sábado, 4 de agosto de 2012

TIEMPOS NO ELECTORALES: MOMENTOS DE CONSENSO

Hoy es la fiesta patronal de un bello distrito de mi provincia de Bolognesi de la región  Ancash, se han preparado como siempre: !mejor que el año pasado!. La fiesta se realizará en su local propio del pujante barrio del cono norte de Lima. Los residentes en la capital, van a concurrir masivamente. Los funcionarios se han preparado con mucho cuidado, han respetado todas las costumbres, las pallas, el capitán, vestirán los atuendos llamativos y hermosos, igualmente estarán las bandas de músico, y orquestas. Nada es pagado, incluso la comida y el trago serán gratuitos. Será una fiesta integradora, todos los residentes harán lo posible por darse cita. Esto ocurre solo una vez al año.

La semana pasada mientras su dirigente principal, anunciaba en la radio la invitación a su local, para esta fiesta, me imaginaba si pudiéramos reunir igual cantidad de gente, para tratar temas de educación cívica, gestión, democracia, liderazgo o desarrollo. ¿Por qué los dirigentes, no promueven estos eventos?. Una de las principales razones, creo, es que cuando los dirigentes hacen estas reuniones, sus detractores, que suelen aparecer cuando se pretende hacer obras, le dirán, “él está usando su cargo para hacer política, seguro se va a lanzar de candidato”. Así que, ellos prefieren ser amigos de todos, manteniendo las costumbres de la fiesta patronal, y punto. Con eso garantizan su “buena gestión”. Este comportamiento, se ha afianzado en todos los distritos del país se ha convertido en la cultura de solo hacer fiestas, olvidándose de todos los otros acontecimientos.

No pretendemos que se borre la cultura de replicar nuestras fiestas patronales, sino de construir también una cultura cívica, que debe iniciarse con reuniones sistemáticas, para construir dos grandes falencias: líderes y propuestas consensuadas. Si los tuviéramos, entonces sería inevitable, disponer de mejores autoridades, mejores partidos políticos, mejores condiciones de vida y sobre todo mejores ciudadanos. Para evitar que las convocatorias a estos eventos cívicos, se los correlacionen con alguna “manipulación política”, estos deben realizarse en TIEMPOS NO ELECTORALES, que en el país los tiempos electorales ocurren, seis meses antes de la elección presidencial y 3 meses para el caso regional o provincial. Así, los años “de tregua”, convenientes serían: 2012, 2013 y 2014.

En estos años deberíamos promover estas actividades. En primer lugar, sensibilizando a los residentes a participar en estos encuentros, luego convocar a seminarios de liderazgo, convocando conjuntamente a tres generaciones: jóvenes entre 21 a 30, luego 31 a 40 y los mayores de 41, allí se discutirían temas de gestión pública, planeamiento y proyectos. Teniendo como trabajo final, la elaboración de planes de desarrollo de la localidad. Si estos programas se realizan durante un año, entonces, tendríamos nuevos posibles líderes que han elaborado de manera conjunta los planes de desarrollo, con eso en las futuras elecciones, no tendríamos dudas de la calidad de persona que elegiríamos ni qué programa realizarían pues ambos ya fueron de amplio conocimiento, por todos los futuros candidatos y toda la ciudadanía.

Luego de conversar estos temas con el mencionado dirigente, quedó convencido que esta tarea es indispensable y será parte de su trabajo durante el presente año. Entonces como provinciano residente en la capital, estaré aguardando estas fiestas cívicas, que serán un gran complemento a las bienvenidas fiestas patronales.



Agustín Zúñiga Gamarra


Lima, 4 de agosto de 2012

No hay comentarios: