domingo, 8 de junio de 2014

BOLOGNESI PRESENTE: HONOR Y CIUDADANÍA

En el mes de Junio el sol en Chiquián es esplendoroso, en ese cielo azul, el brillo del Yerupajá trasluce autoridad y amistad, con mi imaginación me ubico cerca al monumento de la plazuela de Bolognesi en el barrio de quiullàn en Chiquián, y mientras tomo algunas fotos, mi memoria abre las páginas de mi vida y recuerdo, con nitidez y nostalgia, los desfiles, las ceremonias, que en su memoria y honor el 7 de junio se le ofrecía, al gran héroe de la Guerra del Pacífico al Coronel don Francisco Bolognesi Cervantes, que en Chiquián tiene una especial recordación porque a la vez de ser el nombre de nuestra Provincia, también lleva el nombre del primer colegio secundario, de la provincia, fundado hace 57 años, se trata del Colegio Coronel Francisco Bolognesi..  

Han pasado muchos años, desde mi paso por la primaria y secundaria, ahora que mii querido Ancash, pasa por los niveles más bajos en valores, debido a unos malos funcionarios del mayor nivel político, quisiera destacar contrariamente a ellos, los valores del gran héroe nacional,  que hoy debiéramos recordar e imitar.

En primer lugar comienzo con la edad del Patrono del Ejército, claro no era joven, pero tampoco anciano, como siempre se nos presenta, y esto lo digo haciendo cuentas, si nació en 1816, y la Toma del Morro, ocurrió en 1880, entonces él tenía 64 años, cuando junto a 900 hombres se inmolaron por su patria. Hoy no podríamos considerar a alguien como anciano a esta edad, claro alguien puede decirnos, ten en cuenta que estamos hablando de hace 140 años, y la esperanza de vida se ha incrementado, tomando esto en cuenta asumamos que equivale a unos 70 años, que es la edad a la que los empleados públicos se jubilan hoy en el Perú, y tampoco a esta edad nos consideramos ancianos. Empero, lo que pretendo destacar y tomarlo como aprendizaje de las personas que tienen la edad de 65 a 75 años,  que no es óbice no  ponernos al frente de las batallas que hoy tiene nuestra patria, la patria chica (Chiquián, Bolognesi, Ancash) y también la patria grande (el Perú).

Así, si seguimos las enseñanzas de Bolognesi, si rendimos homenajes a nuestro héroe, si somos egresados del Colegio Coronel Bolognesi, si hemos nacido en Bolognesi, entonces nuestra natural manifestación debe ser ponernos al frente, y a pesar del número reducido que pudiéramos ser, igual no deberíamos dejar que nuestra patria (chica o grande) sea tomada, por el enemigo, ese enemigo más terrible  hoy son, la corrupción, la mafia, los actos ilícitos, el crimen, sin embargo también hay otros enemigos, que requieren de nuestra participación, tal como la salud, la educación, el desempleo, el alcoholismo, el analfabetismo, entre otros.
 

Así como el emisario chileno, habrán Salvos, que vendrán a pedirnos rendición mostrándonos el oro y el moro, a ellos deberíamos decirle, igual que Bolognesi: “Tengo deberes sagrados que cumplir, y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”.

Los bolognesinos deberíamos mantener el estandarte del HONOR, principal valor de Bolognesi, el cual significa, “Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo”, esto exige saber, en primer lugar, cuál es nuestro deber, y luego tener el valor de ejercerlo independiente de las circunstancias.  Nuestro principal deber puede estar ligado con el lugar donde trabajamos, o la profesión que ejercemos, sin embargo hay otros deberes que parecen, no estar muy ligados con uno mismo, sino más relacionado con los otros, con la colectividad, y se trata de la CIUDADANÍA, cuyo significado principal, “reconoce a una persona una serie de derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la política de un país determinado”, es, el conjunto de derechos y deberes por los cuales el ciudadano, el individuo está sujeto en su relación con la sociedad en que vive. Esto exige que el individuo realice acciones para su bien y también para el desarrollo de la comunidad en la que vive, por lo que los problemas que en ella surjan deben ser su preocupación.

En este corto espacio hemos querido destacar los valores de Bolognesi, héroe nacional, cuyo nombre lleva nuestra provincia y el colegio insignia de Chiquián, que es estandarte del deber cumplido, defendiendo el Morro a pesar de contar con inferioridad de condiciones casi 1200 peruanos contra 6000 chilenos, rodeados por mar y tierra, entregaron sus vidas en una de las batallas más sangrientas de la humanidad.
 

Por lo que su recuerdo nos obliga a mantener siempre las banderas del  honor y la ciudadanía, por tanto en los tiempos actuales nos obliga a estar al frente de las batallas contra la corrupción, y los actos ilícitos que inundan nuestro departamento.

Cierro el programa saludando al Colegio Coronel Bolognesi de Chiquián tomando el poema de Nalo Alvarado:



AMADO COLEGIO 

Alma Mater de la juventud bolognesina,
crisol purificador del saber estudiantil,
camino a seguir rumbo al ideal;
¡eres mi orgullo y mi fe!

No soy poeta letrado;
sino un corazón que late y
una pluma que vuela
con las alas de los sueños.

Por eso canto a Bolognesi,
canto al Yerupajá y al cielo,
canto a los viejos chiquianos
que lo dieron todo por su suelo.


Canto también a Luis Pardo,
nuestro inmortal bandolero;
de la justicia social, mensajero
como buen luchador señero.

Canto a los directores y profesores,
a los auxiliares y a los nobles pizarrones,
a los cuadernos cuajados de borrones,
y a los miles de buenos alumnos
que dejaron sudor y lágrimas
en noches frías estudiando,
para ser siempre los mejores.

La Pluma del Viento
Lima, 8 de junio de 2014 

Este fue el texto del programa de hoy en el Zaguán de Oropuqu

No hay comentarios: