domingo, 23 de febrero de 2014

LLORO POR TI VENEZUELA


Yo nací en una ribera del Arauca vibrador 
soy hermano de la espuma 
de las garzas y de las rosas 
y del sol. 


Me arrulló la viva diana de la brisa en el palmar 
y por eso tengo el alma 
como el alma primorosa 
del cristal. 


Amo, lloro, canto, sueño, 
con claveles de pasión, 
y le canto a Venezuela 
con alma de trovador
. 

Esas letras del joropo Alma Llanera, segundo himno nacional de Venezuela, sonaba con ternura, mientras aprisionaba mi corazón de dolor, viendo las imágenes de hermanos matándose. De un lado estudiantes marchando por mejores condiciones de vida, y del otro las fuerzas armadas y policiales reprimiéndolos severamente. Las marchas estaban cantadas, en cualquier momento se produciría, porque la crisis política, social y económica hacía trizas la economía del poblador, y los jóvenes avizoraban solo tinieblas en su futuro.

Una breve historia de Venezuela

Entre los inicios del años 70, yo había ingresado a la universidad de ingeniería. En mi barrio, algunos jóvenes se fueron a Venezuela a trabajar, pues ahí estaba el progreso, igual ocurrió con algunos artistas peruanos que también vivían cerca a nuestra casa. Y, nos reuníamos a jugar fulbito todos los sábados. Era claramente el país más próspero de Latinoamérica, se le llamaba “Venezuela Saudita”, y cómo no iba a ser así, si había crecido al 6.8% entre los años 1920 a 1948, pero también su caída fue impresionante entre los años 1978 a 2001. En este periodo está la fecha, que diríamos como Vargas Llosa,  “cuando se jodió Venezuela”, es 1976 cuando el ex presidente C. A. Pérez, nacionaliza el petróleo, creando PDVSA, ya antes lo había hecho con el fierro, a eso hay que añadirle que entre los años 90 no dio el viraje hacia el liberalismo como sí ocurrió en otros países como el Perú, por ejemplo.



La situación actual

Este país ostenta, actualmente, la mayor reserva de petróleo del mundo, una suma total certificada de 296.500 millones de barriles, que representan el 18% de las reservas mundiales de este recurso. Así siendo uno de los países más ricos de américa, porque tiene en su pergamino, las cifras más espantosas: está entre los tres países de mayor corrupción en el mundo (160 / 177), la inflación más alta del mundo, 52.6%, escasez de productos de necesidad básica, como leche, azúcar, papel higiénico; la tasa de homicidios la más alta en Iberoamérica, en el año 2013, se registraron 24 763 muertes violentas.

En esa realidad la crisis actual, era de venirse, y como ha ocurrido en el mundo entero, la década pasada, son los estudiantes universitarios, que de manera pacífica, deciden salir a las calles, eso ocurrió en los primeros días de febrero en los estados de Táchira y Mérida, con el reclamo principal de la inseguridad que vivían en el campus, debido al intento de violación dentro de la universidad. Su mensaje era “No dejemos  morir el futuro”, y añadieron sus reclamos a la escasez de alimento, crisis económica y la corrupción. El gobierno de Maduro, como respuesta llamó a movilizarse a sus seguidores Chavistas, y ahí aparecen los motorizados que arremeten a balazos contra los estudiantes, luego estos paramilitares serían autodenominados como TUPAMAROS, desde allí han muerte varios estudiantes. Como Bassil Da Costa de 24 años, Neyder Arellano  y Robert Redman, aquel joven emblemático que muere abaleado luego de haber ayudado a cargar el cuerpo sin vida de Da Costa.

Estas imágenes eran transmitidas en vivo a través de NTN24, entonces Maduro lo levantó del aire, igual ocurrió con CNN. Los medios de prensa escrita, no tienen papeles para imprimir y si lo quieren deben pedir permiso para obtener dólares y comprar del extranjero. Así, de qué libertad de expresión puede hablar el denominado “hijo de Chávez”. Sabido es que la presencia de la oposición es una condición de estabilidad en todo gobierno democrático, tanto que, se dice, que si no hay, debe crearse, pues ella, da equilibrio, permite ver las cosas desde otro punto de vista. En Venezuela, Maduro, ha hecho lo contrario, ha pretendido decapitarla, encarcelando a Leopoldo López, jefe del partido Voluntad Popular, denominándolo de “instigador del golpe”. Pero la estrategia de Maduro, es ocultar las verdaderas causas, “crisis económica, seguridad, social”, y moverla hacia el “golpe de estado”, planificado por el “imperio yanqui” y “la ultraderecha fascista”. Su mensaje táctico, ya denunciado por Capriles, es polarizar (dividir) a la población, “o estas por el lado chavista, o en caso contrario eres fascista”.

Nuestro papel

Ante esta situación, los que amamos la paz, con discrepancia, la discusión basada en la razón, sin iluminismos, la tolerancia como alternativa de aprendizaje, y la alternancia como sostenimiento de la democracia,  tenemos que mostrar nuestro repudio, a un modo de conducción de abuso del poder, que puede haber sido otorgado por el pueblo en votación, pero no para perpetrarse en el mismo, modificando la constitución a su antojo, y menos para definir quiénes son los buenos y los malos.

Lo que vemos en el parlamento venezolano, y las diarias presentaciones de Maduro, nos demuestra que está en un plan de desesperación, siente que las riendas le son cada vez más difíciles de llevarlas incluso dentro de su propio movimiento.

Entonces como todo dictador, que ve cercano su ocaso, prefiere, bañar de sangre su pueblo y luego fugar clandestinamente, a algún país amigo, porque incluso no tendrá agallas de entregarse, en este caso, supongo será Cuba o Irán (como lo fue Japón para Fujimori). Pero quien cargará con la destrucción y costo social, es el pueblo, y sus propios seguidores, que abrirán sus ojos, tardíamente, ante la cruda realidad, de escasez creciente, y la muerte y vandalismo se haga inmanejable. 

Ante ese prospecto, los países no podemos esperar a que eso ocurra, tenemos que hacer público en cualquier espacio posible, nuestra solidaridad con los jóvenes, con los ciudadanos que quieren vivir en paz.

Detesto el mensaje, maquiavélico de Chávez y Maduro y su cúpula militar: “Patria Socialismo o Muerte”, qué es eso, es que no hay otra opción, es que debemos matar a quien está en contra del socialismo, ese mensaje acaso debería ser imitado en los países.  Con solo aparecer en la pared de la empresa petrolera este mensaje, el termino muerte, demuestra el camino que han tomado, de autodenominarse los salvadores del mundo, los iluminados divinamente por Chávez para salvar al pobre. Esto es sin duda una locura, que solo se puede sostener, por las balas, el fanatismo y el dinero.

Para finalizar, les voy a leer el texto corto del Premio Nobel Oscar Arias, que ante la prensa mundial, dijo lo siguiente:

TEXTO DE OSCAR ARIAS
Quiero sumar mi voz a un coro de preocupación que recorre buena parte de nuestra América. Miles de estudiantes y opositores al gobierno del Presidente Nicolás Maduro en Venezuela fueron brutalmente atacados con armas de fuego por los cuerpos de seguridad. Tres personas murieron y al menos 26 han resultado heridas al finalizar una serie de protestas en Caracas y otras ciudades venezolanas.

En ningún país verdaderamente democrático uno va a prisión o es asesinado por pensar distinto o por querer manifestar su oposición a las políticas del gobierno. Venezuela puede hacer todos los esfuerzos de oratoria que desee para vender la idea de que es una verdadera democracia, pero con cada violación a los derechos humanos que comete niega en la práctica esa afirmación, porque reprime la crítica y la disidencia. Todo gobierno que respete los derechos humanos debe respetar el derecho de su pueblo a manifestarse pacíficamente. El uso de la violencia es inaceptable. Recordemos la advertencia de Gandhi: “ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego”.

Siempre he luchado por la democracia y estoy convencido de que en una democracia, si uno no tiene oposición debe crearla, no reprimirla y condenarla a un infierno de persecución, que es lo que parece hacer el gobierno del Presidente Maduro. Venezuela debe respetar los derechos humanos, sobre todo los derechos de sus opositores, porque no tiene ningún mérito respetar sólo los derechos de sus partidarios.

En algún momento de su vida dijo Martin Luther King Jr. que “…los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en un período de crisis moral mantuvieron su neutralidad. Llega el momento en que el silencio se convierte en traición”.

Por ello estoy consciente de que al hacer estas afirmaciones me expongo a todo tipo de críticas de parte del Gobierno venezolano. Me acusarán de inmiscuirme en asuntos internos, de irrespetar su soberanía y, casi con certeza, de ser un lacayo del imperio.

Sin duda, soy un lacayo del imperio: del imperio de la razón, de la cordura, de la compasión y de la libertad.

No voy a callarme cuando se vulneran los derechos humanos. No voy a callarme cuando la sola existencia de un gobierno como el de Venezuela es una afrenta a la democracia. No voy a callarme cuando se pone en jaque la vida de seres humanos, por defender sus derechos ciudadanos. He vivido lo suficiente para saber que no hay nada peor que tener miedo a decir la verdad.

De: Oscar Arias Sánchez, Ex Presidente de la República de Costa Rica, Premio Nobel de la Paz 1987, San José, 13 de febrero de 201

Desde este espacio, nuestra permanente solidaridad, con los jóvenes y pueblo venezolano, que seguramente, ellos están con ansias que el mundo colabore con ellos, que no los abandonemos. Y no callemos, participemos si en nuestro país, hay movilizaciones para manifestar nuestro compromiso por la paz y la libertad.

La Pluma del Viento

Lima, 23 de febrero de 2014



EL AUDIO DEL PROGRAMA

http://www.4shared.com/account/home.jsp#

http://search.4shared.com/q/1/Venezuela_paz
http://www.4shared.com/mp3/GH1ezpMYba/Venezuela_paz2.html



http://www.4shared.com/mp3/GH1ezpMYba/Venezuela_paz2.html

1 comentario:

Falvaradog70 dijo...



A raíz de los hechos inflados por la DBA, un artículo de Don Raúl Wiener:


La prensa y Venezuela



La prensa de derecha ya instaló la idea que lo que pasa en Venezuela es que algunos jovencitos quieren marchar ejerciendo su derecho y el gobierno malvado los reprime a balazos, utiliza franco tiradores para asesinar reinas de belleza y cierra casi todos los días medios de comunicación que sólo estaban informando sobre lo que está pasando.



Como ya está el concepto, sólo se trata de sumar cada vez más muertos sin mayores detalles, por ejemplo del joven motociclista que murió casi decapitado al no percatarse que en una de las “guarimbas” (bloqueo callejero de la derecha) se había tendido una red de púas, pero que luego su nombre fe agregado al de las víctimas del Estado.



Además ahora, el sector opositor que no fue parte de la movilización del 12 de febrero porque decía que no era el momento para el enfrentamiento, ya no se atreve a asistir a un diálogo con el gobierno para discutir una solución a la crisis. Con eso admite que está jaqueado por el núcleo duro de Leopoldo López, que está buscando mantener el cerco mediático internacional sobre Venezuela y el estado de violencia tanto como se pueda.



Y esta discusión sobre medios de comunicación después de casi 16 años de “dictadura” es curiosa, porque admite que hay “amenazas crecientes” sobre medios opositores que realmente funcionan y han sido actores de los recientes hechos. Pero esto de las amenazas y la libertad de prensa que “se está acabando en Venezuela”, tiene más de una década y nunca se acaba. Incluso la historia de la censura a CNN no está bien contada, porque fue Janiot la que decidió irse y arguyó hostilización en el aeropuerto, pero la agencia norteamericana sigue en el país de Bolívar con el mismo sesgo de toda su vida. Y no ha habido medio local que haya sido intervenido o censurado.



Tampoco se dice que la enorme mayoría de los detenidos por las manifestaciones ya están libres y que sólo quedan los que están señalados como autores de actos vandálicos (quema de locales y vehículos) y los capturados con armas de fuego, y por cierto menos se informa de la detención de miembros de la policía y los servicios de inteligencia investigados por uso excesivo de la fuerza. Curiosamente la prensa que en el Perú defiende la vigencia de la ley 30151 que exime de responsabilidad a los policías y militares que matan “en cumplimiento de su deber”, por ejemplo al reprimir una movilización, tienen otra vara para el caso de Venezuela donde ni siquiera la investigación y detención de represores a los que se les va la mano, es algo que merezca reconocerse.



Precisamente aquí acaba de absolverse a los policías que ataron estudiantes con tiros de fusil y perdigoneras en Huancavelica y al baguazo y otros casos similares van camino a la impunidad. Pero eso no es noticia.



27.02.14



www.rwiener.blogspot.com

__._,_.___