sábado, 2 de junio de 2012

COLEGIO BRACALE RAMOS TRAJO CULTURA CHIQUIANA A LIMA

Con mucha ansiedad esperé el fin de semana del 27 de mayo, era un domingo inusual, pues, se presentaba el Colegio Nacional Guillermo Bracale Ramos de Chiquián, anunciaban que traerían comida típica: “se preparará la pachamanca con piedras traídas desde el río aynín”, y también, tendremos el tradicional, “jaca locro (picante de cuy)”. Con eso bastaría, para satisfacer la añoranza del sabor auténtico de nuestra amada tierra Espejito de Cielo, pero a eso, se añadía, también, que los jóvenes de la promoción 2012, presentarían los bailes típicos de las festividades chiquianas: Los Jijas, Los Abuelitos, Las Pallas, Los Negritos, El Capitán y Los Diablitos, bailes que en nuestra niñez los veíamos, y los seguíamos ilusionados y orgullosos, cuando se  presentaban en días de fiesta, o en campeonatos interdistritales de danzas, que era muy común en los años 60s y 70s, ciertamente los recuerdo ganadores en algunas ocasiones. Hoy no existen más estos campeonatos, hemos involucionado en algunos aspectos, particularmente en educación y cultura.


Así que, me preparé, diría nos preparamos, pues también asistiría mi madre, que a sus 85 años, no suele concurrir a estos eventos, pero como, los anfitriones animaron muy bien, su invitación desde los programas de radio de Blady Reyes, Victor Tadeo y Orlando Izquierdo, entonces todos decidimos acompañarlos. Y con seguridad algo parecido ocurrió en toda la colonia chiquiana, nos dimos cita desde los más ancianos hasta los más niños. Fue un reencuentro tanto con las expresiones culturales de Espejito de Cielo, cuanto con los amigos de la infancia, de la juventud y con los docentes de las diversas generaciones de ese representativo colegio de Chiquián.


Tengo gratos recuerdos del .colegio Bracale, pues el año 2005, se dio la oportunidad de hacer un proyecto ante la UNESCO y se ganó, se trataba de construir un Centro de Experimentación Ciencia y Tecnología, para los niños, con acceso libre no escolarizado, particularmente los sábados y domingos, allí podrían dar rienda suelta a su creatividad y aproximarse a la ciencia de un modo lúdico y sistemático. Allí, montarían diversos experimentos, según sus deseos, las herramientas y dispositivos que se disponía, alcanzaban para iniciarse en mecánica, física térmica, electricidad, óptica, electrónica e informática, además, se contaba con una biblioteca digital, con información en diversas áreas de la ciencia, también habían  LAP TOP, proyector de multimedia, y equipo de sonido, a fin de salir en caravanas itinerantes difundiendo ciencia, promoviendo una cultura de aprecio a la ciencia y también para construir módulos de material didáctico para física difundiéndolos hacia otros locales de enseñanza del distrito y alrededores. Inicialmente se pretendió hacerlo conjuntamente con el Consejo Provincial, sin embargo el paso del tiempo nos pareció mejor entregárselo al colegio Bracale, quienes implementaron un espacio adecuado y creó lo que hoy se llama el Centro Interactivo de Ciencia, Tecnología e Innovación maestro Antonio Zuñiga Alva, el nombre de mi padre.  
Ese aprecio al colegio Bracale, se acrecentó en esta oportunidad, porque se trataba de ver a jóvenes, que son el futuro de Chiquián, de Bolognesi y del Perú, ellos venían a solicitarnos colaboración para sus actividades de promoción. Aguardamos con mucha ansiedad, ya casi al cierre de la tarde y mientras las sombras iniciaban la noche  vinieron los bailes, los concurrentes mirábamos, atónitos, la belleza y complejidad de las mudanzas y la vestimenta, en seguida las lagrimas no se detuvieron y a muchos, ancianos se les vio alegres secándose el rostro de emoción.
Los aplausos premiaron el esfuerzo de estos jóvenes que vinieron, acompañados de algunos padres y docentes, y nos regalaron cultura, nos dijeron, ”esto es solo un aperitivo de lo que tiene la hermosa tierra de Chiquián, vayan a visitarlos que los esperamos con los brazos abiertos”. Desde este sector pujante y emprendedor del cono norte de Lima, lugar de residencia de muchos chiquianos y bolognesinos, solo nos queda felicitar a esta promoción encabezado por su director, profesores y comitiva de padres de familia, que realizaron una actividad que prestigia  al colegio Bracale Ramos,  y resalta el nombre de uno de los hijos chiquianos más representativos, que llegó a lugares de la política nacional de destaque, pero que nunca postergó su apego, respeto y amistad por todos los ciudadanos en especial con los más humildes, “el como diputado hubiera estado aquí, bailando huaynos, entonados por la banda, él era un señor”, decían los que lo conocieron. Cuánto se añora esa calidad en los funcionarios de hoy.
Igualmente felicitaciones al Sr. Orlando Izquierdo, que ofreció las instalaciones del campo Las Castañitas. A todo ellos nuestro reconocimiento, y satisfacción de saber que en el colegio Bracale Ramos, se forman futuros ciudadanos con aprecio a su identidad cultural, condición principal para ejercer liderazgo positivo que necesita nuestra provincia, departamento y país.
La Pluma del Viento
Lima, 2 de junio de 2012


No hay comentarios: