martes, 2 de noviembre de 2010

UN MOVIMIENTO: CON-CIENCIA PERÚ


Por Agustin Zúñiga Gamarra




Cuando le pregunté a un colega de ciencias, ¿quién había aportado mas al bienestar de los pobladores de la zona alto andina de Puno, los Yachachi o la facultad de ciencias de alguna Universidad?. El invitado no pudo responder de manera directa, contorneó la respuesta para terminar en las generalidades de siempre, que, “la CYT son los pilares del desarrollo”. Ocurre que los Yachachi, habían aprendido e implementado unas 16 tecnologías, que les permitían disponer desde huertos de hortalizas a 3000 msnm, nunca antes visto, hasta energía proveniente del uso de los desechos orgánicos, y disfrutar de luz, cocinas y hasta duchas de agua tibia, todo ello antes ni soñado.


Entonces, ¿cómo la sociedad reconocería el aporte de las facultades de ciencias de las universidades si estos en la práctica no aportan a su bienestar de manera concreta?. La realidad nos dice que, ellas en su gran mayoría están sirviendo para preparar jóvenes que luego migran al extranjero para continuar sus estudios de posgrado y posteriormente quedarse, son una suerte de, “escuelitas de preparación pre-migratoria”.


En una conferencia reciente que di en una universidad, sobre Incubadoras e Innovación Tecnológica, un docente, de manera enfática, dijo, “el problema principal es que el estado evade su responsabilidad, no hay en la práctica políticas de estado a favor de la ciencia”. Sí, eso es lo que se reconoce y se observa en los gobiernos de los últimos 20 años (para citar aquellos que se han orientado a políticas de mercado), entonces, ¿cabría esperar alguna modificación de propuestas en el siguiente gobierno?.


Estadísticamente, y viendo quienes son los posibles candidatos, concluiríamos que no. Seguirá, entonces, la hegemonía de los letrados, sociólogos y economistas, y la ciencia e innovación, !hay seguirá muriendo!!. Ellos orondamente clamarán, “el crecimiento económico sigue viento en popa, y para eso no hemos requerido de alguna ciencia y tecnología nacional, sigamos en lo mismo no modifiquemos el modelo”.


Sin embargo, los que creemos que el crecimiento económico actual, es insostenible si no modificamos nuestra matriz de crecimiento basada principalmente en la exportación de materias primas, y dar paso a otra basada en la “venta del conocimiento”. Como esto no va a ocurrir, los trabajadores de la ciencia, seguiremos siendo los convidados de piedra, los eternos mendigos de audiencias parlamentarias (como ocurriera una vez mas el viernes 29-10-10), los que se contentan y agradecen por su “benevolencia” . Aunque sepamos que acabado el “show”, volveremos a lo de siempre, a “buscárnosla”, para seguir haciendo ciencia (publicando) no importa si estos no resuelvan problemas del país, ni que nuestros alumnos no tengan empleo al egresar o se vayan al extranjero para servir a otros países y nunca mas regresar al nuestro.


Esta escena no se ha repetido una vez, sino cientos de veces, y, en cada una de ellas se han presentado sendos documentos de diagnóstico y propuestas, amen de trabajos individuales, cada cuatro años, por la cercanía de las elecciones presidenciales, “por si alguno candidato lo tome en cuenta”. Empero, el resultado será el mismo, OLVIDO.


Es decir conociendo a nuestros eternos, partidos y candidatos, no podemos pedir peras al olmo, Einstein señalaba “es de ilusos creer que haciendo lo mismo el resultado sea diferente”. Por ello, creo que ya no es momento de seguir presentando, petitorios, documentos, en las salitas del parlamento, mendigando audiencias, rindiendo pleitesías a personas que saben menos de ciencias que el vendedor de helados, !!ya no mas!!.


Ahora es tiempo de constituir un movimiento político de científicos, que aspiren llegar al poder, no solo como parlamentarios que adornen listas, sino mas arriba, como candidatos a la presidencia de la república. Solo así aspiraríamos a poner el tema de la ciencia en el lugar singular que merece y necesita el país. No es momento de entramparnos en buscar la plancha ya!, sino, en conformar equipo y consenso en la construcción de este movimiento.


Rompamos la traba mental de creer que esa tarea no es para los científicos. Eso es completamente falso, pues, hay científicos que continuarán en los laboratorios mientras que otros ejercerán el reto político, y esto no es incompatible ni con el progreso de la ciencia nacional ni con el derecho ciudadano que incluye a todos los peruanos. Igualmente, no pasa por la falta de capacidades, si fuera así, entonces porqué presentamos propuestas permanentemente; el asunto refleja mas bien nuestras propias barreras mentales de no asumir retos de conducción del país, y que nuestros límites (auto impuestos) llegan a contentarnos con ser escuchados y reconocidos como gente sacrificada.


Allá los que piensan así, la convocatoria es para aquellos que habiéndole dedicado mucho tiempo a la ciencia, y haber presenciado que los gobiernos y partidos se mantienen insensibles por el papel de las ciencias naturales en el desarrollo sostenible del país, están en condiciones de luchar democráticamente, con los clásicos partidos, por la conducción del país. Para comenzar no se necesitan miles, suficiente con unas dos decenas, de gente convencida y cuajada, para iniciar la construcción del movimiento CON-CIENCIA PERU, luego sí se necesitará la convocatoria de toda la sociedad y en especial de los jóvenes que consideran que el conocimiento científico tecnológico en estos tiempos debe jugar un rol preponderante.

Lima, 01 de noviembre de 2010

NOTA:
Se está coordinando la primera reunión de trabajo, que se comunicará oportunamente.

No hay comentarios: