sábado, 4 de marzo de 2017

ESQUINITA DEL RECUERDO Y AMISTAD









Rayos que se abren paso en tardes plomizas,

Nubes negras que vienen desde el cielo de Huasta,

Sol imponente que deslumbra Huayalpampa,

Aromas a trébol, alfalfa y leche que bajan de Pariantana,

Calle Venecia de barquitos, zancos, garrocha y arenilla,

Infancia añorada de recuerdos inolvidables.



Desde tus puertas y zaguanes encantados,

Brotan flores y jazmines iluminando las tardes,

Allá va la pelota entrando al pórtico de piedritas,

Alianza versus U o Tarapacá versus Cahuide,

El gol se grita y termina el juego,

Hermanados coreamos ¡chicha en Macshi!,

Abrazados volvemos: Comuno, Uli, Eca y Acucho,

Nos citamos para más tarde en el lugar de siempre,




Ahora, vienen los cuentos, las historias, las anécdotas

La esquina de la casa de doña Tiucha es el punto de encuentro,

Los mismos amigos, 50 años después nos encontramos,

Coincidencias ¿?: puerta antigua, esquina, tenue luz y pesada banca.

Es la Taberna de Queirolo atajo Eisteniano,

Lugar irremplazable cuando las páginas de la vida vuelven,




Estamos en los sesentas, Comuno aguarda en la puerta,

Pelota en mano y sonrisa pristina nos recibe alborozado,

Llegamos los hermanos de siempre, Uli, Eca y Acucho

Esta vez, los cuentos, no son de guegue almas, ni de ánimas levitando,

Son los pasajes de nuestra vida,

Alegrías, tristezas, alucinantes retos y logros heroicos




Comenzamos admirando a nuestras escuelitas 378 y 351

Loas para mi maestro Walo, ra!, ra!, ra!.

Loas para mi maestra Albina, ra!, ra!, ra!.

Loas para mi maestro Anacho, ra!, ra!, ra!

Naturaleza, disciplina y deporte pilares de la vida.



Seguimos con el futbol que vive en nuestras venas

Cada corner, cada carretilla, cada tiro libre,

Los recordamos en las copas ganadas en Jircán,

Huaylishando por el comercio cantando tarapaqueño soy,

Salud!, Salud!, Uli, Eca, Comuno y Acucho.




Jugábamos bien, claro que sí, allí están las campañas,

Rosas Pampa de Huaraz, AIB del Rímac, San Isidro en Lima,

Reímos cual romanos, recordando a Maradona Zúñiga,

Beckenbauer Carrillo, Juvenal Núñez.

Los interminables inca-pies en San Marcos.

El super carro de Roberto Barrenechea, Sopón.

Los triunfos heroicos contra Cajacay de los hermanos Zorrilla,

En monumentales finales, de cohetes y correazos,



Abrazados, añorando nuestra esquinita, nos despedimos.

¡Viva la amistad, viva el barrio de Venecia!

¡Amigos por siempre!

La Pluma del Viento
Lima, 4 de marzo de 2017

1 comentario:

Alonzo Vilchez Romero dijo...

Cada ser, cada individuo, tenemos algo que contar, en este caso se juntan los vecinos del barrio de venecia, para rememorar y volverlos a vivir las distintas experiencias en cada una de las etapas de la vida, vuelve la emoción, el abrazo la convivencia, ahora, despues de tantos años. ¡ay! tiempos idos, aflora la nostalgia cada vez que pasan los años. Un abrazo a todos ustedes. Grandes amigos dentro y fuera del campo de futbol.