domingo, 22 de diciembre de 2013

NAVIDAD: RECUERDOS, TERNURA, NIÑEZ Y PAZ

Mientras preparaba el programa de hoy, tuve dos alternativas, la primera hablar sobre la navidad desde el punto de vista del consumismo, de la tergiversación  de la esencia de la navidad, es decir criticar, reflexionar desde muchos puntos de vista, ponerme en la posición del analítico. Pero, también, surgió la otra alternativa la de sacar el niño que llevo dentro y mirar la navidad desde esos años cuando discurría mi infancia y niñez en Chiquián en mi barrio de agocalle, entonces decidí por este último.

Hoy estamos a dos días de la noche buena. Los corazones por duro que fueran, seden y se abren a la alegría, a la paz y a la amistad. Brota en nuestros corazones aquel himno navideño que con mucha certeza, escribiera Luis Aguilé: "Tú que estás lejos de tus amigos, de tu tierra y de tu hogar. Y, tienes pena, pena en el alma. Quiero que sepas, que para tí tengo un hogar. Por eso y muchas cosas más VEN A MI CASA ESTA NAVIDAD".

Ven a mi casa esta Navidad

Tú que estas lejos de tus amigos
De tu tierra y de tu hogar,

Y tienes pena, pena en el alma,
Porque no dejas de pensar.

Tú que esta noche
No puedes dejar de recordar

Quiero que sepas,
Que aquí en mi mesa,

Para ti tengo un lugar,

¡Por eso y muchas cosas más
Ve a mi casa esta navidad!




Seguro que muchos quisiéramos que aquel amigo, distante, alejado, solitario, foráneo, estuviera hoy para acompañarnos. Tanto es la voluntad de compartir, que cuando el vecino se aproxima a saludarnos, cosa que no ocurre todo el año, esa noche nos alegramos, son momentos para reforzar la amistad.

Aun cuando no hubieran niños, igual queremos que suenen en toda la casa los villancicos, nuestra niñez vuelve como antes, no importa que nos separen 50 o 60 años. La navidad sin niños es un jardín sin flores, pero nuestra mente puede más, por lo que nos basta un CD y la música de siempre de aquellos que escuchábamos en el barrio de Venecia, junto a mis amigos de barrio, entonces me siento en el sillón de mi viejito, cierro la vista y viajo como en los tiempos de los 60s, salgo por Sáenz Peña hacia 28 de julio, y subo caminando mi primera vista es la casa de Hedy, su puerta está adornada de cintos con los colores navideños rojo, verde y dorado, desde dentro brotan villancicos con sonidos de campana, como alegrándose de mi presencia,  e invitándome a pasar: "Adónde vas pastorcillo. Qué nuevas me traéis. Asómate a la venta, verás al niño en la cuna. Los ángeles tocan las campanas. Asómate a la ventana porque está naciendo Dios".

Campana sobre Campana

Campana sobre campana,
y sobre campana una,
asómate a la ventana,
verás al Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?


Recogido tu rebaño
¿a dónde vas pastorcillo?
Voy a llevar al portal
requesón, manteca y vino.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Campana sobre campana,
y sobre campana dos,
asómate a esa ventana,
porque está naciendo Dios.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Campana sobre campana,
y sobre campana tres,
en una Cruz a esta hora,
el Niño va a padecer.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?



Sigo mi camino esquivando los charcos de agocalle, entro a la casa de Nina, allí  en su pasadizo esta un burrito con atados de pasto, leña y porongos de leche, el animalito se da cuenta mueve sus orejitas y me invita a pasar cantando junto a la travieza amiga:"Con mi burrito sabanero, voy camino a Belén. Con mi cuatrico voy cantando, voy camino a Belén. Apúrate que ya vamos a llegar, tuquituqui tuquituqui, vamos a ver a Jesús".

El Burrito Sabanero

Con mi burrito sabanero
voy camino de Belén
Con mi burrito sabanero 
voy camino de Belén

Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén 
Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén


Con mi cuatrico voy cantando
y mi burrito va trotando
Con mi cuatrico voy cantando 
y mi burrito va trotando

Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén 
Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén

El lucerito mañanero,
ilumina mi sendero.
El lucerito mañanero,
ilumina mi sendero.

Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén 
Si me ven, si me ven 
voy camino de Belén

Tuqui Tuqui Tuquituqui
Tuquituqui Tu qui Ta 
Apúrate mi burrito 
que ya vamos a llegar

Tuqui Tuqui Tuquituqui
Tuquituqui Tu qui Ta
apúrate mi burrito 
vamos a ver a Jesús




Luego visito la casa de Macu, allí en la esquina todavía está la varilla de salto a garrocha que hicimos ayer, ella ha hecho un hermoso nacimiento sobre el kikuyo, están  pocitas de agua repletos de patitos y pececitos que parecen vivos, nos saludamos y juntos cantamos: "Mira como beben los peces en el río. Beben y beben y vuelven a beber por ver al Dios nacer".

Los Peces en el Río

La Virgen está lavando
y tendiendo en el romero,
los pajarillos cantando,
y el romero floreciendo.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver al Dios nacido.
Beben y beben y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.


La Virgen se está peinando
entre cortina y cortina,
sus cabellos son de oro,
el peine de plata fina.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver al Dios nacido.
Beben y beben y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

La Virgen va caminando
por entre aquellas palmeras,
el Niño mira en sus ojos,
el color de la vereda.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver al Dios nacido.
Beben y beben y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.




Luego de visitar a mi querido barrio y amigas, de mi niñez en Chiquián vuelvo a casa, casi subido sobre  nubes, la puerta está medio abierta, inclino la cabeza y veo a mi madre que junto a mis hermanos me reciben con alegría y nostalgia, estaba llegando tarde nuevamente su niño deportista, jugador de bolas que vuelve con la rodilla agujereada, o con la pelota en mano y polo sudado, no hay regaños, hoy,  es noche buena, me invade una gran paz e inmensa alegría que, mientras me viene el sueño canto con fuerza inusitada: "Noche de paz, noche de amor, todo duerme en derredor. Sobre el santo niño Jesús. Una estrella esparce su luz.  Noche de paz, noche de amor. Todo duerme en derredor".

Noche de Paz

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor.
Entre sus astros que esparcen su luz
Brilla anunciando al niñito Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor
Sólo velan en la oscuridad
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén
Y la estrella de Belén

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor;
sobre el santo niño Jesús
Una estrella esparce su luz,
Brilla sobre el Rey
Brilla sobre el Rey.

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor
Fieles velando allí en Belén
Los pastores, la madre también.
Y la estrella de paz
Y la estrella de paz




Feliz navidad queridos amigos de Lima, Chiquián y distritos de la provincia de Bolognesi. Un sincero agradecimiento por su audiencia a este pequeño espacio del Zaguán de Oro Puquio.


Un saludo muy especial a mis queridas amigas de infancia, Hedy, Nina y Macu, con quienes las navidades siempre fueron inolvidables, saben que mi cariño hacia ellas es sublime.




La Pluma del Viento


Lima, 22 de diciembre de 2013


No hay comentarios: