domingo, 15 de septiembre de 2013

EL PERÚ EN LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO: LA INNOVACIÓN Y LOS PARADIGMAS DEL BIT, LA CÉLULA Y EL ÁTOMO


Hace unos días el Presidente  de la república (O. Humala) hablaba de la CRISIS MUNDIAL y su impacto en el país, tanto que, "ya estamos en crisis y que vendrán días de las vacas flacas", aludiendo a la plagas de Egipto. En seguida muchos comentaristas de la televisión, radio y prensa escrita exponían sus puntos de vista, distanciándose la mayoría de la palabra, "crisis económica en el Perú", contrariando a la posición presidencial.

En nuestro sentir, la opinión presidencial, fue apresurada y poco oportuna, teniendo en cuenta que la máxima autoridad del país tiene que mirar con ojos de estratega, trascender la coyuntura y mirar el mediano y largo plazo, esto es mirar FUTURO. Esa es la característica principal de un ESTADISTA.  

Pero los presidentes y políticos, por lo general miran más las encuestas que el futuro, el mercado invisible. Pero este comportamiento va de la mano con los contenidos de la prensa (radial, televisiva o escrita). Ellos se concentran y se realimentan de la coyuntura, el festejo, el escándalo, menospreciando el ahorro, el largo plazo, y  el futuro.

Digo esto, porque en ese debate, no se escucharon voces sobre la ECONOMÍA DEL ÁTOMO (unidad básica de la materia), DEL BIT (unidad básica de la información) O DE LA CÉLULA (unidad básica del ser vivo), a pesar que los indicadores del futuro señalan que la convergencia de estas tres revoluciones (digital, biológica y atómica)  definirán la COMPETITIVIDAD de una empresa y del país. Es decir que el CONOCIMIENTO de la información, de la célula y del átomo,   será el insumo principal para conquistar los MERCADOS GLOBALES de manera duradera.  Y, el proceso principal de la incorporación del conocimiento en la competitividad global se hace mediante la INNOVACIÓN.

Sin ánimo de perderme en la lluvia de definiciones de términos un tanto inusuales, queremos decir que si se incorpora el conocimiento en los procesos productivos y de servicios, las empresas y  el país en su conjunto, adquirirán mayor competitividad, y cuando eso ocurra su PRODUCTIVIDAD se incrementará, pues de un lado se habrá incrementado su EFICIENCIA en el uso de sus insumos (tal como no destruiría más el medio ambiente, por cuanto se requeriría menos extracción de materia prima, o se utilizaría nuevas técnicas que no dañen el agua, ni la tierra, bajando sus costos, o mediante la comunicación se facilitaría procesos incluido el control remoto ) y de otro se maximizará su ganancia, esa relación entre la ganancia y el costo determina la productividad.

Entonces incorporando el conocimiento se mejora la eficiencia y se incrementa la ganancia. Consecuentemente eres más competitivo en el mercado global y con ello incrementas sustancialmente la productividad de la empresa y del país, asegurando un futuro más saludable para el ser humano y la tierra, único hábitat del ser humano.  


Por ello, en nuestro hogar y escuelas, tenemos que promover el uso del CONOCIMIENTO, generar un contexto de aprecio a ella, alejarnos de manera creciente de la cultura de la coyuntura y el escándalo, para aproximarnos hacia la cultura de la planificación y la estrategia.  Alejarnos también de la cultura de la dependencia del ESTADO, para aproximarnos a la cultura del EMPRENDIMIENTO, de hacer empresa, para generar empleo. 

Con los conceptos mencionados tenemos que promover EMPRESAS DEL CONOCIMIENTO, lo que también se ha dado por llamar EMPRESAS INNOVADORAS DE BASE TECNOLÓGICA.

Cierro recordando un párrafo que leí en EL ALQUIMISTA de Paulo Coelho. “Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo a su alrededor. Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor”.

La Pluma del Viento
Lima, 15 de septiembre de 2013

No hay comentarios: