 1 de junio de 2013

COLEGIO CORONEL BOLOGNESI: HOMENAJE A LA JUVENTUD Y ESPERANZA



Desde la esquina de mi casa y desde la puerta de la tienda de don Pancho Aranda (calles Comercio y Sáenz Peña), junto a mis amigos de barrio, veíamos con pasmosa concentración, como las luces cual estrellas en la oscuridad avanzaban por la elevada pendiente del cerro Capillapunta, en la carrera de quién llega primero a la cima, era una de las actividades que más me impresionaron, cuando se venía la semana de aniversario del Colegio Coronel Bolognesi. Quise cuando joven hacer lo mismo, me preguntaba de cómo harían para desplazarse a través de la oscuridad por esos senderos delgados y difíciles de acceso. El mes de Junio para Chiquián es un mes de recuerdos y de esperanza, pues nos devuelve a las épocas de nuestra infancia y juventud, pero también, nos entrega la esperanza de tener una patria mejor y pueblo mejor, si utilizamos la decisión y valentía por alcanzar objetivos.





Recordar al Colegio Coronel, es recordar a lo más valioso de la sociedad: la juventud, y también, destacar a la actividad humana más sublime: la educación. Y, volver a decir que la EDUCACIÓN es la actividad fundamental de la sociedad, no es redundar, nunca lo será. Pues lo que necesitamos son personas, ciudadanos distintos a los que hoy son carteles de periódicos, de ex presidentes condenados, o en procesos de investigación.

Necesitamos jóvenes que sepan conocer, o aprender a aprender, que mantengan la llama permanente de descubrir aquello que parece oculto o inexplicable, a no aceptar sin cuestionamiento y crítica. Que, sepan vivir juntos, comprendiendo que somos diversos, que podemos tener apreciaciones diferentes, pero que en la exposición podremos encontrar mejores ideas. Que, sepan hacer, y no solo quedarse en el saber, convertir las ideas en hechos, prepararse para el trabajo, adquirir conocimiento que ayude a transformar la naturaleza en bienes y servicios útiles para la sociedad. Y, necesitamos jóvenes que sepan ser, no ocultarse, no desfigurarse, ni ponerse caretas, sino quererse y respetarse como son, con sus fortalezas y debilidades, comprender su cultura, y ser responsables de sus actos.



Por eso este mes de junio mis recuerdos y alegrías volarán para los años 60 y aplaudir con sinceridad a los docentes de entones, a los alumnos que brillaban en el estudio, el deporte, el teatro y los desfiles, y también a dos personas que me querían y engreían, cuando niño y trabajaron ahí, mis tíos don Fanor Alva y don Juan Gamarra.



¡Honor y gloria al gran Colegio Coronel Bolognesi!



La Pluma del Viento



Lima, 31 de mayo de 2013