viernes, 9 de octubre de 2009

La Comida Peruana Orgullo y Paradoja




Este Perú, que se confunde entre los paises subdesarrollados, pero con débiles aspiraciones de parecer ordenado o desarrollado, se resiste a compartir sus archi-propaladas exitosas cifras de crecimiento económico, con los mas pobres. A pesar que el alcalde(s) mantenga la ciudad en jaque, abriendo calles intempestivamente, por meses y meses, dando la impresión de progreso y abundancia, los pobres siguen igual.


Pero cómo es que en medio de esta situación, el Perú, parece ser reconocido en el mundo, o al menos en América Latina, como el lugar de la BUENA COMIDA. Aquella, comida, que proviene presisamente de la gente mas pobre, de aquellos antiguos barrios de Lima, o de los lejanos distritos del norte costeño o del sur serrano.


Cómo y cuándo fue que nuestras madres y cocineras aprendieron a hacer maravillas con los productos peruanos. Nunca supimos que estos platos eran maravillosos, sino hasta que algunos tuvieron la oportunidad de comparrlos con los mejores del mundo. Paris, Roma, New York, México. Ellos abrieron la vista al pueblo, a decirles que lo que comen es muy bueno. Así, desde la sierra bajaron la diversidad de tuberculos para coronarse en los exigente hoteles 5 estrellas. Igual cosa ocurrió cuando llegaron desde la selva, el aguaje y sus frutos extraños, exóticos, para en esquisitos helados, iluminar el sabor de las mesas consagradas.



El hecho que se hayan abierto en diversas ciudades del mundo restarurantes con nombres peruanos, demuestran que la comida es realmente sabrosa. Ese reconocimeinto, que ha venido desde fuera, nos han hecho sentir a los peruanos orgullo de nuestra comida. Por eso ahora deseamos concurrir a los restaurantes a saborear aquello que llama la atención del mundo. Nos desplazamos largas distancias, hacemos tediosas colas, no importa, deseamos saborear comidas marinas, serranas, costeñas y selváticas, que llaman la atención al mundo.


Ahora, desde la televisión o radio, anotamos en nuestras agendas, las direcciones de huariques o restarurantes, campeones del ceviche, carapulcra, tacu tacu, lomo saltado, tamales, pachamancas y otros. Y cuando probamos los platos, ahora mas sofisticados, como la Ronda Fría, Mis Ceviches, Costa Brava, Risoto de Camarones, Tacu Tacu de mariscos, acompañados de diversas leches de tigre, en el Propiedad Privada, por ejemplo. Reconoces admirado, !si tienen razón!. !estos son platos deliciosos!. !El Perú es lugar especial para la comida!.


Pero, cuando tienes que pagar, te das cuenta, que son muy caros. Y, nuevamente la paradoja, las contradicciones del Perú en desarrollo saltan a la vista. Los dueños de las resetas iniciales, los domadores y cultivadores de sus frutos, es decir los pobres no pueden acceder a estos restaurantes. Si somos agradecidos con ellos deberían abrirse restaurantes de clase "gourmet" pero a precios de pueblo, ningun plato mas de S/. 12. Sería una manera de devolverles agradecimiento y valorar a la gente mas humilde, a aquellos que aprendieron a manejar nuestras tierras y producir nuestros productos nativos, verdaderas joyas que hoy son nuestro orgullo nacional.


Propiedad Privada, 08 de octubre de 2009

No hay comentarios: