lunes, 5 de julio de 2010

Buscando Un Espacio Compartido: Rincón de Acucho




Por Agustín Zúñiga



En la actualidad utilizar las redes es una necesidad, no solo para comunicarse con aquellos que uno desea, sino también, para escribir lo que en el momento consideramos valedero hacerlo. El atractivo es utilizar todas las funciones que tiene: fotos, videos, mensajes, etc. Pero el número de visitas, a la página de internet, es el acicate para continuar escribiendo. Por ello debería tener muchas cosas para que sea atractiva. Ustedes los visitantes, interesados por compartir sus noticias, siempre serán bien venidos.



Esta primera nota solo tiene como intención la presentación de la misma e invitación a leer y escribir en ella. Los temas consistirán sobre las ocurrencias de la semana que me parece interesante, y presentarlas de la forma menos sofisticada y ceremoniosa. Aquí deseo que desde mis familiares, amigos y nuevos contactos, expongan sus opiniones, sus recuerdos. En mi rincón, quiero transmitir lo que frecuentemente hago en el escritorio de mi casa: leer periódicos, libros o mirar la TV o usar la PC. Suelo hacer un balance semanal mientras leo los diarios del domingo por la maña, o cuando en la noche de cada día tomo una página para escribir alguna nota, que me llame la atención, eso voy a publicarla para conocimiento de ustedes.



Quiero compartir con ustedes, mi interés por escribir algo, no lo haré con la claridad y calidad como lo haría un gran escritor, empero me basta y satisface que lo leas, sea por curiosidad, cuestionamiento o aprobación. No voy a tener tiempo, aunque lo trataré, para poner en blanco y negro, la mayor parte de lo que leo, inquietudes intelectuales, contactos con los libros, revistas, exposiciones, preguntas, que me ocurran. No voy a postergar, la ocurrencia de un gran partido de futbol, o del aniversario de un amigo, o el chiste en quechua de un coterráneo. Todo de todo quisiera poner en esta página.



Llevo consigo cual documento personal, un cuaderno de pasta dura, donde pongo algunos textos, que suelo escribir, en el lugar donde el tiempo me lo permita: la fila en el banco, la espera de atención en un restaurante, incluso en la pausa de la clase que dicto en la universidad, o el baño más cercano. Siempre hay algo que merezca la atención, como para hacer una nota. Lo difícil es trasladarla a la PC, por eso hacerlo directamente, como lo estoy haciendo hoy, domingo a las 13 horas, es mucho más atractivo.



Ya quisiera remplazar mi cuadernito de notas, con una MINIPC, que pudiera sacarla en cualquier momento y estar conectado con la internet todas las horas del día. Sé que eso existe, sin embargo, las circunstancias aún no me lo permiten. Ah, no es el dinero, es la incomodidad, del tamaño de las PC. Ahora que se están reduciendo, la situación se hace más propicia. Pero esto también solo tendrá valor si hay gente que nos lea.



Por eso este espacio que he creado es un preámbulo para comprarme una de esas modernas maquinitas. Por hoy, como documento de inicio es suficiente. Ahora comienza el conteo de las visitas, y sabré a ciencia cierta si soy visitado y consecuentemente si hay estimulo para seguir escribiendo, eso dependerá de su cordial visita, y de su opinión sobre el contenido.


Lima, 2 de julio de 2010

No hay comentarios: