sábado, 27 de febrero de 2010

Una Organización de Alto Desempeño


Si tuviéramos que imitar al equipo de futbol holandés o brasilero, diríamos cómo hacen para ganar tantos campeonatos. No solo en el deporte sino también en otros aspectos desearíamos construir organizaciones de alto desempeño, por tanto nos gustaría saber cómo es una organización de alto desempeño y qué se necesita para crearla.

En las organizaciones de alto desempeño, la energía de todos se concentra en tres balances: el proveedor elegido, el empleador elegido y la inversión elegida. En este triple balance está la diferencia entre la mediocridad y la grandeza. Los líderes de estas organizaciones saben que su balance final depende de sus clientes, sus colaboradores y sus inversiones. “Las utilidades son el aplauso que se logra por cuidar a los clientes y crear un ambiente de motivación para los colaboradores”.

El Proveedor Elegido
Hoy nadie duda que quien reina es el cliente. Los ciudadanos se han dado cuenta de que sus organizaciones no van para ningún logro si no conservan la lealtad y el compromiso de sus clientes. Hoy la regla es, “si no se cuidan los clientes, otros lo harán”. Estudiosos nos dicen que hoy, para mantener los clientes, no basta con satisfacerlos; es necesario crear “clientes incondicionales”. Ellos se sienten felices con la manera como se les trata, y que quieren contarle a todo el mundo sobre el vendedor y se convierten en parte del equipo de ventas. Los clientes incondicionales son creados por las empresas cuyo servicio sobrepasa considerablemente al de la competencia e incluso excede las expectativas del cliente. Tales empresas tienen por rutina hacer lo inesperado y así disfrutan del crecimiento generado por clientes que espontáneamente entran a formar parte de su equipo de ventas.

El Empleador Elegido
Este es un desafío. Ante la gran demanda de trabajadores competentes, los empleadores deben hallar maneras de atraer y conservar a sus mejores colaboradores. Un buen sueldo no es la única respuesta. Hoy los trabajadores desean algo más. Buscan oportunidades donde sienten que sus contribuciones se valoran y recompensan, donde participen y se les conceda poder, donde puedan desarrollar sus habilidades, vean posibilidades de avance y crean que pueden influir sobre los resultados. Los gerentes dicen que los colaboradores son su recurso más importante. Algunos incluso dicen que los clientes son secundarios, pues, no se puede tratar mal a los colaboradores y esperar que éstos traten bien a los clientes. La experiencia dice que “los colaboradores que son tratados mal tienden a trasladar esa actitud a los clientes”. Los clientes quieren mejor servicio y lo quieren pronto. Ello significa que se debe crear un ambiente de motivación para los colaboradores y una estructura organizacional que sea lo suficientemente flexible como para permitirles dar lo mejor de sí.

La Inversión Elegida
Sea que la organización es pública, privada, gubernamental o sin fines de lucro, crecer o expandirse exige inversión. Para estar dispuestas a invertir, las personas deben creer en la viabilidad de la compañía y en su desempeño a lo largo del tiempo. Deben tener confianza en el liderazgo, en la calidad de los colaboradores y del producto, en las prácticas de gerencia y en la capacidad de retorno de la reorganización. Si las utilidades son los ingresos menos los costos, entonces mejorarla proviene de mayores ingresos o reducción de costos. Referente a los costos, hoy se sabe que gana el premio quien hace más con menos. Algunas organizaciones consideran que serían más eficaces si reducen su tamaño. Nadie dudaría en hacerlo en las grandes burocracias, donde todos deben tener un asistente y cada asistente requiere el suyo propio. Otras consideran que para ser más eficaces en el manejo de costos, los colaboradores deberían tornarse en socios empresariales. Tratan de decir que cuando las personas comprenden cómo sus organizaciones hacen dinero, están más preparadas a arremangarse y ayudar. Se notan empresas que tienen los libros abiertos para compartir la información financiera. Estas experiencias muestran que: Si a los colaboradores se les mantiene bien informados y se les permite usar su inteligencia, es sorprendente cómo ayudan a manejar los costos. Respecto a los ingresos, si se disponen de colaboradores comprometidos y se les faculta debidamente para crear clientes incondicionales, el aumento de ingresos es incuestionable, pues el cliente incondicional se convierte en miembro del equipo de ventas o de relaciones públicas, lo que conlleva al incremento de ventas y la visibilidad de la organización haciéndola más atractiva a la inversión. Cuando se da esta concurrencia se es líder de una organización de alto desempeño.

Resumen de Agustín Zúñiga
Referencia:
Blanchard, Ken; Liderazgo al Mas Alto Nivel, Cómo crear y dirigir organizaciones de alto desempeño. Norma. 2007.

sábado, 20 de febrero de 2010

Violencia Familiar: Muerte y Asesinatos Inverosímiles


Las hijas dando muerte a sus madres son escenas que nuestra razón no admite, quitar la vida a los seres que uno mas quiere, a los que precisamente nos la dieron, y se sacrificaron para alimentarnos, cuidarnos y lucharon por que no nos faltara nada, es inverosímil. ¿Puede algo ser mas trágico?. Parecería que no. Sin embargo como si lo natural fuera la muerte, el odio entre familiares más cercanos, un padre envenena a sus menores hijos y se suicida. Y si falta algo más atroz, un niño da muerte a otros dos niños. Muerte, muerte y mas muerte, rondan a los hogares, a las casas, a la familia.

Antes solo oíamos que estos crímenes ocurrían en los bares de los barrios más peligrosos, ahora están cerca al hogar de todos. ¿Qué ha ocurrido en nuestras vidas? ¿Qué la ha transformado?. ¿O es que antes también ocurría algo similar, solo que ahora la prensa es mas activa?

En cualquier caso, y con la intención de encontrar las causas, identifiquemos a los actores: el hogar, la escuela, el microentorno y el macroentorno. En el hogar están el padre, la madre, los hermanos y la nana; en la escuela están los docentes, los alumnos, los libros, el ministerio de educación, la asociación de padres de familia; en el microentorno están el barrio, los familiares, los vecinos, los medios de difusión (TV, radio, Internet, periódicos); en el macroentorno el mundo, la tecnología, el gobierno, las empresas, el mercado, los países, la globalización…

Encontrar las raíces del problema parece bastante difícil, pues incluye todo. Sin embargo escogiendo aquellas que están mas cerca y con mas posibilidades de modificarla son: el modo como se vive en el hogar (la relación entre padres e hijos) y la escuela (la educación). En lo que refiere al hogar, los expertos coinciden en que lo que se está deteriorando en mayor medida es el tiempo y la calidad de relación que los padres tienen con sus hijos. Se le da más importancia al trabajo extra, a mas horas fuera de casa, que estar con el hijo; hasta se tiene la certeza que basta con comprarle un TV, una PC para su habitación y una empleada para que le atienda. En esta cuadratura las enseñanzas al niño vienen mayoritariamente de los programas de TV y de Internet, que como sabemos, en el primer caso, la programación es deprimente, violenta, sexista y consumista. Igual peligro acarrea Internet si no se administra con disciplina mediante los padres. En la práctica los formadores de los hijos son la TV y la PC en lugar de los padres.

La relación padres a hijos se ha convertido en pagarle los estudios, comprarle cosas, …, pero nunca existe dialogo, amor, afecto o comprensión. Así los hijos sienten que no son tomados en cuenta, que no los quieren, que no valen nada, en el fondo no tienen expectativas en la sociedad, por lo que para hacerse notar y escuchar eliminan a los que ellos consideran culpables, sus padres. Ellos se han dado cuenta que el dinero es todo, y que a falta de afecto en el hogar tratan de buscarla fuera, en alguna otra persona, que bien pueden ser algún delincuente disfrazado de amoroso.

De este rápido análisis los principales responsables resultan siendo los padres, que en algunos casos adicionalmente a la violencia de la TV , ellos también lo practican en casa frente a sus hijos, con eso los niños consideran que lo natural es pelearse y luego divorciarse. Si esta situación se da de manera recurrente y por mucho tiempo terminan por confundir valores. Identifican que es más importante el dinero que el afecto, y la violencia sobre el diálogo. Hasta ven que el asesinato no es tan severamente penado, tal vez en unos 4 años podrían salir libres, pues a criterio de cualquier psicólogo, estos niños han sido mal formados lo que los torna enfermos y por tanto inimputables.

Por eso, los padres como responsables principales deben modificar su comportamiento, reconocer que todo ser humano tiene tres centros: el intelectual, el físico y el emocional. Los dos primeros pueden subsanarse instruyéndose y asistiendo a los gimnasios respectivamente, pero el tercero, el centro emocional, solo puede fortalecerse con atención, comprensión y amor. Es decir, los padres deben priorizar la crianza de sus niños basado en mayor atención y afecto y menor consumismo y dinero. De otro modo seguiremos presenciando parricidios, filicidios o feminicidios extremecedores.

La Pluma del Viento
Lima 20 de febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

A la democracia de un día, Bayli lo transformó


Se ha dado inicio al proceso de renovación democrática de los dirigentes, locales y regionales en todo el país. Nuevamente nos obligarán a escoger a algún grupo político o personaje para estampar nuestro voto en ese día domingo, único día en la que nuestra opinión vale algo.


Nos habíamos casi olvidado de los partidos y sus dirigentes desde el proceso anterior. Durante este lapso en nuestro barrio no notamos letreros anunciando domicilio de algún partido, tampoco vimos a algún dirigente explicando sus propuestas, discutiendo los problemas, o promoviendo debates.


Entre el proceso anterior y este que comienza, los partidos ni sus dirigentes aparecieron. Solo surgen durante el proceso electoral, cual comerciantes en una fiesta patronal. No les interesa transmitir ideas, buscan a como dé lugar el voto. Nunca se les vio compartiendo con su pueblo el análisis de la problemática local, regional, nacional o internacional.


Ello muestra que (los partidos) no procuran construir mayorías pensantes, críticas y conocedoras de sus problemas ni de sus posibilidades. No buscan líderes, ni forman líderes, nos tapan la boca diciendo que el término líder, está reservado y de forma vitalicia a los dirigentes de la sede central o a los fundadores, amigos y familiares. No a los que viven en los barrios periféricos y menos a los del interior del país. El pueblo nota esto y eso es recogido por las encuestadoras (PUCP), el 65% se siente insatisfecho del sistema democrático vigente y el 50% no sabe qué es democracia.


Otros estudios demuestran la falta casi total de representatividad de los partidos (“solo representan a un pequeño grupo”, es el comentario simple y contundente). Pésima credibilidad (el liderazgo es ejemplo y esto no lo tienen la mayoría de sus altos dirigentes, al contrario son malos ejemplos: hijos no reconocidos, enriquecimiento ilícito, ladrones de energía eléctrica, tránsfugas al paso, etc.); carencia de cuadros calificados (detestan la presencia de personas preparadas y de líderes naturales, prefieren “lideres de academia” carentes de trajín en la realidad); no practican democracia (elaboran sus listas según el dinero que aportan, y finalmente eso lo decide el jefe, el caudillo, no importando el mérito ni la hoja de vida).


Finalmente veremos nuevamente que las elecciones son mediáticas, quién aparece más en la TV, radio, o periódicos, tendrán más posibilidades, consecuentemente serán elegidos los que tienen más dinero. O los que más conviene al poder económico. Esta forma de presentar los partidos y la democracia, no es propiedad de la derecha (PPC, PPP, SOLIDARIDAD, FUJIMORISMO), también lo practican la izquierda (HUMALA, NUEVA IZQUIERDA) y el centro (APRA).


Por eso cuando sale una voz, que toca temas que ellos temen o chocan con los intereses de sus “patrones”, les da temor y cólera. Por eso ridiculizan a Bayli, que a pesar de todo lo que uno puede decir de él, ha puesto temas que nos interesa a muchos: la libertad al aborto, al matrimonio homosexual; porqué el estado paga el salario del cardenal y sacerdotes en clara contradicción con la libertad de culto; el dudoso aporte de la fuerza armada y los ingentes gastos que esta acarrea-50 millones de dólares un avión, 2 millones de dólares la preparación de un piloto, célula viva, jubilación a los 30 años de servicios, que distintos con los demás empleados; el político que vive sin trabajar haciéndose proclive al clientelaje; el salario de los congresistas que debieran ser comparables con la de los docentes. Aún cuando no gane, nos complace, que estos temas se pongan en discusión, cosa que no ha ocurrido en las 5 o 6 elecciones que he participado, siempre se postergaron, el miedo los vencía, sabían que su interés era llegar al poder a toda costa para ganar más dinero, hacerse de mas poder, de ser condecorado por el primado de la iglesia, o aplaudido en el desfile de tanques. Y para eso callaban, o decían lo que le gustaba los dueños del poder.


Ahora, el que lo propala (Bayli) sabe que no va a ganar, y que no le interesa adquirir mas poder, no necesita del dinero de los dueños de las minas o de los vendedores de armas, solo quiere exponer ideas y desenmascarar caretas, nos pon pone en la encrucijada de mirar nuestras utopías y ponerlas al debate. Por eso, aún cuando falte mucho tiempo para que se realice las elecciones de 2011 a los que nos gusta la confrontación de ideas, la igualdad, la tolerancia, ya ganamos, y esperamos que Bayli llegue al partidor con mucha fuerza y avance lo más lejos posible para deleite de los que no nos identificamos con ningún partido, pero estamos obligados a votar por el menos malo.


LA PLUMA DEL VIENTO
Lima, 13 de febrero de 2010


domingo, 7 de febrero de 2010

El Anticucho de Doña Grima: Una Insignia Cultural 40 Años Vigente






Es viernes, son las 4:20 p.m., ha concluido el trabajo. La tarde está nublosa, brumosa, fría.... La llovizna no había cesado durante el día, al contrario se estaba incrementando. En esas condiciones dejamos el lugar de trabajo, el Centro Nuclear RACSO, en Huarangal, Carabayllo. El auto estaba completamente sucio, huellas de un trajín sobre charcos. Por momentos el paisaje se parecía a una tarde lluviosa de enero en Chiquián. Durante el descenso de casi 500 m hacia Puente Piedra, se veían piedras caídas, desprendidas por la intensa llovizna lo que proponía un manejo cuidadoso. El ambiente se iba aclarando conforme descendíamos y llegábamos a Lima. El hecho de ser viernes ponía en la mente un conflicto ir a casa o darse unos minutos de relajo tal como cenar en algún restaurante o tomar algún traguito y conversar, como intentando sobreponerse al estrés y cansancio de la semana. Pero, ¿a dónde ir?, la pregunta nos incomodaba pero era ineludible. Los nombres parecían borrarse de la memoria, como si la naturaleza pretendiera llevarnos directo a casa. Procuro recordar algún lugar sea para un anticucho, o bife, o pizza. ¡Pero no resulta, qué problema!

Por suerte, mientras cruzábamos la Av. Universitaria con la Marina, pasa un vendedor de libros piratas, y me ofrece el de Gastón, ¡Oh qué maravilla!. ¡Eso es lo que necesito!. Exclamé como si hubiera ganado la lotería. Nuestra primera opción, considerando el frío, fue buscar la dirección de la campeona del Mistura 2009, la TÍA GRIMA y sus famosos anticuchos. Allí en el libro pirateado, de 8 soles, busqué la letra A, y “anticuchos”, en primer lugar resaltaba, “La Grimanesa”, 40 años haciendo el mismo sabor, en el mismo lugar, con la misma carretilla. Sabido es que el anticucho, para el limeño y luego para el peruano, ocupa el primer lugar de su menú callejero, es una alternativa insustituible al bolsillo “misio”.

Recuerdo en mi época de estudiante (en los 70), en alguna esquina del barrio, desde el cono norte, Rímac, Breña, Lince, Santa Cruz, hasta el cono sur, se encendían las brasas y los carbones enrojecían, justo cuando decaía la luz de la tarde. Su precio estaba siempre al alcance del sencillo que nuestra escaza propina acumulaba: un sol el palito, o dos soles si acompañado de rachi o pancita y papita; la clásica porción, que se iluminaba con el ají picante. Los que tenían una monedita más, le añadían choclo. Si por alguna razón eras un transeúnte callejero en barrio ajeno, sacabas una moneda de sol, comprabas un palito, saboreabas medio con disimulo y luego seguías tu camino más reconfortado.

El anticucho es nuestra comida rápida, el equivalente al KFC, o McDonald americanos, pero el nuestro es más sano, y siempre está al alcance de la última moneda del bolsillo agujereado. Lamentablemente, o por bendición para los que gustamos de hacer calle, este generoso plato, no se suele hacer en las casas; por lo que, al anochecer y en la esquina de siempre, los jóvenes o madurones, se reunían para mirar a las nuevas del barrio, a los pimpollos que estaban brotando, y porqué no a las tías. Así, bajo el aroma del humo aderezado, los minutos se hacían únicos, entretenidos, especiales, allí, hacían de las suyas el flaco “tripa”, narrador de cuentos insuperable, o el “chato jinete de piojo”, blanco de todas las chapas. Mientras silbábamos ingiriendo aire para aliviar el picante, pasábamos revista a los últimos chismecitos. Los más veteranos hacían gala de estar al tanto de las noticias policiales, y también de su sapiencia política, que por lo general terminaban echando lodo y lisuras a los políticos y gobierno de turno.

Ahora, que el tiempo ha pasado no está la tía de la esquina, dicen que falleció, sus hijos se han dedicado a otras cosas, todos han terminado como profesionales, gracias al esfuerzo de la madre y sus sabrosos anticuchos. Así, los lugares de ayer casi se han extinguido, o se han trasladado a los grandes restaurantes de los barrios de lujo, parrilleras de nombres extraños, no están más al alcance de los niños, de jóvenes o estudiantes sin trabajo. Ahora tenemos que hacer viajes especiales, distantes para encontrar a una de las tías sobrevivientes. Como es el caso del huarique que se resiste a desaparecer, el de la TIA GRIMA, ubicada en Miraflores, en la esquina de Enrique Iglesias cuadra 11 y la Calle 27 de Noviembre.

Ella cual actriz de cine premiada es esperada con ansiedad por los parroquianos que están haciendo cola. Cuando dan exactamente las 7 p.m, la tía Grima, hace su aparición por la imaginaria alfombra roja, viene empujando su carretillita blanca de siempre, en la parte delantera luce oronda el estandarte de Campeona del Mistura 2009. Su orgullo es la foto donde ella yace recibiendo el trofeo ganador de las manos de Gastón Acurio.

Mientras acomoda sus cosas en la esquina, los automóviles sedan o 4x4 comienzan a cuadrarse. La esquina que inicialmente no tenía carros, hasta que ni se notaria que hubiera alguna carreta, se ha copado, sus ocupantes descienden, rodean la carretilla, y observan a doña Grima y sus ayudantes, 2 mujeres y 2 hombres, que demuestran sus habilidades. Los 60 palitos ordenados pulcramente sobre la parrilla desaparecen cada 30 minutos. De rato en rato se levantan lenguas de fuego, ante la caída de gotitas de aceite mientras frotan la carne con el aderezo untadas en brochas hechas de cascara de choclo en un vaivén interminable, acompañados cadenciosamente de punteadas de cuchillo picando la carne para que penetre el insuperable sabor. Fotos y filmaciones se apuran, empero doña Grima ni se inmuta, frente a los flashes. Cuando ya está en su punto, un asistente llama por el nombre y número de ticket, correspondiente al orden de llegada. Allí está registrado cuánto pidió: la porción pequeña de 2 palitos, o la grande de 3, puestos sobre porciones de papa, el costo es mínimo, de 7 y 10 soles respectivamente; la porción de choclo es un adicional y cuesta 2 soles. El ají que pone el equilibrio es a gusto.

La espera de casi una hora tiene su retributo, todos ingerimos sus sabrosos anticuchos en silencio, de tanto en tanto admirados decíamos “es lo máximo”, “razón que la premiaron”, “y los choclos inigualable”, “ojalá que nunca muera y que nunca desaparezca la esquina de nuestra tía Grima “. Lugar especial que nos devuelve la memoria de nuestros barrios, y es sin duda un museo viviente de la calidad de nuestros antecesores, que crearon esto hermosos potajes peruanos. Visitémosla y enorgullezcámonos del sabor peruano. Ella expende diariamente de 7.00 a 11:00 pm.

La Pluma del Viento
Lima, 06 de febrero de 2010

Un Febrero en Venecia de Chiquián