domingo, 23 de octubre de 2016

MIGUEL ARELLANO GUADALUPANO





Mañana costeña de esplendoroso sol acompañó tu nacimiento

Impregnando en tu esencia la fuerza para luchar y vencer

Ganaste miles de batallas increíbles

Uniendo honestidad, responsabilidad y amor a la tierra,

Empero el destino ingrato inicia tempestades inexplicables

La vida lozana, fuerte y prolongada es solo una ilusión pasajera



Amar a la familia, a los padres y a la patria es la realidad engrandecedora.

Rodar por la vida remando en contra corriente no es una desgracia es una oportunidad

Encontrar el camino en esas circunstancias es dejar huellas y enseñanzas para todos.

Los logros alcanzados superaron oleadas de dolor y fracasos agazapados en la obscuridad y soledad del desarraigo.

La persistencia en el sueño, en la verdad y en el trabajo coronaron tu esfuerzo.

Ahora, la luz brilla en tu corazón, tus hijos y nietos te saludan sonrientes.

No hay dolor, hoy solo hay alegría, porque el camino se abrió, se iluminó con tu esfuerzo.

Orgullosos tus familiares y amigos gritan a los vientos tu valía, tu amor, y tu entrega.



Gracias guadalupano de celeste inmortal

Un colegio de esa estirpe deja estudiantes ejemplares

Adelante sin temor, es el estandarte que aprendiste en sus aulas

Doblegarse jamás, persistir siempre, acompañaron tu formación. ,

Ahora, ante un difícil obstáculo volverás a lucir la celeste vencedora.

Levantarás al final de la jornada la gloriosa insignia de la G

Una letra, una historia, una vida, una institución inmarcesible

P de Perú, P de Puente Piedra, están en tu pecho, en tu sangre y en tu esencia

Ante ellos la vida es un compromiso, una entrega permanente e impostergable

Nada de llanto, nada de dolores, nunca rendirse.

Oh, celeste!, Oh blanca y roja!. Aquí vive un guadalupano.



La Pluma del Viento

Lima, 23 de octubre de 2016



PRIMO MIQUI VALES UN PERÚ



Querido Primo Miqui

Acabo de ver el video de facebook (ESC). Y, me duele mucho el saber que sufriste un accidente. Sé que en el dolor la humanidad demuestra su trascendencia. Y, tú has superado miles de vallas, esta es una prueba más. Y, seguro que lograrás vencerla. Son las 23:38 horas del viernes, y como durante la semana difícilmente leo, no me enteré nada, de modo que no hay ningún olvido, sino la des-conexión con las redes sociales. 

Ahora con las manos temblorosas escribo esta nota, para desearte de todo corazón una pronta mejoría. Sé, que mientras reposas y discurran los minutos y horas, algunas te llevarán a tu niñez, en tu Puente, y luego también llegarás a Chiquián, y es ahí donde mis recuerdos y de los chiquianos que te tenemos, volverán. 

Naciste con nosotros al pie del nevado altivo Yerupajá, allí tu padre, Berna, se hizo chiquiano, y tú te hiciste chiquiano de corazón. Entre huaynos, y anécdotas de pelota y vaquitas te hiciste parte nuestra y por ello, sentimos tu situación. 

Pero mirando hacia adelante, pronto pasarán estos momentos de dificultad y surgirán nuevas fuerzas en ti, que te convertirán en un ser superior más de lo que eres. 

Porque las dificultades se han hecho para ser enfrentadas y demostrarnos que somos más fuertes de lo que creíamos. 

Auguro que cuando te recuperes volverás a nuestro seno chiquiano para juntos con todos los que te queremos, cantar la alegría de volver a vernos, y seguro que nos contarás de tu recuperación a fin de poder aprender de tu fortaleza. 

Hasta pronto querido primo, recibe el saludo de mama Luchi, Chole, y Acucho que te esperan pronto con pari, pan y queso chiquiano. 


Fuerza y Vales un Perú!!!

La Pluma del Viento
Lima, 21 de octubre de 2016

(Nota: este texto lo incorporé en el facibook)

viernes, 7 de octubre de 2016

CUANDO VUELVO A MI CHIQUIÁN




Cuando vuelvo a mi Chiquián

Mis recuerdos vuelan a mi entrañable barrio

Donde entre lluvias y arena las quise

Mi despertar al paisaje de la vida se iluminaba viéndolas

Sus sentimientos y sonrisa me inspiraron en el deporte

Por ellas me elevaba a las alturas de los cóndores

No había concluido primaria y ya las suspiraba

Las noches de cuentos, misas de gallo y trucos

Fueron motivaciones para estar cerca

Las amaba como lo habría hecho Otelo

Ellas de verde y blanco y mi corazón de rojo y negro

Mis afanes de estudiante me llevaron lejos de sus ojos y corazones

Ellas volaron como avecillas hermosas multicolores haciendo sus vidas

En mis oraciones las recordaba y les deseaba suerte

Pero mi Chiquián cuando vuelvo me las recuerda

Las busco en la misma esquina, puertas  y calle

Nos sentamos bajo el mismo poste de luz tenue

Nos contamos lo mismo, cantamos lo mismo y reímos como antes

Cuando vuelvo a mi Chiquián 


El tiempo desaparece y las sigo amando.




La Pluma del Viento

Lima, Jesús María, 7 de octubre de 2016