domingo, 3 de enero de 2016

RETOS DEL JOVEN UNIVERSITARIO


Ayer tuve la oportunidad de conversar con un joven estudiante universitario y su padre, a quién lo conocía desde niño en Chiquián. El joven cursaba su séptimo ciclo en una disciplina de Ingeniería en una universidad pública.  Nuestro tema de conversación se centró en el futuro, en las expectativas de estudiar en la universidad y de mi parte qué le podría aconsejar. Sin duda su padre se preocupaba de que su hijo tuviera un mejor futuro, que equivale a empleo, luego de culminar sus estudios. Y, ciertamente no desearía que su hijo termine manejando taxi, luego de haber culminado 5 años de estudio.

El ingreso a una universidad es la ilusión de los padres, porque ellos consideran que es la puerta del éxito futuro de sus hijos, porque siempre fue su sueño ellos siempre se han dicho: “nuestros hijos tienen que ser universitarios, lo que no pudimos ser nosotros, para eso trabajamos con mi esposa sin descanso, sin vestirnos mejor, todo es para ellos, para su comida y estudios”. Todos reconocemos que ingresar es un gran esfuerzo del joven, y que en el caso peruano tienen que pasar por alguna academia de preparación, y sobre todo, es sacrificio del estudiante, quien tiene que organizarse bien, posponer playas, fiestas, fútbol y cine. Su vida tiene que ser estudio y más estudio, tanto los domingos y feriados. Un año dándole duro. Organización, disciplina y responsabilidad esa es la única fórmula. Luego cuando ingrese, junto a sus padres, echarán hurras por el triunfo de todos.

Dentro de la universidad la vida es diferente, y hasta chocante. Porque, en adelante no tendrás lo bien organizado que eran las clases de la academia, donde te ofrecían, problemas de estudio y separatas por cada tema, unido a la gran habilidad de enseñanza de los profesores. Todo eso, en la universidad no existe, corre por tu cuenta organizarlo todo. Tienes que aprender a planificar tus estudios y tu tiempo.

Ciertamente la universidad es el espacio de mayor libertad, es el lugar donde eres dueño del mundo, puedes hacer lo que quieras con tu tiempo, tienes al alcance, diversas actividades extracurriculares: clubes de, teatro, karate, ping pong, ajedrez, música, deporte etc., pero si asistes a todos o a muchos, ¿cuándo estudias?, ¿cuándo buscas información?, es una contradicción, una confrontación entre la libertad y la responsabilidad. Tienes que decidirte, no utilizar todo lo de bello que es la universidad, tienes que saber identificar el objetivo, posponer cosas agradables frente a la importancia de otras. Así, aprendes a TOMAR DECISIONES.

Del mismo modo que ahora depende completamente de ti, de tu organización y tus decisiones la culminación de la universidad. Igualmente no debes esperar que la universidad te asegure la realización de la tesis para tu titulación, o el ingreso a posgrado en la mejor universidad Perú o del mundo, y menos que tengas empleo apenas concluyas tus estudios. Eso, tienes que hacerlo tú, y nadie más que tú. En la universidad está la infraestructura, pero tienes que usarlo tú con tu planificación y visión. Entonces te enfrentas a la gran contradicción, pero si había ingresado a la universidad para tener mejor futuro, entonces ¿cómo alcanzo empleo?, ¿cómo logro hacer mi tesis?, ¿cómo continuo mis estudios de posgrado?. Te preguntarás con preocupación y desesperación, porque sabes y reconoces del esfuerzo de tus viejitos y quieres darle tranquilidad, devolverle con creces su dedicación, deseas que ellos no sigan trabajando más.

Por ello mirando el futuro y la realidad estos son los retos que el joven estudiante universitario, tiene que plantearse desde el inicio. Y seguro que lo logrará si lo planifica. Para facilitarle el camino estamos los mayores, los que les antecedemos en la vida, tenemos que ayudarlos, advertirles cómo lo harían más fácil, no a hacerlos  por ellos, porque no lo podríamos aunque quisiéramos, nos queda  sugerirles caminos, atajos. A continuación les expongo tres sugerencias para atacar estos problemas: empleo, tesis y posgrado.

1.   Lo efectivo es atacar los tres retos a la vez. Para esto lo ideal es encontrar con mucha anticipación, digamos en el 6º o 7º ciclo, un tema de impacto. Esto es que tenga muchos posibles beneficiarios, digamos que el problema resuelto alcanzaría a más de 10 mil personas (estas orientándote por la demanda, las necesidades, el mercado). Si así fuera, escribe en un cuadernito de notas que lo debes llevar siempre contigo, ese problema, esa idea no la dejes pasar. La buena idea con el mayor impacto está precisamente cerca de ti, en el día a día, en tu casa, en el mercado, en los parques, en los microbuses, y no en los libros, ni en las grandes revistas super- especializadas. Aquí les cuento una anécdota:

“Estando en Huancavelica debía pasar el sábado y domingo por el puente sobre el río, camino a la sala de conferencias. Eran las 8 de la mañana vi sobre él, gran cantidad de basura arrojada por la población, volví el día siguiente, domingo, seguía igual. Así, notando que este problema tendría más de 10 mil beneficiarios, si sumáramos, los habitantes de todos los departamentos y ciudades, anoté en mi cuadernito la idea: “Obtener una técnica nuclear que permita procesar basural urbano”.

2.   Con esa idea ahora comienza a resolverla con la ayuda de los cursos y los profesores que irán apareciendo en tu carrera. Pero para hacerlo ordenadamente debes planificar la solución al problema. Ahí, comienza la INVESTIGACIÓN, que en el fondo es PLANIFICACIÓN. El primer paso será obtener más información sobre el problema, mejorar la idea y focalizarla. Para eso puedes utilizar entrevistas a profesores de tu universidad, luego a nivel nacional e internacional. Cuando contactes con gente de otros países, estarás echando simiente para tus estudios de posgrado. La focalización en el tema, hará con que cada curso lo orientes a resolver el problema que te has planteado. Irías más allá del saber, te orientarías hacia el hacer. Las universidades se satisfacen con el saber, no les interesa si lo que enseñan sirva para el trabajo, para el hacer, para emprender o para la transformación.

3.   Finalmente cuando ya tengas avanzado tu trabajo de investigación, y estés culminando tu trabajo de tesis durante casi 2 años, también habrás avanzado tus contactos con profesionales y diversos grupos de trabajo en el mundo, facilitando tu posibilidad de estudiar posgrado, y también habrás asegurado que el producto será rentable en tanto los beneficiarios son muchísimos, consecuentemente, se podría convertir en un emprendimiento empresarial o  a vender la patente, en ambos casos tendrás recompensa económica.
Con estas recomendaciones el joven y su padre quedaron complacidos y yo dije mañana hablaré de esto en la radio, pues seguro muchos jóvenes podrían estar atentos, o sus padres podrían interesarse en contactarse conmigo para compartir personalmente en alguna reunión estas ideas, de manera extensa y explicativa.

Los estimulo, saludo y felicito a todos los jóvenes que han concluido el colegio y van a iniciar su preparación preuniversitaria, en especial a los dos alumnos primeros puestos a Andrea Gamarra Chávez del colegio Coronel Bolognesi y a José Menacho Rivera del Guillermo Bracale Ramos, los dos colegios de Chiquián.

La Pluma del Viento

Lima, 03 de enero de 2016

No hay comentarios: