domingo, 8 de febrero de 2009

PISCO HÉROE DE LA INDEPENDENCIA




Agobiado por el sopor del verano llegué pidiendo tregua desde los pies a la cabeza. Y al fin te encontré diamante líquido, entre la esquina de Vivanco y San Martín, el letrero decía, Viñedo de Queirolo. No sé que mago hizo que tus mezclas llegaran al cenit de la perfección, sacio mi sed material pero también la espiritual, contigo el frenesí del diálogo se alcanza. El pensador taciturno perspicaz e inconforme encuentra sosiego. Hoy primer sábado de febrero es tu día, no eres el soldado de la independencia de los 1800, pero sé que contigo hurto el tiempo a mi permiso y me siento independiente de pensar decir y sentir que soy peruano, porque tú me hiciste triunfador en el siglo 21. De lejos eres el estandarte que nunca pudo ser el futbol. Hoy de goleada digo que somos mejor que Chile. Tus uvas quebranta se hacen cholo para darle sabor al pisco y limón inigualable. Hoy desde este barrio del distrito de Pueblo Libre Villa de los libertadores me entremezclo con ciudadanos que buscan lo mismo que yo. Nuestras conversaciones destacan tu calidad y todos nos sentimos más peruanos, sin decirnos de dónde venimos pareciéramos amigos de siempre. Unos piden papa rellena, otros escabeche de pescado, caucau, butifarra, huevera potages representativos y como acompañante al dignísimo pisco souer. Bajo tu compañía no sentimos necesario ser seguidores de Humala, García o Flores, somos afiliados al partido Perú. Cómo quisiéramos permanecer de por vida en este estadío de consenso y hermandad que tu benevolencia magnánimo Pisco nos conduce. Trasciende las fronteras tu amistad cuando turistas de cabellos dorados y maltrecho español sonríen posando en fotos del recuerdo, diciéndote en voz fuerte “buenísimo”. Se rinden a tu sabor y linaje. Ya han transcurrido tres horas, y no sé cuantos sorbos bebí pero saciado de peruanísima gallardía me retiré cuando la oscuridad parecía venir y desde la avenida Sucre subí al vehículo que me conducía a mi hogar no sé cuánto demoró porque el sueño me vino de pronto y viajé deleitándome en tu hermosa compañía embriagado de autoestima de ser peruano.


Feliz día 7 de febrero.

(Del espacio la Pluma del Viento y la voz del tío Vlady, del 08-02-2009 de radio independencia, entre las 6 y 7 am)

No hay comentarios: