domingo, 9 de febrero de 2014

EN HONOR A LA AMISTAD


EL TELÒN DOMINICAL Y EL TIO VLADY

El próximo domingo 9 de febrero de 2014. El Gorrión de Buenos Días Chiquián. Abrirá sus brazos en la Peña Los Andes. Para recibir la amistad de chiquianos y bolognesinos. Y festejar un aniversario más de su programa, BUENOS DÍAS CHIQUIÁN.

Las mañanas de los domingos a las 6am. Desde las ondas de Radio Independencia. El telón del día se levanta. Surge nítidamente, la Voz del tío Vlady. Confundiéndose con Los cantos de los pichuychancas. Que bajan de Cochapata, Mishay, Jaracoto o Chichó. En medio a aromas a chinchu, porongos,  pari o caldo de cabeza. Que brotan desde el añejo mercado de abastos. Hasta las cálidas cocinitas medio oscuras de nuestras casas, de  humpay a quiullán, de oropuquio a jupash.

Antes, estos amaneceres, los abría don Pizarro Cerrón, desde radio El Sol. Hoy lo hace don Vladimiro Reyes, desde radio Independencia. Este periodista, forjado en las aulas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha bordado su calidad con hilos de esfuerzo, dedicación y amabilidad. El silbato de su viejito don Hernán, desde Jirón Comercio, llamando a sus hijos. Hoy suena en el 1550 KHz, de radio independencia, para convocarnos a los chiquianos, y recibir noticias alegres y tristes, pero siempre al día. Por eso el domingo 9 estaremos en la Peña del Ande, para apoyar a Vlady y asegurar un año más de amaneceres chiquianos por las ondas de radio.

EL CAHUIDE DESBORDÓ DE AMISTAD EN SU 71 ANIVERSARIO




 Los mismos chiquianos de siempre. Las mismas alegrías y recuerdos.  Diversas generaciones de cahuidistas nos dimos cita. Pero también amigos del Tarapacá y Alianza, clubes históricos de Chiquián. Todos bruñidos con cinceles de amistad inquebrantables. La música bien afinada y auténtica chiquiana venía de la Orquesta Melodías de Chiquián, traída en exclusividad desde el barrio de Oropuquio de Chiquián. Y, sorprendiéndonos, también, gratamente, las guitarras de Abel Alvarado y David Sánchez, con la voz de Irma Alvarado, hicieron bailar a todos los asistentes.
Pero si la música era de puro sabor chiquiano, también don Pablo Antaurco, con su habilidad consagrada, nos devolvía el sabor inigualable del caldo de fiesta y el locro de cuy, al insuperable precio de solo 10 soles. 
Don Víctor Tadeo, y su reconocida convocatoria, conjuntamente con las directiva del Cahuide, demostraron que la comunidad cahuidista y chiquiana de residentes en Lima, somos colaborativos, ponemos en prioridad la amistad, esa fue la razón, por la que el Alianza con don Alicho y su chompa amarilla, estuvo presente. Igual, don José Núñez y Ulises Zúñiga, encabezaron la amplia delegación tarapaqueña.


El canto de Loli Romero, convertido en himno del Cahuide, resonó fuerte, entonado por todos los asistentes.  Se apagaron las 71 velitas de aniversario del Club Cahuide, en inmensas tortas del tamaño del estadio de Jircán.

Por mi parte, y considerando que jugamos por Chiquián casi 20 años, no cesamos de contarnos las diversas anécdotas, y como no podía faltar, don Faustino Vilafuerte, cachicho, me ofreció un abogado penalista, en caso lo necesitara.  Me quedé con la duda si a futuro lo necesitara. Nos quejamos con Lauro Rosales,  Antonio Garro, y Yo, cahuidistas consolidados, que no tuviéramos una gigantografía, me respondieron que busque a un penalista. Entre risas dijimos, que el próximo año, brillará uno especial. 
Para finalizar, la semana que ha transcurrido solo me queda felicitar a don Víctor Tadeo, Directiva del Cahuide y don Pablo Antaurco, organizadores de esta reunión tan fraternal, donde brilló la amistad chiquiana, demostrándonos que podemos juntos hacer grandes obras, y seguramente se repetirá anualmente los 26 de enero. 

La Pluma del Viento

Lima, 2 de febrero de 2014

3 comentarios:

Unknown dijo...

Muchas felicidades Blady por este aniverario , te auguro mucho éxito en tus proyectos . FELIZ DÍA . un abrazo . Norka Brios Ramos

Anónimo dijo...

Que ha sido de tu vida ? Irma Alvarado

Anónimo dijo...


IRMA ALVARADO que ha sido de tu vida , me gustaria saber de ti , hace mucho que no nos vemos.