domingo, 10 de julio de 2011

Don Vladimiro Reyes el Gorrión de Buenos Días Chiquián


Por costumbre, no sé desde cuando, me levanto muy temprano incluso los feriados, talvez sea por que mi padre sintonizaba en Chiquián a don Pizarro Cerrón o a Juan Ramírez Lazo, en aquella radio philips portátil azul a pilas, inacabable, tan fuerte que acompañó a mi padre a Lima cuando decidió cambiar de domicilio allá por los años 71.


Los huaynos de pastorita huaracina bordados con sonidos de aves y la voz inconfundible de su conductor en radio el sol, arrullaban mis últimos minutos de sueño placentero, mientras allá en el patio y la cocina, mi madre desarrollaba su sinfonía con sonidos de porongos, tazas, sogas, maíz en el tiesto, armando nuestro equipaje para ir a sacar leche.


Después de casi 45 años me parece volver a andar esas mañanas y ver en su alcoba a mi padre, junto a su discreto candil eléctrico, leyendo las tradiciones de Ricardo Palma. Estos gratos encuentros entre la historia ida y la música de nuestros ayeres y presente las provoca el programa Buenos Días Chiquián, los domingos a las 6 de la mañana, del persistente abanderado de la locución chiquiana y bolognesina, nuestro amigo Vladi que hoy cumple años.


No solo su voz y calidad de conducción, le da un reconocimiento especial en la comunidad chiquiana y bolognesina, sino también su infatigable entrega por el bien de nuestro Chiquián. Allí están las horas en los ministerios aguardando citas; las horas frías de los omnibuses camino a mojón o a Chiquián; las horas de maestro de ceremonia apoyando actividades de las diversas instituciones bolognesinas; las horas de programas otorgados a ciudadanos e instituciones de Chiquián y Bolognesi sin cobrarles un centavo; las horas de las asambleas, etc.


Estos millones de minutos entregados a tu Chiquián y comunidad, brillan como estrellas en los pergaminos que los chiquianos entregamos a personas que como tú lo hacen de forma callada, desinteresada, permanente y sin cálculos políticos. Por eso y mucho mas estimado amigo, recibe de mi parte y la de mi familia un saludo fraterno y sincero en este tu onomástico, que aunque siendo pasajero el día, es permanente la amistad y aprecio a una persona sencilla y grande a la vez.


Feliz aniversario Vladi.


Acucho.
Lima, 30 de junio de 2008

No hay comentarios: