domingo, 17 de junio de 2012

EN EL DIA DEL PADRE UN NUEVO MIEMBRO DE LA FAMILIA


En nuestro Perú, este día del padre nos encuentra con un país fracturado, de muchas diferencias, desencuentros, rencores, confrontaciones, distanciamientos, abrazarnos y decir feliz día a todos, puede sonar a soberbia, arrogancia, y hasta insolencia, pues en los sectores más pobres, es probable que el padre ni siquiera viva en la casa, la madre abandonada será la única que saque adelante a los hijos. ¿Entonces el niño a quién le dirá papá?.


O en otros casos, el padre con el pequeño sueldo, después de trabajar más de doce horas, llegará con comida o ropitas para sus hijos, para sí mismo nada. ¿Cómo decirle feliz día a estos hermanos nuestros?.

Igualmente a los padres que creyendo en su verdad, están en luchas por sus tierras, por el agua, por el medio ambiente, y no van a tener la tranquilidad en su hogar de recibir el feliz día papá, pues algunos de sus amigos quedaron detenidos en la carceleta después de la marcha.

Por ello comienzo mi nota reconociendo la existencia y situación de estos padres, porque teniendo conciencia de ellos, podremos equilibrar nuestros festejos, nuestras alegrías, y no caer en la altanería.

Así estimado amigo tú que tienes hijos, te quiero recordar que no solo es padre aquel que biológicamente los tuvo, sino aquel que cuida del niño que está en su responsabilidad, que lo guía, que lo hace persona de bien. Así la responsabilidad del padre es inmensa y su esfuerzo invalorable, a estos héroes anónimos del Perú, mis felicitaciones, mis abrazos y mi reconocimientos en este día del padre.

Y, en especial a los padres chiquianos y bolognesinos. A mis hermanos, cuñado, tíos, amigos del Cahuide y Tarapacá. A los comunicadores de radio Víctor Tadeo, Orlando Izquierdo, Lucho Lara y don Alejandro Aldave. Feliz día campeones.

También, hoy 17 de junio será un día de grata recordación en la casa de mi hermana Nili Zúñiga, y por tanto de mi familia, pues ha nacido justamente ayer en la mañana su primer nieto, lejos de aquí, en Brasil, en Campinas, Sao Paulo. Mi sobrino Yusef Cáceres, es padre. Y, quiero finalizar así este espacio, para referirme a ese joven, a ese hombre, que se inicia como padre. Y luego se hará abuelo recorriendo el ciclo de la vida: nacimiento, infancia, juventud, adultez, padre, abuelo y finalmente extinción. Mientras que el bebé trae mucha alegría, comunicamos la noticia por teléfono, a todos los familiares, gritamos: nació, nació, es mi hijo, mi sobrino, mi nieto, nació, nació …. La partida del abuelo trae mucha tristeza.

En este domingo, las circunstancias han hecho que estos dos acontecimientos se junten: la alegría del que nace y se integra a la familia y el recuerdo a mi padre, don Antonio Zúñiga. Y las hemos convertido en alegría, porque con la llegada de este pequeñito que nos sobrevivirá, queda con seguridad la continuidad de mi viejito, quién fue el origen de la estirpe, por tanto, en cierto modo, nuestro padre seguirá vivo.

Querido sobrino Yusef, el padre enseña al hijo a volar, pero no volará tu vuelo; le enseña a soñar, pero no soñara tu sueño; le enseña a vivir, pero no vivirá tu vida; sin embargo en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado.

Vivas al recién nacido, vivas al joven padre, vivas al recordado abuelo y vivas a los padres del Perú.


La Pluma del Viento,
Lima, 17 de junio de 2012

Propalado en el programa ZAGUAN DE ORO PUQUIO de radio independencia 1550 KHz, domingo a las 9:30 am.

No hay comentarios: