miércoles, 22 de abril de 2009

La Tierra: Nuestra ùnica casa en el cosmos

Un punto en el cosmos

En una noche de 1969, pegados al televisor vimos como Neil Amstrong, posaba su nave en el mar de la Tranquilidad en la Luna, en el recordado viaje del Apolo 11. Imagino su impresión de ver en el espacio a nuestra tierra, una esfera suspendida en la infinita oscuridad, esa pequeña bola contenía mares, cordilleras, selvas, ciudades maravillosas y seres humanos. En la luna, alrededor de la nave, no había indicios de vida, todo era polvo y rocas, una angustia fría penetrante habría sentido, ansiaría volver a reunirse con sus seres queridos y visitar con sus hijos, el zoológico, reposar en la playa, o admirar los bosques, el candor de las flores y escuchar el canto de las aves. Todo eso tenia su tierra, aquí en la Luna tan cerca no había nada. Este explorador habría sentido en lo mas intimo la necesidad de amar la tierra y cuidar cada milímetro cúbico de ella porque todo contribuye a darnos vida.Nuestro planeta conforma el sistema solar, que a su vez gira en la galaxia Via Láctea, este sistema es uno mas entre otros miles de millones similares. Casi indistinguibles por nosotros. El sistema mas cercano esta distante cientos de años luz. Estas distancias tan lejanas nos deja en la práctica como único. En este diminuto punto azul del infinito mar cósmico esta nuestra única casa, la tierra, el único mundo hasta hoy conocido que alberga vida.
Como dice Carl Sagan:

” Nuestro planeta no es mas que una solitaria mota de polvo en la gran envoltura de la oscuridad cósmica. Y en nuestra oscuridad, en medio de esa inmensidad, no hay ningún indicio de que vaya a llegar ayuda de algún lugar capaz de salvarnos de nosotros mismos”
El maltrato que le damos

A pesar de ser el único hábitat que disponemos, en el universo, lo estamos destruyendo con rabia y sin compasión. En los últimos 50 años, los seres humanos hemos causado enormes cambios en el medio ambiente mundial. Algunas dramáticas cifras nos dicen que:
- Los agricultores, ganaderos, taladores de árboles y urbanizadores han destruido aproximadamente la mitad de la cubierta forestal originaria del planeta.
- De las existencias de fauna ictiológica (peces) en todo el mundo, las tres cuartas partes han desaparecido.
- En los últimos 50 años, las flotas de pesca industrial han extraído al menos un 90% de los mayores predadores oceánicos.
- Se ha triplicado la demanda mundial de agua. Está disminuyendo la cantidad y la calidad de las aguas subterráneas debido al bombeo excesivo y a la contaminación a partir de fertilizantes y plaguicidas y de desechos industriales.
- Hay 500 millones de personas residentes en países donde hay escasez de agua. Según se prevé, hacia 2025 esas cantidades pasarán a entre 2 400 y 3 400 millones.
Las consecuencias peligrosas

Los científicos del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambios Climáticos) identifican algunos posibles impactos como consecuencia del aumento del promedio de la temperatura en el planeta. Algunos de estos efectos son:
- Los regimenes regionales de lluvia y padrones de viento pueden cambiar: algunas regiones del mundo corren el riesgo de volverse más lluviosas y otras, más secas;
- Las zonas climáticas y agrícolas pueden migrar, desapareciendo en unos y surgiendo en otros;
- El deshielo y la dilatación térmica de los océanos pueden causar el aumento del nivel de los océanos, amenazando zonas de la costa de baja altitud y pequeñas islas;
- Las enfermedades propagadas por vectores asociados al cambio de temperatura, como el dengue y la malaria, por ejemplo, podrían potencializar su incidencia;
- Los impactos sobre los recursos hídricos van a aumentar la escasez de agua para sus múltiples usos;
- Los países en desarrollo o menos desarrollados no tendrán recursos suficientes para prepararse contra los impactos o minimizar sus efectos, lo que generará graves consecuencias con impactos sociales y económicos;
- Las regiones áridas se podrían transformar en desiertos y las regiones secas se podrían volver aún más secas,
- Reducción del potencial de la producción alimentaria, generando mayores problemas de hambre y miseria.

Nuestros deberes

Este debate es aún incipiente en el Perú como lo es en América Latina, pero siendo nuestro departamento y particularmente nuestra provincia, paraíso de grandes nevados se torna imperiosa la necesidad de extender la discusión con el público en general. Promoviendo proyectos de educación ambiental en todos los niveles de enseñanza. Siendo un público muy diverso (estudiantes, profesionales de los medios de comunicación, empresarios, financistas, gobernantes y ciudadanos comunes) el desafío es monumental, para los organismos de gobierno, instituciones de enseñanza, prensa y ONGs.

Es fundamental que la sociedad se capacite técnicamente para que pueda enfrentar los impactos de los cambios climáticos. Pero no basta con conocer el problema. Es necesario enfrentarlo. Para ello se requiere trabajo profesional, con capacidad para manejar los impactos del aumento del nivel del mar, o las inundaciones devastadoras.

Se requiere fortalecer la democracia ambiental. La sociedad debe tener acceso a los espacios y mecanismos de decisión, especialmente, en el acceso a la información pertinente para tomar las decisiones en forma consciente y consecuente, puesto que ellas tienen implicaciones económicas y sociales serias.

Comencemos creando foros de concientización, discusión y capacitación, para que participen asumiendo compromisos y riesgos.

Estamos frente a un problema cuya solución implica modificar el actual paradigma de desarrollo, basado en criterios de sustentabilidad, conservación ambiental, equidad, y respeto a las futuras generaciones.

Conformemos una ciudadanía planetaria, de ciudadanos preocupados y comprometidos con el futuro de la vida en la Tierra. Para ello comencemos por nuestra pequeña parcela de tierra que nos es mas próxima, nuestra persona, casa, escuela, barrio y distrito, seamos parte de una corriente de amor a la tierra.

Hoy 22 de abril día internacional de la tierra, conversemos con nuestra familia, no solo de lo maravilloso que ella es, sino también de nuestros deberes para cuidar este único lugar de vida que disponemos en el cosmos.

¿Como?. ¿Será que no puedo mas contemplar el Sol y las estrellas?. ¿Será que no puedo, bajo los cielos, meditar sobre las verdades mas preciosas?. (Dante Alighieri)
La mas profunda emoción que podemos experimentar está inspirada por el sentido del misterio. (Albert Einstein)

Agustin Zúñiga Gamarra
Lima, 22 de abril de 2007


domingo, 19 de abril de 2009

La radio a tubos o digital: compañera inseparabla

Ayer bajo el fuerte sol de medio día de este mes de abril, con la temperatura de 29 grados registrados en el indicador del auto, viajábamos camino al barrio de Infantas, en la Urbanización Santa Luisa, allí en la antigua panamericana norte, hoy Gerardo Hunger, en la cuadra 63 estaba Radio Antarki (1110 kHz). Ingresamos a una inmensa casa de tres pisos con restaurante incluido, sala de edición, oficina administrativa y cabina de locución. De pronto como salido de los álbumes, surgió el Sr. Jesús Ladera, aquella voz clásica, imperturbable y nítida, que por casi 20 años identificó a Radio Reloj, aquella emisora que nos proveía permanentemente la hora en su recordado Tic Tac (en el extremo del dial (1520 kHz)). Su letrero de anuncio, pendía y pende aún en el quinto piso del antiguo edificio del imperio Cavero Dubois, de radio victoria, cine Imperio, restaurant el Bastón, de la hermosa avenida Tacna. El nos recibió con la voz bien cuidada, casi la misma de aquellos años. Entonces inevitablemente, tuvimos que hablar de la radio compañera inigualable e irremplazable en la vida de todos.


Antes, nuestra compañera vestía atuendos diversos, desde pesados muebles en las salas entabladas con olor a pretróleo, junto a vitrolas a tubos, hasta los livianos portátiles, forrados en cuero o las Phillips de antenas cuadradas a transistores. Siempre estaban junto a la cama, en la cocina o el comedor, derramando música y noticias; desde los luceros matinales con la voz del legendario Pizarro Cerrón de radio El Sol. Luego, mientras venía el desayuno surgía la voz inigualable de don Juan Ramírez Lazo en radio Victoria, con la oración del día, el himno nacional y su inolvidable “nos preocupa”. Igual, en las tardes las novelas de radio La Crónica y de radio Programas con la identificatoria voz de David Odría. Y, por la noche, recuerdo como si fuera ayer, los programas de deporte de Ovación de Pocho Rospigliosi en radio El Sol y Pregón Deportivo de Oscar Artacho en radio Unión. Todo eso me vino a la mente cuando conversábamos con Jesús y Vlady, voces de ayer y hoy.


Cuánto ha cambiado la radio. Hoy, se puede oir en los equipos de siempre, pero además en internet. Y con eso, (la radio) ha dado un salto inédito, aún inexplorada lo suficiente. Ahora, no es necesario estar en el barrio, ni siquiera en el país para oir el programa de interés. Podemos con solo escribir en el teclado http://www.radioantarkiperu.com y de pronto está ahí, nuestro programa favorito.


Nuestros amigos, desde Virginia, New Jersey, Argentina, Brasil o España, pueden sentir la voz de su amigo locutor y las novedades de su pueblo y país. Es invalorable imaginarse vía el sonido los huaynos, valses, calles, actores y también a sus padres, hermanos y familiares. Por eso, la radio es inigualable, insustituible. Hoy muchos creemos que la radio puede largamente superar a los programas de TV, porque allí, se está prefiriendo en la mayoría de sus programas, el desnudo, la lisura, el homosexualismo, el chisme, el todo vale, en lugar de contenidos, debates, concursos, valores etc.


La cultura, se ha relegado a un solo canal, del estado, pero paradojalmente para sobrevivir se le pide, que se defienda comercialmente compitiendo con los otros. Con ello, le están diciendo, indirectamente, que no les interesa la cultura. Entiéndase que ciencia también es cultura. Por eso, no hay espacios donde se exalte el conocimiento, la cultura crítica, la democracia, los mapas de riqueza de los diversos departamentos, los problemas, las soluciones encontradas, las tecnologías implementadas, los personajes destacados de ingeniería, física, medicina, fuerza armada etc.


Comentábamos, finalmente, con Jesús y Vlady, que deberían existir campeonatos de debate escolares, tal cual se promueven en Europa y Norteamérica. Eso y mucho más, sí se puede hacer en la radio, sin ceder autonomía y dignidad. Eso esperamos, aunque sea un sueño, poder realizarlo algún día no muy lejano, junto a estas dos voces, que el público los identifica, la de ayer don Jesús Ladera en radio Antarki y la de hoy el tío Vlady (Vladimiro Reyes)en radio Independencia.


Luego de la visita, volví al auto, y bajo el agradable aire acondicionado, seguí escuchando mi radio, compañera inseparable, camino a Ingeniería.

La Pluma del Viento

Lima, 19 de abril de 2009

PD: Les invitamos a escucharnos en radio antarki, 1110 kHz. ( http://www.radioantarkiperu.com ), los lunes de 4 a 5 p.m, en el programa que inauguraré este 20 de abril 2009, bajo el nombre de VENTANA A LA CIENCIA. Esperamos que la divulgaciòn de la ciencia y la cultura se den una mano para incentivar en la sociedad, el aprecio y utilizaciòn de la ciencia y el conocimiento en nuestra vida diaria.

viernes, 17 de abril de 2009

¿Qué es Ciencia?

Cuántas veces hemos hablado y oído el término ciencia, muchísimas, por ejemplo: ciencias de la computación, ciencias de la comunicación, ciencias sociales, ciencias políticas, ciencias naturales, ciencias forenses etc. Por eso cuando un profesor de primaria me preguntó,” ¿qué se debe entender por ciencias?, lo he escuchado tanto que al final no sé que es.” Ciertamente, como físico investigador traté de responderle, “el término ciencia en las expresiones que usted manifiesta debería merecer un análisis que en forma conjunta tratemos de encontrarla”. Después de la lluvia de ideas pudimos ir encerrando en lo siguiente:
Ciencias es conocer la naturaleza, explicar y predecir su comportamiento.

Esta expresión tiene tres aspectos importantes: el objeto de estudio (la naturaleza), el propósito (conocerla, explicarla y predecirla) y el producto del estudio (conocimiento – científico). Pero para predecirla, se requiere de algún modelo, que permita tal cosa. Entonces previamente deberíamos construir el modelo, eso requiere conocer la naturaleza y además el lenguaje de cómo representar el modelo. Una vez gastado gran tiempo y esfuerzo para construir el modelo, podemos disponer de la versión preliminar. Para considerarlo acabado (nuestro modelo) deberíamos probarlo en diversas circunstancias todas orientadas hacia la predicción de comportamientos del objeto estudiado (naturaleza). Si hemos obtenido resultados satisfactorios, entonces lo comunicamos a quienes deseamos o nos encargaron el trabajo. Si en caso el interés fue individual, cubrimos con placer nuestra curiosidad. Si fue un encargo, él sabrá para qué lo quiere y qué uso darle al conocimiento (producto) elaborado.

Ahora bien, los pasos seguidos, en infinidad de veces, pueden constituir un procedimiento (método) general para los que hacen esta actividad, los investigadores o también llamados científicos. Así, hasta aquí han surgido nuevas expresiones, el método científico (procedimiento) y la investigación científica. Ambos los trataremos posteriormente.

Si la ciencia produce conocimiento obtenido por ese procedimiento, y la naturaleza (objeto estudiado) es todo lo que existe en el universo. ¿Qué nos impide usar el término ciencia a los conceptos antes señalados? Nada. Por ello, en principio, todos aquellos que logren construir modelos para predecir el objeto de estudio podrían ser ciencia.

Sin embargo si ahora me dicen que el producto obtenido por la CIENCIA debiera ser capaz de ser replicable y verificable (obtenibles resultados similares) por cualquier investigador situado en cualquier parte del universo y en cualquier tiempo. Entonces la cosa cambia. Muchos de ellos restringirán su validez a la localidad y a la fecha, con lo que no podrán ser replicables en otros puntos, menos para obtener resultados similares en tiempos diferentes.

Si además nos dicen que los modelos propuestos deben tener cierta posibilidad de ser falsas. Es decir no se puede concebir modelos cuya falseabilidad sea nula.

Entonces bajo esas exigencias las únicas áreas que podrían considerarse ciencias son: física, química y biología (en parte).

Entonces, ¿porqué, llamamos ciencia a todos los términos expuestos? Una explicación, tal vez la más probable, sería que lo hacen para presentar (vender) sus productos dentro de la envoltura de rigurosidad y objetividad reconocida a la ciencia. Por ello, por ejemplo, no podrían llamarse ciencia aquellas que estudian al ser humano. Debido que aún cuando sigan algo o mucho del procedimiento, no pueden replicarse a otras localidades, ni tampoco puede predecir resultados, con cierta probabilidad. Y eso, se debería, no a que los investigadores sean menos inteligentes que los de física, sino que los modelos que construyen, todavía, no pueden expresarse, en lenguajes simbólicos, como la matemática que utiliza la física. La otra explicación es que los objetos de estudio son muy complejos, comparado con los que estudia la física. Pero el esfuerzo, y resultados que observamos en sus trabajos nos hace ver que llegarán en algún tiempo a cumplir con todas las exigencias de la ciencia. Bajo estas consideraciones tampoco es ciencia la matemática ni la ingeniería. Y menos la economía, la política, la astrología etc. Concluyendo,

Ciencias es conocer la naturaleza, explicar y predecir su comportamiento, mediante modelos, falseables, que pueden ser verificables experimentalmente por cualquier observador en cualquier lugar y tiempo.

Al final de la reunión uno de los asistentes se paró para decir, “ entonces si no son ciencia, cómo deberíamos llamarlas, tecnología, técnica o qué?”. Eso es tema para otra discusión. Pero si les adelanto, que se han creado variantes de la interpretación y clasificación de ciencias, que han terminado por incluir a casi todo lo que se encuentra al paso.

Lima, 17 de abril de 2009



El Desarrollo con Abundancia: Es el reto

Todos hemos oído la famosa frase del sabio Antonio Raymondi “ El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, esta sentencia refiere a que el Perú dispone de recursos naturales en abundancia, sin embargo es pobre. Ayer leía un libro bajo el titulo de “¿Somos pobres porque somos ricos?”[1] , el cual también hacía alusión a que en el Perú tenemos grandes cantidades de recursos naturales, a diferencia de los países, como Japón o Israel, que a pesar de sus escaso recursos naturales son países denominados ricos y tienen un ritmo de crecimiento mayor que los países de economías extractivas primarias. A esta contradicción algunos autores la denominan “la maldición de la abundancia”. Surgen preguntas que esta situación nos plantea ¿Qué estamos haciendo mal, reiterativamente, para que esto ocurra?, ¿Es posible compatibilizar la abundancia de recursos naturales con un desarrollo sostenible?, ¿Qué propuestas nos plantean los movimientos políticos en esta pugna electoral?, ¿Cuál es nuestro papel como ciudadanos de aquellas localidades donde las riquezas naturales son extraídas?.

En el Perú, hemos atravesado por momentos de bonanza basados en la explotación de nuestros recursos naturales, recordamos el guano, el salitre, el caucho, la anchoveta, y ahora los minerales. La economía basada en la explotación de materias primas, con descuido de la industrialización del país, es la que ha provocado que luego de estos ciclos de vacas gordas, volvamos a niveles de pobreza inclusive peores que los años previos a ellas. Durante los ciclos de bonanza, parte de los ingresos no se orientaron a construir los fundamentos para la producción de manufactura.

Hoy, nos damos cuenta que ese fortalecimiento tiene que comenzar con inversiones públicas, orientadas a la construcción de infraestructura de redes viales, redes de educación, redes de información, redes de salud, ... que es la base real para incrementar la productividad de las localidades y regiones de manera sostenible, este crecimiento debe apuntar a la ampliación y diversificación del mercado, la cual atraerá la inversión privada, con ella produciremos productos con capacidad de competir con éxito en el mercado externo, este ciclo virtuoso del desarrollo se sustenta en la mayor productividad y competitividad y no en la disminución del salario del trabajador.

Contribuir a este reto es la tarea que debemos asumir en todos los niveles, tanto en los organismos del estado como en las organizaciones privadas y la sociedad civil. Desde nuestra óptica de ciencia e ingeniería, las propuestas que se realicen deben sustentarse en las ideas centrales siguientes:

i. Reconocer que el conocimiento agrega valor.
ii. El saber se aproxima al hacer.
iii. Desde el saber local al saber universal y viceversa.
iv. La visión andina de desarrollo.

En lo primero no podemos desconocer que la principal diferencia de los países desarrollados es que usan el conocimiento para mejorar su productividad, en nuestro país, necesitamos formar gente, adquirir equipos, implementar instituciones que provean el conocimiento necesario para que incorpore valor a los procesos priorizados estratégicamente en las localidades y regiones específicas. Es decir aquellas que sean coherentes con sus mapas de riquezas. Estos conocimientos se orientarían a mejorar nutrientes, ahorrar agua, cuidar el medio ambiente, mejorar su calidad genética, defender la propiedad intelectual, combatir plagas, incrementar su productividad etc.

Con lo segundo se propone reorientar la educación hacia el hacer. Correlacionar el saber con el hacer implica enseñar lo pertinente a la localidad ( a sus necesidades y mapa de riqueza local y regional), para ello tenemos que fomentar el emprendedorismo, con el fin de poder implementar unidades productivas en su localidad, que les permita generar riqueza, ampliar y diversificar el mercado y los saque de la extrema pobreza. Si la educación (primaria, secundaria y universidad) se aproxima al hacer, surgirán ideas creativas de solución con gran impacto a la productividad, la cual contribuirá a evitar migración y el centralismo. Para mirar con realismo esta propuesta basta con observar la experiencia de muchos de nuestros amigos, venidos desde el interior del país, que en base a su trabajo supieron salir adelante. Tenemos que modificar nuestra cultura formativa academicista y hacerla mas pragmática y utilitaria.

Cuando nos referimos al utilizar el saber local y el saber universal, queremos decir con total convencimiento que el conocimiento que se dispone en la localidad tiene tanta valía como el saber obtenido en la mejor universidad de Inglaterra o Alemania. No podemos despreciar ningún conocimiento, nuestra sabiduría milenaria en muchos casos supera a lo mas avanzado del saber occidental moderno. Todo lo que el hombre crea pertenece a toda la humanidad. La habilidad está en poder encontrar los atajos de desarrollo utilizando lo mejor del conocimiento.

En cuarto lugar cuando nos referimos a la visión andina de desarrollo queremos reconocer que la geografía del Perú es de corte vertical, muy distinta a las que presenta Europa o Norte América, que son planas, por ello los planes de desarrollo deben reconocer nuestra carácter andino, pues la productividad de los valles de la costa dependerá del cuidado que tengamos de las partes altas en general de las cuencas. Los incas supieron valorar esta geografía y tuvieron excedentes que les valió administrar de manera exitosa el gran imperio incaico.

Si hacemos un balance final de lo que está ocurriendo en el Peru, en nuestra Región o en nuestra Localidad, percibimos que se está dejando pasar, nuevamente, la oportunidad de los ciclos de bonanza. A manera de ejemplo tratemos de responder a las preguntas siguientes: ¿Con la presencia de Antamina que efectos, en las cadenas productivas de la región ancash se ha tenido?, ¿Qué industria se ha consolidado?, ¿Cuántos especialistas se han formado?, ¿Cuánto ha crecido sus mercados, a dónde exportan?. ¿Se han implementado redes de educación, de información, de salud?. Si el balance es negativo, pues concluimos que nuevamente el Estado, y las instituciones responsables no están mirando futuro, estamos repitiendo la maldición de la abundancia.

El primer paso para combatir y evitar esta maldición, es colaborar con las autoridades locales en la preparación de proyectos de desarrollo con visión de futuro, utilizando diversos caminos. De entre las muchas organizaciones, que se pueden implementar, están las instituciones de residentes en la capital de la republica o en el extranjero, ellos pueden ser canales de preparación de ideas, de aproximación a los altos niveles de gobierno o ser los medios que acopien cooperación internacional. La palabra clave es organización no importa el tamaño de la misma. Debe bastar el objetivo de encontrar soluciones, con este llamado van a sucumbir las denominaciones de izquierda o derecha o rojos o verdes. Frente a los graves problemas que aquejan a nuestros pueblos no habrá tiempo para confrontaciones superficiales.

Lima, enero de 2006

[1] Jurgen Schudt, ¿Somos pobres porque somos ricos?, Fondo del Congreso del Perú, 2005.

La ciencia en las comunidades pobres: Escepticismo y desconfianza

Siendo hombre dedicado a la ciencia, puede parecer infraterno iniciar este artículo con ese título. Sin embargo, nuestra objetividad debe ser aplicada en nuestros propios campos con más celo y no ocultar nuestras apreciaciones.

Cuando observamos a las comunidades pobres del mundo (África, Sudamérica u Oriente) un comportamiento de escepticismo y desconfianza respecto de la ciencia y tecnología moderna, no puede ser sorpresivo o injustificado. Por el contrario, qué podría esperarse de aquellos que jamás recibieron los beneficios de tales y, peor aún, en algunos casos sufrieron efectos colaterales. Como es el caso de los vecinos de los campos donde se emplean pesticidas químicos, y que además son los mas vulnerables a los cambios climáticos, cuya causa principal se considera a la tecnología. Otro factor de desconfianza es la modificación de sus creencias, que pueden llevar a la pérdida de cohesión social. Y si además, aceptamos que el conocimiento da poder, entonces la ciencia y tecnología es vista como el soporte a la permanencia (en el poder) de los mismos de siempre, es decir de aquellos que sí la disponen en desmedro del los que la carecen.

Esta forma de sentir la ciencia y la tecnología (CyT), se osbserva en una oposición pública (fuerte) en contra de los cultivos genéticamente modificados (GM). Aún cuando está oposición no se base en evaluaciones científicas de los beneficios y riesgos, ella se ve fortalecida mas bien por profundos sentimientos de desconfianza y alienación, toda vez que la tecnología GM, cumple con muchos aspectos que desencadenan las reacciones señaladas en el párrafo anterior. En vista que esta tecnología interviene directamente en la estructura genética de las plantas (y animales), si no hay información adecuada, es vista como una manera de interferencia en el desarrollo natural de la planta o del animal y por tanto en contra de los procedimientos tradicionales, desarrollados a lo largo de cientos de años.

Igualmente no es bien vista la presencia de investigadores extranjeros que se llevan productos nativos, sin ningún permiso y que finalmente terminan en propiedad de las grandes compañías farmacéuticos de cuya ganancia no hay ninguna retribución a estas comunidades. De ahí la importancia de fortalecer el sistema de propiedad intelectual beneficiando a la comunidad de origen. En la etiqueta de la droga o producto debe aparecer el nombre de dicha comunidad y recibir las regalías correspondientes.

Igualmente es necesario que, se implemente un permanente monitoreo y control, para asegurar su uso responsable y seguir de cerca los beneficios de las tecnologías como la modificación genética, pueden dar a las comunidades, por ejemplo plantas que se producen a alturas antes imposibles de crecer, o soportar plagas, o incrementar las cosechas por hectáreas o producir lanas con colores naturales o disponer plantas con vitaminas antes insospechadas etc.

Esta desconfianza puede disminuirse y revertirse si se habla con mayor transparencia que no solo se comunique lo positivo sino también los datos relevantes que la sustentan. Se tiene que hablar de las virtudes de la agricultura y la ciencia y aclararles las pruebas realizadas que sustentan su implementación. No se puede predicar las bondades de la ciencia en la agricultura sin tomar en cuenta las principales preocupaciones de la población, se tiene que atacar a las causas que generan la alienación y desconfianza en la ciencia y tecnología.

Toda nueva tecnología tiene que incorporarse tomando en cuenta políticas de inclusión social, es decir que se señale con claridad la repartición de utilidades, protección ambiental y propiedad intelectual. De otra manera será difícil obtener un real impacto social de la ciencia y tecnología en los países de elevada pobreza pero abundante riqueza biológica.


Lima, noviembre de 2007

domingo, 12 de abril de 2009

El (De)mérito de Keiko Fujimori es Repetir Los Métodos de su Padre

Cuando el magistrado, César San Martín, a las 9:35 a.m., del 07-04-2009, concluyó “la Sala lo encuentra CULPABLE de los cuatro cargos y la sentencia que emite es CONDENATORIA”, el cuerpo se me estremeció, mis expectativas se colmaron, por un momento sentí alegría al ver por la TV, la sonrisa de Gisela Ortiz y Raída Cóndor, hermana y madre de dos asesinados de La Cantuta, respectivamente. Y, también me vino la ferviente curiosidad, por conocer las pruebas, de la contundente condena. El condenado no hizo ningún gesto, continuó tomando notas, algo se notó en Keiko y su hermano Kenyi. Mis ojos fueron hacia Nagazaki, el defensor, y no daba sensación de sorpresa. Sus planteamientos habían sido pulverizados, durante semanas persistió en la tesis, de “no haber pruebas escritas”, el insistía que un presidente solo da órdenes escritas. Igual había ocurrido en días previos en los programas de Jaime de Althaus y Beto Ortiz, donde Carlos Raffo y Javier Valle Riestra (congresista fujimorista y primer ministro del gobierno del condenado), en tesis coincidentes (o coordinadas) decían que no habría posibilidad de encontrar pruebas, y confiaban en la calidad de la sala. Pero esa mañana histórica para la justicia peruana, todo ese esquema planteado por periodistas y defensores, había sido derrotado. Mientras eso ocurría en la sala, afuera en los exteriores a solo 100 metros, las portátiles naranjas, siguiendo las metodologías de Montesinos, ahora con la cara pintada, no sabían si gritar o llorar cual “plañideras pagadas”. De nada valió la prepotencia y el amedrentamiento, como la irracional agresión al monumento “ojo que llora” en la tarde anterior. Finalizada la sesión, luego de 3 horas con 30 minutos, el condenado interpuso nulidad a la sentencia.
En seguida, comenzó el show de (de)méritos de la candidata, fujimorista. Primero, vociferó “se trató de una condena cargada de odio y venganza”. Como si eso fuera poco, aclaró al día siguiente, “los fujimoristas estamos orgullosos del trabajo que mi padre ha realizado”, y terminó “no creo en el poder judicial”. Esa es la candidata de ciertos medios y grupos interesados que apresuradamente sacaron encuestas, al día siguiente, diciendo que la mayoría de la población estaba en contra de la sentencia. Por su puesto que nosotros no creemos en estas cifras, simplemente porque fue muy rápido, ¿con qué velocidad, en tan solo 10 horas, los encuestadores circularon por todo Lima?, y ¿con qué habilidad los sectores C y D habrían analizado todas las pruebas?. Los diarios, Correo, La Razón, Peru21 y el programa de Althaus, Favre, Javier Mariátegui, Raúl Castro, Fritz Dubois y Alcorta. Destacaron la encuesta, desacreditaron la sentencia y hasta cuestionaron a los vocales.

Y, todo esto, ¿Qué nos enseña a los de a pie, a los que solo aspiramos a ser votantes cada cuatro años?. Pues, que la candidata que hoy está en primer lugar en las encuestas y pretende ser presidente del Perú, no tiene la menor intención de fortalecer la democracia, su escuela (su padre) le ha enseñado a despreciar las instituciones que fortalecen el estado de derecho, ella en cuanto pueda si alcanza la presidencia, conseguirá su Montesinos mas remozado y copará los poderes judicial y legislativo, utilizando cualquier medio, tal como lo hizo su padre. Se infiltrará en las fuerzas armadas, comprará periodistas, etc. Es decir volverá a hacer del país un gobierno cleptócrata y de desprecio a los derechos humanos. Este juicio, que ha culminado en su primera instancia deja a Fujimori en la lista de los autócratas criminales, como Videla, Massera, Pinochet, Huseiin, o Milósevic. Ahora, también viene, el juicio por los 15 millones del CTS, y nos demostrará cómo robó al país en cantidades de casi 2mil millones de dólares. Esa es la cantidad de dinero que se llevaron a sus cuentas de un país pobre, y particularmente de aquellos a los que dicen defenderlos.


Estimados amigos, estamos advertidos de esta candidata, y de su grupo. Ellos, no tienen ningún aprecio ni por la democracia, ni por los sectores pobres y postergados, solo les interesa el poder, para desde ahí lucrar y llenarse de dinero. Por ello, debemos desde los espacios que nos brinda esta aún débil democracia que la construimos poco a poco, con actos como los de la Sala de San Martín, hacerle frente a estos pseudosdemócratas, desenmascarándoles sus reales valores e intereses. No nos dejemos engañar, por las apariencias. Este juicio y los que vendrán, nos van a dejar bien claro qué fue, realmente, el gobierno de Fujimori, y quiénes fueron sus cómplices de crímenes terribles y robos sin precedentes. De nosotros dependerá impedir el acceso al poder de gentes carentes de moral y capacidad.

También este juicio nos ha permitido mirar a nuestro país con orgullo, y de reconocimiento por todo el mundo. Desde Perú han quedado advertidos todos los autócratas que tarde o temprano “les llegará su San Martín”. Y que nadie puede matar o robar desde el poder sin ser al fin descubiertos y puestos bajo la cárcel. La Pluma del Viento
Lima, 12 de abril de 2009



jueves, 9 de abril de 2009

Bienvenida a los Nuevos Alumnos de Física UNMSM 2009


Permítanme estimados alumnos, darles la bienvenida a esta Escuela Profesional de Física, no voy a referirme a la Universidad, otros profesores le hablarán de eso con más propiedad, solo voy a tratar de decirles algo sobre el físico, sobre la carrera del físico.

Tiene mucho de verdad que la motivación es el mayor impulsor de las obras humanas, por ello, la pregunta de partida hacia ustedes sería, cuáles son las motivaciones que traen, o cuáles caracterizan a los físicos, para facilitarles el camino a ser grandes físicos. Claro, la primera debería ser vuestra curiosidad, aquella que lo usamos a plenitud cuando somos niños y con toda seguridad a esa edad tenemos toda la inteligencia requerida para ser los mejores científicos del mundo, que luego la reprimimos por diversas razones y contextos, eso también es cierto. Sin embargo, si hoy a sus 16 o 18 años, aun mantienen viva esa curiosidad, entonces ya tienen la primera gran motivación, podría ella bastar para ser imparables, y no detenerse por nada, ni nadie debería hacerlo.

Otra gran motivación podría ser su facilidad para resolver problemas matemáticos. O tal vez tenga una especial preocupación por saber cómo funcionan las cosas. O, también una fascinación por preguntas de corte filosófica, como, ¿Porqué hay tanta agua de mar?, ¿Cómo se gestó el universo?. ¿Porqué cantan tan bellamente las aves?, ¿Porqué el aroma de las flores? etc. Inquietudes (motivaciones) características del físico, que mezclan naturaleza, vida, belleza, abstracciòn, objetividad, complejidad y simplicidad.

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados. (A. Einstein)
La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza. (A. Einstein)
El secreto de la creatividad es saber cómo ocultar las fuentes. (A. Einstein)
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. (A. Einstein)
La duda es madre de la invención. (Galileo)
He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mí. (Isaac Newton)
Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento. (Isaac Newton)
Digan lo que digan, la Tierra se mueve. (Galileo)
La matemática es el alfabeto con el que Dios escribió el mundo. (Galileo).
Quien nunca ha cometido un error nunca ha probado algo nuevo. (A. Einstein)



Pero, además, el físico como profesional, es algo especial, distinto a los otros, a los abogados, ingenieros, sociólogos etc. Nosotros aspiramos a explicar la naturaleza, mediante principios, leyes y teorías, que fueron descubiertas y propuestas en horas interminables de fuerte trabajo. Nuestra forma de valoración por lo general es experimental, tanto que lo hemos convertido, a decir de Feyman en el juez supremo de la verdad. Es decir, la contrastación con el experimento es una tarea permanente e irremplazable. Por ello, gran parte de vuestra formación, consistirá en aprender a medir y expresar los resultados de manera óptima. Aquí, vale la pena recordar la frase famosa, que se suele atribuir a Fermi, que el Buen Experimental es Mejor Teórico. Diciéndonos que debemos dominar las dos cosas, porque en cualquier campo de la física ellos andan juntos. Sin embargo, la especialización y profundidad de los temas o problemas que se enfrentan, han hecho que en nuestra corta vida, sea difícil ser bueno en las dos cosas, de ahí, los físicos suelen agruparse en físicos teóricos, experimentales y fenomenológicos. El primero produce modelos abstractos, el segundo solo realiza mediciones y el tercero utiliza las mediciones para comparar con los diversos modelos. Por ejemplo el premio nobel de física Gell-Mann, nos dice:

Durante la mayor parte de mi carrera como físico teórico mis investigaciones han versado sobre partículas elementales, las piezas básicas que constituyen toda la materia del universo. A diferencia de los físicos de partículas experimentales, no tengo necesidad de tener al lado un gigantesco acelerador o un laboratorio subterráneo para llevar a cabo mi trabajo. No hago un uso directo de complejos detectores y no requiero, por tanto, de la colaboración de un gran equipo de profesionales. Como mucho necesito lápiz, papel y una papelera, y muchas veces ni siquiera eso. Dadme un sueño reparador, un entorno sin distracciones y liberadme por un tiempo de preocupaciones y obligaciones y podré trabajar. Ya sea en la ducha, o en un vuelo nocturno, suspendido en la penumbra entre la vigilia y el sueño, o paseando por un sendero solitario, mi trabajo puede acompañarme dondequiera que vaya. (Murray Gell-Mann)

Dado que debemos ser objetivos (desapasionados) en nuestras conclusiones, no hay mejor forma que expresarla vía el lenguaje de las matemáticas, por ello deberíamos guardar especial cuidado en conocerla y dominarla: 1) Recordar plenamente los principios y leyes fundamentales de la teoría, y 2) Expresar las explicaciones con coherencia lógica. Esta metodología ha llevado a la denominación del método científico, sustentada en la capacidad de identificar el problema y luego plantear hipótesis, para evaluarlas desarrollando mediciones y finalmente comunicarlas a la sociedad.

Debemos recordar y tener bien claro que el conocimiento que no se comunica no tiene valor. El impacto de la ciencia, hoy en día, no está exento a la evaluación, ni debería estarla por cuanto el dinero que ella usa, proviene de la sociedad y aún cuando no ponga plazos bien definidos, requiere y debe dar cuenta de su esfuerzo. Por eso, hoy en día cada vez más se exige a la ciencia, enfrentar problemas (de manera multidisciplinaria) que le aquejan a la sociedad, deberíamos comenzar con el país (sin olvidar el mundo). Esta forma de ver la ciencia, se hace más necesaria en los países en vías de desarrollo, o pobres, en tanto se demanda mayor eficacia del poco dinero que disponemos para la ciencia y tecnología.


