domingo, 30 de marzo de 2014

FELÍZ DÍA HERMANA CHOLE: JUNTOS DESDE CHIQUIÁN


El 31 de marzo es el aniversario de Chole (Zúñiga), una de las personas más carismáticas de Chiquián. Sus amigas de promoción en Espejito de Cielo, saben que su presencia en las reuniones es indispensable, porque pone alegría con su voz cuando canta, o levanta corazones con sus gritos desde la barra tarapaqueña, y también porque pone el sabor con sus platos de pachamanca a la olla o ceviche acompañados del pisco sour.
Por esta fecha desde todos los barrios de Lima, o desde fuera del Perú, sus amigos, recordarán su aniversario, pues cuando se tiene los gallardetes de amistad y lealtad como el que lleva Chole, no hay fronteras ni distancias para no recordarla. No solo los tarapaqueños levantarán el teléfono para llamarla, también lo harán los amigos cahuidistas, encabezados por Víctor Tadeo y Ricardo Palacios, no se quedarán atrás los aliancistas como don Alicho Aldave o Heriberto Aldave. Ni qué decir de sus amigas de promoción como Rosita Núñez o Mali Robles.
Desde el oeste americano llegarán las sentidas palabras de Nalito de Chiquián, y de Armando Zarazú, que seguramente rebotarán en los programas de radio de audiencia chiquiana. Es que para dejar huellas en el sentimiento del pueblo, no es necesario el dinero, ni haber pasado por la alcaldía o congresista, sino la sinceridad, disposición y entrega.
Hoy estaremos en casa, los recuerdos se inundarán de tu presencia, y repasaremos, minuto a minuto, día a día, año por año, nuestras vivencias junto a ti y nuestra familia, desde cuando niños, íbamos a sacar leche a la Canelita u Ocrosinita, en los alfalfares de Mishay, y fuiste revolcada por un torito, por osar torearla. Luego desfilando altiva como docente del INA, Instituto Agropecuario, en el mes patrio por la calle principal de la plaza de armas. Y, también, vitoreando desde la barra del Tarapacá en los campeonatos de Jircán o Rímac. Otras tantas, cantando “Cerrito de Huayalpampa”, junto al arpa de Qlish, en las reuniones de cumpleaños de Neto. O, preparando junto a mamá y papá los tamales para la fiesta de los 7 de febrero por mi cumpleaños. O, movilizándote junto a todos los chiquianos en Lima frente al Ministerio de Transportes para reclamar la pavimentación de la carretera Mojón Chiquián. Igualmente, colaborando en la organización de las fiestas patronales del Club Chiquián y de la Asociación Chiquián. Y, por su puesto bailando un aguerrido  huayno en el centro de la plaza de toros en medio de avellanas silbando a tu alrededor en la entrada de la fiesta de San Francisco en Lima.
Pero en la vida, las alegrías están unidas a las tristezas, los triunfos con las derrotas, los amaneceres con las noches, así que, también, te vi llorar por la partida prematura de tu esposo,  e hijo menor. Desde aquella vez, en tu semblante siempre hubo una profundidad de tristeza. Pero ese dolor no podría haber sido soportable si no tuvieras junto a ti a mamá Luchi, tu fiel acompañante y a los hermanos de tu comunidad religiosa. Cada mañana les oigo desplegar rezos al dios que los protege, que les da fuerzas para enfrentar los resquebrajamientos de salud que parecen ensañarse con ustedes y con los seres que más amas.
Pero en este tu aniversario, quisiéramos tus hermanos, familiares y amigos cantarte, la canción que tú nos cantas, en nuestros aniversarios, sea en la casa o por teléfono, estemos en el Perú o el extranjero, que dice:

Hemos venido a darte una serenata.
Porque hemos sabido que es tu natalicio.
Que dios te conceda mil años de vida.
Y, los querubines de colmen de flores”.

Ni la pureza de un niño.
NI el candor de una rosa
Podrán igualarse a nuestra amistad.

Con esta canción querías que nos sintamos como en casa, pero en las casas de nuestro querido Chiquián. Y, siempre lo lograbas, nos transportabas en el tiempo y el espacio.
Hoy en el almuerzo, haremos un alto para viajar con nuestros pensamientos hacia nuestra linda casita de Chiquián en el jirón Sáenz Peña, allí en nuestra sala todos cantándote, Papá en la mandolina, Huayco en la guitarra, tío Beto en el arpa, y a su alrededor Beto, Miguelito, luego nosotros, tus hermanos, Antuco, Nili, Marco, Acucho, Uli, tus hijos Joselín, Checha y tu nietecita Carlita, y como no podía ser de otra manera desde la cocina vendrían los mejores platos hechos por mamá Luchi. Y, todos te aplaudiremos, cuando apagues la velita de la torta que Ame, Paty y Nelita te prepararon, con todo amor, porque tú hermanita, vives en nosotros por siempre.

Feliz día, hermanita Chole.

La Pluma del Viento

Cuzco, 30 de marzo de 2014

El audio del programa en esta direcciòn:

http://search.4shared.com/q/1/Aniv+chole+2014


domingo, 16 de marzo de 2014

ME SOLIDARIZO PORQUE EL SIGUIENTE PUEDO SER YO


Las equivocaciones son parte de la vida
Somos seres humanos proclives a la equivocación, al error, eso es normal, está en nuestro cotidiano, incluido nuestro trabajo, es parte de la vida. Si el error es leve, pasajero, el asunto termina con una disculpa, o un castigo simple de llamado de atención, un jalón de orejas cuando somos niños.

Sin embargo, el tema, se hace serio, cuando el error, tiene efectos, profundos, no importa que sea pasajero, si esto conlleva dolor y  maltrato excesivo. El error es mucho más grave, cuando las consecuencias son prolongadas, permanentes hasta eternas. En estos casos el resarcimiento tiene que ser claro, contundente, oportuno, nunca tardío.

La cultura del espectáculo, de la banalización de la dignidad
Cuando la equivocación mella lo más valioso de una persona, su dignidad, su nombre, y lo hace públicamente entonces, ese error no puede dejarse pasar por alto, ni solo merecer una disculpa privada. Eso es lo que ocurre con la prensa (la mala prensa y la que abunda, lamentablemente), que cuando comete un error, la reparación es lenta, pobre y hasta inexistente. 

Los periodistas (los malos lo que abunda) agentes de la noticia prefieren el rating, el escándalo, sin antes efectuar la validación, verificación, evaluación, es decir sin investigar el hecho. Su análisis es simple:  “si los otros medios van a sacar la noticia, sin investigar,  mejor lo lanzo yo y soy el primero”, que les importa si fue mentira, si ensució el nombre de alguien, sobre todo si se trata de nombre poco conocido, ni es un gran empresario, o reconocido político. Para la prensa amarilla, la noticia escandalosa pesa más que el valor de la persona.

Lo digo en forma genérica, porque esa es el accionar denominado normal de la prensa, es “la cultura del espectáculo, del todo vale frente al rating, del desprecio por la verdad,  de la banalización de la dignidad”, del simplismo irreflexivo que  “lo que manda es el mercado, eso le gusta a la gente”, “si no te gusta cambia de canal”.

Muchos dejamos pasar esa situación porque finalmente se trata del espectáculo. Pero no es así, sutilmente se grava en nuestro inconsciente, el irrespeto por  la verdad, y termina invadiendo también a las instituciones rectoras de justicia e investigación. Tal como son las fuerzas policiales y en poder judicial. Y, es ahí cuando la confianza se pierde y se socaba la sociedad, ya no es el periodista del ampay, de Magaly, ahora es el Estado, representado por las FFPP. Comente el mismo error, no la cotejan, ni la evalúan, lo lanzan en alianza con los medios de comunicación. Una colusión de irresponsabilidades.

La cultura de la solidaridad
Cuando estos acontecimientos ocurren con un desconocido, lo pasamos por alto, nos interesamos un momento, para saciar nuestra  curiosidad, y seguimos la vida. No solemos ponernos en la persona afectada,  sino hasta cuando el agraviado es conocido nuestro, un amigo, y peor si es nuestra familia, nuestro hermano, padre o hijo. Allí es cuando la herida es grande dolorosa, y la impotencia se acrecienta, cuando tienes al frente a los monstruos, de la prensa del escándalo, irresponsables, y a autoridades, débiles, irresponsables, apresuradas.

Aquí me viene a la memoria el poema de Bertolt Brecht, (pero en realidad el autor es el también alemán: Gustav Niemoller (1939), que nos dice que, “si no nos solidarizamos con el afectado por estos abusos hoy, … no habrá quién lo haga por ti, cuando seas tú el siguiente afectado”.

Cuando los nazis vinieron por los comunistas,
guardé silencio, porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté, porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté, porque yo no era judío.

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.


La Pluma del Viento

Lima, 16 de marzo de 2014

http://www.4shared.com/mp3/JLWhu2dGce/Solidaridad_juan.html


domingo, 9 de marzo de 2014

DÍA DE LA MUJER: LUCHADORAS Y TRIUNFADORAS


Mientras en el mundo se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), instaurada por la ONU en  1977, en homenaje al esfuerzo de las mujeres por igualdad, justicia, paz y desarrollo, y la fecha en recuerdo a las obreras que en una fábrica de Nueva York en 1857 se levantaron en lucha por paridad de salarios y un máximo de 10 horas de trabajo, ellas fueron muertas en un número de 148. Aquí en el Perú, algunos programas de TV también lo hacían a su modo. Es decir olvidaban la esencia de ese día. Un día de conquistas, de discusiones, de manifestaciones, de debate y por qué no de alegría. Pero no de la forma como ellas lo llevaban superficialmente, risas por aquí o allá, modas, prótesis etc. Se hacían diálogos como el siguiente:

- Hija, cuando uno tiene la mente positiva nuestro semblante también lo muestra. Hay que mantenerse en línea. Tomar la vida con tranquilidad. Si te estresas deja todo, vete al gimnasio y luego al shopping.

Ese programa estaba conducido por el estereotipo de mujer que los escaparates de Ripley o Saga nos quieren vender, rubias, delgadas y altas. Ellas – las conductoras y sus invitadas- lo tuvieron siempre todo: estudiaron en los colegios más caros, sus veranos la pasaron en las playas del sur o del norte del país, jamás tuvieron que dormir a 3400 msnm. 

No habrían soportado vivir sin ver TV, diariamente. Ellas nunca tuvieron que caminar todas las mañanas antes que la luz iniciara el día, para traer leche para sus hermanos menores o acompañar a sus madres al sembrío y la cosecha. Ellas, jamás tuvieron que escarbar con sus manos, para sembrar y cuspar las chacras. Qué va!!. Sus bellas y cuidadas uñas no estaban para eso, se lastimarían, ellas las tenían para mostrarlas en las fotos de los sociales de Caretas o El Comercio. 

Contrastando con este día histórico de mujeres luchadoras, estas señoritas de novelas de Bryce, ¿de qué día de la mujer nos hablan?. Ellas nunca tuvieron alguna situación en desventaja, como para salir a hacer una marcha o entender qué es luchar por un derecho conculcado. Además, en su universidad hacer marchas no estaba permitido, "eso es propio de los cholos de las universidades públicas", concluirían.

Pero como las que sufren, en un sistema de exclusión, no saben expresarse, ni escribir, y viven en las chacras, asentamientos humanos, punas, botaderos de basura o minas informales. Entonces, ellas las de “pura pinta y plata”, quieren defenderlas, buscando proyectos costosísimos, de los cuales el 50% o más quedará en sus sueldos, de consultoría. Así, con anillos de oro en cada dedo, de pronto se convierten en luchadoras por la mujer, pero, desde oficinas doradas de sus ONG.

El día de la mujer no es para ese paradigma de mujer, que fácilmente se hicieron de espacio en la sociedad, sea porque sus familiares, tenían abundante dinero o porque sus padres haciendo mal uso del cargo público, dispusieron de dinero mal habido. Tampoco este día no es para aquellas, que haciendo uso de la TV, y por el hecho de ser mujeres, creen que pueden destruir hogares, difundiendo chismes, “ampays”, escándalos, solo por más rating.

No!!, y No!!. Hoy 08 de marzo, no puede ser el día de las mujeres que deshonran el valor de nuestras madres, luchadoras por siempre, o que creen que ser mujer es ponerse kilos de pintura en la cara o toneladas de glicerina, en los senos y traseros, como único medio para ganar dinero y movilización social. En este día, quisiera que no se premie, a las que desde los gobiernos compartieron el robo del país. El día de la mujer, no es para ellas, porque no basta tener el género, sino habérsela ganado con lucha, dignidad y esfuerzo.

Por ello, nuestro día de la mujer es para las madres de los barrios populares, aquellas que pagan el agua más cara, que los ricos lo usan en piscinas y para bañar a sus canes. Lo es para las madres campesinas, que tienen que cultivar sus chacras rogando que las plagas se desparezcan solas porque el ministerio de agricultura no llega a los 4000 msnm. Es el día, también, para las madres de los asentamientos humanos, que llegan a las 12 de la noche o 1 de la mañana a sus “chozas”, y deben de salir en la madrugada para vender en los mercados, lavar ropa, ser padre y madre, y a veces volver para reconocer los restos de sus hijos muertos bajo el fuego de una vela.

Este día es para las maestras que con el escaso sueldo, tienen que prepararse, enseñar en aulas carcomidas por el desprecio del Estado, y a pesar de todo, hacer de sus hijos profesionales. También, este día es para las mujeres profesionales y emprendedoras, que solo con sus brazos y mente, seguros de su capacidad, superaron todas las dificultades y hoy son mujeres de respeto, valía y aprecio.


Mis saludos entonces para las mujeres del Perú y Bolognesi, tanto las que residen en la capital del país, cuanto las que moran bajo el cielo azul de nuestra provincia. 

Pero esta vez quiero, también destacar y brindarle un homenaje a una joven chiquiana, maestra de primaria, y reconocida escritora y poetisa. Ella es María del Pilar Cárdenas Márquez, hoy Presidente de la Asociación de Escritores y Poetas de Ancash elegida el presente año en Caraz.

Ella junto a su madre Betty Márquez, dirigen en restaurant RINCON DEL RECUERDO,  que es el Oasis de la cultura en Chiquián que se resiste a desaparecer. Su casa recuerda lo grande que fue Chiquián. Su desbordante amabilidad, nos motiva volver ahí en nuestras visitas, porque con seguridad encontraremos una buena conversación, comida típica  y ambiente familiar.

Como un presente a las mujeres, les traigo este bello poema que Pilar dedicó a su madre Betty:




A MI MADRE
En el alba de la vida,
Encontré una perla cultivada
junto al jardín del oasis más bello de la historia,
adornada de corales de luz y esperanza,
con cantos de sirena que calmaban mi angustia.

Entre suaves olas cargadas de espuma blanca,
sentí sus caricias sobre mi rostro a veces confundido,
y en la playa de mi vida,
se asomaba con calma su presencia encantadora,
viendo volar a bellas gaviotas que sólo podían reflejar
la libertad que ella me sabe brindar.

Sus alas se extendían,
en abrazo a la vida…
Y al final del cielo,
pude hallar su inmensa ternura diciéndome:
Aquí estoy, y siempre estaré junto a ti.
Y volviendo la mirada a mi alrededor,
pude descubrir con júbilo que eras tú Mamá,
la que con encanto me habla,
y con dulzura me abraza con esa bella sonrisa,
por donde quiera que vaya.

(Autor: Mishki Yacu de Chiquián)

La Pluma del Viento
Lima, 9 de marzo de 2014


domingo, 2 de marzo de 2014

EDUCACIÓN EN EL SIGLO 21: DE LA VISIÓN REDUCCIONISTA A LA VISIÓN COMPLEJA

EDUCACIÓN EN EL SIGLO 21: DE LA VISIÓN REDUCCIONISTA A LA VISIÓN COMPLEJA


Considerando que el día de mañana (03 de marzo de 2014) se inician las clases en el Perú, les comparto este texto:

http://chiquianyerupaja.blogspot.com/2009/03/educacion-en-el-siglo-xxi-de-la-vision.html?spref=fb

Lima, 02 de marzo de 2014