lunes, 5 de julio de 2010

Aniversario de Neto en el 2010


Por Agustín Zúñiga


En honor a la verdad, "no recuerdo las enseñanzas de mi secundaria, hasta diría, que fue muy pobre", "lo que sí recuerdo y me valió en mi formación creativa fue mi primaria, la que hice en Chiquián". Con esas palabras que, Neto Núñez recordaba a sus profesores: Antonio Zúñiga, Cesar Figueroa, Fabián Cano, Mario Reyes, Andrés Alvares y otros, se dio inicio a la actividad que, en su aniversario, el 29 de junio de 2010, organizaron Chole, Aulicha y Achi.


Como no podía ser de otra manera, la comida tuvo sabor chiquiano, Picante de Cuy y Tamales. Las manos maravillosas del reconocido chef, Pablito Antaurco, una vez más, dejaron muy satisfechos a los asistentes. La música, la pusieron el arpista Clish, y las voces, insuperables de los asistentes comandadas por CHOLE. Ella, había estado ausente, casi un año, su salud la tuvo alejada. Sin embargo, su calidad de amiga, y aprecio al homenajeado, la devolvieron cantando, como solo ella sabe hacerlo. En el coro se lucían como en Quiullán o Jircán, las voces de Nili, Clarita, Achi, Antuca, Mela, Pochita, Bebe, Manolo, Nico y Acucho, demostrando que están, para ligas mayores. Las letras, a veces se les escabullían en los escondrijos de la memoria, y de rato en rato se miraban buscando las palabras ciertas. Neto, trajo el "combustible" (pisco sour) desde los toneles del prestigioso, Vivaldi. Los huaynos comenzaron en Huarangallo, para pasar por Aynin, Husgor, Jaracoto, Conococha, y reposar en las Faldas de Cochapata.


Mientras eso ocurría se hacían descansos, para escuchar las palabras de Neto, narrándonos el trajinar de su vida, desde el adolescente que llegó a Lima, a estudiar secundaria, luego el profesional que hizo posgrado, en Estados Unidos y Bélgica, para luego, ingresar a trabajar a la prestigiosa empresa del estado PETROPERU. Allí, desde los niveles intermedios, siguió una carrera meteórica, en base a trabajo y disciplina. Hasta llegar a Viceministro de Energía, y posterior Presidente de Petroperú, la mayor empresa del estado de entonces. A esos peldaños técnicos, le sumo en la actividad política el cargo de Congresista de la República.


Ese camino recorrido por un chiquiano, debería ser conocido por los niños y jóvenes, de nuestra provincia, departamento y hogares. Pues, necesitamos de aprender de los que alcanzan el éxito en base al trabajo y estudio. Como decíamos en dicha reunión, "Pocos llegan a esos altos cargos de la administración pública. Esos caminos exitosos deberían ser parte de nuestra cultura, deberían ser cartillas que dispongamos, para emularlos o tomarlos en cuenta, cuando necesitemos tomar decisiones”.

Lo que queda claro es que, no importa el lugar donde naciste, si en la sierra, o en la selva, hay condiciones en la niñez. Lo que nos falta son oportunidades. Pero precisamente, sabiendo, conociendo oportunamente, el camino que nos conduciría a tal o cual lugar, y qué puertas tocar, la meta se alcanza. En esta dirección todos nuestros familiares, que están en el extranjero, deben contarnos sus experiencias, explicar como lo hicieron. Para que los niños y adolescentes, que están en formación, sepan qué camino seguir, y qué les hace falta cubrir.


Luego de la reunión, todos salimos más contentos, sabiendo que hay chiquianos que deberíamos desatacarlos y reconocerles en vida, su esfuerzo y ejemplo. Porque con ello, fomentaríamos la CULTURA DEL EXITO, postergando para el olvido, la cultura de la envidia y del mirar solo los defectos.


NOTA.
En vista que muchas de los huaynos tan hermosos y tradicionales, no los conocíamos a plenitud. Nos ofrecimos escribir una canción por persona y luego compartirlas para hacer un cancionero. Hasta la próxima reunión, pero con los cancioneros bien aprendidos.

No hay comentarios: