domingo, 21 de julio de 2013

MES DE JULIO : REFLEXIONEMOS SOBRE LA INDEPENDENCIA DEL PERÙ

Cuando llega el mes de julio, los colores rojo y blanco lucen gallardos en las fachadas de las oficinas públicas y hogares.  También,  en los vehículos ondean banderines bicolores haciendo juego con las escarapelas que resaltan en las solaperas de los sacos. Se nota que el cariño y respeto a nuestra patria es uniforme. No hay un solo ciudadano que no  se sienta comprometido con el homenaje a la Independencia del Perú, que ocurrió el año 1821, con San Martín. Y, se consolidó con Simón Bolívar, en 1824. 

En medio de eso, pocos se ponen a pensar sobre el hecho de la Independencia, su significado, su actualidad y su verdad. Nuestra cultura de  no interrogación, de no crítica, al “status quo”, impiden ver más allá de los textos oficiales que nos enseñan, desde la niñez. Nos dejamos llevar por lo desfiles de soldados, tanques y aviones. Preferimos la superficialidad, y el show. En el fondo decimos que  es de locos  revisar la veracidad de estos hechos, y menos aceptar que lo que sabemos,  no es “la verdadera historia”.

El solo hecho de saber poco de la historia, y que encima sea falso, es irritante, y salvamos el pleito diciendo, “mejor cambiemos de tema”, al fin, “a estas alturas eso qué importa, eso es pasado, preocúpate del futuro”.  Sin embargo, este proceder conformista y retardatario, será quebrado por algunos que,  saldrán de la “caverna platónica”, y confrontarán con la verdad, dejando atrás el estilo tradicional de mirar la historia. Siempre vale más aproximarse a la verdad, y siempre lo será, sea en ciencias naturales o sociales, pues ella explicará mejor las dudas, entrampes y lastres que la sociedad peruana padece, las que impiden alcanzar mas unidad, justicia, y desarrollo con oportunidades para todos. 

Uno de estos textos básicos, es del historiador Heraclio Bonilla, “La Independencia del Perú”.  Este trabajo se publicó en 1972, como una alternativa, a lo que los historiadores tradicionales, produjeron por el sesquicentenario de la independencia del Perú (150 años), auspiciados por  el gobierno militar de entonces. 

En la presentación del libro destaca su objetivo,  “es una contribución al esclarecimiento del proceso de la  Independencia … su propósito es ofrecer al lector los planteamientos de la investigación histórica moderna”.

Entre los mitos que destapa, y produce escozor, “La Independencia no fue el resultado de un conflicto entre metrópoli y colonia sino la consecuencia de una pugna en Europa  entre metrópolis competidoras por el dominio universal .. Y que esta (independencia) tampoco fue fruto de una toma de conciencia nacional del pueblo peruano, puesto que las grandes mayorías estuvieron ausentes del proceso. Indios, negros y  mestizos lucharon indistintamente en las filas de los ejércitos patriotas y realistas”.  “La Independencia del Perú se limitó a ser un hecho militar y político, dejando inalteradas las bases mismas del sistema colonial”. “.. no afectaron la esencia misma de la estructura económica y social colonial”. “El cambio más importante, fue el surgimiento de un poder político en el seno militar, .. Ante, la debilidad de la élite criolla nativa, ejerció sin seria oposición el poder político de la nueva republica hasta 1872”. 

Así, de qué unidad de peruanos luchando contra el yugo español, nos habla la historia oficial, cuando en realidad ella nos fue concedida por ejércitos extranjeros, no la ganamos por nuestro esfuerzo, hasta peor, pues la nueva república terminó consolidando la hegemonía militar  en la política durante casi 60 años, donde la incapacidad estratégica, administrativa y política, debilitaron la Nación y Estado, culminándose en la desastrosa traición de la guerra del pacífico donde Chile y Gran Bretaña, consolidaron su plan. 

Entonces, ¿porqué nos proponen historias falsas desde la niñez?. La respuesta nos la propone este libro, “toda historia responde a las inquietudes del presente y refleja la ideología de quienes la escriben”.   “Su función es: legitimar el presente a través de la manipulación del pasado; intentar fundar, inapropiadamente, las bases históricas de la nacionalidad peruana e impedir la crítica histórica de los problemas del presente”.

Por eso, qué mejor contribución a las fiestas patrias, que hurgar en la historia verdadera, y sobre esa base reflexiva y  analítica, construir nuestro rol en la sociedad actual, mejorando nuestra calidad de ciudadanos, más éticos, más responsables, a la vez menos hipócritas, frente a nuestra pobreza y escaso desarrollo. 

El libro mencionado es un buena herramienta para  romper el pacto con la historia oficial. 

La Pluma del Viento
Lima, 14 de julio de 2013


No hay comentarios: