domingo, 21 de octubre de 2012

ESTAMOS EN EL MUNDIAL DE VOLEY. !ARRIBA PERÚ!. !VIVA EL VOLEY!


Qué tiene el vóley peruano que nos atrae y mantiene tan tensos durante su juego. Hoy (21.10.2012), estoy en casa mirando la clasificatoria para el mundial juvenil de la República Checa. El Bonilla de San Isidro está colmado, Perú y Colombia luchan una plaza, el ganador irá al mundial.

Estoy solo en mi habitación del segundo piso, abajo mi hermana en la sala hace lo propio, mi sobrino en su habitación también lo sigue, cada jugada grito como si fuera un gol, tan escaso en el futbol con "los fantásticos", aquí ellas derrochan entrega, aplaudo cada punto, me desespero cuando pierden puntos "increíbles", son chicas de 15 a 17 años, las Manos Morenas renovadas están batallando punto a punto su clasificación.

Nunca lo había hecho, cogí mi cuaderno de notas y decidí escribir en directo lo que estaba ocurriendo, íbamos 10 contra 5, ganábamos con cierta holgura y seguridad este cuarto set, Perú vencía 2 sets a 1, si ganamos, el juego concluye de lo contrario se extendería a ese "terrorífico" quinto set. Como aquel Perú – Rusia de Corea. ¡mejor no lo recuerdes me castigo!. Mientras pensaba en eso muy rápidamente, nos hemos puesto 15 a 15, impresionante la reacción de Colombia, se ve que ha progresado. Y, cómo no, va ser, está clara la gran demostración en las recientes en las recientes Olimpiadas, están en alza.

Cada corte de tiempo, Natalia, no guarda palabras, frente a sus discípulas, le salen como flores los "mierda", los "carajo", se nota que los niervos crecen. En el comentario del canal 2, Leila Chihuan, ante fallas de la árbitro, dice, "ah, no, ahora bajo, no puede ser esa bola cayó fuera, es un robo", siente que se nos puede ir el partido.

Las colombianas, nos pasan están en 16, luego de un saque aparentemente fácil nos hacen el 17, seguimos en 15. El público enmudece, sin embargo, menos mal que con solo saques estamos 17 y 17, pero con un pésimo saque nuestro nos pasan a 18.

Tiro el cuaderno a un lado, “mejor no sigo escribiendo, no me gustaría que registre un perdida”, digo casi renegando. Pero, “oh, qué bien”, retomo mis notas, Perú está ganando 22 a 21. Los nervios desbordan, escribo rápido casi sin ver el cuaderno, el nombre que empieza a destacar y ponerse al el equipo al hombro, es Milagros Rodríguez, bloquea, mata, y ¡punto peruano!, vamos ganando 23 a 22, no hay duda la heroína es ella, y como si fuera poco es ella quién hace el último punto el 25 a 22.

Perú al mundial, las chicas se abrazan, saltan y lloran, han vuelto los tiempos de gloria, Natalia, por fin deja de saludar al estilo la “flor de la canela”, abrazando a todas. Mi sobrino sube a mi habitación y abrazándome, dice ¡que bravo, tío, al fin, al mundial!.

El teléfono timbra, es mi hermana Nili, llama desde su casa, y Chole en el primer piso le contesta, escucho que gritan, ¡Perú, Perú, Perú!, bajamos con mi sobrino y gritamos cerca al teléfono ¡Perú, Perú!.

El comentarista logra sacarle algunas palabras a Natalia, “es una angustia mortal, el público no ayuda, parece un enemigo, solo aplauden cuando ganamos, ¡son juveniles!”. Una de las chicas campeonas, responde, “las lágrimas son de felicidad, estamos contentísimas”, mientras enjuga sus lágrimas de alegría, reconocemos con profunda admiración que el vóley peruano sigue siendo nuestra única fuente de alegría.

!Arriba Perú!. ¡Manos morenas se elevan y punto!, ¡Viva el vóley!. ¡Viva Perú!.

La Pluma del Viento
Lima, 21 de octubre de 2012

No hay comentarios: