domingo, 22 de febrero de 2009

El Fútbol de Acucho




Día domingo de fútbol en Chiquián, “Espejito del cielo”, villa hermosa enclavada en los llanos de los andes de la provincia de Bolognesi, del Departamento de Ancash; en las calles los comentarios son disímiles, pero el interés es único, quieren ver buen fútbol como antaño, cuando la selección del Coronel Bolognesi con jóvenes oriundos de la zona enfrentaba a la selección de la Escuela normal integrada por jóvenes de mas edad en su mayoría del callejón de Huaylas y uno que otro de Barranca como el Volante Gomero, o el Limeño Montenegro, el que realizaba la función de puntero mentiroso; muchos coincidimos que la mejor época de fútbol en Chiquián fue cuando funcionaba la Escuela Normal, el INA y primero que todos el Glorioso Colegio Nacional de varones “Coronel Francisco Bolognesi”.

El campo deportivo de Jircán se iba llenando de espectadores, de hinchas de ambos equipos y de bellas muchachas Chiquianas, que por su juventud huelen a flores primaverales, tiernas, puras y candorosas que van con el único afán de que las miren y las admiren; la Banda de Músicos del Coronel Bolognesi hace su ingreso al acorde de las melodías de la marcha militar “7 de Junio”, adelante portando el trofeo a disputarse, el Alcalde del Consejo Provincial y un regidor; las tribunas están llenas, el murmullo de la gente es constante, el ambiente es idóneo para una bonita tarde de fútbol, el Sol primaveral es tenue; al contrario que en Lima la horrible, en Chiquián la Primavera Biológica es del 22 de Marzo al 21 de Junio; el viento fresco que trae el aroma de eucaliptos de los bosques y campiñas de Chivis, Tranca, Chinchupuquio y del Usgor celestino, perfuma todo; el Yerupajá majestuoso resplandece hermoso dejándose contemplar en su plenitud, está contagiado de la alegría de su gente Chiquiana; en el viril Jaracoto sobre un mástil gigante de Eucalipto flamea orgullosa y patriótica la Bandera Peruana; es el mes de Junio, mes de Bolognesi, mes del Colegio; el mítico Capillapunta adusto y serio como siempre se contagia del jolgorio de los suyos; Chiquián querido, donde la comunión entre la naturaleza y el hombre se amalgama bajo el manto protector de Santa Rosa de Lima.
Se contempla que ambos equipos realizan ejercicios de calistenia al borde del campo deportivo, la Banda de Músicos al conteo del profesor de Música de un dos tres, interpreta las melodías de la marcha “Perú campeón” inspirada en los mundialistas de México 70, un cohete-(avellana) anunciador estalla en el firmamento y ambos equipos ingresan al campo de juego, se escucha las barras y el aplauso de los hinchas de ambos equipos; delante de los muchachos del “Atlético Tarapacá” con la cinta de Capitán de equipo en el brazo izquierdo, con su porte deportivo y bizarro, portando un banderín de su querido equipo en la mano derecha, trotando elegantemente observamos a ACUCHO, así lo conocemos y así lo llamamos todos.


Agustín Zúñiga Gamarra; excelente deportista, buen futbolista, incansable, batallador, soldado infatigable disputaba cada balón como si fuera asunto de vida o muerte, imponía respeto en su zona, los que se enfrentaban a él lo hacían limpiamente, por que su juego siempre era limpio sin mala intención, no vi una jugada artera hacia algún contrario ni me han contado sobre algún caso, desde que lo conozco es un caballero en el campo deportivo como un caballero fuera de él, carismático, respetuoso, sincero, extrovertido, querido y respetado por todos, triunfador en el deporte, triunfador en su vida profesional, se le veía realizando buenos despejes en la defensa, armando contraataques y creando incursiones en el medio campo y celebrando eufóricamente los goles que lograba convertir, hilvanaba jugadas con clase, con buena técnica, en busca del ansiado Gol, aquel que eleva al cenit de la emoción al que lo convierte, de júbilo a los integrantes del equipo y de felicidad a los hinchas de este; es de conocimiento general que él se entregó con alma vida y corazón por diferentes lugares y diversos campos deportivos, demostrando su buen fútbol, defendiendo primero los colores del “Cahuide”, para continuar y culminar su ciclo de futbolista envuelto en su bicolor de verde y blanco de su querido “Tarapacá”.

Hoy en Febrero del 2009 al abrasarlo “con el mayor de los afectos, con el mejor de los cariños”, como dice una canción Ayacuchana, en circunstancias de la Yunzada del amigo de todos, el Folclorista Carlos Oro, me sentí transportado emocionalmente a Chiquián querido, Espejito del Cielo, y con conocimiento de causa del trajinar por los campos deportivos, por que defendí los colores del “Estrella Roja” del recordado Don Pascual Palacios, en mis inicios futboleros de los años 1969,1970; de la Selección de Fútbol del Glorioso Colegio Coronel Bolognesi en los años 1970,1971 y 1972; y del “Club Deportivo Cultural y Social Alianza Chiquián” en 1971 y 1972, conozco del trato y maltrato al balón de juego, sé del sacrificio y la disciplina que es necesario realizar en el desempeño de este deporte; es por ello estas líneas sinceras y justas a una persona como ACUCHO; soy de los que piensan que los homenajes y los honores se deben brindar en vida, como gesto de agradecimiento por las labores realizadas por aquellas personas relevantes que deben ser ejemplos para la juventud no solo Chiquiana, mas bien y ojala para todos los que lo conocen.Que Dios, nuestra Virgencita Santa Rosa, y nuestro hermano San Francisco, te colmen de bendiciones estimado Acucho, disfruta del amor de tu familia noble y estimada, y del afecto de todos los que te queremos, sigue llenándonos de orgullo por tus logros profesionales, y vive feliz.

Gratamente:

Juan José Alva-(Pepe Alva).
juanjosealva@hotmail.es



Lima, 5 de Febrero del 2009

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amigos, primeramente para felicitar a nuestro amigo Eduardo Martin gestor de esta nueva página y demas amigos que han hecho posible esto.

Luego, en lo que respecta a la narrativa de nuestro amigo Pepe Alva "El Fútbol de Acucho", si mi buen amigo "Pepe Supay" no hay mas que hablar sobre la persona de muestro buem amigo "Acuchito Zúñiga" como lo haz dicho, buen futbolista en su buena época en nuestro medio y hoy un destacado profesional que nos llena de orgullo.

Yo tambien hasta ahora tengo en la pupila de mi vista el duelo que sostuvo Acucho con un moreno de 1.80 mts. jivenil del nada menos Alianza Lima aquella vez éste defendiendo las sedas del Colegio "Ramon Espinoza" de Barrios Alto - Lima, Acuchito desde luego por el "Tarapacá" en 1983 en el campeonato de la fiesta de nuestra patrona "Santa Rosa".
Ambos caballeros en la disputa del balon sin ninguna mala intención pero con mucha fuerza y garra, fue algo así como un "David y Goliat" mejor dicho fue un partido o espectáculo aparte eso era para filmarlo o grabarlo.
Pasado el partido por la noche me encontré con este moreno y le pregunté que le pareció el duelo con "acucho" y el moreno me contestó asi: "tio, ese chato tira como m... y es un caballero" yo tan solo le dije lo que en ese momento ya era Acucho - Ingeniero -el moreno movió la cabeza y me dijo "tenía que ser", esto nuca se lo conté a "Acuchito" pero ahora ya lo sabes Acucho.

Un abrazo Acuchito un abrazo Supay ya nos estamo viendo.

P. Díaz M. "Pacho" :D

Agustin Zuniga dijo...

Apreciado amigo Pacho.

Agradezco tu comentario, pero mas aùn cuando viene de gente como tù, que conoce del sentimiento y corazón del chiquiano. Me has hecho trascender el campo de futbol, y recordar las sinfonìas de la guitarra que tus manos nos brindaban a los que te escuchàbamos, sea para reir o llorar de alegría.

Hasta siempre

Acucho