jueves, 7 de octubre de 2010

Correo y Expreso: Aliados para la Derrota

Ayer Susana Villarán (SV) presentó a su equipo de gobierno, si accede a la alcaldía. Son todos especialistas en sus campos. Frente a ellos, los titulares del CORREO, EXPRESO o PERU 21, no son nada. Demuestran que sus respectivos directores tienen el desesperado interés de afectarla, y que el público se asuste. El editorial de Mariátegui, podría ser refutado mil y una vez por SV, pero no será suficiente, para este director. Sin embargo esta campaña no le hará sumar más votos a Lourdes, que se plantó (ni subió ni bajó) en los 30. Lo cierto es que las acciones de Lourdes y sus asesores, aparecen en todos los espacios, atacando a SV y no exponiendo ideas, error que parece no darse cuenta.

Cosa contraria ocurre con SV, por ello el público la apoya. Es una cara nueva, con ideas más renovadas, en cambio Lourdes, a pesar de su edad, es una política demasiado recorrida, y particularmente con una imagen de derrota, que ha llegado a su tope, no cala en el aprecio de muchos, a pesar de sus cualidades. Peor aún, cuando ayer se presentó Cataño, mostrando más dudas que claridad, ha devuelto a primera plana, este asunto, nuevamente perjudicándola a Lourdes, otro error más de su equipo. De otro lado, El Equipo de FS, da un ejemplo de que es factible construir un movimiento político, distinto a los convencionales, y que puede haber espacio para que gente preparada, que no es aceptado en los clásicos partidos, pueda unirse para trabajar por el país.

El público necesita de partidos donde los temas de actualidad estén presentes: jóvenes, nuevas caras, transparencia, tecnología, profesionales bien preparados, amantes de la naturaleza de justicia y paz. Eso no se encuentra en las imágenes de políticos de 30 o 40 años, incrustados en los balcones de sus partidos, como ogros que impiden el ingreso. Demostrando que dentro de sus movimientos no buscan renovación, no dan espacios a nuevos valores, con eso los jóvenes se van a ir donde ellos se sienten más protagonistas, y esto lo encarna FS. Susana Villarán, puede tener más edad que Lourdes, pero expresa el pensamiento político y partidario mas renovado. Atrae, por su facilidad de plantear ideas sobre cualquier tema, invita a formar parte de sus propuestas, porque subraya la honestidad, la transparencia, la especialidad.

Da la sensación de haber espacio para aquel que desea trabajar por el país, sin ser partidario fundador. Sin duda una opción que va a crecer, y posiblemente se convierta en una alternativa para los sectores progresistas, emergentes, ni izquierdistas ni derechistas, solo comprometidos con el bienestar de todos, preferentemente de los más desposeídos. Pero los más reacios a este cambio serán los más viejos, aquellos que siempre estuvieron en el poder y no aceptan que otros (nuevos) accedan a ella. Y, para esto se valdrán de cualquier o de muchos mecanismos, pero el principal será el de generar temor en “el pobre”, en “el ignorante”.

Esto es lo que hoy he notado en el diario el EXPRESO, donde PPK (Pedro Pablo Kuchinski) dice: “El ex ministro de Economía afirmó que lo que más preocupa en el exterior no es la candidata a la Municipalidad de Lima metropolitana, Susana Villa-rán, que lidera Fuerza Social, porque es una persona honesta y muy competente, sino “lo que significa su entorno y su capacidad de influencia”. (Expreso, 21-09-2010).

Esta apreciación no es cierta, porque hay antecedentes que le dicen todo lo contrario, una nota que expone Alfredo Barrenechea, recuerda: “La derecha manejaba bien la economía. La izquierda, y la centroizquierda, administraban el despilfarro. Este era el lugar común. Pero, por un lado, la crisis internacional mostró que los mercados, sin regulación, se convertían en casinos. Por otro, gobiernos como el de Lula han sido, como lo ha reconocido esta semana Alan Beattie, el editor económico internacional del Financial Times, "un ejemplo exitoso de socialdemocracia en América latina". Cuando Lula llegó al poder el 2002, los mercados estaban en pánico y castigaban cualquier inversión en Brasil. El Fondo Monetario había prestado 30 mil millones de dólares para tratar de calmar ese desorden. Lula hizo lo que no se esperaba: decidió un superávit fiscal de 4,25 por ciento, mucho más de lo que el FMI reclamaba. Desde entonces, su gobierno ha sido una mezcla de ortodoxia fiscal, apertura global, crecimiento como consecuencia, pero todo eso acompañado de programas igualmente exitosos contra la pobreza como Hambre Cero y Bolsa Familia”. (El Correo, 21-09-2010).

Así que PPK, habló mas como candidato (Partido de Lay), que como economista, y eso es reprochable, porque afecta la imagen del país.

Lima, 21 de septiembre de 2010

No hay comentarios: