sábado, 25 de febrero de 2012

LA VIDA ES UN COMBO ENTRE EL SER Y EL SABER






El domingo pasado 19 de febrero de 2012, nos reunimos por segunda vez los hermanos y sobrinos de la familia Zuñiga. La idea era conversar sobre temas de interés general, y también constituir alguna organización de carácter familiar. La herencia de nuestros padres y abuelos, es la educación y el estudio. Los asistentes no teníamos las mismas especialidades, habían gente de letras y ciencias: Ingeniero Industrial y de Sistemas (egresado de la UNI - Universidad Nacional de Ingeniería), Doctor en Medicina (egresado de la UNMSM - Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Abogado (egresado de la PUCP - Pontificia Universidad Católica del Perú), Ingeniero Electrónico (egresado de la PUCP), Técnico Especialista en Informática (egresado de Computronic) y Doctor en Física (egresado de la UNI y de UNICAMP - Universidad Estadual de Campinas Brasil). el principal promotor no estuvo en esta primera reunión, obligaciones de trabajo, lo llevaron a México. Hago este resumen con unos días de retardo, porque durante la semana trabajo y no da tiempo para este "hobby".

Aquel domingo por la mañana, estaba frente al computador, usualmente me levanto como a las 5:30 de la mañana, escucho el programa de radio, de 6 a 7 am, de mi amigo Bladi Reyes: "Buenos días Chiquián", imperdible, porque es un hora de recuerdo de acontecimientos de mi tierra. De pronto se oyeron las voces de visitas a la entrada a la casa, yo desde el segundo piso, reconocí la voz de mi hermano, y sobrino, luego salieron de la casa, y regresaron, habían ido a comprar productos para el desayuno, muy a lo limeño: camote, chaufainita, chicharrón, relleno, panes, café pasado. Todos estos productos de una tienda de Habich, que se ha hecho muy conocido por su calidad. Esta vez mi madre, no estaba permitida a ingresar a la cocina, ella debía sentarse a la mesa, mi hermano y sobrinos lo atenderían. Mi hermana, había ido desde el viernes a reuniones de retiro parroquiales. Normalmente los desayunos son mas simples, esta vez con motivo de la reunión, ingerimos un desayuno de banquete. Delicioso!!. Pobre de Tahys, supongo sus oidos le ardieron.

Para la reunión se había programado dos exposiciones: Explicación Científica de la Formación de la Personalidad, por Marco (médico) y la segunda, Pensamiento Estratégico Prospectivo y Lógico, por Acucho (físico). Pusimos el computador y proyector, en un ambiente tipo aula, muy cómoda en el tercer piso, construido para estos fines, compartimos unas dos horas de mucho valor. Recordamos con aprecio al doctor Neurólogo, don Pedro Ortiz Cabanillas, un científico cuyas ideas no fueron valoradas por los peruanos, sin embargo su análisis está actualmente (en artículos científicos) siendo probado en los mejores centros de investigación internacional.

Terminada la reunión, nos fuimos a almorzar en caravana, incluido mi hermana que había acabado de llegar, precisamente cuando ya subíamos a los vehículos. También había llegado a visitar a mi madre, su nietita mayor. Juntos enrumbamos hacia la Choza Náutica, de Los Olivos. Hacía mucho tiempo que no hacíamos este encuentro. Allí pedimos diversos platos del mar, tan deliciosos en nuestro Perú. Nuevamente seguro Thays le volvió a arder los oídos. No recuerdo la diversidad de platos pedidos, pero si lo que yo pedí y que fue considerado por todos como una gran combinación: Choritos a la Chalaca, Leche Ardiente, y Jalea de pescado. Así que les recomiendo.

A las cuatro de la tarde volvimos a casa, otros se fueron a sus respectivos hogares. Lo que quedó de nuestra reunión, comenzando por lo más sencillo y valioso, reunirse no por fines de algún cumpleaños, sino por una exposición relacionada con el conocimiento. El motivo ser mejores personas. En segundo lugar reconocer que se ha realizado un gran esfuerzo, como es el caso de un hermano que viene desde el sur, Chorrillos, lejísimo, hasta Ingeniería en el cono norte. Sin embargo esos aspectos quedaron nublados por lo espontáneo, la preparación del desayuno por mi hermano un gran médico y mi sobrino ingeniero, ellos desde la cocina clamaban, "ahora nos toca a nosotros mamá, por favor haznos caso", pues ella persistía en ingresar y trabajar. Y, luego el almuerzo en un restaurante, derrochando alegría y amor familiar.

En cada uno de nosotros guardamos enseñanzas que quisiéramos compartir, aún los jóvenes, tienen mucho que enseñarnos. Pero estos momentos de intercambio no se suelen dar, unos los justificamos, diciendo que, no tenemos tiempo, llegamos muy tarde a la casa, los horarios son muy diferentes, se prefiere la televisión, que impide el diálogo, aquél que inicia una conversación en la sala, es visto como, inoportuno, porque estás cortando la atención de la novela, noticiero, o película. Entonces cómo compartir nuestras experiencias con los jóvenes, saber sus inquietudes, intercambiar ideas, ciertamente la primera responsabilidad, está en el hogar, pero por las razones citadas esto no ocurre. Entonces, el entorno, lo más cercano, los familiares podrían hacerlo. Cuánto quisiéramos que el club social del barrio, o la institución de residentes, o clubes departamentales, periódicamente, tuviéramos encuentros del saber. Tocar temas de mucha importancia, principalmente para construir personas, líderes que el país necesita.

Tocando estos temas con amigos del futbol, que provenimos de Chiquián, y nos reunimos a jugar los sábados cada 15 días, a las 9 de la noche, decíamos que, no podíamos pasar 40 años de nuestra vida sin haber hecho alguna reunión relacionada con el saber. Está bien la reunión de la yunza, la fiesta patronal, son manifestaciones de nuestra cultura. Pero, cómo es posible que en 40 años de vida profesional, no hayamos hecho alguna revista, representativa de nuestra tierra, sobre diversos temas del conocimiento humano. Si no lo hemos hecho en 40 años, no nos apresuremos en hacerlo, para mañana, propongámonos un plazo prudencial, digamos 6 meses. Esta propuesta fue un consenso. En coro respondimos: Claro hay tiempo!. Hagámoslo!.

Los tiempos de encuentro entre el saber y el ser, se pueden dar. Comenzando desde el hogar, la familia, y luego la sociedad. El ser humano no es solo el aspecto epigenético sino también social. Ambos factores deciden a la persona. Construyamos una sociedad cercana al conocimiento científico, y desde ahí aprendamos a ser mejores ciudadanos y finalmente mejores personas. Por eso la vida es un combo entre el ser y el saber no vienen separados.

La Pluma del Viento
Lima, 25 de febrero de 2012

sábado, 18 de febrero de 2012

DIVULGANDO CIENCIAS: CARAVANAS ITINERANTES DE LA CIENCIA





Era la primera vez que lo veía en el Centro Nuclear de Huarangal, el ingeniero mecánico, Luis Villanueva Vidal, egresado de la UNI, volvió al IPEN cuál hijo prodigo. Había concluido junto a nosotros la primera promoción de maestría en Energía Nuclear, y también ingresó a trabajar al IPEN el mismo día 17 de marzo de 1980. Recuerdo aún su primer trabajo de investigación y a la vez su tesis de maestría: “Accidente de pérdida de refrigerante en el RP10”, con este mismo título hizo su primera publicación en la desaparecida revista, INFORME NUCLEAR, de la Asociación de Profesionales Nucleares del IPEN, el año de 1983.


En el corto tiempo de su visita, luego de mostrarle algunos componentes del reactor nuclear RP10, ingresamos a mi oficina, le invite algo de café, y luego hablamos de diversos temas de ciencias, destacándose aquellos relacionados con la física, pues en los tiempos libres de su agitada vida empresarial, siempre está al tanto de preguntas fundamentales y escabrosas, como: ¿Finalmente el universo se originó en el big bang?, ¿Y antes qué?, ¿El tiempo se invertiría si la entropía disminuyera?, ¿La mecánica cuántica y la relatividad general se unirán?, ¿El gato de Schrodinger?, su interés era tanto que, tenía guardado en su teléfono móvil, artículos de la mundialmente conocida revista de divulgación científica, NewScientist, a la cual está suscrito.


Mientras dialogábamos, poníamos diagramas y anotaciones en la pizarra. Volvimos por momentos a los años de la maestría, en el Centro Superior de Altos Estudios de Energía Nuclear de la Av. Canadá, cuando recibíamos clases de los profesores de mucho prestigio nacional como, los que nos enseñaron física nuclear los doctores Víctor Latorre, y Jorge Bravo, ambos doctorados en los EEUU. Esos recuerdos a mí me demostraron que cuando se tienen buenos profesores, los alumnos quedan prendados del método científico, de la forma como la ciencia encara los grandes problemas, en su afán de comprender la compleja naturaleza y luego les sirve en su vida profesional. Por eso es explicable que le guste la física, en tanto ella se preocupa de descubrir las leyes y principios básicos sobre las que se construye toda la ciencia y tecnología.


Claro, la pasamos muy bien, y también tomo como dato y enseñanza que, seguramente hay muchas personas legos, pero de mente inquisitiva, que les gustaría tratar estos temas. Pues, su curiosidad no es satisfecha por la superficialidad de los contenidos que muestran los periódicos y espacios de radio y televisión nacional, todos referidos a la farándula y a acontecimientos menudos de la política. Parecieran ciegos que no se dan cuenta de la importancia de la ciencia y tecnología en el desarrollo de países emergentes como China o India, que pronto superarán al propio EEUU, no basta vender recursos naturales sin valor agregado, esa es una farsa de crecimiento. “Porqué no dan espacio sobre los temas que estamos conversando para que el pueblo vea, sienta y admire a la ciencia”, repetía con aires de reclamo.


Complacido de su presencia y de sus palabras, repetí para mis adentros,” voy a construir mejor los puntos de vista tratados, les pondré videos, dibujos, y saldré a los clubes de residentes departamentales, luego sindicatos, plazas públicas, exponiéndolos, pediré apoyo a las municipalidades, y finalmente obtendré un espacio de radio, tv o periódico para continuar. Ese será el reto que les plantearé a mis alumnos de la universidad, constituir Caravanas Itinerantes de la Ciencia”.


Ahora que han pasado algunos días, hago extensivo este anhelo a los amigos lectores que deseen colaborar, haciéndonos saber si tendrían gente y espacios para hacer esta divulgación. No importa el lugar, cuánto más difícil mejor.


La Pluma del Viento
Lima, 18 de febrero de 2012

martes, 14 de febrero de 2012

UN DIA DE DESCANSO INESPERADO: DIA DE LA AMISTAD Y DE LOS ENAMORADOS





No recuerdo cuando comencé a reconocer que el día 14 de febrero es el día del enamorado, eso de la amistad para mí nunca fue, o en todo caso es reciente. Hoy, este día nos lo han dado como día libre para los empleados públicos. A mi entender no tenían porqué, pues promueve el relajo, mas que el turismo. Pero ya que está dado. Hay que aprovecharlo cada uno a su manera. En mi caso, la estoy dedicando a leer, desde muy temprano, en la cama es un deleite leer. A mi lado mi cuadernito, para tomar notas, un lapicero y un resaltador. Con el lapicero anoto, las palabras nuevas, y también ideas de artículos, o sugerencias para trabajos de investigación y propuestas de eventos. Con el resaltador, marco las ideas centrales, que me servirán para trasladarlo a mi cuaderno de resumenes de lecturas. Esta calma la quisiera tener hasta teminar de leer el libro, que lo tengo separado con marcadores, o los periódicos que los acumulo desde el domingo, y paulatinamente los voy leyendo, deteniéndome en los articulos de opinión. Mis diarios son La República y El Comercio. Conforme los leo estructuro los temas centrales de la semana en base a ellos poder opinar o escribir si fuera el caso. Por eso si tuviera la chamba que tienen, los articulistas en los periódicos para mi sería fenomenal. Pero el espacio para los articulistas está concentrado o dedicado solo a los sociólogos o abogados. Nosotros los físicos, o científicos incluso ingenieros poco o ningun espacio disponemos. ¿Será porque no solicitamos espacio o porque los responsables de los periódicos así lo deciden?. Nunca se los pregunté, sin embargo creo que la respuesta sería: "lo siento sus temas no venden". Esta entrevista queda pendiente. Mientras tanto este blog, que es mi espacio, es la solución para escribir lo que siento, no sé si sea entretenido y a la ves interesante, a mí me entretiene, los leo repetidamente. Me gusta, es casi como jugar futbol. Es la continuación de mi cuaderno de notas, diría el limpio. Aunque los artículos que logró publicar, son muy pocos comparado con la lista de ideas que quedan en mi cuaderno. Mi anhelo es que en algunas vacaciones me dedique solo a escribir y leer, sin presión del tiempo. "No pidas mucho", me diría alguién, cierto le respondería, solo es un sueño. Para dar paso a otro tema permítanme saludar todos mis familiares, amigas y amigos enamorados. En especial a los que han superado largamente las décadas. Porque si lo han hecho, es porque han encontrado, el camino de una vida felíz.




Felíz día de enamorados.




La Pluma del Viento

Lima, 14 de febrero de 2012


sábado, 4 de febrero de 2012

PARQUE BOLIVAR EN LA VISPERA DEL DIA DEL PISCO SOUR




Parque Bolívar en Pueblo Libre un Encuentro con lo Peruano: LA VISPERA DEL PISCO SOUR

De fondo se oye el vals Ventanita de Eduardo Márquez Talledo. Luego de visitar a los diversos puestos, me senté en el kiosco, Barra Limeña.

Ventanita, ventanita silenciosa,
estás triste y desolada como yo,
ya no asoma en tus cristales la preciosa
compañera que se fue y nos olvidó.


Son las 16 horas, el sol declina, las brisas de aire ligeramente fresco invitan a sentarse en las mesitas altas, especial de bares, distribuidas frente a los puestos. Compré un vasito de Pisco Sour (PS) de 5 soles, tomé algunas fotos para el recuerdo.




Hoy 3 de febrero, a pocas horas del dia 4, día nacional del Pisco Sour, el sentimiento de peruano sube rápidamente a las nubes cuando se conjugan : música, pisco y clima.




Ahora, los Kipus, cantan, Huye de Mí, de Hugo Almanza Durand, el sabor del PS parece vibrar con esas notas, llevándonos a rememorar nuestra vida, a repasar los recovecos de amores idos, decepciones sufridas o de encuentros afortunados.

Adiós, amor, huye de mí, vete muy lejos,
adonde no pueda alcanzarte
mi desdicha.
Si yo renuncio a ti es porque te quiero,
Pero tengo que respetar lo ya vivido.

No necesito de sombrero, no hace calor; mientras admiro el parque, veo correr niños entre las mesas, riendo, saltando, cayéndose y sus madres corriendo atrás a levantarlos.




En las mesas van llegando grupos de personas que levantan la mano pidiendo el delicioso PS, en copas o en jarras. Nuevamente la imaginación se rompe cuando se oye Mi Cariñito de Manuel Jiménez.

Por lejos que estés, cariñito,
Ahí, ahí, te seguiré:
Por lejos que andes, amorcito,
Ahí, ahí, te encontraré.

Así, el hecho de estar cerca al día de mañana y luego al 7 de febrero mi cumpleaños, me remueve la nostalgia de reuniones hechas en casa, circulando solo PS, y los invitados pidiendo una y otra vez “que rico está esto Chole, una ronda más”. Pero, también me viene cólera y mucha bronca, al saber que un escritor peruano (que radica en España), precisamente en estas fechas de día nacional del Pisco Sour, que es alegría para los peruanos, el Sr. Thays, hable mal, muy mal de la gastronomía peruana, en cambio resalta la pasta italiana.



Nos golpea en lo que más nos está uniendo, la comida de nuestros abuelos y padres, algo auténticamente nuestro, que está siendo reconocida por el mundo. Tenemos miles de defectos, podría haberlos resaltado alguno de ellos, pero es criticable tomar el tema de la comida para buscar eco en el mundo. Peor si lo hace desde el extranjero, suena a cobardía a intolerancia a oportunismo.




Le diría, si estas fuera, déjanos vivir a los que estamos en el Perú con nuestras alegrías, con nuestra cultura, con nuestra comida y nuestro PS.

La tarde deliciosa de un verano, no solo es agradable para sentarse en el parque y mirar los arboles, sino también para deleitarse de las figuras femeninas con escasa ropa.




En otro kiosko se arremolinan personas haciendo cola para comprar el peruanísimo PICARONES. Algunos acaban de dejar el trabajo, aun están con corbata, se reúnen para alegrarse este viernes 3 víspera del día del pisco sour.




Estar este día bebiendo un PS, saboreando un típico plato peruano bajo música nacional, no es ser menos culto que Thays, tengo junto a mí, el libro de Michio Kaku, La Física del Futuro, y no por eso voy a concluir que desaparezcan las novelas de Thays que no hablan nada de Ciencias.



La tolerancia es respetar la cultura del otro, no agredirla, ni creerse mejor por practicar otras formas de ver y sentir el mundo. La libertad es frenada por la razón, de lo contrario llegaríamos a ser “el hombre lobo del hombre”. Lo hecho por Thays, nos demuestra que no basta leer para ser educado. Por eso es preferible ser educado sin leer muchos libros, a no ser educado con miles de libros leídos.

Alrededor de este parque Bolívar de Pueblo Libre, se hallan construcciones con ambiente provinciano, de solo 1 o 2 pisos, sus fachadas recuerdan fotos de la Lima que se fue.




La presencia del Museo de Antropología y el histórico bar bodega Queirolo, le dan un ambiente de especial peruanismo, aquí se unen la comida, el pisco y la historia. Sobresaliendo el Pisco Sour, como el estandarte de peruanidad, símbolo del sabor peruano.

Ahora se oye en el parque, el vals Ciudad Blanca de Rafael Otero. Vuela nuestra imaginación hacia Arequipa, y es más hermoso oír este himno arequipeño, cuando en el parque flamea altivo la bandera roja y blanca del Perú, entonces nos regocijamos de la comida y del carácter arequipeño ejemplos de la diversidad de nuestra cultura.

¡Oh, linda Arequipa, la novia adorada!
¡Qué bella y esbelta, vestida de blanco,
te veo al pasar,
con tu prometido, el Misti dormido,
que invidente y mudo
te estrecha en sus brazos
cual su majestad.


Amamos nuestra tierra, sea Arequipa, Trujillo, o Chiquián, del mismo modo que los Dávalos entonan el vals El Regreso de Mario Cavagnaro. Ese es el sentimiento que se vive en este ambiente del parque Bolívar hoy viernes 3 de febrero. Con seguridad Thays preferiría irse a Italia, bien por él, cada uno tiene la libertad a donde elige vivir o morir. Pero lo que se critica es que eso se haga agrediendo al lugar donde se nace.

Cuando yo muera,
que me entierren en tu suelo,
y algún día bajo el cielo
unas flores crecerán ..

Será mi alma,
asomándose a la vida,
desde mi tierra querida,
para ver a mi volcán.


Hoy el programa va a continuar con show, el estrado está listo, por supuesto que siendo las 17 horas, no llegaría hasta las 20 horas, con este ritmo, así que es momento de hacer un alto, comer picarones y seguir caminando. Porque hoy no se puede amanecer sin estar en la víspera de la noche del pisco sour en algun parque de Lima.

Haciendo ese alto, bajé hacia la bodega Santiago Queirolo en el Jr. San Martin 1062, es un lugar de predilección cuando se habla de pisco, gastronomía y Perú. La esquina es peculiar, con veredas anchas y bancas para sentarse admirando las fachadas luego de visitar la planta productora de vinos y piscos.

Los interiores del bar Queirolo siguen siendo los mismos que los años 40 o 50, siempre fue el lugar de la tertulia, alegría y encuentro. Se venden los clásicos: papa rellena, caucau, escabeche, patita de res, sándwiches y los tragos limeños en base al pisco: el chilcano, la res y el pisco sour. Hoy está repleto es la víspera del día del PS, vienen desde distintos lugares de Lima, quieren saborear el pisco de Queirolo, a un costo cómodo por ser la víspera.

Al ingresar a la bodega, nos reciben invitándonos a probarlo, acepté el tipo Italia, me dicen que es menos fuerte y más sabroso. Luego salí hacia la calle, en la banca me senté a saborear la copita de pisco, y mientras trato de grabarme el sabor, me deleito mirando las casas vecinas, es una calle limeña detenida en el tiempo.

Cuando ingreso al bar y veo mesitas todas concurridas, tomando PS o la Res o el Chilcano, y las risas de alegría, que salen de cada rincón, me pregunto ¿cuántos peruanos no quisieran estar aquí hoy viernes a las 6 de la tarde bebiendo el PS y conversando de la vida?, claro que sí, muchísimos.

Por eso creo que estas pequeñas cosas que nos hacen sentir peruanos vale la pena. No seremos grandes escritores, que prefieren parís o España. Nos basta esta sencillez, para alegrarnos y henchir el pecho de orgullo. Eso no quiere decir que no nos guste, el estudio o la lectura. Claro que sí, aquí nos hemos dado cita muchos amigos doctores en ciencias que a su llegada al Perú nos llaman para venir y charlar de la vida, en este lugar, clásico del Perú, dejando un poco al margen las complejas investigaciones de física: desde nanotecnología, libertad asintótica, hasta cosmología. Estimo que Thays, haría el ridículo si habláramos con él de esto.






Quiero finalizar esta nota, diciendo que La Cultura no es solo saber, también es sentir, y esos sentimientos de peruanidad nos unen mucho más que los saberes de los libros, por eso vuelvo a este parque plagado de recuerdos del Perú, para sentirme orgulloso de la comida peruana y del Pisco Sour.

¡Feliz día del pisco sour!. ¡Viva el Perú!.

Doctor en Física, Agustin Zúñiga Gamarra
Lima, 03 de febrero de 2012