jueves, 28 de mayo de 2009

Miraflores Una Delicia Para Vivir


Caminando a lo largo de las alamedas y malecones pegados al mar, acompañados de elevados edificios y abundantes áreas verdes recientemente implementadas, dan un aspecto de comodidad, modernidad y tranquilidad para los vecinos de estas cuadras.


Hoy domingo al mediodía, las veredas y miradores se llenan de gente corriendo, caminando, cultores de la buena forma; las mascotas, en su mayoría canes, corren alegres; los niños se divierten con hermosos y multicolores cometas. Mientras admiramos estas escenas agradables, sentados en cómodas bancas, nuestros pensamientos se apaciguan y viajan hacia el horizonte subido sobre las tranquilas aguas del océano pacífico.

Múltiples alas delta cruzan el espacio cual gaviotas humanas manejados por jóvenes intrépidos, que descienden en picada y se elevan como aves silenciosas anunciando libertad.

El sonido de las olas que de rato en rato aumenta, dándole ritmo a nuestra conversación, subiendo y bajando el tono de voz.

Almorzar viendo personas posar y retratarse, admirando el paisaje de mar, desde los balcones del bello complejo comercial Larcomar, es entretenido y quisieras no moverte más. Sin embargo, conforme se acerca la tarde el frío comienza a crecer, son las 5 p.m., y tenemos que bajar el telón de nuestra visita a este barrio costanero y decir con satisfacción que Miraflores es una delicia para vivir.

Lima, 28 de septiembre de 2008

No hay comentarios: