martes, 31 de marzo de 2009

Llevando Ciencia a Chiquián: Regocijo a Pesar del Frío y la Lluvia

Esta vez nuestra visita a Chiquián (Espejito de Cielo) no sería como de aquellas para festejar durante una semana la fiesta a la patrona Santa Rosa en el mes de Agosto. Ahora iba acompañado de dos alumnos recientemente egresados de la facultad de física de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En mis clases siempre les había hablado de mi tierra, sus paisajes, sus costumbres y también sus necesidades. Era un ejemplo del centralismo nacional, tan radicado en todas las esferas, pero particularmente en el ámbito de la ciencia y su presencia en las aulas de educación básica y secundaria. La poca promoción de la ciencia, se concentra en la capital de la república o en las grandes ciudades del país. Explicable, por el bajo costo. Sin embargo, algunos que hemos nacido en esas zonas distantes, y de difícil acceso sobre todo en los meses de lluvia (enero, febrero y marzo), tenemos cierta obligación y deseos de devolverle a nuestra patria chica su cobijo durante nuestra infancia y niñez. Así, entre fines de semana, y feriados, robándole tiempo al tiempo, en el taller hogareño, preparamos objetos útiles para la enseñanza de física, utilizando juguetes y materiales de fácil acceso. Orientados por el principio de aprender ciencia descubriendo, es decir, manipulando herramientas, dispositivos, cortando maderas, soldando, pegando, probando etc. y no solo mirando la pizarra y memorizando fórmulas. En resumen, queríamos convocar a la niñez a hacer física de manera divertida. Es probable que en muchos lugares de la república ocurra lo mismo que se da en Chiquián; los docentes no viven en el lugar de trabajo, consecuentemente los fines de semana viajan a sus lugares de residencia, tornándose difícil, casi imposible, su presencia los fines de semana. Así que era mas fácil que nosotros sacrificáramos nuestro lunes de trabajo, con lo que quedó pactado, para el día lunes 30-03-2009, nuestro encuentro con los docentes del Colegio Guillermo Bracale Ramos de Chiquián, y otros profesores de la especialidad de ciencias de los distritos de Aquia, Huasta, Pampam, Pacllón y Llamac aledaños a la capital de la provincia.


Así, el sábado, 28 a las 9 de la mañana, con los bultos bien asegurados, partimos desde el barrio de Infantas del norte de Lima rumbo a Chiquián. Luego de transitar los primeros 290 kilómetros bajo un sol infernal del verano costeño, comenzamos a sentir el cambio de clima, y conforme nos acercábamos a los 4000 metros de altitud sobre el nivel del mar, las nubes se mostraban oscuras, la niebla cubría el camino impidiendo ver los precipicios, el vehículo iba bastante lento, cimbreando los enormes huecos, de la pésima carretera, diríamos abandonada por el MTC (Ministerio de Transporte y Comunicaciones).

Acompañados permanentemente de la lluvia persistente pero no abundante alcanzamos la cima, el centro poblado de Conococha, allí estaba la hermosa laguna del mismo nombre, repleta de agua, fuente de nacimiento del renombrado rio Santa, nutriente principal de la central Cañón del Pato. Mientras veía las huachuas volando a su alrededor, volvió a mi mente, el huayno del legendario Jacinto Palacios y la voz del inigualable, Osvaldo Vicuña, “Oh, laguna de Conococha. Eres la fuente de aguas tranquilas. Aquí te traigo, aquí te dejo. Mis amores y mis canciones”.

Luego de 13 kilómetros de descenso por carretera afirmada, y sin ver casi nada del hermoso valle de Aynin cubiertas de copos de nubes blancas, a las 17:30 horas, ingresábamos bajo el umbral que da la bienvenida a Chiquián, donde con su caballo alzado en sus piernas, nos recibió el legendario justiciero Luis Pardo, héroe de este pueblo. Los acomedidos maestros, organizadores de la reunión, nos llevaron al hospedaje, donde recibimos las llaves de las habitaciones y una vela, pues la generadora de energía había sufrido una ruptura de la tubería de transporte de agua, por las fuertes lluvias. Por las noches el frío era intenso, las frazadas pesaban pero no abrigaban, uno de nuestros invitados acostumbrado a la costa, sufrió mas las inclemencias del frío y la altura. Mientras que el otro, nacido en una ciudad de 4000 msnm, los 3350 msnm de Chiquián era un juego de niños, por lo que caminó tomando fotos por los alrededores de la ciudad, sin ningún esfuerzo. Para el lunes 30, todo estaba preparado; el domingo durante toda la mañana, preparamos lo que debíamos presentar, tanto como experimentos cuanto los archivos que utilizaríamos con el equipo multimedia. El local disponía de diversas herramientas como, taladro, caladora, cepilladora, mesa de trabajo, tornillo de banco, martillos, clavos, guantes, anteojos protectores, equipo de amplificación de audio, lectoras de dvd-cd, micrófonos, ecran, así como diversos componentes eléctricos y electrónicos. Igualmente disponían de gigantografías de diversos temas de física, energía, la tierra, física moderna, medicina nuclear, ciencia contemporánea e ilusiones ópticas. Todo ese material, había sido adquirido vía el apoyo de la UNESCO con el proyecto, " Centro Provincial Interactivo de Experimentación Ciencia y Tecnología. Antonio Zuñiga Alva ". Nombre de mi padre, por ello, veníamos con la motivación de fomentar el uso de toda esa infraestructura.

El lunes a las 8: 00 am, cuando ingresamos a la escuela, el director nos invitó a sentarnos en el estrado. Los alumnos de todo el colegio, primaria y secundaria estaban en formación. La escolta desfiló delante nuestro, dándonos en un acto elegante y patriótico, la bienvenida. Luego de hacernos una amable presentación, nos invitó a izar la bandera y luego a darles algunas palabras. Traté de decirles:

“ Ustedes niños, tienen la misma inteligencia y potencialidades, que aquellos nacidos en los Estados Unidos, Europa, Monterrico, Miraflores o San Isidro. Por ejemplo, un niño como ustedes, nacido aquí, en este pueblo, en la calle Comercio, que estudió en esta misma escuela su primaria, es hoy el Jefe Máximo de la Fuerza Aérea del Perú.

Igual podemos decir, sobre el rector de la Universidad Nacional de Ingeniería, nacido en el pueblo vecino de Cajacay.

También, podría presentar una lista larga de ingenieros, médicos, diputados, senadores, catedráticos universitarios o empresarios que radican en el país. Similarmente, podría señalar otros tantos que están fuera del Perú, con altos grados académicos trabajando en los mejores laboratorios del mundo o en empresas brasileras o en hospitales españoles etc.

El camino para llegar lejos como ellos, comienza aquí dentro, en nuestra convicción de nunca sentirnos menos que nadie. Y, de sentir orgullo de nuestra procedencia, amar nuestros cantos, nuestros bailes, nuestros cerros, nuestras plantas es decir admirar y reconocer nuestra identidad cultural.

Ellos pueden tener hoy día millones de soles, pero habitan en jaulas de cemento, allá los niños corren vigilados, en permanente peligro, en cambio ustedes aquí, cerca de la naturaleza, adornada de verdes prados y refulgentes nevados, corren como duendes encantados subiendo y bajando por árboles, ordeñando las vaquitas, alimentando los chanchitos, montando caballos, sintiendo el aroma de las flores y el trinar de las aves tal y cual ellos son. Ustedes no necesitan comprar maceteros para tener cerca una flor, ustedes las siembran y las cuidan en su huertas o en su chacras.

Con todas esas ventajas, ustedes pueden ser los mejores: biólogos, veterinarios, poetas, geólogos, escritores, ingenieros de caminos, médicos, físicos, es decir todo.
En esta oportunidad hemos venido con dos exalumnos de San Marcos de la especialidad de Física, para ayudarlos a ustedes a aprender ciencia jugando.

Así como el fútbol lo aprendemos pateando la pelota y haciendo goles en un campo adecuado, igualmente aquí, debemos aprender a “patear” los instrumentos y herramientas, para hacer goles, en mecánica, electricidad, óptica, electrónica o informática dentro del campo llamado el Centro Interactivo de Experimentación, que lo tienen aquí en su colegio.

Allí, ustedes podrán reunirse las horas y los días que deseen, para dar libertad a su escondidas virtudes de investigador y de científico. No traten de comenzar memorizando fórmulas, sino haciendo proyectos y si como consecuencia desean aplicar modelos o ecuaciones, háganlo.

Luego realicen acciones de voluntariado, llevando lo aprendido hacia otros lugares donde los niños como ustedes no tienen acceso a este Centro, invítenlos a unirse y a practicar ciencia con ustedes. Si realizamos esto, con seguridad llegaremos a campeonar en ciencia a demostrar que Chiquián es tierra de científicos en todas las disciplinas”.

Luego de la ceremonia nos dirigimos al Centro de Experimentación, donde se dio inicio al programa con la asistencia de 20 docentes, de primaria y secundaria, con quienes luego del taller compartimos opiniones, y quedaron agradecidos de nuestra visita, y los equipos entregados. Comprometiéndose en preparar grupos de trabajo para los diversos proyectos. Con el director del colegio el profesor Aynor Mendieta, fijamos la fecha de presentación de sus trabajos para el próximo 30 de Junio en el aniversario del colegio y la noche de la ciencia el próximo 29 de Agosto. Agotados por el trajín, pero con la alegría de haber llevado respaldo y apoyo a los docentes y estudiantes, los dos físicos, Edmart Serrano y Oscar Jaramillo y yo subimos a la combi, de retorno a Barranca y luego a Lima.


Hasta la próxima Chiquián "Espejito de Cielo".

La Pluma del Viento
Lima, 30 de marzo de 2009

Agradecemos a la comunidad educativa del Colegio Guillermo Bracale Ramos, que cubrió los gastos de pasajes de ida y vuelta y estadía de tres días en la ciudad de Chiquián. Y a la ONG, DESCUBRIENDO que facilitó la presencia de sus expositores.

domingo, 22 de marzo de 2009

Carta a los Hermanos Chilenos: Por la Razón y Por la Paz




Durante la semana pasada la noticia principal fue la entrega de la memoria del gobierno peruano a la Corte de la Haya, respecto al conflicto de límites entre Perú y Chile. Escuchamos y vimos las opiniones de los representantes políticos de ambos países. Incluidos la de los respectivos presidentes de ambas repúblicas. Pero, ¿qué decimos los de a pié, tu o yo, mi querido amigo o amiga?. Nadie nos entrevista, ni nos pregunta. ¿Vale nuestra opinión?. Yo creo que sí. Y mucho. A mí personalmente me interesaría, conversar con más peruanos y también con chilenos. Porque tengo la convicción que la mayoría de nosotros, no considera de importancia hacer una guerra por unos kilómetros cuadrados. Sin embargo, mi estimado amigo o amiga, con fines de paz, deberíamos ponernos de acuerdo definitivamente y evitar que año tras año, sigamos con las permanentes discusiones de límites.

Cuando viajé a Arica y visité la ciudad, noté que había mucho mas limpieza y orden que en la vecina Tacna, por lo que a mi acompañante le comentaba, me gustaría que los chilenos estuvieran en mi pequeño pueblo de Chiquián, para ordenarlo como Arica. Igualmente subí al morro, aquel histórico lugar donde Chile inició su triunfo en la Guerra del pacífico. Nos explicaban como ocurrió la batalla. Todos esos hechos consideré importantes recordarlos. Pero mientras más los recordáramos, de esa manera, nuestros pueblos jamás se sentirían amables los unos a otros. Una historia vencedora escrita a su modo por los chilenos, y otra historia perdedora escrita, también a su modo, por los peruanos. Es decir, mirando nuestras historias de confrontaciones, las vallas se agrandan cada vez tornándose imposible superarlas. Por ello en mi opinión, la única salida para poder vivir en paz en el futuro, es borrar para las generaciones nuevas, esas formas de presentar la historia. Pero como parece imposible borrarla, nos queda solo un camino, propio de la gente racional y pensante. Recurrir a un organismo internacional que zanje de una vez y para siempre esta situación. Entonces, ya que hemos entrado (desde el 20/03/2009) a esa vía definitiva de solución pacífica, no miremos mas allá de eso, no escarbemos nuevamente en las opiniones guerreristas sea de Chile o Perú, cerrémosle espacio a todos esos que redoblan tambores de guerra, déjennos vivir como queramos dentro de nuestros territorios y que los abogados y gente especializada, se confronten en ese organismo, en ese espacio y solo ahí. Para que luego del resultado final que dé este organismo, se estirpe por siempre esta piedra hiriente que impide la convivencia de peruanos y chilenos como gentes civilizadas y racionales que aman la vida.

Por eso el camino que debemos buscar es el de la razón y no el de la fuerza. De otro modo, ¿para qué existirían los organismos judiciales si desconocemos sus resultados? O, ¿de qué serviría tener ciudades limpias, bien ordenadas si empleamos la fuerza para desconocer la razón o la decisión de un juez? Volveríamos al desorden, a las épocas del mas fuerte, del “hombre es el lobo del hombre”, o del caos y la desestructuración de la sociedad.

Es momento estimado hermano o hermana chilena, que traslademos nuestras desavenencias y desencuentros momentáneos al cuadrilátero de la Corte de la Haya, y no oigamos las voces de promotores de conflictos, traficantes de guerras, representantes de los grandes negociados de armas, que incentivan confrontaciones cuando ellas deben superarse por la razón y no por la fuerza. Nosotros, somos pueblos con grandes cantidades de ciudadanos en extrema pobreza, de ahí que necesitamos de esos dineros, para llevar, comida, medicina a nuestros hermanos del ande, en lugar que se gasten en tanques, aviones, barcos y balas, símbolos de muerte y destrucción, como se ha visto recientemente en Irak y Palestina. ¿Se imaginan hermanos, chilenos, cuántos años han transcurrido de la guerra del pacífico y aun no podemos olvidarnos?. Entonces, ¿cuántos años más tendrían que pasar para cerrar las nuevas heridas que se abrirían si ocurriese una nueva guerra?

Esto nos debe hacer reflexionar y cerrar el paso a los uniformados o no que en poses desafiantes, aventureras, en ambos lados, hablan de sus poderíos, de fuerza y destrucción y no de la razón y paz. Siento y les digo, que muchos como yo, en ambos países, desean que termine esto de una vez, por el único camino que el ser humano debe transitar que es el de la razón, la decencia, el respeto a las leyes y amor a la vida. Solo así, con seguridad, futuramente no hablaremos más sobre límites, y sepultaremos estas discordias para siempre y dejaremos que nuestros hijos y las nuevas generaciones vivan construyendo nuevas historias. Historias de hermandad, de progreso entre dos países vecinos y jamás recordando historias de guerras.

Las Pluma del Viento
Lima, 22 de marzo de 2009


miércoles, 18 de marzo de 2009

EL AGUA NUESTRO DE CADA DÍA





Acabamos de dejar los carnavales, donde el agua fue como siempre el principal actor. En el medio centenar de años que ya tengo, todavía recuerdo como si fuera ayer las imágenes de las “tulpusidas”[1], el mano a mano (diría mas bien, el balde a balde) en las acequias que cruzaban las calles de Chiquián. Y, en Lima, los inoportunos baldazos que atravesaban las ventanas entreabiertas, de la línea de microbuses Santa Cruz, bañándoles la cara a algunos somnolientos y desprevenidos pasajeros.


Esta agua, compañero de nuestras tradiciones carnavalescas y mas importante y fascinante para mantener la vida y moldear nuestro planeta, está en peligro. La situación es tan seria que la Asamblea General de las Naciones Unidas el 22 de diciembre de 1993, resolvió declarar el 22 de marzo de cada año, Día Mundial del Agua. Invitaba a los diferentes Estados a celebrar actividades que fomentaran la concientización pública sobre el problema del agua.


Cada año el lema de la campaña ha sido diferente: Agua y cultura, El agua fuente de vida, Agua y Desastres, Agua para el futuro, Agua y Salud, Agua para ciudades Sedientas, etc. El próximo 22 de marzo se celebrará el día Mundial del Agua 2009 con el lema “Aguas comunes, oportunidades comunes”. Su propósito es concietizar a la población mundial sobre la importancia de conservar este recurso tan escaso en calidad como en cantidad.


Mediante los medios de comunicación, podemos observar cómo una niña de la India, un habitante de etiopia, un agricultor de Bolivia, un obrero de Turquía, o niños del arenal de Ventanilla, con distintos modos de vida, culturas diferentes, plantean un mismo desafío, garantizar el suministro de agua limpia para mejorar su vida. Ellos luchan por producir alimentos en zonas asoladas por la sequía o permanecen atemorizados por la desglacialización de sus glaciares cercanos a sus chacras, o esperan con ansiedad a los camiones de agua para llenar sus viejos cilindros a precios mas elevados que los ricos de las grandes mansiones rodeados de jardines espléndidamente verdes. Son comunidades que afrontan difíciles problemas relacionados con la conservación y uso de este recurso natural precioso y finito.



Mundialmente, la utilización del agua aumenta a más del doble de la tasa de crecimiento demográfico y más personas que nunca antes están aprendiendo, por experiencia propia, a afrontar la escasez de agua. En un mundo que está cubierto en sus dos terceras partes por agua puede parecer un contrasentido mencionar, que el difícil acceso al agua potable es la causa de enfermedades y miseria para 1.500 millones de personas. Según señaló la FAO el 14 de Febrero de 2007, 1800 millones de personas vivirán en países donde la falta de agua será drástica en el año 2025.
El organismo ONU-Agua, considera que la principal problemática de la gestión sostenible, eficiente y equitativa de los escasos recursos hídricos son los desequilibrios entre disponibilidad y demanda, la degradación de las aguas superficiales y subterráneas y las disputas en el ámbito intersectorial, interregional e internacional.


Cuestiones como la protección del medioambiente, el calentamiento global, el reparto equitativo de agua entre los distintos sectores (agrícola, doméstico e industrial), el acceso al agua en cantidad y calidad aceptables configuran un escenario en que cada gota de agua es importante.



Puesto que la agricultura es el primer consumidor de agua a nivel mundial, el empleo de técnicas agrícolas que aprovechen mejor el agua, la mejora en sistemas de riego que eviten el despilfarro en los regadíos, el incremento de la productividad, los cambios de cultivos y hábitos alimentarios serán elementos claves para conseguir afrontar la disponibilidad limitada de este elemento.



Recordemos algunas cifras: se necesita 15 mil litros de agua para producir 1 kilo de carne de bovino, 1500 litros para producir 1 kilo de trigo, 2 a 5 litros diarios para beber el ser humano. La agricultura usa el 70% del agua dulce que tiene la tierra. Mientras que los países ricos utilizan solo el 40% de agua en este rubro, hay países pobres que usan el 95% de su agua, ellos tienen a la agricultura como su principal actividad económica.


Por todo ello volquemos esta semana, nuestro interés en profundizar este problema, averigüemos como viven esos 1500 millones de personas que sufren escasez aguda de agua en los países del Cercano Oriente, África del Norte, Pakistán, India y Sudáfrica. Eso nos empujará a cuidar nuestras fuentes de agua, evitar la deforestación de bosques, no contaminar los ríos, no usar combustibles poluentes, a arreglar nuestras cañerías y a no jugar carnavales derrochando agua potable.


Cierro la ventana citando la paradoja del diamante y el agua, planteada por el economista Adam Smith, el siglo XVIII.


La paradoja considera que a pesar que el agua es tan útil para los seres humanos y esencial para el sustento de la vida, sin embargo, es menospreciada y vendida excesivamente barata.


Contradictoriamente, los diamantes, cuya utilidad real para la vida es nula y sirven únicamente en su condición de joya, se venden a precios altísimos.


Las personas pueden sobrevivir sin diamantes, pero si estuvieran en medio del desierto durante tres días, valorarían un vaso de agua más que todos los diamantes del mundo.

Los diamantes cuestan más debido a su limitada reserva, lo contrario a la relativa abundancia del agua, que hace que cueste poco.
Pero en el momento que llegara a escasear, valdría más que todos los diamantes, y petróleo del mundo.



La conclusión de la paradoja de Smith afirma: Si la exigencia depende de la utilidad del producto, el agua debería ser más valorada.

Agustín Zúñiga Gamarra
Lima, 18 de marzo de 2009


El presente año de 2012, el Día Mundial del Agua estará orientado a llamar la atención internacional sobre la alimentación y su relación con el agua. El lema con el que la ONU ha empezado a trabajar es "Agua y seguridad alimentaria" y expresa dos conceptos estrechamente relacionados cuyas deficiencias están generado graves crisis en amplias y cada vez más numerosas zonas del mundo. Según la ONU, "existe seguridad alimentaria cuando cualquier persona puede satisfacer sus necesidades dietéticas para poder tener una vida activa y sana; y el agua es uno de los factores fundamentales para la producción de los alimentos".




Concejos para el uso del agua:


  • En el lavado de las manos y los dientes y al afeitarse. No dejar correr inútilmente el agua y emplearla sólo cuando es necesaria.

  • Uso del inodoro. Descargar el agua sólo cuando es indispensable.

  • El baño y lavado del cabello. Cerrar el agua cuando se está enjabonando.

  • Limpieza de los utensilios de cocina. Enjabonar todo primero y luego enjuagar. No dejar correr el agua sin necesidad.

  • Lavado de la ropa. Usar la lavadora a su máxima capacidad cada vez, lo que ahorra agua y energía. Cuando se lava a mano, hay que mojar la ropa, frotar ligeramente y luego enjuagar. No dejar correr innecesariamente el agua.

  • Preparación de alimentos. Usar solamente el agua necesaria. No desperdiciar los caldos.

  • Aseo de la vivienda. Usar un balde de agua para medir y controlar la cantidad de agua para el lavado del piso u otros lugares. No emplear mangueras porque se gasta el agua innecesariamente.

  • Riego del jardín. Tratar de no emplear agua potable, sino reutilizar el agua que se haya empleado en otros fines. Es mejor regar al atardecer y usar solo el agua necesaria, así la tierra absorberá el agua y no habrá mucha evaporación. Rediseñar los jardines con plantas que requieran poca agua.

  • Lavado de automóviles. Eliminar la costumbre de emplear mangueras, más bien usar un trapo húmedo y una cantidad controlada de agua en un balde. Estas sencillas medidas pueden ahorrar muchos litros de agua y también buena cantidad de dinero.


Recomendaciones para ¿Qué hacer en este día?


  • Hacer del agua la responsabilidad de cada uno.

  • Actualmente, existe una crisis del agua y la situación está empeorando: piensa en las futuras generaciones y trabaja ahora por un futuro mejor.

  • Promover la participación de la mujer en la gestión del agua.

  • Involucrar a la juventud en su responsabilidad en el tema del agua.

  • Concienciar a todo el mundo de la importancia de este escaso y precioso recurso.

  • Influenciar a los representantes políticos (concejales, parlamentarios, senadores, etc.) para que pongan especial atención en este tema y empiecen a propiciar los cambios necesarios.

  • Realizar una jornada de puertas abiertas durante la cual las instituciones y el sector privado relacionado con el agua permitan a todas las personas interesadas visitar potabilizadoras, instalaciones de tratamiento, instalaciones de riego, etc.

  • Publicar artículos sobre el agua en periódicos locales, suplementos de periódicos y en otro tipo de publicaciones (institucionales).

  • Promover programas de radio y TV sobre los recursos de agua dulce.

  • Realizar concursos escolares de dibujo, poesía, composición, etc.

  • Distribuir folletos y pósteres en escuelas de educación secundaria (basado en material obtenido en diferentes páginas web).

  • Organizar exposiciones de fotografía sobre el tema.

  • Organizar y participar en seminarios y simposios sobre recursos de agua dulce.

  • Realizar campañas de ahorro y depuración de agua.
  • [1] Tulpusida: en los carnavales se carga a la contendora y se la echa en la sequia, que atraviesa la ciudad, sale completamente mojada. Esta es la acción mas difícil, puesto que sus amigas impiden que esto se realice. (Chiquián, Bolognesi, Ancash).


domingo, 15 de marzo de 2009

EDUCACIÓN EN EL SIGLO 21: DE LA VISIÓN REDUCCIONISTA A LA VISIÓN COMPLEJA


Cuando vemos la policromía de una flor, o gozamos de la sonrisa de un bebé, u observamos el aleteo de una mariposa o el bello paisaje del nevado Yerupajá. Perplejos y con regocijo, aplaudimos, saltamos, lloramos, finalmente clamamos: !! Qué maravillosa es la naturaleza!!. Ella no te dice: yo hielo soy física; yo flor de la cantuta soy botánica; ni, yo rio soy química. Ellos no se presentan parcelados, divididos, con letreros que digan, biología, física, o química. Los objetos de la naturaleza, bellos y complejos, que observamos, se presentan como un todo. Sin letreros de especialidades.


Entonces, ¿en qué momento de nuestra evolución comenzamos a parcelar o dividir, los objetos de la naturaleza, cuando los estudiamos?. La respuesta es
que, nuestra especie evolucionó y acumuló información, conocimiento, maneras de encarar lo novedoso, desde nuestros primeros antepasados, desde aquellos que habitaron las cavernas. Desde allí se fue construyendo el método, para enfrentar lo nuevo, lo intrigante, lo desconocido, este método resultó en separar, en buscar las partes cada vez más pequeñas, a fin de comprender el todo. Y, hoy, se ha constituido en un hecho natural del ser humano. Esta característica lo observamos en el niño cuando desde muy pequeño, sin que aún nadie le haya enseñado nada, toma algún juguete, que le fascina, le atrae, y que por más lindo que fuera, su curiosidad es más fuerte, y lo lleva a buscar el porqué de su funcionamiento, de su movimiento, de sus sonidos, de sus luces, etc. Así, su búsqueda instintiva, aquella que viene desde nuestros iniciales hombres de la edad de piedra, le hace romper el juguete, si no puede con las manitos, usa los dientes o incluso lo tira contra el piso o la pared, quiere saber qué hay dentro, su curiosidad es total.



De la misma manera que un niño, pero esta vez con todas las tecnologías y conocimiento disponible, los investigadores más distinguidos lo siguen utilizándolo, y hasta podríamos decir que es el método principal que el ser humano ha desarrollado para explicar lo complejo, por ejemplo en lugar de lanzar con la mano ahora utiliza los aceleradores de partículas para romper el minúsculo protón. 


a



En resumen siendo complejo tratar el todo desde un inicio, se tornó más manejable separarlo en partes, y desde ahí, buscar estructuras básicas, regularidades, principios y leyes que extendiéndolas al todo explicarían el comportamiento del objeto de estudio, incluso del gigante universo.

Esta metodología reduccionista, le ha dado a la ciencia, particularmente a las ciencias naturales, una consolidación y respeto asombroso. Y las pruebas permanentes de su efectividad, son los instrumentos y tecnologías, que nos rodean, desde el viaje a la luna, a las transmisiones via satélite desde cualquier lugar de la tierra, o incluso desde una nave espacial, la revolución de las tecnologías de la información, los fabulosos instrumentos médicos, hasta las curaciones por células madre de enfermedades antes imposibles. Todo eso son las consecuencias del método científico reduccionista.



Sin embargo, hoy a inicios del siglo XXI, notamos que nuestro método, tan efectivo, necesita de revisión, precisamos ampliar nuestras sendas del reduccionismo y buscar nuevas reglas trabajando el todo y sus relaciones entre partes que podrían haberse postergado o desconsiderado, cuando se parcelaban. Es decir volver a enfrentar el objeto de la naturaleza como un todo. Buscar explicaciones no desde las partes aisladas, sino conjuntas, integradas. Esto exige la unión de todas las ciencias desde las naturales a las humanas. Y esto, porque los problemas que hoy enfrentamos, superan las capacidades de cada una de las veredas utilizadas solas.



Esta necesidad de integración de las partes y la búsqueda de nuevos modos de enfrentar los objetos de estudio (problemas de la naturaleza), deberían comenzar por integrar las parcelas de las ciencias naturales, para luego dar el salto hacia la integración con las ciencias humanas. Esto hoy día se torna en obligación. Como lo demuestra la rectora de la prestigiosa universidad de estados unidos, el MIT (Instituto Tecnológico de Masachuset), que avizorando el futuro ha decidido transformar su enseñanza buscando la integración de las ciencias de la vida con las ciencias físicas y la ingeniería. A fin de formalizar y consolidar lo que ya se ve venir la nueva gran revolución de la innovación que florecerá en los siguientes 30 años.
Así, la demanda de integrar estas áreas, se reflejará en la modificación de los programas de educación desde primaria, secundaria y universidad. Exigirá superar la presentación de cursos fragmentados, aislados, separados, para dar paso a cursos integrados, multidisciplinarios, que produzcan profesionales múltiples. Para el caso de ciencias naturales, se requerirán de ingenieros con conocimientos suficientes de biología y física. En el caso del Perú, si miramos la globalización y los tratados de libre comercio como fenómenos presentes, requeriremos también de formar estos profesionales. Y por tanto modificar nuestra visión de la educación. Desde una educación fragmentaria hacia una educación integradora. Desde metodologías reduccionistas hacia metodologías complejas.


http://www.4shared.com/mp3/PPDQcQYCce/Educacion_Siglo_21_Reduccionis.html#


La Pluma del Viento
Lima, 15 de marzo de 2009

jueves, 12 de marzo de 2009

El Subsidio A Los Países Ricos: Por el Retorno de los Talentos



Grupo de Huellas Nucleares en la Universidad de Campinas, Brasil


En un edificio antiguo, construido sobre lo que fue un gran molino, se hallaban los departamentos para estudiantes de la universidad ( Carolina del Sur - EEUU), que quedaba a una cuadra. Allí moraban brillantes jóvenes “importados” desde los países subdesarrollados.
Frontis de la Universidad de Carolina del Sur


En el grupo (Molectronic) donde había sido invitado a trabajar, como posdoctorado, tenía seis peruanos todos electrónicos: 4 haciendo maestría y doctorado y 1 todavía en pregrado, todos venían de la UNI. El grupo se completaba con dos argentinos, 1 chino, 1 americano y 4 hindúes. Esta preferencia por peruanos, era porque el que dirigía el grupo también era peruano, ingeniero electrónico, maestro en física y doctor en química, nacido en Piura y egresado de la UNI.

Parte del grupo de electrónica molecular, hindues, chino y peruano.



Mientras compartíamos los trabajos, ellos comentaban que provenían del interior del país, otros nacidos y residentes en barrios de la periferie de Lima. Uno de ellos había vivido en la residencia de estudiantes de la universidad, sus padres vivían en Huancayo, sus apellidos resaltaban su origen andino.

Ahora en EEUU, ellos estaban viviendo con mayor comodidad, tenían sus autos, departamentos amoblados, viajaban a diferentes conferencias dentro del país y a veces salían a Europa. Sus trabajos siendo muy novedosos, se hacían realizables, en los plazos, porque disponían todo, tanto los suministros y equipos de laboratorio modernos, cuanto el acceso digital a todas las revistas científicas. En las conferencias donde asistían, veían en directo a los autores de libros, teorías y artículos decisivos, argumentando sus puntos de vista en debates fantásticos. Estas eran oportunidades para conversar con los integrantes de los diversos equipos científicos que trabajaban en temas similares. En el almuerzo, o en la cena eran momentos de gran producción científica, de intercambio de ideas y también de esparcimiento.

Haciendo un estimado grueso y considerando a todas las universidades de los Estados Unidos, los estudiantes y profesores peruanos instalados, con mas de tres años, tranquilamente superan los 300. Así el Perú contribuye a este país con unos 250 doctores o científicos en actividad.

Situación similar observé cuando visité en Ginebra, ciudad fronteriza de Suiza con Francia, el Centro de Investigación Nuclear Europeo (CERN). Allí, cuatro físicos peruanos, 3 se San Marcos y 1 de la UNI, trabajaban en oficinas muy agradables, parecían ambientes de hoteles, ellos participaban en experimentos relacionados con colisiones nucleares de alta energía. Tenían visa de diplomáticos, la institución les proveía de vitaminas para incorporarlas en sus desayunos o cenas en su departamento. Con ese dinero ya habían llevado a sus padres de visita, otros a su novia y comenzaban a instalarse para formar una nueva familia. Tenían la seguridad que terminado su doctorado, proseguirían el postdoctorado y luego, se instalarían en alguna universidad. Para ese fin tenían que trabajar durísimo, hacer publicaciones, participar en proyectos, acumular puntos para el concurso, que es estrictamente objetivo y libre.

Fisicos san marquinos en el CERN, haciendo física de altas energías

En mi estadía en Brasil en la facultad de física el número de estudiantes de posgrado eran 70, de ellos 15 peruanos, casi el 20%. Tomando en cuenta a toda la universidad, la cifra alcanzaba 80, que extendiéndola a todas las universidades de Brasil, se llegaría a los 300. Ellos eran mayoritariamente de ciencias e ingeniería, provenían de las universidades públicas de Lima y del sur del Perú.

Ellos no pretendían volver al país, sabían hasta la saciedad, las dificultades que tuvieron mientras estudiaban pregrado sea para adquirir libros, disponer dinero para el pasaje y comida o ayudar a sus padres, tenían que vender ropa durante los meses de enero, febrero y marzo para financiar sus estudios del semestre, caminar por todo Lima enseñando cursos de nivelación. Muchos de ellos vivieron en cuartos de 4 m2, en las azoteas de las casas al frente de la universidad.

Sabían de los bajos salarios de los profesores, por lo que tenían que trabajar en dos o tres universidades para solventar los gastos familiares. Conocían de las dificultades de ser reconocidos por su grado, consideraban que en la universidad e instituciones similares los concursos no se ganaban por mérito, sino por intereses de grupo, “no hay que dar cabida a estos doctores, antes que se ponga operativo ese plan de carrera, nombrémonos directivos de carrera, ninguno de nosotros tiene algún articulo publicado en revistas internacionales, así nos van a bajar de nivel, finalmente nosotros somos mas antiguos”. O bajo el amiguismo o clientelaje o falsa lealtad, “tu vas a tal cargo porque me gusta que trabajas calladito, nunca reclamas, ni eres sindicalista”. También conocían de las dificultades de conseguir vacantes, sabían que en mucho de los concursos ocurría que: “ vamos hacer los requisitos de manera que entren los que queremos, la convocatoria es para darle legalidad, no se preocupen, no importa el grado que traigan”.

Mientras tanto en el extranjero, por ejemplo Brasil, desde el comienzo les ofrecía una beca de estudio que, les permitía alquilar un departamento, amoblarlo, volver al país de ves en cuando, llevar a sus padres a visitarlos, facilitar la llegada de un hermano u otro amigo, y si se dan las condiciones de hacer familia, mejor, de esa manera asegurarían su legalidad de residencia. Con esos antecedentes y bajo esas condiciones imperantes, con seguridad mas del 90% no volverían al país.

Fisicos peruanos en Brasil, doctores en diversas especialidades, de ellos solo uno volvió


Así el número de científicos e investigadores peruanos en ciencias e ingeniería en EEUU, EUROPA Y BRASIL, bordean los 800. Que es igual o mayor que el número de científicos activos, presentes en el Perú. Esta es la importación gratuita que los países ricos, desarrollados, inteligentes, hacen de los países subdesarrollados y pobres, que desconocen la importancia de valorar a sus jóvenes mas brillantes. Es lo que llamamos el subsidio que nuestro país hace a los países ricos entregándoles gratuitamente nuestros mejores cerebros. ¿Hasta cuándo los gobiernos no se darán cuenta, que es imprescindible modificar las condiciones para que ellos vuelvan al país. A poner todos sus conocimientos alcanzados en beneficio del Perú?. Porque por mas distante que estén el amor a sus raíces no se puede borrar, ni sus intenciones de aportar a su desarrollo.
Cierro este espacio citando a Einstein quién advirtió este fenómeno hace muchos años cuando dijo que:

"Solamente serán exitosos los pueblos que entiendan cómo generar conocimientos y cómo protegerlos; cómo buscar a los jóvenes que tengan la capacidad de hacerlo y asegurarse de que se queden en el país.

Las otras naciones se quedarán con litorales hermosos, con iglesias, con minas, con una historia espléndida; pero probablemente no se queden ni con las mismas banderas, ni con las mismas fronteras. Y mucho menos con capacidad económica"

En la consola del reactor nuclear RA-3, Centro Atómico Eseiza, Argentina

Agustin Zúñiga Gamarra
Lima, 08 de abril de 2007

sábado, 7 de marzo de 2009

El Día de la Mujer: Para las Mujeres Luchadoras



Mientras en el mundo se conmemora el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), en homenaje a luchadoras obreras que se inmolaron en la reivindicación de sus derechos ciudadanos, negados entonces. Aquí en el Perú, algunos programas de TV también lo hacían a su modo. Es decir olvidaban la esencia de ese día. Un día de conquistas, de discusiones, de manifestaciones, de debate y porqué no de alegría. Pero no de la forma como ellas lo llevaban superficialmente, risas por aquí o allá, modas, prótesis etc. Se hacían diálogos como el siguiente:


- Hija cuando uno tiene la mente positiva nuestro semblante también lo muestra. Hay que mantenerse en línea. Tomar la vida con tranquilidad. Si te estresas deja todo, vete al gimnasio y luego a comprar.


Ese programa estaba conducida por el estereotipo de mujer que los escaparates de Ripley o Saga nos quieren vender, rubias, delgadas y altas. Ellas – las conductoras y sus invitadas- lo tuvieron siempre todo: estudiaron en los colegios más caros, sus veranos la pasaron en las playas del sur o del norte del país, jamás tuvieron que dormir a 3400 msnm. No habrían soportado vivir sin ver TV, diariamente. Ellas nunca tuvieron que caminar todas las mañanas antes que la luz iniciara el día, para traer leche para sus hermanos menores o acompañar a sus madres al sembrío y la cosecha. Ellas, jamás tuvieron que escarbar con sus manos, para sembrar y cuspar las chacras. Qué va!!. Sus bellas y cuidadas uñas no estaban para eso, se lastimarían, ellas las tenían para mostrarlas en las fotos de los sociales de Caretas o El Comercio. Contrastando con este día histórico de mujeres luchadoras, estas señoritas de novelas de Bryce, ¿de qué día de la mujer nos hablan?. Ellas nunca tuvieron alguna situación en desventaja, como para salir a hacer una marcha o entender qué es luchar por un derecho conculcado. Además, en su universidad hacer marchas no estaba permitido, "eso es propio de los cholos de las universidades públicas", concluirían.


Pero como las que sufren, en un sistema de exclusión, no saben expresarse, ni escribir, y viven en las chacras, asentamientos humanos, punas, botaderos de basura o minas informales. Entonces, ellas las de “pura pinta y plata”, quieren defenderlas, buscando proyectos costosisimos, de los cuales el 50% o mas quedarà en sus sueldos, de consultoría. Así, con anillos de oro en cada dedo, de pronto se convierten en luchadoras por la mujer, pero, desde oficinas doradas de sus ONG.


El día de la mujer no es para ese paradigma de mujer, que fácilmente se hicieron de espacio en la sociedad, sea porque sus familiares, tenían abundante dinero o porque sus padres haciendo mal uso del cargo público, dispusieron de dinero mal habido, para llevarlas a estudiar a buenas universidades y cuando volvieron, pretenden hacer creer a esas madres y mujeres abandonadas y postergadas, que ellas vienen a salvarlas y que fueron preparadas con el sudor de la frente de sus padres. Eso es lo que nos quiere hacer creer por ejemplo Keiko. Tampoco este día no es para aquellas, que haciendo uso de la TV, y por el hecho de ser mujeres, creen que pueden destruir hogares, posponer cualquier valor con el fin de obtener más raiting. Ni es el día para las congresistas que haciendo gala de desprecio a la moral premian a Magaly, que representa el mal ejemplo de mujer.


No!!, y No!!. Hoy 08 de marzo, no puede ser el día de las mujeres que deshonran el valor de nuestras madres, luchadoras por siempre, o que creen que ser mujer es ponerse kilos de pintura en la cara o toneladas de glicerina, en los senos y traseros, como único medio para ganar dinero y movilización social. En este día, quisiera que no se premie, a las que compartieron con Fujimori y Montesinos, el robo del país. El día de la mujer, no es para eso, no basta tener el género, sino habérsela ganado con lucha y esfuerzo.


Por ello, nuestro día de la mujer, es para las madres de los barrios populares, aquellas que pagan el agua más cara que los ricos la usan en piscinas y para bañar a sus canes. Lo es para las madres campesinas, que tienen que cultivar sus chacras rogando que las plagas se desparezcan solas porque el ministerio de agricultura no llega a los 4000 msnm. Es el día, también, para las madres de los asentamientos humanos, que llegan a las 12 o 1 de la mañana a sus “chozas”, y deben de salir en la madrugada para vender en los mercados, lavar ropa, ser padre y madre, y a veces volver para reconocer los restos de sus hijos muertos bajo el fuego de una vela. Este día es para las maestras que con el escaso sueldo, tienen que prepararse, enseñar en aulas carcomidas por el desprecio del estado, y a pesar de todo, hacer de sus hijos profesionales. También, este día es para las mujeres profesionales y emprendedoras, que solo con sus brazos y mente, seguros de su capacidad, superaron todas las dificultades y hoy son mujeres de respeto, valía y aprecio.


En este día, también quiero homenajear a la mujer enamorada que quedó distante, pero está presente día a día, de César Vallejo, Idilio Muerto:



Qué estará haciendo esta hora mi andina
y dulce Rita de junco y capulí;
ahora que me asfixia Bizancio, y que dormita
la sangre, como flojo coñac, dentro de mí.

Donde estarán sus manos que en actitud contrita
planchaban en las tardes blancuras por venir,
ahora, en esta lluvia que me quita
las ganas de vivir.

Qué será de su falda de franela; de sus
afanes; de su andar;
de su sabor a cañas de Mayo del lugar.

Ha de estarse a la puerta mirando algún celaje,
y al fin dirá temblando: “Qué frío hay … Jesús!”.
Y llorará en las tejas un pájaro salvaje.


Pluma del Viento

Lima, 08 de marzo de 2009

Homenaje a la mujer trabajadora:




(Expuesto en el programa, "Buenos Dìas Chiquián", de Vladimiro Reyes, de 6 a 7 am, en radio Independencia)

jueves, 5 de marzo de 2009

Huellas Por Oro Puquio

En la tarde del sábado, mientras la fiesta del cortamonte concentraba a la gente en la plaza de armas, la nostalgia por los años idos de la infancia, me empujó a caminar hacia el puente Cantucho, lugar representativo del barrio de Oro Puquio, pasé delante de la casa de mi tio Beto (Núñez), nuestro recordado sanitario, que en su haber tiene haber salvado muchas vidas, pero también de haber cazado otras.
Portal de ingreso de la casa de mi tío Beto y tía Alicha, lugar especial para el Pari.


Linda foto de don Beto como cazador. Foto tomada a la foto de la casa fotográfica de la calle comercio con su permiso.

La acequia que cruzaba la vía estaba cubierta de cemento (canalizada) y no había más rastro de aquel recordado puente.
El puente Cantucho, estaba por ahí, la canalización lo desapareció.

Parado sobre la esquina miraba, la páginas empolvadas de mi niñez, cuando con mi primo Edgar (hijo de don Beto), corríamos tras los becerros para llevarlos hacia el corral de su abuelita doña Ticucha donde sacábamos leche.

Como todo había cambiado traté de ubicar el puquial, era difícil, construcciones por todos lados, por suerte apareció una señora con su fajo de shogla bajo el brazo, me acerqué a preguntarle si conocía el puquial de Oro Puquio, ella era la señora Ernestina Abarca, muy conversadora me dijo que había vivido mucho tiempo en la puna, cerca a Tinya, caminamos pocos metros hasta la esquina desde donde me señaló el lugar del puquio, casi indistinguible.
Al fondo el puquial de Oropuquio, todavía vive.

Con la mente retrocedida décadas, pisaba con calma, casi buscando mis huellas, a cada paso, volvía a los lados para reconocer los caminos, algunos todavía se mostraban como antes, con mezclas de modernidad, como aquel que nos llevaba a a cochapata, hacia el reservorio de aguas turbias, donde muchas veces nos bañábamos y jugábamos a tarzán.
Camino hacia cochapata, mezcla de antigüedad y modernidad.

Me acerqué como incrédulo, habían transcurrido casi 45 años desde aquéllas épocas de mi niñez, y, el puquial todavía seguía virtiendo sus aguas, pocas, pero suficientes para devolvernos la alegría de saciar nuestra sed de memoria, de nostalgia y de alegría por el reencuentro con nuestras raíces.
Lima, 20 de Febrero de 2008

martes, 3 de marzo de 2009

La Carretera A Roca : Homeje a la Memoria de don Alfonso Cerrate

Era el viernes 11, 9:45 pm, habíamos concluido apurados una charla en la Universidad Tecnológica del Perú (UTP). En la puerta de la casa nos esperaba el carro 4x4 de Carlos y Nico Cerrate, como habíamos quedado el sábado 5 de febrero, para acompañarlos a visitar la obra de la carretera a Roca y Cuspón que se está trabajando con el esfuerzo desinteresado de estos hermanos chiquianos.


Nuestro plan sería pernoctar en Barranca y salir a las 6 am, para llegar en la mañana a nuestro objetivo. Luego de pasar lentamente la estrecha panamericana que da frente al terminal de Fiori, llegamos a la casa de nuestro amigo Gelacio Tafur, que desde lo alto de su casa avistaba cual vigía su nietecita, y en acto concertado y automático llamó a Gela, quién se unió al equipo, no sin antes traer buena música para acompañar el viaje.


Entre anécdotas y reminiscencias de nuestra juventud en Chiquián, Huaraz o Lima, íbamos recortando los kilómetros que nos separaban de nuestro objetivo, acompañados de hermosos huaynos ejecutados por orquestas y bandas. Por su puesto que recordamos a nuestros viejitos (don Antonio Zúñiga, Nicanor Cerrate, Silverio Tafur, que junto a nuestras madres Luzmila Gamarra, Juana Angeles y Teodosia Anzualdo) de cuyo esfuerzo y enseñanzas, nos alimenta el sentir por nuestros pueblos lazos invisibles de amor y preocupación.

La neblina tupida en la subida de Cajacay a Conococha, se desvaneció cuando llegamos a los 4 mil metros de altura de la Pampa de Lampas, y ya por la carretera que va a Ticllos, Corpanqui, Llaclla, divisamos el manto verde de la Punas, los corrales, las casas bajitas con techos de hichu, tiraban sus humaredas al viento dibujando un paisaje de nostalgia por los meses entre enero y marzo vividos en ellas. Esta era la puna de doña Catalina Alvarado, esta de Silvia Gamarra, esta de Margarita Calderon y la mía es esta GashiRagra, recordaba Gela, mostrándonos los pozos donde preparaba el Tocos, e incluso una pocita que era la piscina donde daba sus chapuzones de agua helada. “Cuando se es niño no se siente nada ...”, su voz se entrecortaba cuando miraba, la planicie casi infinita, con cúmulos de agua es un pantanal.
“un día montado en mi caballo retornaba a casa tranquilamente, por cortar camino decidí tomar cierta vía, a la cual el caballito se resistía fuertemente, pero insistí tanto, que cuando el caballo dió un paso adelante se detuvo impotente mientras se hundía, asustado y llorando, quedé inmóvil, de pronto el caballito con el fango casi en sus narices, hizo un último esfuerzo, y saltó al costado donde recuperó altura y nos salvamos. Así que en adelante dejé que el caballito decida el camino a casa.... “.


Divisando hacia las cumbres nos mostraba admirado y preocupado.



“Aquí comenzaba la nieve ahora como ves ya no existe”.


La desglacialización es un hecho en nuestros nevados, alertándonos y demostrándonos que la naturaleza está cobrando el mal uso que el hombre le da a sus riquezas.


No todo era deslumbramiento y belleza en el camino muy cerca quedaba la puna de Fabio Rivera quién sentado divisaba la carretera y parecía esconderse entre el sombrero, gorro, bufanda y poncho. Estaba acompañando a su mamá y muy pronto se regresaría a Lima, los ojos grandes y los escasos bigotes no ocultaron el seño fruncido que reflejaba su cólera y rabia :

“Ahí abajo se ve un cerco de alambres, ¿lo ves?., allí, antes, nosotros podíamos pastar a nuestros huachis (los mas pequeños), pero ahora no podemos porque la Comunidad de Roca, ganó en un juicio a la Comunidad de Chiquián estos terrenos que antes nuestros abuelos los tenían los compartíamos tranquilamente. Por eso venimos mas seguido para impedir que nos desalojen, en cualquier momento ellos vienen y ponen sus chozas en los terrenos que eran nuestros y por no pelear tenemos que abandonar, por ejemplo esta casa grande y corrales eran de la Sra. Cata ahora es de los roqueños”.


Compartimos con él unos oportunos panes que en Barranca había comprado Nico y continuamos el viaje, preocupados por lo escuchado. ¿Pero quién no tiene ningún animalito merece continuar con la propiedad?. ¿Quién tiene inmensos terrenos sin uso tiene derecho a invadir otros?.


En el tablero del vehículo marcaba 3980 m de altitud y 10° C de temperatura, eran las 10:00 a.m. cuando se inició el desvío de la carretera al distrito de Roca, una carretera que fue construida hace casi 40 años, con poco menos que 3 metros de ancho, haciéndose muy difícil el acceso sobre todo en temporadas de invierno. Durante el descenso la neblina impedia ver las profundidades del paisaje, nos consolamos viendo los cercanos sembríos de papa, bien adheridos en la pendiente bastante empinada. El manto verde que cubría los terrenos indicaban la presencia de agua sea por lluvias o acequias, no se veían animales vacunos, este debe ser un pueblo poco de leche y carne.

El fuerte sonido a motor anunciaba la presencia de la máquina, en la curva siguiente dejamos el carro para aproximarnos y ver de cerca cómo, el tractor frontal levantaba arbustos, piedras y aplanaba el piso dejando la carretera ancha, unos 6 metros, limpia lista para transitar, era impresionante ver a una maquina levantarlos como papelitos, los obstáculos que para abrir las carreteras antiguamente, llevarían mucho tiempo y esfuerzo de muchos braseros. El clima, la tierra húmeda y la ausencia de polvo, ayudaban enormemente el trabajo según comentaba Carlos,


“Los celosos y engreídos Apus no querían que se produjese el ensanchamiento, pues hasta en tres oportunidades la maquina no funcionó, dos veces tuvieron que devolverla a Lima para su reparación. Luego de una chacchada la noche entera, el cerro se doblegó, y hoy se trabaja tranquilo”, nos comentaba un poblador. Yo creo en eso decía Nico, sacando cuenta las experiencias vividas.

Continuamos el viaje y llegamos a la plaza de armas de Roca, la neblina aún permanecía en la ciudad dando una visibilidad poco mas de 100 metros, nuestra llegada inusitada permitió ver con naturalidad, la vida cotidiana de este antiguo pueblo. Si bien es cierto veníamos para ver la carretera, sin embargo la primera impresión chocante fue observar a los niños, en llanque, con los deditos embarrados, las caritas y manitas quemadas y sucias, jugando con su ruedita de llanta y alambre, nos recordaba nuestros primeros juguetes de la infancia en Chiquián. Los panes que llevamos de Barranca resultaron solicitados desapareciendo todos en el acto. Qué será de estos niños en diez años mas?, nos preguntábamos. Cómo será su nutrición?. Qué enfermedades estarán cobijando?, Qué rendimiento escolar tendrán?, en fin. Mientras esto turbaba la mente apareció una ancianita, en peores condiciones aún, que había conocido a don Silverio, trayéndonos un platito de papas pequeñitas, frías, “ ya que estos avaros no traen nada aquí les he traído esto”, en un quechua dulce y comprometedor, nos conminó a comer todo, dejando incómodo al alcalde que ajetrosamente convocaba a uno y otro poblador al local de la Comunidad. Mientras todos esto se organice, continuamos a ver los avances de la carretera Roca – Cuspón, a la salida del pueblo pasamos por la Escuela, construida durante los años des servicio del recordado maestro don Juan Bueno, una escuela bonita, de patio amplio rodeado de aulas, techo de calamina, remodelada en 1978.


Se sabía que una maquina cargadora frontal mas pequeña, estaba cedida por el consejo de Bolognesi para hacer el trabajo de abrir trocha, y luego la maquina grande vendría a completar la carretera con el ancho de 6 metros. Desde hacía 30 días esta maquina no había avanzado mas de 200 metros, pues había encontrado una piedra que requería volarla y la dinamita no llegaba hasta ahora, a pesar de los esfuerzos de los pobladores que eran mecidos de un lugar a otro. Frente a esto, los hermanos Cerrate cedieron una compresora y se adquirió la dinamita necesaria, de forma que ese nudo ahora podría vencerse .


Al retorno a la plaza de armas nos esperaban en el local comunal las autoridades del pueblo el alcalde y el presidente de la comunidad de Roca, el alcalde y el presidente de la comisión pro- carretera de Cuspón, el gobernador y otros ciudadanos, donde nos invitaron un desayuno, a las 11:45 de la mañana, una sopa de sémola, sin atisbos de carne, papa y queso. El estomago que toda la mañana había rugido por el frió al fin se vio complacido con este sabroso plato caliente, que se elevó de categoría cuando Carlos sacó un fino vino tinto hecho con uvas Argentinas.
Después de terminar este desayuno-almuerzo, las autoridades y ciudadanos presentes, tomaron la palabra, haciendo notar su alegría y emoción de tener cerca la carretera, que han esperado decenas de años, el sueño de sus abuelos se está haciendo realidad, los esfuerzos de don Alfonso Cerrate sus sobrinos lo están culminando. Estas personas a pesar de las difíciles condiciones en que viven, tienen que darse tiempo y dinero para viajar a Chiquián, a Huaraz a veces a Lima, y lo lamentable es que vuelven con las manos vacías, su impotencia y frustración nos lo comentan como esperando que le diéramos solución, para ellos el centralismo comienza ya en la capital de la provincia, imaginen entonces como será en la capital de la republica. Observándolos a estos hermanos nuestros, incita compañerismo, deseos de entregar algunas horas de nuestros días de trabajo.


Viendo estos lugares provoca admiración al recordar el gran esfuerzo que habrían hecho los maestros de antes, que a lomo de bestia o a pie, levantaban escuelas, campos deportivos, transportaban libros, alfabetizaban a adultos y enseñaban a los jóvenes. Cuántas veces habrá pasado por estos caminos mi padre don Antonio Zúñiga junto a su hermano don Juan Fuentes o mi tía Alicha Soto. Mientras contaba en casa estos pasajes, mi hermano Marco me comentaba que mi madre había llegado a Roca cargando a mi hermano Uli, para canjear productos por papa, qué fuerte habrá sido ella, me digo, si hoy a mis 50 años muy dificultosamente subía el camino en medio de las hermosas flores silvestres del kenual, que Gela insistía en retratar tanta belleza.
Que importante es visitar los lugares de nuestra provincia, sentir en carne propia sus necesidades y posibilidades, sería bueno ir con nuestros hijos sean niños o jóvenes, por ejemplo Carlos estaba con su hijo de 10 años, era la tercera vez que visitaba el trabajo de carreteras, un día continuará este trabajo, y espero que en él crezca los sentimientos de amor a nuestra tierra. Es cierto que hay pobreza, postergación, por todo ello no solo debemos esperar al gobierno, sino también es labor de todos los hijos residentes en lima y en otras partes del Perú, ayudar en las gestiones o colaborar en encontrar caminos de desarrollo, bien que hoy se abra esa gran puerta del progreso la carretera. Luego habrá que producir algo rentable: granjas de truchas, productos lácteos, utilización de la madera, producción de plantas típicas y otros para consumo de la población para que incorporen en sus comidas nutrientes indispensables para el desarrollo del niño y las personas. Los pueblos pequeños, con volúmenes de venta escasos tienen que unirse y formar redes para enfrentar mejor la globalización que es un hecho. No solo pensemos en el turismo y en los minerales. Para eso la naturaleza ha hecho su parte, y mucho, ahora nos toca a los hombres y mujeres, usar el conocimiento para generar bienestar y salud a nuestros pueblos.


Agustín Zúñiga Gamarra
Lima, 18 de febrero de 2005

domingo, 1 de marzo de 2009

Acceso Libre a La Producción Científica Global

Ayer con un alumno necesitábamos revisar referencias para elaborar su tesis de maestría, en el área de huellas nucleares aplicadas a la datación de vidrios volcánicos de la región de Arequipa. El resultado fue que no pudimos obtener ninguno relevante. Noté frustración en el alumno. Teníamos las direcciones de las referencias pero no podíamos acceder (leerlas). Enviamos, a los autores, mensajes electrónicos pidiéndoles nos envíen una copia de sus artículos, a veces funciona, pero ese no debería ser el camino.


Como dándole ánimo al alumno, le conté que en Estados Unidos en la universidad donde tuve una estadía de posdoctorado, el acceso era abierto y gratuito para el alumno a cualquier referencia. Allí, no te preocupabas de imprimir o fotocopiar las referencias, simplemente los tenías en el disco duro o ingresabas en el momento que lo necesitabas. Con estas referencias digitalizadas disponibles se hacían los recortes necesarios para tus presentaciones directamente. Los conceptos quedaban rápidamente claros, porque tenías acceso a los artículos primigenios en el tema, y también a los más recientes. De forma que construir el estado de arte del tema era solo cuestión de habilidad de leer y entender. Y así podías establecer con consistencia, el problema, la justificación e hipótesis. O comparar los trabajos hechos por diversos grupos, y desde ahí identificar quienes son “autoridades” en el tema, en base a sus publicaciones. A qué líneas están orientando sus investigaciones, con qué universidades cooperan, o qué tendencias se están dando en el mundo. Sin esas referencias, caminas con la venda en los ojos por una sala plagada de escorpiones.

Ante esta situación -en el Perú, y en mi institución- y la cantidad de años padeciendo lo mismo, sentí que no habría forma de arreglarla, pueda que algunas universidades (particulares) tengan acceso a varias revistas, pero en general las universidades nacionales e institutos de investigación no tienen acceso a las que necesitan y de manera oportuna. Indudablemente la situación es peor es en el interior del país. Precisamente mi alumno es un profesor universitario de una universidad del interior. Encontrar un artículo es como pretender zurcir un pantalón que se agujerea en forma aleatoria. Y consecuentemente, las frustraciones de alumnos, ante la imposibilidad de obtenerlas seguirán acongojando a ellos y al profesor.

En consecuencia una de las salidas, tal vez la única es la de apoyar al movimiento mundial de Acceso Libre a la Información Científica, esto lo leí en Brasil hace algunos años, pero hoy dicho país ha avanzado muchísimo en este rubro, tanto que este mecanismo es sin duda uno de los motores impulsionadores de su creciente presencia en el ámbito mundial en ciencia y tecnología, hoy es “ 5º en el mundo en número de repositorios digitales, se ubica muy por delante de las potencias económicas como Italia, Francia o Australia y también posee la 2º más grande Biblioteca Digital de Tesis y Disertaciones (BDTD) del planeta, y ocupa el 3º lugar en cantidad de publicaciones periódicas de acceso libre” [1]. En cifras, “tiene más de 50 repositorios institucionales (bibliotecas digitales conteniendo la producción científica de una institución), dispone de un acervo de aproximadamente 75 mil tesis y disertaciones en texto integral, disponibles solamente en la BDTD, y mas de 500 publicaciones periódicas electrónicas ofrecidas en la Web “.

Esta nueva forma de encarar el acceso a las publicaciones especializadas científicas, facilita el mayor conocimiento de los propios investigadores; fortalece la sociedad del conocimiento; contribuye a la validación de la ciencia, en tanto la sociedad podría comprender y evaluar mejor la producción científica, y saber en qué se gasta sus impuestos; da visibilidad a los actores; mejora la transparencia, “quién es quién en las diversas especialidades”. Finalmente da calidad a la opinión del ciudadano sobre estos temas que cada día son más cotidianos.

A este respecto en la revista Science del (20-02), aparece un artículo firmado por James Evans y Jacob Reimer de la Universidad de Chicago, sobre el acceso libre e irrestrictoon line” (tiempo real) a las publicaciones científicas, en una muestra de 26 002 796 artículos, desde 8253 revistas publicadas desde 1945, de los cuales el 88% está en ingles, cuyas versiones se pusieron “on-line” desde el 2006. Los resultados muestran que la influencia es mayor en los países en vías de desarrollo hasta en 100% comparado con los países ricos. Sin embargo en los pobres el impacto parece escaso, se debería al precario acceso a Internet. En cuanto a las disciplinas, se nota que no habría influencia en ciencias físicas, ni sociales, pero si se incrementa fuertemente en publicaciones multidisciplinarias. La explicación sería que en física la costumbre es que los artículos ya circulan en calidad de “preprints” o que las mayorías de ellos son ya de acceso total. Esto último dice mucho del caso peruano, respecto al campo de física, aquí ese resultado no es aplicable pues estamos seguros que las citaciones se elevarían notablemente dado que la mayoría de las universidades públicas de Lima, Piura, Tacna, Trujillo, Arequipa y Ayacucho, donde hay escuelas profesionales de física, ninguna de ellas tienen acceso “on-line” ni a siquiera una revista.

De otro lado mirando la Inclusión y el Desarrollo Sostenible, tan hablado el año 2008, en las rondas del ALCUE, este nuevo paradigma contribuiría a promover la inclusión digital del país. Porque no solo hay hambre de pan, hoy día, sino también hambre digital. De ahí que no basta el Vaso de Leche, se requiere para complementarlo el PAN DIGITAL. Una política pública que considere el acceso a la información, oportuna y de calidad, en todo el país. Deberíamos comprender que así como reclamamos el derecho a la opinión, también deberíamos hacerlo por el derecho a la información, porque de otra manera, ¿cómo podríamos opinar –mejor- si no estamos –bien- informados?.

Más información menos supertición.
Más tecnología menos ideología.
Más conocimiento menos armamento.

Agustín Zúñiga Gamarra
Lima, 26 de febrero de 2009
[1] Journal da Ciencia, 23-02-2009