El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad. (A. Einstein)
La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices. (A. Einstein)
Si la tercera guerra mundial se hace a golpes de bombas atómicas, los ejércitos de la cuarta guerra mundial combatirán con mazos. (A. Einstein)
Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: la paz. (A. Einstein)
Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera, (A. Einstein)
La naturaleza y sus leyes yacían escondidas en la oscuridad: dijo Dios ¡que Newton sea! y todo se iluminó. (Alexander Pope)
Si he visto más lejos ha sido porque he subido a hombros de gigantes. (Isaac Newton)
La unidad y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo. (Isaac Newton)
El peligro radica en que nuestro poder para dañar el ambiente, o al prójimo aumenta a mayor velocidad que nuestra sabiduría en el uso de ese poder. (Hawking. S)
Nunca he encontrado una persona tan ignorante que no pueda aprender algo de ella. (Galileo)
Nada puedes enseñar a un hombre; sólo ayudarle a encontrarlo por sí mismo. Galileo
La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo. (Galileo)


Ahora, y poniéndome en el lugar de ustedes, debería decirles que la universidad a la que llegan, tiene que proveerles respuestas a tres retos principales que ustedes tienen: 1) Concluir sus carreras con la defensa de una tesis profesional dentro de los cinco años que estudian, 2) Asegurar que concluido su quinto año están en condiciones de poder aprobar cualquier examen de ingreso a universidades de prestigio a nivel de posgrado, y 3) Asegurar que concluida su carrera tienen la posibilidad de obtener empleo (léase autoempleo, o capacidad de emprendimiento).

Como alumno e incluso padre, exigiría además que lo que se enseñe sea PERTINENTE (adecuación en el presente) con las COMPETENCIAS (exigencias del futuro) que el alumno debe disponer cuando termine su carrera y tenga que ejercerla. Esto algunos especialistas la pueden expresar bajo el término calidad. Pero no me gusta usarla, debido a que este término se ha hecho muy amplio y a perdido concreción y precisión. Pero sí me gustaría tomar el concepto de CLIENTE, y decirles que ustedes son los clientes de la “empresa” universidad, y que, siguiendo este ejemplo, ustedes no aceptarían comprar un producto que no les genere valor o que no les sirva.

Por ello, ustedes deberían acostumbrarse a identificar el producto que se les “vende”, y exigir cuales deberían ser las características del producto que ustedes desearían. Para saber esto, utilicen internet e ingresen a universidades del mundo dentro de las facultades equivalentes, allí busquen qué cursos dictan, cómo enseñan, cómo evalúan y qué herramientas usan. Y consecuentemente, exijan eso mismo aquí, ustedes no tienen porque aceptarse que son menos. Eso va a provocar mayor preocupación por los profesores y administradores de la universidad.

Finalmente, como seres humanos, en el contexto de un país, que sufre el centralismo y arraigada exclusión, particularmente en la educación, los jóvenes estudiantes deben, aprender y fortalecer el espíritu y la cultura del VOLUNTARIADO, tratando de llevar ciencia hacia los sectores menos favorecidos. Esto podría ser parte de lo que debemos promover la DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, para ello deberían entregar voluntariamente algunas horas semanalmente a este fin, esto redundará en incrementar y fortalecer la cultura científica, de aprecio a la ciencia y su aplicación a cosas cotidianas. Esto favorecerá el desarrollo del país y también nuestra propia profesión. En tanto la sociedad la vería, cercana y útil.

Estimados alumnos les deseo buena suerte y cuenten con la colaboración de todos los profesores para dialogar y ayudarlos a ser los mejores, porque eso también nos hará mejores.

Lima, 07 de abril de 2009



El Sentido Estratégico: Un Talento En Los Jovenes del Siglo 21

Que diferente es el amanecer en Chiquián (sierra) o Pucallpa (selva) comparado con Lima, allá el sol ya está a las 7 de la mañana, aquí tenemos niebla, humedad, oscuridad y frío. El día sábado mis clases comienzan a las 8 de la mañana, de modo que aun cuando el clima invite a quedarse unos minutos más en la cama, de un salto impido que el pensamiento de “una pestañadita más” se imponga y alisto mi salida.


En el aula los primeros 20 minutos los dedico a comentar con los alumnos temas diversos que les promuevan autoestima y principalmente motivación. Lo primero permite aceptarnos racionalmente, cómo somos, a dónde y cómo vivimos, con debilidades, claro que sí, quien no los tiene, pero fundamentalmente, reconociendo que tenemos habilidades, méritos y fortalezas. Y lo segundo (la motivación) para disponer de una fuerza interna, inmensa, permanente, que se realimenta día a día por tener claridad de nuestros objetivos. Ante esa claridad y certeza, las falencias presentes que impiden alcanzarlos, son simplemente cuestiones de coyuntura, piedrecillas en el camino. Nuestra visión de construir el futuro que deseamos es mayor que cualquier contingencia.


Nuestros jóvenes necesitan incorporar en sus costumbres y hábitos, la cultura de la estrategia y la prospectiva. Es decir, en primer lugar comenzar por definir, por establecer el objetivo, el futuro que debemos construir y luego en segundo lugar diseñar el camino y los pasos para alcanzarlo.


En caso contrario. ¿Tiene sentido seguir algún camino si no se sabe a donde ir? , ¿Tiene sentido qué enseñar en la universidad y cómo hacerlo si no sabemos cual es su papel en el Perú?, ¿Tiene sentido hablar del papel de la universidad si no sabemos cual es el objetivo del Perú? Evidentemente no tiene sentido, como no lo tiene, si pretendemos salir de nuestro hogar y tomar alguna movilidad sin antes definir a donde queremos ir. Porque si no supiéramos a donde ir, con anticipación, sería indiferente tomar la línea 17 o la línea 70. No importaría tomar el que se va al norte, al centro o al sur. Eso mismo sucede con el joven universitario, con la universidad y con el país.


Si no sabemos qué Perú deseamos construir en un determinado tiempo en el futuro, no podemos exigirle a la universidad qué ejerza algún papel. Y como consecuencia, los jóvenes que se forman en ella, no se están formando para un determinado fin, u objetivo o visión de país. Simplemente seguimos el fluir del tiempo y continúan las mismas carreras de hace 50 o 100 años, con contenidos, metodologías y herramientas obsoletas, distantes, inconexos con las demandas de los tiempos que se avecinan. Los resultados hablan por si mismos.
Por ejemplo, ¿cuántos abogados necesita la provincia de Bolognesi o cuántos ingenieros metalurgistas, o médicos o biólogos o físicos o docentes o sociólogos o literatos?, ¿Cuántas aulas de los colegios de secundaria o primaria disponen de acceso a internet permanentemente?, ¿Cuántos disponen de pizarras inteligentes?, ¿Cuántos docentes de primaria, secundaria o universidad tienen dominio del ingles?, ¿A qué revistas están suscritas los colegios?, ¿Cuántos colegios disponen de buenos laboratorios para hacer prácticas y no aceptar las enseñanzas eminentemente teóricas?.

Ciertamente no tenemos respuestas precisas, y si las tuviéramos ellas nos darían un diagnóstico deprimente. La gran mayoría del país camina a ciegas, nos hemos acostumbrado a seguir la corriente, a vivir del presente, nuestras cifras e indicadores se basan estrictamente en el pasado. No nos acostumbramos a mirar el futuro, a reconocer señales, indicios, tendencias o escenarios, a pesar que la realidad nos dice que lo único que puede ser presente es el futuro, pues el presente en el instante que lo notamos ya es pasado.


Es por ello, incorporemos a nuestra vida diaria la cultura del pensamiento estratégico y prospectivo. Acostumbrémonos a conversar, a dialogar sobre qué país, qué región, qué provincia, qué ciudad, qué universidad queremos construir. Promovamos espacios, para compartir ideas, construir acuerdos y consensos, solo así encontraremos la visión de un país compartido, en base al cual, se encuentre sentido y orientación a la universidad sino también a las diversas instituciones y fundamentalmente al habitante peruano que ejercería mejor su ciudadanía.


Lima, 29 de junio de 2008



La Defensa No Está En Los Aviones Sino En El Conocimiento

Como estará ocurriendo en la mayoría de hogares y reuniones de amigos, hoy no se habla mas que de la defensa y el problema de los límites marítimos entre Chile y Perú, igual ocurre en los programas de radio cuando sacan al aire las llamadas telefónicas. La mayoría, opina con pasión, fogosidad y exaltación, que Chile nos está invadiendo hace rato basado en su poder económico y que en un supuesto conflicto bélico, nos harían papilla. Los epítetos adornar sus propuestas.

Por el contrario, mi opinión, es distante a la de comprar aviones, tanques, e inclusive discutir los kilómetros cuadrados del mar en la zona sur. Por las razones siguientes.Es sabido que Chile en los últimos años ha adquirido casi 16 aviones F16 de última generación de los EEUU, y barcos de guerra de similares calidades. El presupuesto de la defensa en Chile tiene alrededor de 3000 millones de dólares anuales, contra 1000 de Perú. Una de las fuentes es las utilidades del cobre. De modo que adquirir aviones de 50 millones de dólares o barcos de 100 millones o tanques y otros pertrechos lo pueden hacer todos los años. Mientras que en el Perú no.

Por lo que propender a igualarles o superarles en armamentos sería casi imposible.Los montos de gastos militares en Sudamérica en total, entre los años 1991 al 2000 ascendió al orden de 210 mil millones de dólares.

En una región que necesitamos dinero para eliminar la pobreza, mejorar la salud, la educación e incrementar el empleo. ¿Cómo podemos darnos el lujo de gastar semejantes cantidades?. ¿Quién (s) se benefician de estos gastos?. ¿Quiénes venden los armamentos?.Los países como Corea del Sur y Japón, no tienen fuerzas armadas. Y miremos como han desarrollado en los últimos años (después de la 2da guerra mundial), basándose en el dominio del conocimiento.Si nos encontramos con un amigo chileno o ecuatoriano, ¿acaso nos peleamos?. ¿Hasta cuándo vamos a seguir manteniendo ese estigma de la guerra del pacífico?. ¿Hasta que nos devuelvan Arica y Tarapacá?. Debemos eliminar ese permanente recuerdo derrotista.

Busquemos cuales son los caminos del éxito y la colaboración. Creo que si hiciéramos un referéndum, ambos pueblos, votaríamos masivamente por la paz y la integración. Los verdaderos enemigos son los grupos terroristas y narcotraficantes. ¿Si los pueblos quieren paz, quienes promueven la guerra?.Los nuevos tiempos caminan en otro sentido. Van por la integración, la eliminación de fronteras geográficas, económicas, porque los verdaderos problemas de la humanidad son globales.

La guerra se da o se daría entre sociedades no civilizadas. ¿Creen ustedes que se daría una guerra entre Francia y Alemania, o Italia y España?. No. Allí se superaron los problemas de la segunda guerra mundial que está mucho mas cercana que nuestro conflicto de Perú con Chile. ¿Cuántos kilómetros cuadrados del Perú, lejos de las fronteras, están abandonados sin el apoyo del estado?. No hay ninguna solución buscando el enfrentamiento. Eso solo beneficia a los que promueven las guerras (y venden armamentos) entre naciones pobres y subdesarrolladas.

Mi propuesta es menos dólares para armamentos y mas dólares para la generación de conocimiento integrado y coolaborativo. Construyamos con el dinero de 3 aviones (150 millones de dólares) cuatro laboratorios nacionales, uno en cada región (Sur, Centro, Norte y Oriente), del mas alto nivel, bien equipados. Y allí construyamos proyectos cooperativos con todos los países hermanos.Por ejemplo si el Laboratorio Nacional del Sur (LNS) está en Cuzco o Ayacucho, dedicado a las ciencias agrícolas y a la biotecnología, podría generar en ellos unos 30 doctores y 100 magísteres en los siguientes 10 años. De manera similar podría ocurrir en los otros LN, produciendo capital humano en campos de gran demanda del futuro. Habríamos hecho mayor beneficio al país que tener aviones apuntando al “enemigo”, años tras año, hasta que se tornen obsoletos.

Por ultimo, si se trata de hacer un gesto de sinceridad, vayamos al terreno en discusión y levantemos un Laboratorio Internacional del Mar compartido por ambos países, para estudiar la fauna y flora marítima y otros recursos, que estarían precisamente en el mar compartido. Dado que los problemas del futuro: energía, agua, y medio ambiente, son globales nos necesitamos mutuamente, preparémonos construyendo conocimiento y ahuyentando las balas y cañones.Aprovechemos estos momentos de confrontación para reflexionar, justamente en otro sentido. Busquemos actitudes de real encuentro. De integración.

Tratemos de acortar distancia y construir en menor tiempo un solo país. ¿Porqué no construir un solo país Perú y Chile?. Siguiendo ese ejemplo podrían integrase Bolivia y Ecuador y aspirar a construir la Comunidad de Naciones del Pacífico Sur.Por ello, los que creemos en el conocimiento y la paz y no en la guerra, movilicémonos en ambos países, para abrazarnos en esa zona de discordia y construir una sola bandera integrando los colores azul, blanco, rojo y sellemos el llamado a los gobernantes que disminuyan los gastos en armamentos y lo orienten hacia mejorar educación, disminución de la pobreza, mas nutrición de la niñez, mas empleo y mas ciencia y tecnología.


Menos armamentos y mas conocimiento
Lima, 21 de enero de 2008