domingo, 27 de julio de 2014

A MI PERÚ MI REGOCIJO Y SALUDO POR SU 193 ANIVERSARIO EN ESTE 28 DE. JULIO (1821-2014)


No  puedo recordarte mi Perú, en este tu aniversario, solo lo pernicioso o lo desagradable, o lo malo, que pueden haber en tu suelo, por culpa de los que te habitamos. Quiero por el contrario admirarte lo bello, lo heroico, lo emulador, que dispones a raudales en tus entrañas, en tus mares, en tus selva, y en tu gente.

Hoy me tocará pasar tu aniversario, desde la cama, pero aun con la salud resquebrajada, no te guardaría rencor alguno, porque lo último que se puede perder, es el amor a la patria chica y grande que nos vio nacer. En mi caso a mi Chiquián, a mi Perú.

Viví en el extranjero algunos años, y aunque allá se puede decir que hay más comodidades, a pesar de eso nunca dejé de pensar en ti. Pasé cada minuto buscando como mejorarte, si no traje dinero, si traje conocimiento el intangible de valor impredecible, con el fin de compartir con los jóvenes estudiantes universitarios, a fin de que ellos fueran mejores, porque si ellos son mejores, mejor será mi Perú.

Junto al conocimiento trajimos nuevas herramientas, que hacen abrir puertas hacia nuevos conocimientos, y cuiden mejor la vida del humano y de la tierra.

A ellos, les infundo motivación permanentemente,  para reconocerse que tienen grandes condiciones, porque los que fuimos ya demostramos esas calidades, en las mejores universidades del mundo, egresando de las mismas universidades públicas en la que están hoy, y que esas capacidades no están tomadas en exclusividad por pudientes, sino por el contrario los que proveníamos de los barrios menos acomodados, y además descendientes de provincianos, llevábamos una ventaja interior, porque sabiendo que nos la jugábamos nuestras últimas cartas, para mejorar, nuestra familia, nuestra patria, y sobre todo nosotros mismos, nos esforzamos sin cansancio, llevamos el estandarte de compromiso con la enseñanza de nuestros padres, “defendernos en el mundo con el arma invencible de la educación”.

Hoy en tu aniversario, patria amada, quisiera que nuestros homenajes, no solo fueran tipo desfiles militares con demostraciones exclusivamente de armamentos, que recuerdan guerras, confrontaciones, conflictos entre hermanos. Quisiera que incluyéramos demostraciones diferentes que nos enorgullezcan, como el valor de los  agricultores o ganaderos, que defienden su sobre-vivencia frente a adinerados mineros extranjeros que secan sus puquiales, o les devuelven aguas abajo contaminadas. El habitante de esos lugares no quiere dinero que se le esfume de la mano, en pocos meses. Ellos quieren seguir viviendo con lo que saben producir, y se sienten suficientes, así  lo han hecho decenas de años. Un ejemplo es el caso de los comuneros de Pocpa, en el Huayhuash de Bolognesi y la empresa minera Santa Luisa.

Quisiera, también, que en tu aniversario, se homenajee a las  madres peruanas, que viven en condiciones infrahumanas, frente al frío que los acecha con inaudito olvido del Estado, incluso en las cercanías de la capital de la república, como son Villa María del Triunfo, o Comas. Sin embargo ellas saben sacar adelante a sus hijos. Iguales cosas ocurren en Puno y la Selva.

Junto a ellos me sentiré orgulloso viendo pasar como homenajeados, a algunos deportistas, que con esfuerzo individual, han alcanzado los primeros lugares, ellos son los fondistas y ajedrecistas. Aplaudiría de pié enfervorizado, el paso de la exitosa gastronomía, reconocida mundialmente, encabezado por el gran Gastón Acurio. Y de fondo nuestras grandezas precolombinas, que son admiración del mundo: Machu Picchu, Caral, Nazca, Sipán, y Chavin.

Y como tiene que ser un ambiente festivo, el desfile iría acompañado de nuestra música peruana, encabezados por los elegantes, valses, y marineras, luego como plato de estelar, y para hacer bailar a todos los asistentes, vendrían los huaynos de los diferentes lugares del Perú, seguro que agitaría mis brazos de alegría, cuando a su turno surja la prosa y estilo que del huayno chiquiano con pañuelo en la mano. 


Y para cerrar el jolgorio vendrían las cumbias peruanas, venidas desde, San Martin de Porres, con los Destellos, desde la selva con los Mirlos,  desde el centro con los Shapis, y desde el norte Los Hermanos Yaypen, todos con sabor nacional, mientras en los cielos brillarían los fuegos artificiales, y los asistentes abrazados gritaríamos. ¡¡ Somos hermanos, que viva el Perú!!.



Con estas imágenes compartidas al mundo, nuestros hermanos que viven en el extranjero, no solo derramarían lágrimas recordándonos sino que, renovarían sus votos de orgullo y amor a su patria. Porque ellos saben que se fueron no por no quererte, sino por cuestiones de trabajo y oportunidades, pero su cariño y añoranza están vivos, porque aquí radican sus padres, sus amigos de infancia, de juventud, su historia, en fin su esencia. Por ello junto a sus familias hechas en el extranjero, en este tu día ellos te cantarán y te recordarán con el mayor de los sentimientos y deseos por tu bienestar.


Con ese marco de fiesta imaginado por tu homenaje patria querida solo me queda decir.


Feliz día hermanos, chiquianos, bolognesinos, ancashinos y peruanos, residentes aquí, y en el extranjero, en este día de aniversario patrio, y un especial saludo a mis sobrinos y sobrinita que sigan estudiando en el extranjero, con amor y ahínco por su patria

Feliz 193 años, mi querido Perú

Viva el Perú.

La Pluma del Viento

Lima, 27 de julio de 2014

El audio:

http://www.4shared.com/mp3/sekUYL9sce/Peru_193_anivetsario_2014_mp3.html#

No hay comentarios: