viernes, 29 de agosto de 2014

QUIERO ESTAR AHI

Un año terriblemente difícil
El contraste de la vida reina
Alegrías ayer, dolor hoy
Bandas y cohetes en Chiquián
Silencio y soledad en Ingeniería
Esperaré otros 365 días

Quiero estar en el frío
Con, poncho, bufanda, y sombrero
Ingresando a los rincones del recuerdo
Abrazandonos con las almas
De nuestros maestros y vecinos
Y, con el chinquirito en la mano
Gritar en la plaza de armas
Viva la amistad!
Viva la fiesta de Santa Rosita!
Todos en coro gritando. Viva!

Quiero ingresar en oscuro
A mi casita de toda la vida
Saludar a mi abuelito
Sonreirle a mi padre
Ellos cálidamente desde el más allá
Dirán: acuchito descansa para mañana

Quiero santiguarme en el Tedeum
Escuchar asustado la enigmática voz del padre Tello
Y, sonreir viendolos dormir al Capitán y su corte

Quiero recibir el sol amoroso
Compartiendo el abrazo de mis amigos en la Plaza
Saciar mi nostalgia por oir sus voces
Reir por los que están bien y
LLorar por los que sufren

Quiero bailar al son de la banda de don Florentino
Los huaynos del Tarapacá y el Cahuide
Con mis bellas amigas, hermanas de Venecia

Quiero saciar mi paladar
Con caldo de fiesta y locro de cuy
Y, en la corrida junto a Uli
Lucirnos con un poncho haciendo oles al jirishanquino

Quiero despedirme llorando desde Caranca
Y, prometerte tierra querida
Que, el proximo 29 de agosto estaré contigo
Porque estoy convencido
Que, tras un año terrible
Le sigue otro de dicha.

La Pluma del Viento
Ingeniería, 29 de agosto de 2014

(son las 21:30 horas en mi casa de Ingeniería)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Acuchito como dirian tu abuelito y papá, hoy he tenido la suerte de estar en misa y luego en procesión en honor a nuestra SANTA ROSA DE LIMA en Espejito del Cielo orando en silencio por todos los seres queridos,amigos entrañables presentes y ausentes. Se que más temprano que tarde ya estarás totalmente restablecido, tus amigos y paisanos que te aprecian así lo desean de corazón.

Un fuerte abrazo,

Felipe

Agustin Zuniga dijo...

Gracias por tu mensaje Felipe, sé que tus deseos son sinceros y estimulantes; con los amigos de toda la vida, siempre se cuenta. Y, felíz estadía en Chiquián, seguro que vendrás renovado de la nostalgia que nos persigue cuando no volvemos a ver a Espejito de Cielo.