lunes, 1 de octubre de 2012

DON VICTOR TADEO PALACIOS: CHIQUIANO EMBLEMÁTICO

Una de las personas más identificadas con los chiquianos residentes en la capital es Víctor Tadeo Palacios. Lo conocí de cerca recién el año 2000 cuando me aproximé por intermedio de mi hermana, a la Asociación Chiquián, donde era el Presidente.

Desde esa vez, siempre lo he visto, dedicado a plenitud por fortalecer la Asociación, su carácter emprendedor innato, se notaba siempre, producto de eso se implementó la fiesta del patrón de Chiquián de San Francisco en Lima.

Hoy con certeza podemos decir que, es una de las más grandes fiestas de residentes de las provincias en la capital. Respecto a Ancash es la más grandiosa: una noche dedicada a La Salva y el siguiente día es la fiesta central con todos los sabores de la gran fiesta de Santa Rosa en Chiquián.

Igualmente como visionario, convenció a su equipo y a los asociados para adquirir un extenso terreno, en Sapan, camino a Canta, con la expectativa que a futuro se pueda construir un centro de esparcimiento y descanso para los asociados de tercera edad.

Seguro que su sensibilidad por los más necesitados nació desde su niñez, cuando veía el esfuerzo de su madre por nutrirlo, trabajando la prodigiosa tierra de la comunidad campesina.

Desde joven trabajó en el transporte, de la mano de los históricos don Armando Alvarado y don Segundo Robles, llevaban ganados desde la pampa de lampas a la costa permanentemente, el frío y las truchas de Conococha lo cuajaron para el trabajo y el amor a la naturaleza.

Su disposición a la solidaridad es destacable, siempre está al tanto de alguna dificultad de los residentes, tanto que durante años, su amplia casa, se ha convertido en el lugar de reuniones en caso no se disponga de local.

Sus recursos económicos la ha forjado a puro sudor y dedicación al trabajo, nada se le ha regalado. Su experiencia en el transporte desde joven le permitió consolidar exitosamente una empresa de transporte de microbuses en Lima. Eso posibilitó que siempre tuviera, algún presente para las necesidades de la iglesia de Chiquián, o apadrinando promociones de los colegios del Coronel Bolognesi o Guillermo Bracale.

Su amor a su tierra lo hizo, ser capitán de la fiesta de Santa Rosa en Chiquián, y también Inca. Igualmente en Lima, ejerció la capitanía de San Francisco en más de una oportunidad. En todos ellas sus fiestas se guardan en la historia como de las más dadivosas e inclusivas, nadie se siente postergado.

Igualmente sacando tiempo de donde no había, le dedicó esfuerzos al Cahuide, equipo de sus amores, para recomponerlo y llevarlo a ser campeón en Lima, en diversos campeonatos de la Provincia de Bolognesi.

Y como si eso fuera poco, don Víctor mantiene otra faceta, que lo apasiona, la comunicación radial, desde hace casi 25 años, sigue fiel en la radio. Con el retiro de don Gregorio Gamarra, él ha quedado como el más veterano de la radiodifusión de residentes chiquianos. Todos los domingos, indefectiblemente, sintonizamos su programa líder,  Por las Rutas de Chiquián y la Provincia de Bolognesi. Hoy mediante internet, sale su voz en directo en Chiquián, y también lo escuchan los chiquianos en todo el mundo.

Su espacio siempre está abierto a cualquier noticia de carácter institucional o personal, en realidad pertenece a todos los chiquianos y bolognesinos, por eso es una de las personas más reconocidas y estimadas.

Un 30 de setiembre nació en Chiquián, por eso en este día, de su aniversario, merece dedicarle algunas palabras, porque su humildad, hace que existan pocas oportunidades para hacerlo.

Desde hace tres meses, me llamó y me dijo, Acucho, cuando reabrimos el Zaguán de Oro Puquio, así fue y estamos al aire durante 6 a 8 minutos, todos los domingos. Observo ahí, en persona, cómo se esfuerza porque su programa sea el medio por el que los dirigentes convoquen a sus asociados, sin ningún pago, se preocupa que la verdad sea la principal condición para opinar.

En su afán de ver a su pueblo donde nació, siempre mejor, algunas veces tiene que pisar callos, y recibir diatribas de personas que se ocultan tras el ciberespacio. A pesar de eso, junto a su esposa Chepita Espejo, siguen adelante, mirando a la vida con alegría, seguros que el pueblo chiquiano tanto de los que viven allá, cuando de los que vivimos en Lima, lo admiramos, lo queremos y le reconocemos como un chiquiano emblemático que enorgullece a la amistad y la lealtad.


Feliz aniversario Víctor.

La Pluma del Viento

Lima, 30 de setiembre de 2012

No hay comentarios: