sábado, 4 de diciembre de 2010

El Éxito del Juguero o el Nobel se Alcanza con la Misma Fórmula


Por Agustin Zúñiga Gamarra


Muchas mañanas soleadas o no, sabatinas o dominicales, terminaron en la juguería Vaso Gigantón (cuadra 12 de Arnaldo Márquez en Jesús María). Hacíamos cola, pues el reducido espacio y la gran clientela, cubrían con facilidad las sillas disponibles. Los productos que se ofrecían eran puramente naturales, uno mismo elegía las frutas, sea para los extractos, jugos o ensaladas. El precio siempre accesible.



Hoy, luego de algunos meses, volví a visitarlo, y lo hallé remodelado. Mi primera impresión fue que habrían colocado un gran espejo en la pared del fondo para dar la sensación de amplitud. Movía mi mano, la cabeza, el cuerpo, tratando de hallar respuesta en el espejo, pero eso no ocurría, por lo que el espacio era real. Habían logrado comprar el local contiguo. Ahora sí!!. Había lugar!!.



El ambiente era elegante, las paredes pintadas hacían juego con las diversidad de colores de las frutas de la estantería. Entonces me invadió un gozo especial, una alegría sincera, quería felicitar al joven dueño y sus trabajadores. Eran un ejemplo real de la juventud emprendedora del Perú, de aquellos que se abren paso al progreso, a pesar de muchas dificultades. Probablemente en algunos años ellos abrirán otras juguerías, o tal vez venderán franquicias. Pasado el tiempo nadie recordará, quién lo inició y cómo se construyó ese imperio.



Yo que los he visto surgir puedo decir, que los jóvenes que nunca tuvieron dinero, ni cursaron estudios superiores, siguieron una misma fórmula: trabajo, limpieza, ahorro, persistencia en el sueño. El resultado fue productividad, crecimiento, fidelidad del cliente, progreso y riqueza. Esta fórmula ganadora, porqué no se imita?. Dónde se vende emprendedorismo, persistencia y visión?. Díganme dónde, que lo compro!!. Gritaba callado.



Entonces desde mis interiores una voz se levantó presta y desafiante. No es necesario ir a alguna tienda, esa fórmula la siguen todos los exitosos, que no esperan sacarse la lotería. Es independiente si pasó o no por la universidad. Por ejemplo, Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010: ¿acaso el tuvo un padre muy preocupado por él?. No. Hasta diríamos que fue mas bien un obstáculo. Sin embargo surgió, triunfó, en la dimensión de la intelectualidad.



En ambos casos, jamás hubieran alcanzado el “éxito”, si no se hubieran sacrificado mas allá de lo usual, trabajo organizado, disciplinado, persistente, con el objetivo claro. Ellos no prefirieron darse la siesta hasta las 10 de la mañana, o dejar cosas para el fin de semana. El juguero, madrugaba a las 3 o 4 de la mañana para traer la fruta fresca desde los acopiadores de la parada. En su pequeño espacio nadie se sentaba durante las 8 a 9 horas. Los horarios comenzaban a las 6 de la mañana y cerraba a las 8 de la noche, de domingo a domingo.



Ahora que veo al joven triunfador, cosa que el no se la cree, pues sigue trabajando como si fuera el primer día. Siento que nada valioso se alcanza sin esfuerzo, independiente de la especialidad o si el trabajo es manual o intelectual, todas requieren de dedicación por encima de la media. Si alguien sigue esta fórmula, independiente del área en que trabaje, el resultado será indefectiblemente el éxito, cuyo significado supera el dinero, está mas próximo con la satisfacción del esfuerzo desplegado, o del camino andado.



A nosotros, gente del promedio, nos queda aplaudir ese esfuerzo y promover esa fórmula. Aunque nos lamentemos que ella no se enseñe en las escuelas y mas bien en las calles, en la confrontación con las dificultades y desafíos que surgen en la vida diaria. Cuánto nos gustaría que los medios de difusión, en lugar de tener mucha información de muertes por choques o asaltos, pongan ejemplos de éxito como los expuestos aquí, con ellos seguramente habrían mas personas imitándolos, mas peruanos construyendo sueños, pues el inicio de la fórmula es tenerlos y mantenerlos permanentemente como guía, durante el sacrificio organizado y persistente, así, el triunfo estará asegurado. Por ello, !!Comencemos a hacer realidad nuestros sueños, con disciplina y organización!!.



Jesus María, 04 de diciembre de 2010

No hay comentarios: