sábado, 16 de agosto de 2014

EL ÉXITO ES TRANQUILIDAD Y NO ABUNDANCIA MATERIAL


Los fines de semana, como hoy sábado,  mi recorrido se repite, salgo a comprar algunos diarios en el quiosco más cercano. Comienzo observando las primeras planas de los diarios, en la plataforma que presenta el puesto para venderlos. Y, como siempre, los titulares presentan los típicos temas: la política, en su versión más pobre, tránsfugas, corruptos, mentirosos, malcriados, y con títulos bambas; nunca discutiendo ideas, propuestas y logros. Ellos se disputan los mayores titulares con los desnudos y líos del espectáculo.
En mi intención de buscar otra alternativa, pregunté por las revistas semanales, en una de ellas observé un titular, donde se promocionaba la venta del segundo libro de Gisella Valcárcel, “El éxito está en tus manos”, esto me sorprendió, ¡ella ha escrito dos libros!, para mal  o para bien, mis prejuicios me decían que no sería capaz de ello, porque ella no fue un ejemplo de estudio, sino por el contrario, su vida estuvo más próxima al vedetismo y al desnudo, nada ejemplar como proyecto de vida para una joven, por ejemplo para alguien que forme parte de mi familia.
Pero su tema sí me pareció, interesante, particularmente, cuando plantea el término ÉXITO. No he leído aún su libro, pero, quiero usar el término para describir mi forma de ver el éxito. Quiero comenzar diciendo, que el éxito debe estar más próximo con la tranquilidad que tengas contigo mismo, con tu familia, con tu trabajo, es decir con tu vida. Y, eso no necesariamente se consigue con la inmensidad de dinero que dispongas, o ganes. Ni con las adquisiciones materiales que realices mensualmente. Hay un contraste entre la paz espiritual y la abundancia material. Y, lamentablemente ellas no están muy hermanadas.
Por ello, tenemos que priorizar en nuestra vida la TRANQUILIDAD, y no desesperarse por lo material, menos si esto se adquiere a costa de nuestra familia, honor y vida.
Lamentablemente, los políticos que tenemos en el país, nunca estarán próximos a la tranquilidad, sino más cercanos a lo material. Y, eso se nota en la vida de la mayoría de ellos.
Para nosotros de los que nos esforzamos en la vida, basados en el trabajo y miramos a la tranquilidad como nuestra meta, necesitamos en primer lugar tener salud, y en segundo lugar disponer trabajo. Pues, sin lo primero, todo decae, con dolor permanente, fiebre, y debilidad, es imposible concentrarse en algo, ni siquiera se puede respirar sin esfuerzo. Cuando estás en esta condición, sufres descarnadamente la ausencia de un médico, que te recete, para que te alivies y cures, pero también es desesperante, cuando no tienes alcance al medicamento, consecuentemente, progresivamente empeoras. Y, en ese empeoramiento, arrastras, a tu familia, a los seres que te rodean, porque ellos comparten tu dolor, y tus pesares.
Todo esto muchas personas en Lima y en el Perú, han sufrido esta situación y lo siguen sufriendo con la prolongada huelga de los médicos y con hospitales o postas médicas, carentes de instrumentos y medicamentos.
Pero, esta situación, puede revertirse, si dispones de un trabajo, que te permita contratar un seguro, y acceder a una clínica privada.
Por ello estimado amigo, tú que eres joven, prepárate, estudia, con profunda dedicación, para que puedas acceder a un buen trabajo, con el principal objetivo de alcanzar tranquilidad, y mientras trabajas, cuida de tu salud, incorporando el hábito de la prevención, pues no hay enfermedad que no pueda vencerse si te cuidas con anticipación.
Con esta fórmula, alcanzarás el ÉXITO, sin necesidad de quitarte la ropa, o mostrar solo músculos, ni buscar desesperadamente el parlamento, o la alcaldía, o la presidencia de la región, o la presidencia de la república, con el único fin de llenarte de dinero, y riquezas materiales, pero a costa de la tranquilidad de ti y de tu familia.
Finalmente, mientras volvía del quiosco a casa, miré hacia un balcón, y vi a un niñito cargando con amoroso abrazo a su perrito. Sentí una gran emoción, pues me dije este niñito debe tener unos 4 añitos, así que el 2030 o 2045 estará entre 20 a 35, años, y como tal en la flor de su vida, y vivirá en un mundo donde las enfermedades no tendrán el peligro que tienen hoy, y como tal, seguro que él en promedio podrá vivir hasta unos 120 años o más.
Porque las tecnologías, que hoy están en desarrollo, ya se habrán difundido a todos los niveles, así, la inteligencia artificial habrá crecido tanto, superando a la humana, entonces la detección de posibles enfermedades, se harán con mucha anticipación, incluso desde el propio feto, y por ello, no tendrán ni siquiera que ir a hospitales, sino que el análisis de sus muestras y resultados lo dispondrán en sus celulares, o en algunos casos, llevarán controladores nanotecnológicos en el propio organismo, regulando cualquier falencia.
Sonreí, y llegando a casa dije, por esos años, los políticos habrán desaparecido, porque las soluciones a los diversos problemas, estarán tan estudiados por la inteligencia artificial, que las soluciones casi no tendrán error. Será el fin de las ideologías dando paso a la democratización plena gracias a las tecnologías.
La Pluma del Viento.

Lima, 17 de agosto de 2014

No hay comentarios: