viernes, 28 de noviembre de 2014

LOS VIERNES ESTELARES : MÚSICA Y PLUMA


Hoy viernes 28 de noviembre de 2014, son las 19 horas acabo de tomar el lonche clásico y añorado de mi casa al estilo de mi padre don Antuco Zúñiga,  café pasado acompañado de pan y queso chiquiano. Siento un alivio grandioso  cuando estoy en casa y dejo que la pluma del viento ahogue el estrés que inunda mi vida.
Estoy en un ambiente de casi media luz, la lámpara alumbra solamente parte del cuaderno de notas, el computador que está a dos metros a  mi espalda deja escuchar muy suavemente la música instrumental que hoy he buscado con las palabras claves “instrumental Atusparia”, su melodía inigualable me acompaña espléndidamente y quisiera que este momento se extendiera infinitamente.
Sé que han transcurrido muchos días casi 2 semanas que no me he puesto a escribir cómodamente como hoy, por eso tengo en el tintero muchos acontecimientos pendientes que presionan la mente y corazón por comunicar.
No es que exista una obligación contractual como lo tendría el columnista estelar del  diario más vendido de Lima. No, no, nada de eso, la obligación me viene de dentro de mi esencia, de mi compromiso inconsciente entre el papel y la pluma.
Luego, cuando esté terminado y publicado en mi blog “Chiquián Cultura” o en el blog de Nalo, “Chiquián Querido”, lo volveré a leer y recién sentiré el sabor  de leerme, la tranquilidad de probar que uno puede escribir cosas agradables sin mayores exigencias literarias. Igual alegría sentiré cuando me encuentre en alguna reunión con algún amigo o amiga  y me diga, “Acucho estuvo bueno tu artículo”. El pago es más bien sentimental. Y, eso no es poco en estos tiempos de lucimiento “metálico”exacerbado.   
Por eso, hay algo en los viernes que me provoca descanso, que me ayuda a dejar de pensar en el trabajo en citas o en tragos, más bien me llama al encuentro con el espíritu, con el inconsciente esquivo y omnipresente que sucumbe ante el fondo musical instrumentado de un vals son sabor andino.  Hoy, viernes me siento libre como transportado al estelar cosmos trascendiendo la vida, la muerte y al tiempo. Es un encuentro inusual entre los rivales corazón y razón.

Bienvenido el viernes!!
Bienvenida la pluma!!

Lima, 28 de noviembre de 2014

No hay comentarios: