jueves, 9 de abril de 2009

Bienvenida a los Nuevos Alumnos de Física UNMSM 2009


Permítanme estimados alumnos, darles la bienvenida a esta Escuela Profesional de Física, no voy a referirme a la Universidad, otros profesores le hablarán de eso con más propiedad, solo voy a tratar de decirles algo sobre el físico, sobre la carrera del físico.

Tiene mucho de verdad que la motivación es el mayor impulsor de las obras humanas, por ello, la pregunta de partida hacia ustedes sería, cuáles son las motivaciones que traen, o cuáles caracterizan a los físicos, para facilitarles el camino a ser grandes físicos. Claro, la primera debería ser vuestra curiosidad, aquella que lo usamos a plenitud cuando somos niños y con toda seguridad a esa edad tenemos toda la inteligencia requerida para ser los mejores científicos del mundo, que luego la reprimimos por diversas razones y contextos, eso también es cierto. Sin embargo, si hoy a sus 16 o 18 años, aun mantienen viva esa curiosidad, entonces ya tienen la primera gran motivación, podría ella bastar para ser imparables, y no detenerse por nada, ni nadie debería hacerlo.

Otra gran motivación podría ser su facilidad para resolver problemas matemáticos. O tal vez tenga una especial preocupación por saber cómo funcionan las cosas. O, también una fascinación por preguntas de corte filosófica, como, ¿Porqué hay tanta agua de mar?, ¿Cómo se gestó el universo?. ¿Porqué cantan tan bellamente las aves?, ¿Porqué el aroma de las flores? etc. Inquietudes (motivaciones) características del físico, que mezclan naturaleza, vida, belleza, abstracciòn, objetividad, complejidad y simplicidad.

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados. (A. Einstein)
La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza. (A. Einstein)
El secreto de la creatividad es saber cómo ocultar las fuentes. (A. Einstein)
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. (A. Einstein)
La duda es madre de la invención. (Galileo)
He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mí. (Isaac Newton)
Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento. (Isaac Newton)
Digan lo que digan, la Tierra se mueve. (Galileo)
La matemática es el alfabeto con el que Dios escribió el mundo. (Galileo).
Quien nunca ha cometido un error nunca ha probado algo nuevo. (A. Einstein)



Pero, además, el físico como profesional, es algo especial, distinto a los otros, a los abogados, ingenieros, sociólogos etc. Nosotros aspiramos a explicar la naturaleza, mediante principios, leyes y teorías, que fueron descubiertas y propuestas en horas interminables de fuerte trabajo. Nuestra forma de valoración por lo general es experimental, tanto que lo hemos convertido, a decir de Feyman en el juez supremo de la verdad. Es decir, la contrastación con el experimento es una tarea permanente e irremplazable. Por ello, gran parte de vuestra formación, consistirá en aprender a medir y expresar los resultados de manera óptima. Aquí, vale la pena recordar la frase famosa, que se suele atribuir a Fermi, que el Buen Experimental es Mejor Teórico. Diciéndonos que debemos dominar las dos cosas, porque en cualquier campo de la física ellos andan juntos. Sin embargo, la especialización y profundidad de los temas o problemas que se enfrentan, han hecho que en nuestra corta vida, sea difícil ser bueno en las dos cosas, de ahí, los físicos suelen agruparse en físicos teóricos, experimentales y fenomenológicos. El primero produce modelos abstractos, el segundo solo realiza mediciones y el tercero utiliza las mediciones para comparar con los diversos modelos. Por ejemplo el premio nobel de física Gell-Mann, nos dice:

Durante la mayor parte de mi carrera como físico teórico mis investigaciones han versado sobre partículas elementales, las piezas básicas que constituyen toda la materia del universo. A diferencia de los físicos de partículas experimentales, no tengo necesidad de tener al lado un gigantesco acelerador o un laboratorio subterráneo para llevar a cabo mi trabajo. No hago un uso directo de complejos detectores y no requiero, por tanto, de la colaboración de un gran equipo de profesionales. Como mucho necesito lápiz, papel y una papelera, y muchas veces ni siquiera eso. Dadme un sueño reparador, un entorno sin distracciones y liberadme por un tiempo de preocupaciones y obligaciones y podré trabajar. Ya sea en la ducha, o en un vuelo nocturno, suspendido en la penumbra entre la vigilia y el sueño, o paseando por un sendero solitario, mi trabajo puede acompañarme dondequiera que vaya. (Murray Gell-Mann)

Dado que debemos ser objetivos (desapasionados) en nuestras conclusiones, no hay mejor forma que expresarla vía el lenguaje de las matemáticas, por ello deberíamos guardar especial cuidado en conocerla y dominarla: 1) Recordar plenamente los principios y leyes fundamentales de la teoría, y 2) Expresar las explicaciones con coherencia lógica. Esta metodología ha llevado a la denominación del método científico, sustentada en la capacidad de identificar el problema y luego plantear hipótesis, para evaluarlas desarrollando mediciones y finalmente comunicarlas a la sociedad.

Debemos recordar y tener bien claro que el conocimiento que no se comunica no tiene valor. El impacto de la ciencia, hoy en día, no está exento a la evaluación, ni debería estarla por cuanto el dinero que ella usa, proviene de la sociedad y aún cuando no ponga plazos bien definidos, requiere y debe dar cuenta de su esfuerzo. Por eso, hoy en día cada vez más se exige a la ciencia, enfrentar problemas (de manera multidisciplinaria) que le aquejan a la sociedad, deberíamos comenzar con el país (sin olvidar el mundo). Esta forma de ver la ciencia, se hace más necesaria en los países en vías de desarrollo, o pobres, en tanto se demanda mayor eficacia del poco dinero que disponemos para la ciencia y tecnología.


El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad. (A. Einstein)
La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices. (A. Einstein)
Si la tercera guerra mundial se hace a golpes de bombas atómicas, los ejércitos de la cuarta guerra mundial combatirán con mazos. (A. Einstein)
Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: la paz. (A. Einstein)
Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera, (A. Einstein)
La naturaleza y sus leyes yacían escondidas en la oscuridad: dijo Dios ¡que Newton sea! y todo se iluminó. (Alexander Pope)
Si he visto más lejos ha sido porque he subido a hombros de gigantes. (Isaac Newton)
La unidad y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo. (Isaac Newton)
El peligro radica en que nuestro poder para dañar el ambiente, o al prójimo aumenta a mayor velocidad que nuestra sabiduría en el uso de ese poder. (Hawking. S)
Nunca he encontrado una persona tan ignorante que no pueda aprender algo de ella. (Galileo)
Nada puedes enseñar a un hombre; sólo ayudarle a encontrarlo por sí mismo. Galileo
La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo. (Galileo)


Ahora, y poniéndome en el lugar de ustedes, debería decirles que la universidad a la que llegan, tiene que proveerles respuestas a tres retos principales que ustedes tienen: 1) Concluir sus carreras con la defensa de una tesis profesional dentro de los cinco años que estudian, 2) Asegurar que concluido su quinto año están en condiciones de poder aprobar cualquier examen de ingreso a universidades de prestigio a nivel de posgrado, y 3) Asegurar que concluida su carrera tienen la posibilidad de obtener empleo (léase autoempleo, o capacidad de emprendimiento).

Como alumno e incluso padre, exigiría además que lo que se enseñe sea PERTINENTE (adecuación en el presente) con las COMPETENCIAS (exigencias del futuro) que el alumno debe disponer cuando termine su carrera y tenga que ejercerla. Esto algunos especialistas la pueden expresar bajo el término calidad. Pero no me gusta usarla, debido a que este término se ha hecho muy amplio y a perdido concreción y precisión. Pero sí me gustaría tomar el concepto de CLIENTE, y decirles que ustedes son los clientes de la “empresa” universidad, y que, siguiendo este ejemplo, ustedes no aceptarían comprar un producto que no les genere valor o que no les sirva.

Por ello, ustedes deberían acostumbrarse a identificar el producto que se les “vende”, y exigir cuales deberían ser las características del producto que ustedes desearían. Para saber esto, utilicen internet e ingresen a universidades del mundo dentro de las facultades equivalentes, allí busquen qué cursos dictan, cómo enseñan, cómo evalúan y qué herramientas usan. Y consecuentemente, exijan eso mismo aquí, ustedes no tienen porque aceptarse que son menos. Eso va a provocar mayor preocupación por los profesores y administradores de la universidad.

Finalmente, como seres humanos, en el contexto de un país, que sufre el centralismo y arraigada exclusión, particularmente en la educación, los jóvenes estudiantes deben, aprender y fortalecer el espíritu y la cultura del VOLUNTARIADO, tratando de llevar ciencia hacia los sectores menos favorecidos. Esto podría ser parte de lo que debemos promover la DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, para ello deberían entregar voluntariamente algunas horas semanalmente a este fin, esto redundará en incrementar y fortalecer la cultura científica, de aprecio a la ciencia y su aplicación a cosas cotidianas. Esto favorecerá el desarrollo del país y también nuestra propia profesión. En tanto la sociedad la vería, cercana y útil.

Estimados alumnos les deseo buena suerte y cuenten con la colaboración de todos los profesores para dialogar y ayudarlos a ser los mejores, porque eso también nos hará mejores.

Lima, 07 de abril de 2009



No hay comentarios: