domingo, 6 de mayo de 2012

CONTRA LA EXCLUSION MÁS INFORMACIÓN

Siempre es satisfactorio disponer un espacio para exponer y compartir ideas. Antiguamente, los griegos tuvieron las ágoras, espacios de acceso libre, en las plazas, donde se daban los debates, exposiciones y diálogos. Eso hoy está perdido, no se disponen de estos espacios públicos, pero tampoco existen espacios libres en los medios de comunicación masivos, sean periódicos, radio o televisión.

Estos medios clásicos (convencionales) están tomados por los grupos de poder económico, salvo excepciones, ellos conceden sus espacios a personas contratadas para promover los intereses de estos grupos, de esa manera hegemonizan las opiniones. Su interés es convertir la opinión publicada, en opinión pública, para luego dejar el camino libre a las encuestadoras que validarán su “negocio”. De forma que en base a estos resultados concluirán que “esa es la opinión del pueblo”, no importando que tales encuestadoras hayan perdido credibilidad.

A causa de este sistema de prensa, que practica la libertad de empresa y no la libertad de prensa, no nos enteramos qué piensan, qué problemas, qué soluciones, qué potencialidades tienen las grandes mayorías, nuestros hermanos excluidos, por el centralismo, por la economía, por el idioma, por la distancia, por su especialidad, por su educación, por su religión y peor de todo excluidos por el Estado peruano.

Igualmente, este proceder de los grupos de poder debilita la democracia, que queremos fortalecerla. Por eso, en la práctica ellos aspiran a una democracia que no brinde información, ni educación oportuna, a las mayorías, asegurándose de ese modo la hegemonía de ideologías que priorizan el dinero frente a todo, sin importar el deterioro del medio ambiente; aspiran al crecimiento económico ciego, no cuidan la tierra, destruyen con furia las zonas verdes para llenarlos de cemento, su objetivo es dinero y más dinero.

En ese contexto, la tarea principal de los que no creemos en esa lógica del dinero, es informar con veracidad y rigor científico,  es educar a nuestro pueblo, única vía para aspirar a la inclusión y al desarrollo respetando al medio ambiente, la diversidad cultural y la vida.

Para quebrar esa ideología del dinero ciego, necesitamos democratizar la ciencia y tecnología, usar internet, para comunicarnos con facilidad y en tiempo real. Este reto está iniciándose, con los programas de radio de emisoras pequeñas en potencia, que llevan información   postergada, casi vetada en las emisoras de gran potencia.

Por ello debemos apoyar a los programas de nuestros paisanos que a su costo personal  están saliendo en diversas emisoras, como es el caso de radio Independencia: Vladimiro Reyes Gamarra, con el programa “Buenos Días Chiquián”,  y de Víctor Tadeo Palacios, “Por las Rutas de Chiquián”, los días domingos de 6 a 7 y de 9 a 10 horas  respectivamente.   Estos dos programas se enlazan con Radio Satélite de Chiquián, y desde allí pueden ser escuchados en los distritos aledaños. Talvez a futuro otros ciudadanos chiquianos y bolognesinos puedan hacer lo mismo, contribuyendo con ello, a que la razón venza a las fuerza, el conocimiento a la ignorancia, la explicación a la aceptación y la inclusión al olvido. Esos esfuerzos que realizan nuestros paisanos deben ser imitados y apoyados.

La Pluma del Viento
Lima, 06 de mayo de 2012

No hay comentarios: